EP557

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 557 (AG 564)

Getafe, 16 de marzo de 1912

A. M. JULIA REQUENA GARCÍA

Sanlúcar de Barrameda

A. h. en Ch., Sor Julia: Acabo de recibir carta de Daimiel de un Presbítero D. Manuel Utrilla, que me visitó en casa del Sr. Cura. Díceme lo siguiente: «Un Sr. cuyo nombre oculta, si VV. se comprometen a fundar inmediatamente, se compromete a darles casa, por un año, casa que había una fonda, en el centro de ambas parroqulas, casa de 22 habitaciones, buena, higiénica, de excelentes luces, etc., que puede llenar el objeto independiente, con un corral no muy grande que puede llenar perfectamente, los deseos de las Religiosas, máxime cuando no les ha de costar a ellas, y han de venir como a prueba de su estabilidad mientras se gestiona local definitivo de la casa mientras el año.»

Como quiera que de no aceptar se siguen perjuicios al interesado para poder alquilar a otros, suplico que me conteste V. inmediatamente con lo que resuelva...

Yo acabo de ponerlo en conocimiento del Sr. Cura D. Tiburcio Ruiz, copiando lo dicho, por delicadeza y para que me diga su parecer, porque está más enterado de todo y no quiero se resienta luego.

Le advierto no quiero hacer nada sin su consentimiento y el de los Sres. Curas y más personas que convenga, que vosotras vendréis como cooperadoras en la viña del Señor.

Le añadí lo que me decías en la tuya: Que ellos habrán de sacar todas las licencias...

Como ya, si el Sr. Cura, D. Tiburcio, me dice que acepte, tengo que contestar haciéndolo o negándolo. Quiero me digáis pronto vuestro parecer aunque sea por telegrama, diciéndome sí o no, para no esperar tanto.

Yo, por de pronto, contestaré mañana, si Dios quiere, a dicho D. Manuel Utrilla, dándole las gracias por el inmerecido interés que se ha tomado por esto y suplicándole se digne esperar unos días mi contestación definitiva hasta recibir la tuya con que me es preciso contar naturalmente.

Así iremos haciendo tiempo para ver lo que nos contesta el Sr. Cura y lo que más convenga.

Lo propuesto, no me disgusta; pero tampoco me hago ilusiones, que un año se pasa muy pronto, al fin si no se puede alquilar, habrá que adquirir casa y estaréis al principio.

Siento que ésta no pueda salir en el Correo de hoy, por eso contesta telegrama: Sí o no.

No puedo más. Estoy aburrido de tanta carta.

Mi calabaza ya no está para estas cosas. Suena a vacío y agua chirle.

Os bendice

El viejo