EspiritualidadCarisma/1. Introducción

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

Maria Divina Pastora. Sara Herrero del Blanco
Tema anterior

EspiritualidadCarisma/1. Introducción
Índice

2. Origen de la advocación de María como Divina Pastora
Siguiente tema


1. Introducción

Nuestras hermanas del Gobierno General programaron este Curso de Espiritualidad y Carisma, en el marco del Año de la FE proclamado por Benedicto XVI, deseando que fueran unos días de reflexión y profundización carismática.

Agradezco la confianza que han depositado en mí y deseo que, entre todas, hagamos un ejercicio de reflexión en nuestra espiritualidad mariana. Yo solo pongo un granito de arena pues no soy especialista en Mariología.

Nuestro P. Fundador, el Beato Faustino, en todos sus escritos nos presenta a Jesús y María como los primeros y más importantes iconos de la fe. Ellos han creído en Dios Padre. Se han fiado de Él. Jesús, el creyente y modelo de creyentes es digno de recibir la fe de los que le siguen. Y junto a Jesús se presenta el icono de María, ella es para la Iglesia y para todas nosotras un espléndido y cercano modelo de fe, esperanza y caridad.

Por su parte Benedicto XVI en la carta Porta Fidei dice que “la fe es compañera de la vida que nos permite distinguir con ojos siempre nuevos las maravillas que Dios hace por nosotros. Lo que el mundo necesita hoy de manera especial es el testimonio creíble de los que por la palabra del Señor, son capaces de abrir la mente y el corazón de muchos al deseo de Dios y de la vida verdadera”[Notas 1].

En este año de la fe, la meditación del ejemplo de María nos puede ayudar no solo a recordar las raíces de su propia fe, sino, sobre todo, las consecuencias que comporta vivir la fe en la vida de cada día.

Notas

  1. PF 15