HablaPadreFundador/02. PAZ DEL CORAZÓN

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

01. SENTENCIAS ESPIRITUALES
Tema anterior

HablaPadreFundador/02. PAZ DEL CORAZÓN
Índice

03. ESPEJO DE LA VANIDAD DEL MUNDO
Siguiente tema


02. PAZ DEL CORAZÓN

-Siempre en guerra vive quien al mundo sirve.
-Nunca la verdadera paz anida en un corazón mundano.
-El amor terreno es lija de las penas espirituales.
-No hay gozo puro en el amor del mundo.
-El amor del mundo es rueda que aplasta al que en ella se mueve.
-Nunca el mundano alcanzará la paz del corazón.
-Ninguno conseguirá la verdadera paz, sin negarse a sí mismo.
-La verdadera paz solo anida a la sombra de la humildad y mansedumbre.
-La paz del alma es el reflejo de un corazón sin mancilla.
-El sufrido y manso con su piedad se concilia el amor de todos.
-La paz del alma es el heraldo de una buena conciencia.
-Tendrás verdadera paz, si procurares que Cristo reine siempre en tu corazón.
-Sirve siempre a Dios y tendrás la paz que solo Él puede dar.
-Procura vencerte en todo y no habrá enemigo que te inquiete.
-Si quieres gozar de un paraíso anticipado, haz guerra a todos tus apetitos.
-Nada puede acontecer al justo que le turbe.
-No hay enemigo que inquiete al que domine sus pasiones.
-Más poderosa que todos los reyes de la tierra es la voluntad que coinvierte en amigos a los enemigos.
-Nada te daría pena en la vida si amases las tribulaciones.
-S. Andrés con la cruz se holgaba y S. Francisco a la enfermedad llamaba hermana.
-Si quieres vivir como los santos, no aborrezcas lo que estos amaban.
-No hayas consuelos en los trabajos, porque no los amas, como los santos.
-No te quejes de las persecuciones, sino de ti mismo, que las aborreces.
-Si imitaras a Xto. hallarías la dulzura en lo que ahora te amarga.
-Si pasaras a cuchillo tus pasiones, de nadie te quejarías.
-Si vencieres tus pasiones, nadie podrá perjudicarte.
-Tus pasiones te corroen, como la polilla al paño y madera en la que se forma.
-Tus pasiones te desgarran las entrañas como los viboreznos las de la madre que los engendró-
-No esperes hallar reposo entre el oleaje del mundo.
-No concertarás tu vida, mientras no mores en ti mismo.
-Si quieres tener paz interior no te derrames al exterior.
-Si reinar deseas, en tu corazón lo puedes.
-No busques el espíritu del Señor en el torbellino de los cuidados externos, sino en la paz del corazón.
-No hallarás la paz en las criaturas, si no reinare en tu interior.
-No podrá inquietarte la malicia ajena, si tuvieras paz contigo.
-Nadie es ofendido, si no de sí mismo.
-Solo tú puedes privarte de la virtud del alma en que está todo tu bien.
-Quien con la cruz se abraza, de todo se desembaraza.
-La gloria del cristiano es la cruz de Jesucristo.

Notas