EP489

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 489 (AG 495)

Getafe, 11 de noviembre de 1910

M. AURORA

Muy amada hija en J. C., Sor Aurora: Acabo de recibir tu atta. 6 c. Y como dicen, el llanto sobre difunto.

Si no tienes tanto trabajo, puedes dedicarte más al piano y a la pintura. Tienes, gracias a Dios, disposición para ambas, aprovéchala y podrás dar más honra a Dios y a la Corporación y si esto lo haces por Dios puedes estar en una continua oración y alabándole, según dice S. Agustín.

¿A qué pues, tristeza? Alégrate, pues, en el Señor y únete más y más a El que para sí te ha escogido y guárdate de serle ingrata o tibia en su servicio, que le has costado muy cara...

Con temor dice S. Pablo, trabajemos continuamente en nuestra salvación, desconfiando siempre de nosotros y confiando sólo en Dios, poniéndote incondicionalmente en sus manos, como barro en las del alfarero, para que haga de ti lo que más le plazca y conduzca a su mayor gloria y bien de tu alma.

No quiero te me dejes dominar de la tristeza ni del temor que dices; pueden ser dos tentaciones del enemigo, que te lleven a mal termino. Haces bien en descubrirlas, porque huya el ladrón...

Sí, di palabra de ir por ésa, cuando se verifique el traslado de Monóvar, si vivo y me lo permiten. Si muero antes o no me lo permite el tiempo, la salud o la autoridad... ya quedo libre del compromiso. Lejos de tener que perdonarte, te doy gracias por ser consecuente y cumplir lo que te encargué.

Seme muy buena, buenísima como sabes te quiero en Dios, de Dios y para Dios, único que puede llenar tu corazón que hizo a su medida. Me alegro vieses al P. Soria y cuando quieras escribir a éste o a la M. Concepción, me incluyes bajo un sobre para mí las cartas cerradas, que yo las mandaré con el sello correspondiente. ¿Quieres más, hija?

No quiero contestar otra cosa a tu pregunta por no sentar malos precedentes de que luego se abusase.

Te bendice de todo corazón el que mucho desea vivas toda en el de Jesús, tu misericordioso y amantísimo Esposo que te quiere toda abrasada en su santo amor y resuelta a morir mil veces antes que a desagradarle en cosa alguna.

Muchísimo te encargo contribuyas con todas tus fuerzas y conducta a la mayor observancia y crédito de esa Casa y por ende de la Congregación.

Que unida en un mismo Espíritu con las mejores, contribuyes a la mayor honra y gloria de Dios y a vuestra santificación... Que me seáis todas de Jesús a quien pertenecéis. El Sarra que os bendice. Ya ves que va muy mal escrito y peor pergeñado. Mira el sentido y no a la forma.

EI Sarra