EP304

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 304 (AG 307)

Getafe, 18 de mayo de 1906

M. JULIA REQUENA GARCIA

Superiora de Monóvar

Amadas hijas en J.C.: Sí que recibí las que me entregó el P. R. A estas fechas habrás recibido ya otras mías.

Sí que dije lo de la medicina para los pabellones, pero también recordarás que todo lo que se había pedido hasta entonces subía a unas doscientas pesetas, no incluyendo lo vuestro y lo del Sr. Cura que ya dije era de mi cuenta.

¡Casitas, pabellones! Si hubieses de quedarte con todo lo de la medicina que pediste entonces, después y en adelante. ¡Mira que yo no tengo ninguna mina en Potosí, ni en California para salir a tantos gastos! Son tantas las bocas que piden, que no es posible llenarlas.

Si os empeñáis en decir que así no fue, enhorabuena, quedaos con todo; pero más y menos. ¡Así me salen los viajes para que los emprenda! Alfa y Omega. Si no entiendes, a Salamanca.

Disuelve los adjuntos anises en medio cuartillo de agua para Sor Natividad. Tome una cucharada media hora antes de desayunarse y otra por la tarde, tres horas después de la comida.

Mis respetos al Sr. Cura y personas conocidas y a las nietecitas y a todas las Pipiolas la bendición de Dios.

EI Viejo,

Te encargo que no pidas nada de medicina sin que le mandes su importe una peseta más de caja y el sello a Víctor, que tiene que dar cuenta a su principal y se expone si le coge en alguna contravención a lo que se prescribe en el prospecto. El, con mil amores, os mandara todo lo que pudiese; pero es dependiente y debe cumplir lo que le mandan.

Vale

¿Cómo siguen las enfermas?