EP390

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 390 (AG 397)

Getafe, 27 de abril de 1908

M. JULIA REQUENA GARCIA

Sanlúcar de Barrameda

Amada hija en Cristo, Julia de J.: ¡Qué pronto se aguan las satisfacciones de la vida! Mejor dicho: ¡Qué inseguras las que nos prometemos! Por eso no quise yo celebrar mis Bodas de Plata (Oro) hizo ya dos años; ¡52 años celebrando diariamente y tan malo! ¡Qué responsabilidad la mía! ¡Dios tenga misericordia de mí! Que esto me aterra. Por sólo una Misa que celebró un Sacerdote que murió el mismo día, dijo el Beato Ávila: Qué harta cuenta tenía que dar a Dios. ¿Qué será de mí después de tantas?

Por mi podéis celebrar la Novena en el pórtico o donde mejor sea, si quiera sea en medio del campo; que de Dios es la tierra y toda su extensión y toda la llena.

El P. Hipólito cada día lo veo peor. Contra su gusto ha tomado alguna medicina presenta por el Médico y ha empeorado.

Sor Pilar en los huesos, con la fiebre que la consume. Vengo de llevarle dos codornices, ya le había llevado otra, la primera que se cazó. Es la mejor carne de ave; pero ni por ésas; aunque la primera le gustó y la comió toda.

A Sor Amada; ¡Ay hija!: las dos palabras. A Sor Laura: que lo pida a Dios y se lo dará. A todas: Que me sean buenísimas, como Dios las quiere y lo desea el que en su nombre las bendice.

Que nada hagan que por Él no sea, en su gracia y para su gloria.

Expresiones de las Religiosas, del P. Hipólito y de Víctor, cuya hermana y sobrina están en ésta por hallarse aquella algo enferma.

Pedid mucho por

El Viejo