EP399

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 399 (AG 408)

Getafe, 9 de julio de 1908

M. JULIA REQUENA GARCÍA

Monóvar

A. H. en Ch., Sor Julia de Jesús:

Tan abrumado estoy de cartas, que no te lo puedes imaginar; por eso me veo en la precisión de hacer caso omiso de las que no exigen una contestación perentoria.

¡Dios sea bendito por el resultado de los exámenes y El venga en todo!

Sí que estaba enterado de la ida del Sr Arzobispo a Sanlúcar; me lo escribió Sor María. ¡Dios haga le entre todo por el ojo derecho, como suele decirse!

Cierto, contesté a Sor Ángeles. «Dios creó las medicinas, y la persona prudente no las rehúsa. Como dice el Espíritu Santo.»

El P. Hipólito, lo mismo, las Religiosas, bien, Víctor íd.; agradecen tus recuerdos y te los devuelven. Lo mismo el P. Rector que me encargó el otro día le avise, cuando vuelvas para ir a pagarte la visita.

De Milagro Vicente ¿qué quieres te diga? De estar tan resuelta, si tiene los documentos, lo mejor sería saliese contigo desde Aspe, tomaseis el tren directamente y ella ya con su velo blanco, para que pagase sólo medio billete.

Si nada le quieren dar y por sus prendas lo merece, abónale tú que Dios dará. Vale más un alma que se consagra a Dios que todos los intereses.

Yo la bendigo desde ahora, le pondré aquí el velo blanco y con el nombre de Milagro de Jesús. Tampoco a mí me querían dejar, ni dar nada mis buenos padres que (s. g. h.) y después que me probaron, me dieron y ofrecieron más de lo que necesité. ¡Sea todo a honra y gloria de Dios y de su Santa Madre! Convendría, sin embargo, lo consultase ella a su mismo confesor con el Sr. Cura para ir a una y pasar cualquier golpe.

Cuando vengáis creo sería preferible toméis billete hasta Madrid y salgáis para ésta en el tren inmediato que sale a las 8,05 o en el de las 9,15 toda vez que no hay coche a ese tren; y ahora con el tamo de las eras apenas se puede andar por la Estación larga. Avisa, de todos modos, el día que salís para que tengan bucólica preparada.

Recuerdos al Sr. cura, y la bendición a todas

Del Vejestorio