EP275

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 275 (AG 277)

Getafe, 22 de septiembre de 1904

M. ANGELES GONZALEZ LEON

Chipiona

Amada Hija en J. C.: Recibí la tuya del 18/c -siempre con la misma cantinela. Sin duda te figuras que yo soy algún Creso o dueño de las minas de oro de la California Trasval...

Soy un pobre Escolapio y nada más.

Todo lo que podía sacar de las medicinas, que hoy no llega a la 5 ª parte, por tantos gastos y por el precio que tienen los ingredientes, lo invertí sin fruto con grandísimo trabajo, incalificables disgustos y mayor ingratitud en el dichoso Picacho.

Hoy, por hoy sólo te cumpliré lo ofrecido. Dime a cuyo favor giro lo que te prometí y lo mandaré. Si en adelante pudiera hacer algo, lo haré; si no, que Dios provea.

Yo sólo te digo que no puedo.

Si fuese una tercera parte, tal vez viviendo, pudiese durante un año ir reuniendo; pero todo, imposible.

Si encontraseis alguna o algunas personas o almas caritativas que ayudasen, ya sería otra cosa; pero todo, excede a mis fuerzas y no podría reunirlo ni en tres años que no viviré. Yo no me puedo comprometer a lo que no podría cumplir. No es mi genio para deber nada a nadie; ¡Harto debo a Dios!

El plano me gusta. Únicamente creo que convendría estuviesen la cocina y comedores donde se señalan los retretes y éstos a continuación o en el otro ángulo; o la cocina en alto; pero sería más trabajoso el ser vicio. Yo nada decido que no he de ser el consumidor...

Ya te devolveré el plano, que hoy no puedo.

Celebro que Dª Veneranda y Luisa hayan visto claro.

Por mí no hay inconveniente en lo que me dices sobre su salud.

Nada más puedo decir por hoy.

Que Dios nos bendiga a todos

Amén