EP235

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 235 (AG 241)

Getafe, abril de 1891

M. ANGELES GONZALEZ LEON

Sanlúcar de Barrameda

No he ido a Madrid ni visto por consiguiente a Irene. Ya te dije que no había de ir a buscar una aguja en un pajar. Si me hubieras dicho o ella me hubiera escrito donde para, con gusto iría a verla o saludarla; pero cuando no me escribe, como lo hace siempre cuando va o viene D. Juan, es indicio de que no quiere mi visita y no me gusta sobrar en parte alguna.

Yo sólo pudiera ir de once a cuatro de la tarde, hora en que no estaría en su hotel o donde pare a no estar avisada, resultando que perdería el viaje, aun cuando encontrare quien me diere razón de su paradero. Y a la verdad no estoy estos días para viajes. Ya llevaba tiempo que no tomaba por la noche más de un poquito de pan mojado en vino, que era lo que podía digerir y me dejaba dormir algo, pero ya se plantó el estómago y dijo, ni eso. Ahora tomo a las seis un poquito de chocolate para tener la digestión hecha antes de acostarme y es tal la incomodidad que me produce en el estómago que me parece tendré que pasar muy pronto con una sola comida al día y aún esa muy frugal. ¡Dios sea bendito!

Más siento la falta de sueño que la comida. Canqueras de los 60 abriles y gratas consecuencias de las satisfacciones que eso me ha proporcionado. ¡Loado sea Dios por todo!

Siento lo de la Infanta: Tan cierto es que para todos hay en esta vida de miserias. Si tú te alegraste, yo no, ni por la causa, ni por su ausencia. Hubiera gozado algo y Dios sabe lo que pudiera ocurrírsele.

Ya supongo que el Sr. Vicario estaría a su altura como siempre ni me extraña la ausencia de ciertas personas que por instinto o intención han de evitar escenas que les aviven los remordimientos de la conciencia que por muy embotada que esté, en ciertas ocasiones siempre dice dónde está...

Bien puedes darle el título a la Camarera... y al Camarero también... Que la Señora los proteja ahora y siempre y Dios los bendiga a manos llenas por el mismo tiempo.

Este año si así te conviene y parece, puedes disponer los exámenes para el 15 de Junio en la seguridad de que por mí no tienes que esperar. Aunque lo pidiere, no me dejarían, y, por eso, no pienso darles la satisfacción de negármelo. Además como mañana es el nombramiento de Superiores locales, tal vez haya algunas variaciones en el personal, y, Dios sabe dónde irán a parar mis huesos.

Por supuesto que a mí me tiene sin cuidado, porque en todas partes está Dios y la felicidad o desgracia la lleva uno consigo... No son más que suposiciones mías, que muy bien pudieran convertirse en realidades. Salga el sol por antequera, salga por donde quiera. En las cartas no necesitas poner Rvdo. ni Rvda. si no solamente: D. F. Míguez Getafe y así no se fijarán en si es cosa o enfermedad y mejor todavía poner siempre la siguiente dirección: Madrid, Sr. D. Manuel Suárez, Colegial Getafe. Ya está avisado el P. Rector y hemos convenido en que vengan con esa dirección si es que alguna vez quieres escribirme.

Vale

Adjunto ese reglamento de las Ursulinas de ésta; no lo he pescado hasta ahora que me vino a la mano.