EP184

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 184 (AG 185)

Getafe, 6 de noviembre de 1890

M. ANGELES GONZÁLEZ LEÓN

Sanlúcar de Barrameda

R.S.J.E.N.C.

Dar a cada uno lo suyo y dejar que hablen cuanto quieran, pero siempre sin motivo.

¿Querría esa Sra. le tuviesen las mismas atenciones que...? y ¿dónde están sus méritos, para alegar Director Extraordinario?

Soy de parecer que si la difteria y otras epidemias impiden la asistencia de las niñas y por consiguiente su preparación, no se presenten las niñas a exámenes hasta junio, diciendo el motivo; y así podréis prepararlas bien y no exponeros ni exponerlas, sin que esto sirva ya de pretexto para omitirlos en adelante, pero creo no debéis decirlo a las niñas, que se abandonarían hasta las vísperas.

Respecto a quedarse en esa Isabel Barrio, ya decía o indicaba yo lo bastante en la contestación a Carmen.

Sensible es pero, «primero son mis dientes que mis parientes». Ya que así quieren portarse, allá se las hayan. Que no digan que no las favorece Dios, si no que ellas no corresponden. En el pecado llevarán la penitencia.

El gasto que ahora has hecho en preparativos, en casa se queda y para cuando haga falta. La Carolina Hernández, creo saldrá uno de estos días; sólo está detenida porque teme ir sola. No creo sin embargo, corra mucho peligro. Fuera de que nadie le guardará, si ella no se guarda.

Hoy es muy difícil que se inclinen muchas a eso, porque apenas manifiestan deseo de ser religiosas, sus confesores, que tienen compromisos contraídos con varias reclutantes, las inclinan hacia los Institutos que favorecen éstos.

Ese reglamento que te piden sospecho será para que lo vean las Escolapias que tienen allí Colegio.

No vendría mal el dormitorio que dices y aunque fuera a lo largo de toda la fachada, como el de la casa del Conde; pero, y ¿cuándo saldréis de esa deuda, no habiendo pagado todavía nada de la casa?

Haced lo que os parezca o diga Dª Francisca. Tómale la pomada; pero que tome interiormente una botella de agua de Chiclana -fuerte, amarga. No veo inconveniente en que vayáis rara vez a ver la de Bustillo, pero hacerse desear, más que sobrarse.

Carmen A. no creo naciese para monja, y nada tiene de extraño empiece con esas muecas anticipadas que es preciso demorar cuanto se pueda y llevar por buen camino.

Después lo que Dios quiera.

Me alegro fueseis a dar esos pésames.

¿Querría Acquaroni que os fueseis a meter en el fuego? Guárdate que yo te guardaré, y más teniendo que estar entre niños.

De la vuelta de la Ha. haz lo que te parezca. Si hace tanto frío, mejor sería se volviese, pero lo dejo a tu elección. Aurora podrida nació, podrida vive y...

Me escribe el P. Guardián con algunas ambigüedades y le contesto:

1º Que, si es para enseñarlas por la noche y a la misma hora en que ya lo hacéis, no tienen más que enviarlas a esa clase, porque está conforme con vuestras Reglas, y

2º Que, si es a otra hora y en otra parte, yo nada puedo hacer ni decir, porque tenéis vuestras Reglas aprobadas y no puedo yo alterarlas ni cargaros con más trabajo del que vosotras mismas os tomasteis. Que aunque vosotras pudieseis y quisieseis a lo que yo de ningún modo me opongo, sería preciso contar con la venía del Sr. Arzobispo que es el único que ya puede alterar las Reglas o modificarlas. Que yo, antes de estar aprobadas las Reglas, estaba autorizado para cuanto mirase al mayor bien de esa Corporación y de las almas; pero que ya aprobadas, no puedo contravenir a lo que prescriben por haberse reservado el Sr. Arzobispo en la aprobación ese derecho, según puede verse en la misma.

Me parece no tendrá queja por no haberle hablado claro; prefiero hacerlo así a tener después algún disgusto.

Ya me dirás lo que haya.

Sois muy pocas y estáis agobiadas de trabajo.

Dios mande gente buena.

La idea, si he de decir la verdad, no me disgusta, por razones que no puedo exponer ahora por falta de tiempo.

Te remito esas dos composiciones que creo no te disgustarán. Si no las quieres, no tienes obligación de hacer uso de ellas.

Entran a esterarme el cuarto.

No tengo tiempo de más. Aquí aún hace frío. Ya vendrá.

Os bendice el

Abuelo