EP181

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 181 (AG 182)

Getafe, 29 de octubre de 1890

M. ANGELES GONZALEZ LEÓN

Sanlúcar de Barrameda

Sr. D. Faustino Míguez

Muy Sr. mío: No he contestado antes por esperar vencer la resistencia del abuelito, pero viendo que no cede me decido a manifestárselo al mismo tiempo que espero nos dispense por las molestias que le hemos causado.

Mis hijas persisten en su resolución; y a pesar de esto me dicen no quieren disgustar al abuelito, que puede ser ceda con el tiempo.

Tanto mis hijas como yo nos despedimos de V, su atenta y S.S.

Q. S. M. B.

Vicenta Escudero

Por la que precede, ya puedes comprender lo que hay que esperar. Emilia, la de los 17 años, tampoco me contesta mal ni bien. Supongo le pasará lo mismo como ya te lo indiqué.La Carolina, o, para los quehaceres, espera órdenes y supongo que también dinero para marchar a ésa. De Dª Ana no he sabido más, que lo que ya te dije. Que se marchó a Sevilla.Las otras no han respirado.

Si tú tienes que salir con frecuencia, que Hna. Ceferina se encargue interinamente del Noviciado, hasta nueva orden; y que si la Hna. Sacramento marcha bien y pide perdón delante de todas a ti, como Superiora, y a todas, como a escandalizadas, que entre a alternar con todas las Novicias, para que se le pueda contar el tiempo de Noviciado.

Dale a Asunción Barreda, Extracto de Belladona y de Pulsatila 2 y 1 fuerte y entrégale la carta adjunta, cerrada, después que la leas.

Respecto a si vienen por la Hna. Sacramento debes consultar con el Sr, Vicario.Qué hacer y cómo conducirte. Conviene le leáis la contestación que yo le mandé dar a su madre. Si puede ser con letra de la Hna. y sin decir que yo se la dicté. Por de pronto sin la intervención y orden del Juez de Primera Instancia y del Sr. Vicario y todo lo que éste te diga no la dejes ni ver.Si ella se cuadra y niega a salir, alegando las razones que el Sr. Vicario le dicte, no la sacarán. Ella es la que tiene que hacer toda la fuerza. Tal vez se la pudiese sacar a una casa de confianza; por ejemplo de los de Salmón o que fuera con tu madre a Sevilla. Pero no hagas nada sin la aprobación del Sr. Vicario, que sabe muy bien qué hacer en tales casos. Ahí también tiene que intervenir el Cónsul. Si cuando se pida autorización al Juez tuvieseis que avisar se la podía poner a salvo, diciéndoles habrá marchado a donde quiera, camino de la Estación, porque todos pueden conducir a ella, rodeando lo que sea.

Confiándosela a tu madre o a Dª Salmón, ellas sabrán a dónde la llevan hasta que pase el peligro.

Vosotras decís que como vino sin nadie a acompañarla, no os habéis cuidado de que se marchase lo mismo...