EP724

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar


Carta 724 (AG 735)

Getafe, 28 de enero de 1920

SR. D. LEOPOLDO DEL PRADO

Sanlúcar de Barrameda

Mi respetable Sr. de toda mi consideración más distinguida: Enterado de su parecer legista, me permitirá le exponga el de este profano de que ya les supongo enterado por mi contestación a una carta del R. P. Rector de Regla, y es:

1º Que conocía palmo a palmo el terreno de referencia con toda su importancia para el Picacho por su comunicación con la calle de Sevilla y la Estación; lo mismo que por el paso subterráneo de las aguas del Picachuelo y superficial de las lluvias.

2º Que me constaba igualmente que las Escrituras de pertenencia así del Picacho como del solar B. estaban muy ciaras para que no se creyese lindante el solar B. con la bodega A., toda vez que el callejón que los separaba estaba formado por los muros correspondientes de dicho solar y bodega y tenía además su puerta para que no fuese callejón sin salida.

3 º Que me llama la atención diga V., para justificar el proceder de los Sres. Caballero, que no había muro divisorio de A. y B., cuando permanece todavía en el croquis, el de A y se señala con la línea punteada el suprimido de B, formantes ambos del callejón.

¿Cómo, por qué y para qué tan pronto se quitó ese muro y puerta? ¿Estaban como testigos de la propiedad ajena...?

4 º Que deseara saber, Sr. D. Leopoldo, ¿cómo calificaría V. a los Sres. Caballero, si se cambiasen las tornas o defensas, cuando osa V. llamar atracadoras a las Pastoras por pedir 2,500 pesetas por esos.200 metros ¡bobos! de terreno sin servicio y valor que hace perder a su jardinería?¿ Ignora V. la importancia que a ese callejón daba el Duque de Monpensier cuando intentó comprar a D, Antonio Terán la parte alta del Picacho para edificar su palacio? Pues esa tiene para toda persona inteligente y de gusto.

5 º Que, a no estarlo leyendo, nunca lo hubiera creído, entienda V. que las Pastoras que, a propia confesión de V,; tenían y yo añado que tienen razón en el orden legal, procedan incorrectamente en el orden moral. Repito que esto se lee y ni se cree, aun suponiendo el increíble error de sus clientes;¡inmoral, incorrecto el defender uno lo suyo y tomarlo en lo que para él vale!

6 º Que las Pastoras atentas a sus obligaciones, ni por mientes se les pasaba el que los clientes de V. para agrandar y redondear su finca se apoderasen de lo que a ellas pertenecía y pertenece, hasta que llegó a su noticia lo que dichos clientes estaban haciendo y sólo entonces pasaron a informarse y protestar de lo que se estaba haciendo y no terminado como V. supone para llamarlas incorrectas e inmorales.

7 º Que así fue y no como lo pinta V. consta de una carta que se me dirigió para que mediase en el asunto y tuvo el mismo resultado, que la que di a otra de V. cuando lo de la carretera; seguir pasando por encima de todo para lograr lo que se deseaba.

8º Que, ya que tanto se escandalizó V. de que las Pastoras pedían 2.500 pesetas no por los 200 metros de terreno que V. dice, si no por todos los que esos Sres. se adjudicaban con todos los servicios que los avaloran, ha de saber V. que hace poco tuve yo que abonar 4.000 pesetas por un terreno quizá menor y sin utilidad ni servicio alguno para su dueño, sólo para regularizar el parque de este Colegio.

9.º Que finalmente termino diciendo que no puedo ser intermediario, por haber aconsejado a las Pastoras desde un principio que nunca, ni por nada se deshiciesen del callejón por los servicios que presta y lo mucho que de su valor perderían los jardines del Picacho, y sería inconsecuente si ahora volviese la casaca.

Su afmo. q. s. m. e.

F. M.