EP034

De Wiki Instituto Calasancio
Revisión a fecha de 12:48 29 dic 2016; Ricardo.cerveron (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar


Carta 34 (AG 35)

Getafe 17 de enero de 1.889

M. Ángeles González León

Sanlúcar de Barrameda

Núm. 1. Mortifiquemos todos ese deseo de vernos, para vernos en el cielo, que es lo que hemos de procurar.

No estoy por excepciones en lo de los vales; constancia y habrá asistencia. En caso, cuando no asistan a punto, pero cumplan bien, se les da una cada dos días de exacto cumplimiento, no siendo por culpa suya.

Cuando tengas ese dolor... toma Camomila y Nux vómica; ten a prevención: una onza de Bromuro de Alcanfor; échalo en un cuartillo de aguardiente para que se disuelva -bien tapado cuando haya eso, cuatro o cinco gotas en una copita de agua o en un terrón de azúcar y adentro, y otra, y otra vez.

Si mis libros estorban, mételos en un cajón donde no haya ratas.

A María R. Si duerme boca arriba, dale pulsatila; si de lado, belladona.

Al P. Carpio le dices que cuanto antes pueda, y sólo por él.

Ahí tienes a Rubio Aritmética y Algebra que pone todo lo que puedes necesitar para cuanto necesites.

A lo de M. ª A., ya contesté en mi anterior.

Lo de Severina no está mal y de la Sra. ya en otra dije lo que debéis hacer siempre con esos señores.

Está bien lo de la inglesa y lo de Carmen la Serna, que deseo se alivie y debes mandar a preguntar o ir a verla.

A Ceferina le puedes dar fricciones con la disolución de Bromuro de alcanfor y que tome un poco interior. A Concha, lo que le dije para esos catarros o pulsatila, si está para ponerse mala, con Acónito.

A Ana, parches de extracto de Belladona que tienes ahí y, sobre todo, si se dio en algún pecho hasta que desaparezca todo bulto que se le haya formado.

A esa mujer, recomendada de Dª Trini, Belladona por mañana y tarde; si no mejora a los tres días, Mercurio corrosivo del mismo modo.

No puedo con tanto; soy de carne y flaca y achacosa y... Os bendice el Abuelo.

Mil cosas a mis queridas niñas que bendigo con toda mi alma y con todo mi corazón y que pidan mucho a Dios por el que siempre pide por ellas, por sí mismo y las quiere SANTAS.

El Abuelo