EP035

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 35 (AG 36)

Getafe 22 de enero de 1.889

M. Ángeles González León

Sanlúcar de Barrameda

Jesús sea en el alma de mi muy amada Ángeles en el Sr. Cierto que he estado, y aún creo estoy un poco merengue; pero todo es nada, para lo que me conviene. Y después de todo, mejor asistido que un Príncipe y que todos los Reyes. Cuarto magnífico, asistencia esmeradísima, visitado de toda la Comunidad y aún criados; nada me falta, gracias a Dios, más que virtud. Sólo un día falté a clase: me la templan de antemano con copa o brasero, como aquí se llama. En fin, me acuesto temprano; me levanto tarde; salgo poco del cuarto; estoy hecho un comodín. ¡Dios tenga misericordia de mí!

Al grano: 1º Antes que empieces a poner las Reglas en limpio, prepara otra tinta negra o azul; que la que usas, pierde mucho y no sirve para presentada.

2º Compra una resmilla de buen papel y deja margen a derecha e izquierda para que luego puedan encuadernarse.

3 º Vete escribiendo por separado en pliegos aparte y sin numeración, cada artículo, con el fin de ordenarlos después.

4 º Yo quisiera, sin embargo, que te esperases un poco, a ver si yo podía irte mandando algunas sentencias y consejos, que deseara poner después de cada capítulo.

5 º Mi objeto al añadir esas sentencias y consejos es facilitaros medios de poder hacer mejor vuestras pláticas y apoyarlas siempre en las palabras de la Escritura y en la doctrina de los Stos. y Padres de la Iglesia, que dan mayor autoridad.

6 º No vayas a figurarte que ese ramillete que, Dios mediante, pienso hacer, cuesta poco; tengo que andar como la abeja, libando las Sagradas Escrituras y Stos. PP., para entresacar la quinta esencia de las flores que más hagan a mi propósito y común aprovechamiento.

7 º También deseo enviarte unas prescripciones generales que me harán sudar un poco antes de pergeñarlas.

8º Deseara mandar, igualmente, unas Promesas que a mi juicio debéis hacer después de los Ejercicios y renovar los días de retiro; pero esto pide lo que no tengo: mucha virtud y ciencia, para compilar en pocas palabras lo más alto de la virtud verdadera.

9º Cuando, Dios mediante, haya preparado éstas y otras cosas que aún faltan, a mi juicio, ya te mandaré el orden y distribución de los capítulos; que no puedo hacerlo todo a un tiempo, por más fácil que tal vez te parezca. ¡Hay que pensarlo tanto! ¡Es todo de tanta trascendencia!

10º Créeme, hija mía, que si yo, en conciencia, pudiera desentenderme de todo esto, a buen seguro que no sería el hijo de mi Madre el que consignase siquiera una palabra.

¡Hay tantos cabos que atar..., tantos escollos que evitar!

¡Dios me lo tome en descuento de mis pecados!

11º La disciplina, sólo durante un Miserere y se concluye con la oración por las Almas en general.

12º Las letanías de los Stos. se concluyen con sólo la Oración "Visitad Dios mío", etc., y al concluir ésta se dice: "Levantemos la mente a Dios y hagamos atentamente el examen de la conciencia."

Creo haber contestado a todo lo principal.

A todo lo demás que decís, así tú como las demás, voy a ver si contesto en las prescripciones generales, si puedo concluirlas.

Os bendice en J. C.

El abuelo

Expresiones y mi bendición a todas las niñas,