EP481

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 481 (AG 487)

Getafe, 10 de Junio de 1910

AL SR. D. TIBURCIO RUIZ DE LA HERMOSA

Párroco de San Pedro de Daimiel.

Ciudad Real.

Mi muy respetable Sr.:

No lo sentí yo menos por no haberme entregado estas Moscardas la carta en que me anunciaba su paso por ésta, hasta una hora después de haberlo hecho; al fin moscardas, siempre moscardeando, ni jamás harán otra cosa.

Pensé escribirle a Madrid, pero ignoraba las señas y por lo tanto Fablan por obra y gracia de las Zumbonas.

Ya lo veré cuando vuelva: Sí, por lo bien que lo hemos hecho a la ida: esperémoslo sentados y cabalito...

Sí que tengo dientes, gracias a mis parientes; Que si no... ¿Lo creerá V:? i Y V. desdentado? Lo compadezco. Como el infantito todavía no tiene la edad no le admiten en esa escuela de parvulitos y habrá que esperar a que la cumpla. ¡Pobre criatura! Y con el tiempo que hace cómo podría aceptar la condición que se le impone? Tuviera gracia que otra vez fuera a asustar a los Patronos.

Ni por broma hay que mentarlo y por de pronto, el mejor de los da dos es no jugarlos y tomar Los recuerdos como pronósticos sobre todo en la tierra donde las escobas sirven de cabalgadura.

Sí, que dijo Dios al ver las primeras. Moscardas irracionales: Que eran buenas; pero al presentarse las Racionales: quiá, ni buenas ni na, na. Tienen muchas conchas. Prueba al canto: Quieren que les enseñe los dientes para reírse y decir de reojo: predícame P., que por un oído me entra y por otro me sale. A la abuela de ellas... que las crea; yo creo las conozco un poquito solamente.

Creo le estará molestando el monótono zumbar de estas moscardas que le saludan y más el de la Felolamias que sólo espera la escoba para.. .

Suyo afmo. y de toda la familia S.S. q. s. m. b.

El Bebé