EP486

De Wiki Instituto Calasancio
Revisión a fecha de 12:51 29 dic 2016; Ricardo.cerveron (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar


Carta 486 (AG 492)

S/F

M. CONCEPCIÓN HIDALGO RODRÍGUEZ

Chipiona

Amada hija en Ch., Sor Concepción: Dejemos obrar a Dios, decía mi Santo Padre; que no hay mal que por bien no venga, cuando todo se recibe como de su paternal mano. ¿Qué mal puede venirnos de un Padre que nos ama infinito e infinitamente desea nuestro bien más que nosotros? Si quiere, medios tiene para enderezar los fines más torcidos y, si no quiere, es porque no conviene y debernos acatar sus disposiciones. ¡Bendito sea! ¡Ahora y siempre! ¡En esa y en todo!

No sé a qué me preguntas lo de Luisita y su Sra. Madre, cuando sabes bien y tengo mucho gusto en asegurarles que lo mismo ésta que todas las casas de las Hijas de la Divina Pastora, son sus hospederías, aunque pobres, y las Religiosas se honrarán mucho en poderlas obsequiar, si nunca como se merecen esas Señoras, al menos con una voluntad y afecto sin igual.

El local ya sabes como es, hay camas y qué comer, Dios dará; Sor Consuelo que conoce a esas Señoras, creo procurará cumplir lo mejor posible. Tienen Misa diaria, la estación inmediata para cuando quieran ir a Madrid, ni les faltará quien las acompañe, si quisieren...

Este Viejo de nada sirve; pero tiene buena voluntad que es lo que le queda. Tú ya sabes la mejor manera de venir a ésta, que es desde Madrid, por la línea directa o de Toledo. Si vienen en el Expreso, no para en Getafe. Si en el Correo, no hay coche ya, que baje a la Estación de Andalucía; pero pueden llegar a Madrid y tomar inmediatamente el que sale para ésta. De no ser así, habrá que avisar al coche para que bajara a la Estación de Andalucía. M. Julia sabe bien las combinaciones. Que les dé instrucciones.

De todos modos avísame con tiempo.

Mis afectuosos recuerdos a Dichas Señoras y la bendición a vosotras del

Sarra