EP116

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 116 (AG 117)

Getafe, 26 de diciembre de 1889

M. ANGELES GONZÁLEZ LEÓN

Sanlúcar de Barrameda

J.R.S.E.N.C.

Siento muchísimo que se vaya el P. Pío y los demás y comprendo el trastorno que ocasionan a muchas personas; pero eso mismo os debe enseñar a no tener el corazón apegado a cosa creada. Alabar siempre a Dios y darle infinitas gracias por todo, ya que así lo dispone para su mayor honra y gloria.

Mucho y muchísimo me extraña y disgusta que Concha no haya hecho caso alguno de lo que también yo le mandé sobre las planas de las niñas. Eso y querer desacreditar la Corporación, todo es uno. Las niñas son las primeras en divulgarlo y eso basta para que ciertas personas canten victoria.

Que haga cuanto pueda para que las niñas adelanten en la escritura y en todo, pero que se guarde bien de volver a faltar en cosa de tanta trascendencia para el Colegio y para las niñas.

Tampoco yo soy de diferente parecer que el P. Pío, pero que nunca sea sin el previo consentimiento de sus padres. ¿Qué iría diciendo la madre de la interna? Dios haga que llame a muchas, si conviene.

¿Y qué me dices de la Capellanía que tan segura tenías?

¿Y cómo te arreglaste con Olmo respecto a los cuadros del Oratorio? ¿En cuánto hacen, al fin, el entarimado?

¿Y qué me dices de la Infanta que por lo visto y después de cacarearlo no asistió?

¿Se enojó por lo de la dichosa Dolores? Pues lo mismo había de dar. ¿Asistió al Ayuntamiento algún día?

¿Se arregló al fin lo del Ayuntamiento con el inquilino para que no corráis vosotras con nada?

En mi última te decía la muerte del P. Vicario Provincial y hoy te añado que no sé qué hubo en ella.

Cuando estuvo en ésta, le indiqué lo de mi ida a ésa si fuese preciso, como vosotras me decíais y yo esperaba desengañarme por otra parte, y me respondió terminantemente que no, como si lo tuviera ya pensado... El caso fue que murió el mismo día que yo debía salir.

El Vicario General también está para seguirle muy pronto, pero antes podemos ir nosotros...

Os bendice en el Señor