EP349

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 349 (AG 354)

Getafe, 8 de octubre de 1907

M. NATIVIDAD VÁZQUEZ ROMERO

Monóvar

Amada Hija en Cristo: Todo pasa y a todo se acostumbra uno, mirando arriba y teniendo en cuenta que, cuanto más se contradiga uno aquí por aquello, más gozará después.

A veces permite Dios, esas equivocaciones, para que reconozcamos nuestra ignorancia, nos humillemos y pidamos luces al Dador de las mismas y consejos a los que ocupan su lugar, antes de determinarnos a obrar.

Si no ajustamos nuestra conducta a sus designios, no debemos extrañar las consecuencias, si no humillarnos y soportarlas resignados como purificación o reparación de la falta cometida.

¡Cuántas cosas evitaríamos, si previéramos las consecuencias que habían de traernos! Aún de eso puedes aprovecharte, si te sirviese de lección para en adelante.

Por lo demás, hija, no te apures, que Dios no te ha de abandonar con tal que tú no le abandones antes; Sele fiel en todo, haz de tu parte lo que puedas, acude a Él en todas tus necesidades y apuros, pídele siempre y en todo, te ilumine para hacer sólo su santísima voluntad... y lo conseguirás.

Sea el solo tu Amado, diríjanse a Él solo todas tus aspiraciones, no tengas otra voluntad que la suya, nada hagas que no sea para su gloria..., anda siempre en su presencia... y nunca pecarás.

Esto te aconseja y pide y te bendice en el nombre del Señor.

El Abuelo