EP676

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 676 (AG 687)

Getafe, 16 de julio de 1916

SRTA. LEOPOLDA FERREIRO

Srta. Leopolda Ferreiro.

Mi Tristeza Fingida:

Que estoy bien, según el P. Fr.; ¡Loado sea Dios! ¡Y que no fuese verdad tanta belleza y sanar Las manzanas coloradas!

Una enhorabuena muy expresiva a las Colegialas por sus exámenes que, a juzgar por las notas, estuvieron a tal altura que, por aquello de «honores obligan», ya necesitan elevarse más todavía.

El Viejo, acostumbrado a ver que el papel puede con todo, se limita a quitar hierro hasta que, si viviere y pudiere para otros exámenes les apriete las clavijas. Bueno es que les hayan tomado embocadura para que en lo sucesivo apunten más alto, recordando hay pólvora que baja mucho, y sería mengua no chica el que también bajasen sus notas. Que no se fíen del favor que no cabe en esos tribunales por el criterio de las compañeras que son jueces inexorables cuyo voto excluye toda parcialidad.

¡Qué poca influencia tuvo Pilarica con lM. General! Desencantos de la vida. Así tuvo más tiempo para Jugar con sus amigas, y no consuela el que no quiere. A otra cosa, Leopolda; si no estabas triste, cuando estuve en esa, lo fingiste tan bien, que te lo creí. Acostumbrado a un cielo más despejado, me olvidé de que estaba bajo el de CeIanova, que allá se va con el de Monforte, donde, a pesar de eso, será fácil te crean ensimismada. Supongo que por no aguar la satisfacción que me proporcionó tu cariñosa, nada me has dicho de tu Abuelo. Te agradezco la intención; pero no me hago ilusiones y sé que yo puedo emprender pronto el viaje que él pronto me seguirá. Basta de charla. Recuerdos a toda la familia, a Emilio, su Sra. y Leonor, P. Fr. y demás y tú no te finjas triste al recibir ésta, como lo hiciste al ver al

viejo