EP232

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 232 (AG 242)

Getafe, 1891

M. ANGELES GONZALEZ LEÓN

Sanlúcar de Barrameda

Ya suponía yo que la Divina Pastora que os han dado no vendría bien a la hornacina. Por bien que la arregléis el altar siempre será un pegote en un oratorio tan chico. Bien pudiera la Infanta hacer una cosa digna y que perpetuase su memoria. Aunque gastase cuatro millones, no quedaría pobre y algo mejor los emplearía que dejándolos a quien le sobran y no ha de agradecérselos. La idea ya la tiene, porque se la apunté en una carta que escribí a Dª Trini y se leyó ella como yo lo suponía. No le da por ahí.

¡No estaría Manolo poco contento! María, por supuesto, haciéndose la disimulada.

¿Y qué tal es la Estatua? ¿Ha gustado? Y el Sr. Arcipreste ¿qué ha dicho?

Aún no sé si han llegado Irene y Compañía. Si no me avisan diciendo dónde paran no iré a verlos, porque sé escribieron a su hermana que buscan una casa u hotel próximo a donde vive el médico que desea consultar e ignoro quién será. Me llama la atención la advertencia que me haces. Nada le diré ni, seguramente haría caso de lo que yo le dijese. ¿Qué entiendo yo de esas cosas y qué vale por consiguiente mi opinión?

Recibí la tuya el domingo por la noche y no la contesté ayer lunes, esperando a ver si me avisaban de Madrid o mandaban la muñeca dichosa, que por mucho que os haya costado, seguramente no valdrá lo que se hace esperar. Lástima de papel y tiempo.

No me has dicho si visteis al P. Vicario General y si él os devolvió la visita.

Vale