EP039

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 39 (AG 40)

Getafe 7 de febrero de 1.889

M. Ángeles González León

Sanlúcar de Barrameda

Jesús sea en nuestros corazones ahora y siempre: Acabo de leer las efemérides. Lo ordinario no tienes para qué repetirlo todos los días.

Lo de los precios de las clases me parecen bien, pero no vayas a cobrar a Dña. Trini, ni aún a su hijo.

Lo de las internas creo te lo he dicho ya que no debías cobrarles.

Es preciso que Pepe se ponga, o delante de todas las niñas o detrás y junto a su mamá, para que no se corten aquéllas, ni haya nada que corregir.

Debes poner esa clase a una hora en que puedan asistir muchas y también vosotras, además de la que debéis tener en particular y con las internas.

Esa hemorragia del P. Palacios, le libró de un ataque cerebral. No hay mal que por bien no venga. Aunque le debilite un poco la vista. En casos así se puede dar también al interior.

Aquí hace días de primavera y noches de Siberia. A lo anterior se me agregó un catarro, con tos pertinaz que no me dejaba dormir y una ronquera que apenas me dejaba hacerme entender.

Ayer noche apelé a mis medicinas; tomé unos anises y pasé la mejor noche que he tenido desde que vine y apenas tengo ronquera. ¡Dios sea bendito!

No así el santo enfermero que con tanto esmero y caridad me asistía; pues cogió un gran catarro el día primero y por más que le advertí desde luego que iba a degenerar en gástricas y lo que le siguiese; los médicos no le dieron toda la importancia que yo y, ayer, ya se llamó un médico de Madrid que lo había sido de este Colegio y a las once de la noche aún estaban de consulta.

Ayer tarde pidió la confesión para comulgar hoy. Yo mismo se la subí después de la Misa, porque aún estaba en ayunas, sin querer tomar medicina ni beber por el deseo de comulgar, como le correspondía. Es un Hermano que vale un Potosí. Sentiré en el alma se desgracie. Es de mi edad.

Yo no quisiera comprases nada por menor. Todo por mayor, en cuanto pueda ser.

Cuando estéis... ni disciplina, ni ayuno de Regla quiero que observéis; y se indica en una regla «Las que puedan y cuando puedan.»

A buenos entendedores... y si en alguna produce algún mal efecto, ídem.

A Carmen le das Sulphur todas las mañanas, y por las tardes Calcárea. Si a la semana no se mejora, pero mucho, comprar pez negra (cuatro cuartos) en la droguería. Echas como dos onzas en tres cuartillos de agua, pero echa pedacitos y que hierva por una hora. Se retira para que se enfríe, se cuela y se le da media ración en ayunas y otra media al acostarse. Esto si no se le ha presentado o si se le ha suspendido... y tan pronto como se le presente que no siga tomando.

Si de eso está al corriente le das una cucharada en tres o cuatro de agua de la misma medicina que te mandé hacer para D. Jerónimo Angulo. Esa misma pez en alcohol y un poquito de Bryonia y aún mejor de una cosa que dejé ahí y de que hay muchos hacedillos y se llama Marrubio. Se hace un cocimiento de éste en forma de té y se echa la cucharada de la disolución de la pez en tres o cuatro de este cocimiento con el azúcar que quiera, y tomar.

Dile de mi parte que aunque no se haya confesado conmigo, le impongo en penitencia que coma bien, y juegue mucho y salga de paseo alguna vez por semana y largo, largo y aún algo de gimnasia en las paralelas, pero sin esforzarse mucho. Que de buena se libra con no estar yo ahí; que si no ya la avisparía.

Si aún tiene la garganta mala, dale por dos días y por mañana y tarde Sulphur y Nux vomica, respectivamente. Si con eso mejora sigue dándole hasta que esté buena; pero que siga cumpliendo la penitencia. Si a Mamerta no le gusta cambiar de nombre, que se llame Marta que no llamará tanto la atención a las niñas.

Siento muchísimo la causa de los disgustos del P.P. y pido a Dios mejore las horas.

Ya me dirán el plan que sigue la inglesa; ¡lástima no tengáis libros de conversaciones en Inglés y Español! Así os podríais entender fácilmente.

Con eso y trozos de lectura bastaba. Poner una lista de palabras inglesas en la pizarra e irlas pronunciando y aprendiendo. Por ejemplo: To eat=comer, bread=pan, I=yo, you=tú, he=él, she=ella, it = ello, to seen= ver, house = casa, etc. Así que se saben y pronuncian bien se forma conversación con esas palabras.

Os bendice y a las niñas que saludo.