FeMaestro/PRIMERA PARTE: DIOS, PADRE CREADOR

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

INTRODUCCIÓN
Tema anterior

FeMaestro/PRIMERA PARTE: DIOS, PADRE CREADOR
Índice

I. DIOS OBRA COMO QUIEN ES
Siguiente tema


PRIMERA PARTE: DIOS, PADRE CREADOR

Al terminar de leer, releer y analizar todos los textos sobre Dios que se encuentran esparcidos por los escritos de Faustino se llega a una conclusión y se saca una imagen nítida del Dios cristiano. La conclusión es que sólo puede hablar con tal riqueza, delicadeza y hondura de Dios quien se ha encontrado con El, quien se ha visto sorprendido y desbordado a lo largo de su historia por una presencia amorosa, misericordiosa, benevolente y siempre favorable del Dios amigo del hombre[Notas 1]. En definitiva, sólo puede hablar de tal modo de Dios quien ama a Dios pues sólo se conoce bien con el corazón. La Iglesia confirmará ese dominio y soberanía de Dios en la vida de Faustino al beatificarlo el 25 de octubre de este año en curso. Dios llena las páginas de sus escritos, como llenó su vida.

Pero no sólo extraemos esta conclusión sino que además podemos decir que la imagen global de Dios que ha ido dibujando es la de un Dios-para-nosotros, es decir, un Dios relacional, que busca al hombre, que se inclina hacia él, que interviene providencialmente en su historia y le invita a entrar en comunión con la Trinidad, vocación sublime a la que todos estamos llamados[Notas 2]. La mayoría de los verbos que Faustino utiliza para describir la actuación de Dios, como veremos, son verbos de relación. Y esto es así porque la fe cristiana no se ocupa de Dios en sí mismo, sino de Dios para nosotros, del Dios de Jesucristo, que es un Dios de los hombres (Hb 11, 16)[Notas 3].

Pasemos a concretar cómo Faustino confiesa la fe de la Iglesia en Dios Padre Todopoderoso y qué otras metáforas o imágenes emplea para expresar, con gran probabilidad, su propia experiencia de Dios, como principio de todo y término de todo. Dios sobre todo[Notas 4], Dios venga en todo[Notas 5] y sea todo por Dios y para su mayor honra y gloria[Notas 6], expresiones similares son repetidas continuamente por Faustino en las diferentes situaciones y acontecimientos (gozos, pruebas, beneficios, sufrimientos, enfermedad, contradicción, fundaciones, injusticias...) por las que atraviesan, él y las personas a las cuales dirige su amplio epistolario (más de 700 cartas), las pláticas y sermones.

Notas

  1. PE 104; Ep 757.
  2. CF III, 84; HPF 137; PE 104, 158; MSC 18.
  3. WALTER KASPER: El Dios de Jesucristo, Salamanca 1986, p. 187.
  4. Ep 430, 443, 467, 479.
  5. Ep 158, 165, 377, 399, 415.
  6. Ep 17, 20, 27, 30, 91, 125, 135, 139, 192, 230, 330, 331, 333, 340, 387, 390, 435, 454, 467, 489, 575, 643, 663, 664, 677, 694, 705, 760 etc.