EP058

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 58 (AG 59)

Getafe, Marzo de 1889

A una ejercitanta

Núm. 4.

Sanlúcar de Barrameda

Queridísima hija en J. C.: Me alegro muchísimo de que así oigas y sigas la voz de Dios que no es otro el que así te habla y en ti obra esa transformación y enmienda.

Sigue por esa senda y cada vez más dócil a las inspiraciones del mismo y te irá muy bien, pues le obligarás a que cada día te multiplique su auxilio y libre de los muchísimos compromisos y peligros que ha de presentarte el mundo.

Recuerda de continuo la recompensa que te espera y ningún sacrificio te parecerá grande.

Consiente mil veces en la muerte, antes que en volver a ofenderle. Sele muy agradecida, y El será generosísimo contigo. Sé purísima en todo y tu cuerpo será su templo y tu corazón su Sagrario. Ten grandísimos deseos de no apartarte jamás de Él y El tendrá sus delicias en estar siempre contigo.

No le pierdas un momento de vista, tenle presente en todas partes; nada hagas que por Él no sea, y te aseguro que en todo te irá bien y serás santa como Él te lo manda y yo te lo deseo.

Ponte toda en sus manos y Él te proporcionará lo que más te convenga.

No estés un momento ociosa, si no trabajando siempre por Dios, y tu vida será una oración continua y preparación para la gloria eterna o, mejor dicho, una gloria anticipada.

Muchísima devoción a la Santísima Virgen y tómala por Madre y modelo. Sé también devotísima de San José Esposo y pídele que te enseñe a orar y verás cuanto adelantas.

Te bendice con toda su alma

El Abuelo