EP020

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 20 (AG 20)

Getafe 11 de diciembre de 1.888

M. Ángeles González León

Sanlúcar de Barrameda

Dios sea loado.

Mi amada hija Ángeles: ¡Animo! que Dios no te ha puesto ahí para perderte; si no para hacerte santa; lo mismo que a mí aquí. Ayudémonos mutuamente con nuestras oraciones y ejemplos. Y a todas lo mismo. Te esperan muchas tribulaciones, como las pasadas, son el camino recto para llegar a lo que prometes. Tienes que ser la bandera de otras muchas. Sola, nada puedes; en Dios lo puedes todo. Gózate en el que te conforta y te confortará más, según le vayas siendo más fiel y agradecida.

Comprendo que las Reglas son lo más estrecho que se conoce, pero dice el mismo Jesucristo que también lo es el camino del cielo: yo no me atrevo a cambiar nada en lo esencial; vosotras haréis lo que os parezca.

Cuanto más sujetas estéis a la obediencia menos responsables seréis de vuestros actos y mayor vuestra corona. En la Superiora piden las súbditas permiso a la Virgen. ¿Al tomar posesión, no prestaste obediencia a la Stma. Virgen? y las Hnas. a ti en representación de la Virgen? ¡Ay de ti, si no procurases representarla dignamente hasta donde alcancen tus fuerzas!

En cuanto a los exámenes, no temas, Dios te ayudará; así lo ha dispuesto para su mayor gloria; ¡bendito sea! Así sabrán que las enseñas... Si las distracciones no son voluntarias y tratas de rechazarlas cuanto puedes; ¡Dios sea bendito! que así te presenta más en que merecer. Mientras tú quieras, tendrás a Jesús contigo, en tu mismo corazón. Así te lo asegura en el Evangelio. No le faltes, que El tampoco. Empiece y siga la máquina como se lo pido diariamente al Señor, si ha de ser para su honra y gloria y, si no, que la destroce como la de Sta. Catalina o dé su tormento. Aquí de mis guerrilleras en las batallas del Señor. ¡Sarna a la postrera!, como dice el adagio. ¡Animo! ¡Valientes! ¡Animo! A quién temeréis, si lleváis a Jesús en vuestro corazón y fuerais así cumpliendo su Santísima Voluntad y ganándole almas. ¡Animo! que cuanto mayor fuere la Cruz, más cerca estaréis del cielo. Santas, muy santas, santísimas, y para eso humildes, muy humildes, humildísimas os quiere vuestro indigno P. en el Señor.

Recibid todas un abrazo en el Corazón de Jesús del que todos los días y muchas veces le ofrece el suyo con el vuestro pidiéndole los abrase y para siempre en su santo amor y os bendice con todo su corazón y con toda su alma en Dios, por Dios y para Dios que nos conserve en su Santa Gracia, el Abuelo.

Si las jóvenes reúnen las condiciones que se necesitan para la dificilísima misión de Hijas de la Divina Pastora y que a otras se han puesto y se advierten en las bases; convengo en que entren y cuanto antes, a prueba y a condición de responder de los gastos que en esa hiciesen, si no fueren aceptables.

Respecto a esa Sra. de edad y, como de piso, no lo consiento por ahora; es decir, mientras no haya casa aparte o suficientemente capaz para ello; que no quiero se rocen con la Comunidad, si no con las que estuvieren a su cuidado. Así se prescribe en un artículo del Aparta miento de los seglares. Que no admitan a comer ni a vivir, etc., a ninguna seglar.

Irán los libros cuando pueda.

Lee a todas lo que quieras; que no tengo tiempo para más, y que la tengan por suya.

Fíjame un orden constante e invariable para el retiro mensual y mándamelo para corregir lo que convenientemente merezca. Lo mismo para los Ejercicios.

Dime que hay de la Física.

Las Niñas que escriban, si quieren; pero que no podré contestar en particular, si no en general; que no tengo tiempo. Expresiones y las gracias de mi parte por lo bien que se portan, según me dices.

Quiero deliberéis entre vosotras y me digáis lo que resolvéis sobrellevar las Niñas a Misa, después de reunirlas a una hora dada y a la iglesia más próxima, y, si han de ir todas o sólo las gratuitas, y si han de ir juntas, o separadas; es decir, en una o en dos filas, mientras no tengáis Misa en casa.

Al núm. 5 dile lo que Dios te inspire y que se anime, que Dios la ayudará. Que limpie la cocina, es decir, la parte que cae bajo la chimenea, y si no sabe, avisad al cocinero del Colegio que se ofreció a eso y a cuanto se os ocurriere, por esa casa y si aún tiene ahí la niña. Y que sea eso pronto; que yo no quiero se retrase ni varíe nada en las horas ni en cuanto se pueda hacer a tiempo. Cada una procure tener las cosas a sus horas; así irá prescrito y así quiero se cumpla desde ahora en todo. ¿Llegó la hora?, se toca la campana y cada una a lo que la campana manda, que es la voz de Dios; y para eso es preciso que todo esté listo y no andar con contemplaciones de ningún género.

Ved si hay algo más que decir sobre todo, todo y aún sobre el hábito, que estáis a tiempo y sobre la confesión de las niñas, si han de tener plática o explicación de Doctrina, antes o después de ir a Misa.

Abuelo