EP179

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 179 (AG 180)

Getafe, 17 de octubre de 1890

M. ANGELES GONZÁLEZ LEON

Sanlúcar de Barrameda

R.J.S.E.N.C.

Ya recordarás dije hablando del trancazo: «Sus consecuenclas se verán a la caída de la hoja.» Cuando no se cura bien, trae esa cola. Que la cuiden bien y que coma carne. Pudieras darle como té y aún como refresco una infusión de una hierba que quedó en esa metida en un saco y doblada en hacecillos. Hiciste bien en lo de Juanita Miler. ¡No faltaba más!... Ni me disgustó lo de Dª Cristina... aprovechar las ocasiones...

Respecto a lo que se teme del Capellán... hay que advertir que sus atribuciones no serán otras que decir la Misa y confesar a las niñas, si queréis, y si no, pueden seguir los PP. Capuchinos. Aunque el P. Guardián me dijo que todas eran muchas para ellos, que hiciese porque también los Escolapios echasen mano... Sin embargo, y para que nunca puedan propasarse, puedes escribir al P. Oliva que en el nombramiento de Capellán sólo se especifique la carga de deciros la Misa, renovar el Sacramento, daros la Comunión y confesar a las niñas, siempre que la Superiora, según sus Reglas lo crea necesario. Así quedan siempre atados y no tú a los de ellos. ¿Dónde están los Sacerdotes para escoger? ¿Cómo se quita a otros su avío? ¿Quién suplirá a cualquiera particular, cuando no pudiese? Si el Sr. Obispo quiere cambiar al Director, que os nombre al P. Oliva.

¿Por qué días antes de ponerse mala no das a la enferma infusión de manzanilla con un poco de magnesia?

Respecto a la dispensa de ayuno y comida de viernes, etc., ya está previsto y hasta mandado en las Reglas.

El 15 a las 2 1/2 vino a verme D. Manuel Bedmar con una prima hermana de su Señora que traía una pretensión. Dios mediante, creo os saludará antes que recibáis ésta. Ayer 16, fui a Madrid y apenas entré en casa de D. Julián, llegó D. Manuel Bedmar a buscarme en un magnífico carruaje para que fuera a ver a una tía política hermana de su suegra y de Dª Lola, la abuela de M,ª Angulo, Viuda del Ministro Beranga, luego me volví a casa de Ridruejo, buena tirada. Los de Ridruejo están disgustadísimos por haber salido mal Julián. De cerca de 300 no llegaron a aprobar 20. Va a estudiar leyes. Silencio. Recibí una carta de un Cura de Navarra, pidiéndome instrucciones para una joven que quiere ser religiosa; contesté, veremos. Dª Ana González se ha ido a Sevilla para sus negocios. Recibí los 1.000 reales.

Lee la adjunta, sobre todo lo último. Ciérrala y mándasela. Lo de su hermana como queráis. Por mí nada digo.

Os bendice El Abuelo