FeMaestro/EPÍLOGO

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

IV. LA VIDA QUE NOS AGUARDA
Tema anterior

FeMaestro/EPÍLOGO
Índice

BIBLIOGRAFÍA
Siguiente tema


Al terminar este recorrido por nuestra Profesión de Fe, desde la perspectiva de un maestro, una cae en la cuenta de las riquezas de los misterios de la fe y cuán lejos está de vivirlo como corresponde. También confirma la idea que ha movido esta empresa. Esta no es otra que la convicción de que este hombre, Faustino Míguez de la Encarnación, encierra en sí la hondura de lo humano y lo sublime de la santidad y la sabiduría, unido a un gran sentido pedagógico. Lástima que quien lo ha hecho no tenga la suficiente preparación ni rodaje para captar y expresar tanta belleza y contenido. Otros los harán.

Ha sido ardua la elaboración de este trabajo (recopilar, clasificar por materias, darle forma; los dos primeros pasos me ha llevado años). Desde luego, no sabía en donde me metía, pero he gozado tanto que no puedo más que considerar un “regalo” de esos que sobrecogen por dentro. Quisiera haber aprendido este mensaje salvador que como “agua viva” ha regado mi ser.

Y el gozo me lleva al agradecimiento. Gracias, Señor, por haber triunfado en tu hijo Faustino, don tuyo a la Iglesia. Gracias, Faustino, por dejar obrar a Dios en ti y porque a través de ti hemos contemplado las maravillas que Dios realiza; gracias por tu amor al Instituto hasta dar la vida y hallar la Vida[Notas 1]. ¡Que tus hijas reconozcamos todo lo que tú eres! Aún nos queda. Gracias al P. José Hernández, profesor de la Facultad de Teología de Granada, por haberme orientado y corregido este trabajo con tanto interés, a pesar de sus muchas ocupaciones. Y gracias a cuantas personas me han animado a emprender esta tarea y me han ayudado en ella, especialmente, las jóvenes que han pasado por aquí y con las que actualmente vivo.

A honra y gloria de Dios y de su Santísima Madre y bien de las almas[Notas 2].

Notas

  1. Ep 643.
  2. Ep 372.