EP042

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 42 (AG 43)

Getafe 19 de febrero de 1.889

M. Ángeles González León

Sanlúcar de Barrameda

Jesús reine en nuestros corazones. Más vale estar cargada junto al fuerte, que aliviada junto al flaco. Cuando estás cargada de aflicciones, estás junto a Dios que es tu fortaleza y está siempre con los atribulados. Cuando estás aliviada, estás junto a ti, que eres tú misma flaqueza; que la virtud y la fortaleza del alma en los trabajos crecen y se confirma.

La flor más delicada, más presto se marchita y pierde su color; guárdate, por tanto, de caminar por espíritu de sabor... La sabrosa, dulce y durable fruta en la tierra seca y fría se coge; y los años que más largos y más fuertes son los fríos y temporales, más abundantes y sazonados son los frutos. Con los inviernos crudos, se retrasa la vegetación y no hielan después las flores que dan buen fruto a su tiempo.

El demonio no puede más de lo que Dios le permite para nuestro bien; pero tiene por suyos a los que dejan los caminos de Dios. Molesta con sus ladridos pero está atado y sólo muerde al que se le acerca.

Sus mismos ladridos crispan los cabellos y excitan los nervios, pero no puede forzar la voluntad que debe estar siempre unida con la de Dios que se complace en alentarlos.

El que, confundido de sus faltas y reconocido de su miseria, entra a pedir a Dios misericordia... bien dispuesto va y no saldrá sin remedio, oculto o manifiesto de la oración.

Bien están el pecho y el corazón; que quien a buen árbol se arrima... Pues ¿qué es y debe ser nuestra vida, sino un martirio?

Repruebo el que así no hayas querido hablar en las cuentas de conciencia. Eso quiere el demonio. Guárdate de repetirlo. Cuanto más brame, darle más fuerte.

A unos hace el Señor Superiores para que merezcan mucho, si cumplen y hacen cumplir como deben y a otros por castigo y para que satisfagan. De todos modos son deudores a Dios y le deben estar agradecidos y corresponder a sus designios.

El 17 estuve en Madrid, hizo y hace un tiempo primaveral, por eso lo aproveché. .

Familia Ridruejo, bien. Las niñas las primeritas de su Colegio.

A Rosalía que ya he confesado a otras muchas.

¿A qué tanto peso con las Reglas? Lo que habías de escribir, en otra cosa.

Como el tiempo está bueno, yo también, gracias a Dios; pero aún tiene que hacer frío y de veras. Lo que Dios quiera. Él os bendiga, como en su nombre os bendice.

El Abuelo