EP333

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 333 (AG 339)

Getafe, sin fecha

M. JULIA REQUENA GARCIA

Monóvar

A H. en Jesucristo. Sor Julia de Jesús: Al grano, recibí la tuya y se dieron los pasos para ver de ser lo consabido; pero resulta imposible, porque habría que hacer una Escritura pública en que constase:

1º Un certificado del Banco del día en que se sacó el Depósito (esto es realizable).

2º Acompañar la póliza del Agente de Bolsa en que consta la venta de estos valores (esto es imposible, porque no se sabe dónde está ni dejó documento alguno de sus operaciones).

3 º Justificar la inversión de ese dinero (esto sí se pudiera con certificados de los Maestros de Obras que se han hecho; pero se gravarían los edificios con dicha contribución y tendríamos lo mismo).

Por tanto, hay que tascar el freno y aún dar gracias a Dios de que no se tenga que pagar por todo.

Otra cosa

Dos Abogados del Gobierno aconsejan que ni aún se tengan en depósito de cuentas corrientes esas cantidades. Dicen que, según el Reglamento del Banco y las leyes vigentes, el Gobierno si se ve en apuro, como lo está siempre y más el actual, puede echarse encima de esos depósitos. Que lo más seguro sería sacar de esos depósitos el papel y ponerlo en Caja especial que se puede alquilar en el Banco, una caja de la que ni el Banco ni el Gobierno pueden disponer, allí encerrar el papel y cuando queráis cobrar los intereses vais una o dos, firmáis en un libro para comprobar la firma; abre el Banco la puertecilla exterior y vosotras la interior quedando solas, cortáis los talones, los pegáis en el que al efecto da el Banco, pasáis a la administración, dan el conforme, cobráis y Cristo con todos, hasta otra. Así nadie sabe lo que tenéis en vez de pagar depósito, pagáis alquiler de caja. Hay cajas de muchos precios. Las más baratas y chicas, de cinco duros anuales. De éstas sólo hay 500 y están alquiladas todas. Si resolvéis tomar este partido, debes avisarme para yo encargar reserven desde el momento esa para vosotras. Dan dos llaves y pueden estar a nombre de dos, cualquiera de las cuales puede cobrar o las dos a la vez.

Lo del endoso del resguardo me dicen que es muy difícil ponerla al corriente cuando muere la endosante o debe cesar. Con muchos gastos, etcétera.

Pensadlo bien y resolved.

Lo de lo consabido: Encomendémoslo a Dios y que salga lo que más convenga a su honra y gloria.