EP114

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 114 (AG 115)

Getafe, 19 de diciembre de 1889

M. ANGELES GONZÁLEZ LEON

Sanlúcar de Barrameda

J.R.E.N.C.

Cuanto me dices del Sr. Carpio ya lo suponía yo, y tan pronto como me dijiste en otra tuya que la consabida era muy conocida de la Marquesa de la Corte, preví lo que ha sucedido.

Le contestaste bien al uno y a la otra.

De D. Juan Carpio no me recibas ninguna, aunque diga que es un Ángel. Sírvate de gobierno.

¡Aviado estoy yo esperando las cartas impresas, si aún no se las has mandado a Acquaroni! Pues tampoco yo mando las instrucciones mientras no vayan con su carta.

Las personas a quien pienso dirigirlas son de aquellas que tratan según se ven tratar.

Podrá suceder que ningún caso hagan de ellas, pero mejor es esto que el que digan que no se los tratan con todas las consideraciones debidas a personas bien educadas.

Yo, por de pronto, pienso mandarlas a los Penitenciarios de las Catedrales, Arciprestes y Superiores de los Colegios de Misioneros y Religiosos, que son los que más confiesan y ocasiones tienen de favorecer, si quieren.

Si se repartiesen siquiera dos o tres mil, se conseguiría al mismo tiempo dar a conocer la Institución por toda España y de un tiro se matarán dos pájaros.

Si no te parece bien, no se hará; si no dale prisa a D, Antonio para que despache las Instrucciones y Cartas que digo.

No quiero que en la reseña que ponga el Sr. de Romero me nombre a mí para nada, si no, que se lo presente como la realización de un ideal de S. Emma. Rvma., el Cardenal Fr. Ceferino González, que sugirió y aprobó sus Bases y después sus Reglas con un encomio que supera a todo.

Con sólo esto, una idea sobre las Instrucciones, el Reglamento, la extensión que se da a la enseñanza (que para esto convendría que leyera los Artículos o Capítulos de las Reglas sobre la enseñanza de las colegialas externas y gratuitas y que lo hiciese constar en pocas palabras), la frecuencia y rigurosa solemnidad con que se tienen los exámenes públicos presididos por las Autoridades Municipales y locales y este año por la Sra. Infanta... y los resultados que vienen dando, para lo que le puedes facilitar las Actas de los exámenes anteriores.

Creo será una cosa muy buena, y más tratada por la pluma de ese señor También debe comprender una sucinta indicación del material de enseñanza y, para eso, facilítale hasta ver lo que últimamente he mandado.

Yo necesitaré tres o cuatro números del periódico en que eso salga, si es que no lo quisiese enviar para que se publique solamente en uno de Madrid.

También convendría leyese el Sr. de Romero lo de las Casas sucursales, Asilos, etc., y las Bases.

Ya tengo aquí unos 700 sobres y los sellos y cuanto se necesite vendrá, Dios mediante; que no te vayas a figurar que no me cuesta dinero, para que aún pidas aguinaldo, pedigüeña.

Solamente la Guía Ecca. me costó cuatro pesetas, y sin ella nada podía hacer, y con ella aún tengo que hacer mucho. Con unos y con otros no puedo levantar cabeza.

Que tengáis felices Pascuas, y os ayude y bendiga Dios como lo hace

El Viejo

Diciembre 19/89, a las cuatro de la tarde, con un sol de gracia en el cuarto, sin necesidad de valerme de un elegante calientapiés que me hizo y me regaló Mercedes Ridruejo, que me lo trajo el sábado, que vino con su mamá y me enseñaron también las cartas de la Pedigüeña u ordeña cabras, para que no sepa hacerlo con los mosquitos.

Te remito esa notita, por si quieres enviársela al Sr. de Romero, para ahorrarte el trabajo de hacerla.

Por esos fríos que dices comprenderás lo que habré padecido yo el año anterior y aún me espera en éste, que tiene que venir.

Mucho cuidado con esos dolores de costado; acudir pronto con los glóbulos: primero árnica, no sea reuma; si no se alivia, Acónito, tres veces, y después Espongia, tres veces por la mañana y Lachesis, otras tres veces por la tarde.

¿Han ido los Sres. de Argüeso? ¿D. Juan y Dª Francisca? Me llama la atención que tanto tarden.