EP159

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 159 (AG 161)

Getafe, 3 de junio de 1890

M. ANGELES GONZALEZ LEON

Sanlúcar de Barrameda

Sólo dejé de contestar la del martes anterior, correspondiente al domingo y la de Concha, porque ya lo hiciera en la del jueves.

La caña al pasar el huracán se agacha y luego se levanta y, a pesar de ser tan débil, es el árbol que mejor resiste. Dios en su misericordia infinita se vale a veces de esos medios, para que el peligro una las fuerzas, voluntades y corazones que a ello se resistían, sin que por eso dejen de tener grandísima responsabilidad a sus ojos.

Nadie se la hace que no se la pague en esta o en la otra vida si no en ambas.

De corazón le pido todos los días en la Misa que si ahí no ha de reinar alguna vez la paz, la unión... la más exacta observancia, disipe eso como el humo en el aire, y, si siempre se lo he pedido, ahora más todavía.

Prefiero veros desaparecer por la persecución que honra, a veros llevar una vida lánguida en la virtud para destruiros por vosotras mismas.

¡Dios sea bendito por todo! A mí me persiguieron, dijo J. C. a los Apóstoles; a vosotros os perseguirán también; no han de ser las Esposas más que el Esposo. Y los Apóstales salían gozosos de los concilios y tribunales donde los habían maltratado, injuriado y llenado de contumelias. ¿Queréis ser más? D. Julián estuvo en la administración de la Bordadora y le dijeron que ya habían enviado las entregas de enero, febrero, marzo y abril, pero que remitirían otras como lo hicieron, a D. Juan, y al otro día mandaron también la de mayo.

Que, si no recibís ésas, no mandan más que son irresponsables.

Mejor hubiera sido suscribirse en ésa, que ya cuidaría el encargado de que no faltasen.

Repito: Cuesta mucho romper un cordón de seda bien torcido y formando un solo cuerpo, y poco el hacerlo hilo por hilo.