EP475

De Wiki Instituto Calasancio
Revisión a fecha de 12:51 29 dic 2016; Ricardo.cerveron (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar


Carta 475 (AG 481)

Getafe, 22 de febrero de 1910

M. JULIA REQUENA GARCÍA

Sanlúcar de Barrameda

A. h. en Ch., Sor Julia de Jesús: A poco de mandar mi carta de ayer al correo, me entregó el P. Manuel López la adjunta de la Superiora del Asilo donde están sus sobrinas. Como en caso que las Postulantas o No vicias no prueben, hay obligaci8n estricta de ponerlas en lugar seguro y costearles todo hasta que se entreguen a sus familiares. Hice que dicho P. preguntase a la Superiora si en tal caso, las admitirían de nuevo para no veros en compromiso gravísimo.

Te adjunto la respuesta para que si admitieres alguna de esa procedencia, sepáis a qué ateneros y cómo debéis obrar pidiendo prórroga en caso necesario. Yo he cumplido. Vosotras veréis.

Otra cosa: Sé que a pesar de concluir de hacer tu visita = No ha terminado el desprecio que se hace de lo que mandan las Reglas sobre las cartas, que tanto, tanto se van multiplicando. Indicio evidente de inobservancia que pide inmediato correctivo. Tú verás de ponerlo antes que venga de otra parte el remedio indispensable, urgentísimo. El abuso no es igual que yo sepa, en todas las casas; pero grandísimo en otras, sin exceptuar ninguna, ni citar...

Si en circunstancias tan críticas como las presentes en que las Constituciones están pendientes de la aprobación, así se quebrantan, que hay que esperar para después?

Si se han de pisotear, no se aprueben. Así lo digo y así lo pido y lo pediré. «O ser como se debe, o no ser.»

A la Necrología

La he leído, no me disgusta y así la entregué a esta casa y creo puedes mandarla a las demás. Todos tenemos bastante que aprender de ella que en poco tiempo llenó muchos días.

Que vivan en, por, con y para su Amado a quien pertenece en todo, del todo y para todo. A todas y solas las que de corazón aman a Jesús en todo, bendice a las Nuevas profesas

El viejo