EP176

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 176 (AG 177)

Getafe, 9 de octubre de 1890

M. ANGELES GONZÁLEZ LEÓN

Sanlúcar de Barrameda

R.S.J.E.N.C.

Ayer estuve en Madrid. La primera que vi fue la joven que pide para las faenas domésticas. Tiene 20 años, de la estatura de Rosario Nudi o Reyes. Es de cara un poco abotargada a resultas de una erisipela que tuvo a los 10 años y no le ha repetido. Su cara le da un aire a la de Rosario, la hermana de M ª Luisa, pero más morena. Que está práctica en coser, cocinar, manejar la casa de unos tíos que no la quieren dejar, pero ella cuenta con la licencia de su abuela ya muy viejecita que prefiere desprenderse de ella ahora, a dejarla sola a su muerte.

Tiene buenos informes y me parece de buenos sentimientos. Viste hábito del Carmen.

La 2 ª y 3 ª fueron las dos hermanas elementales que venían con su madre y con un Sacerdote llamado Luis G. Freyne PardoMontenegro, pariente suyo; uno muy chiquito que fue paje del Cardenal Lluch en Sevilla. Son dos tipos bastante finos y ambas de buen color. La mayor se parece algo a Enriqueta, la tía de M ª Rosa. Un poco más alta que la H. Concha. Creo tiene más disposición para labores que para otras cosas. Vi su certificado, se llama Aurelia Ulloa y Escudero, parece de buen carácter y alegre, pero modesta, delgadilla. Tiene 22 años no cumplidos. La 3 ª menos de 20 años no cumplidos, es un poco más alta; su rostro me recordó el de la sobrina de María, la criada que fue de Dª Trini, cuando jovencita, tiene muy buen color y una modestia natural. Creo que tiene también más vocación que la otra, de que tampoco me he formado mal concepto. Es de más disposición, si no me equivoco. Dejó de examinarse el año pasado de superior por la gripe, me parece que ha de ser buena religiosa. Ayer mismo se quería ir a ésa y al ver que no podía ser estuvo llorando o con los ojos arrasados en lágrimas. La otra también, pero no tanto. Cuando leyó el anuncio de la Correspondencia, se presentó con ésta a su madre y llorando de gozo le dijo: Mamá, ya tenernos lo que deseamos. Lea V. y entérese, por Dios. Tiene un abuelo muy viejo y no quiere se separen de él, pero esperan convencerlo de aquí a fin de mes, como lo hicieron cuando fueron a estudiar a la Normal y también lograron que accediese. En eso quedaron. Se llama Aurora. Le costó despedirse.

La 4 ª fue la de los 49 que lleva muy bien. Es un facsímil de la Señora de Sevillano, con mejor color, viva, de una mirada inteligente, corta un pelo en el aire. Fue Inspectora de Escuelas hasta que se unificó la Inspección de Escuelas de Niños y Niñas en un mismo Inspector. Creo ha de tener mucho carácter para las niñas y que no se dejará sobar. Tiene una orfandad de 120 reales mensuales, pero retenida para pagar algunas deudas. También tiene una casa en Sevilla, pero entre las garras de la Curia que se le tragará toda. Me parece habla bien el francés y el portugués y que puede enseñar perfectamente, los dos años de música por Eslava. Le aconsejé se tomase todo el mes para arreglar sus negocios, que nadie se lo ha de hacer como ella y, en eso quedamos.

La 5 ª fue la de los 17 años que se presentó con su hermana que tiene un Colegio en Madrid y a quien tiene que ayudar. Será de alta como Regla Barón, de tipo más fino, cara un poco larga, ojos grandes, algo pálida, buena nariz; al contrario de su hermana que es chata. También lloró un poco porque no era pronto la partida. Aunque tenía que decírselo a su padre, que temen ponga algún reparo por ser para fuera de Madrid, de lo que ella se alegró más. Me parece que andan atrasadillas. La hermana tiene que dar carrera a sus hermanos y mientras tanto tampoco puede entrar religiosa como lo desea, en Sigüenza, Dominica. Quedó en escribirme, cuando ya tenga el consentimiento de su padre.

Nació en Portugalete, Bilbao, se confirmó, creo en Guadalajara, o no sé dónde, etc., como hija de empleado; hoy aquí, mañana allí, hoy arriba, mañana abajo.

Propuse a todas que podían ir juntas con Dª Ana G. para ahorrarse los gastos de viaje de sus familias. De pagárselo, nada quise adelantar, aunque la Dª Ana y la madre de las dos se insinuaron algo; pero torcí la conversación.

Aquí tienes el resultado de las entrevistas. No se vieron entre sí. Dª Paula las había citado, de manera que no se encontrasen.

De aquí a fin de mes aún acudirá alguna más. Si bien es cierto que hubo una gran turba de jóvenes para las Misiones y que todos los confesores llevan el agua a su molino o aplican el ascua a la sardina que...

Tú me dirás si obré mal o bien. De todas maneras, este mes ya poco podría dar de sí. Ni creo se debe manifestar demasiada agonía. Me parece caerán bien. Aún no ha venido D. Manuel Bedmar. Nada contesto a las efemérides que me parece nada piden. Os bendice. Abuelo,

He sabido que se confesó D. Blas. Gracias a Dios. ¿Cómo sigue?

La quinta se llama Emilia Boj Toledano; está atrasadita de estudios, desde que ha visto esta ocasión, dijo su hermana que se aplica mucho.

Tú dirás o vosotras diréis, que yo he dicho ya... lo que noté. Adjunto informe de la conducta de la 1ª