HablaPadreFundador/06. VANO FIN DEL MUNDO

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

05. MENOSPRECIO DEL MUNDO
Tema anterior

HablaPadreFundador/06. VANO FIN DEL MUNDO
Índice

07. ID. ID. ID
Siguiente tema


06. VANO FIN DEL MUNDO

-Hay más enemigos de la cruz de Xto. De los que parece.
-El fin de los que aman el mundo será muerte y perdición.
-No te asgas de la sombra del mundo si no quieres verte amargamente burlado.
- Las ofertas que el mundo te hace son heraldos de tu muerte.
-El que se cubre con la mentira, será desnudado con escarnio.
-No mires al principio del deleite, sino al tormento en que termina
-No entrarás por la ancha puerta de los placeres, si pensaras cuán angosta y penosa es su salida.
-El agua marcha por su cauce al mar, y tú sin cesar corres a la muerte.
-Las dulces aguas de los ríos se tornan amargas en el mar, y los placeres de esta vida, en horribles tormentos en la otra.
-Cuan más dulce fuere tu vida mundana, más amarga será tu muerte.
-Tus presentes vanidades terminarán por amarguísimos pesares.
-Si alegre es la entrada en el teatro del mundo, más triste es la salida.
-Renunciarás a los deleites que gozas, si considerases los tormentos que te esperan.
-Es verdadera locura comprar un deleite momentáneo por unos tormentos eternos.
-El Señor convertirá tu fiesta en llanto, y tu gozo en lloro.
-Tu risa alternará con dolores, y en lágrimas terminará tu gozo.
-Nadie se arrojaría al pecado, si considerase sus consecuencias.
-El pecado es como una dama de bello rostro y cuerpo canceroso.
-Los placeres de la vida son como los pozos negros cubiertos de aceite.
-Sólo peca el que considera las funestísimas consecuencias del pecado.
-El pecado al punto zahiere y baldona con sus abominaciones al que le gusta.
-Sólo se explica la presente alegría del pecador, por el olvido de los trabajos futuros.
-Si el mundo te diese buena comida, espera después mala cena.
-Nunca te dejes vencer del apetito contra la razón.
-No sigas el placer de la voluntad, si no pasare antes por la fuente del entendimiento.
-A los gozos mundanos siguen siempre disgustos amarguísimos.
-Dios, al contrario del mundo, guarda lo mejor para el fin enviando los consuelos después de los trabajos.
-El Señor dio trabajos a su pueblo en el desierto y regalos en la tierra prometida, a Jacob en casa de Labán, a José en Egipto…
-Si no quieres equivocarte, juzga por su fin de las cosas en que te deleitas.

Notas