HablaPadreFundador/31. EL MAESTRO DEBE SER BUENO

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

30. PRESUNCIÓN DE LETRADO
Tema anterior

HablaPadreFundador/31. EL MAESTRO DEBE SER BUENO
Índice

32. VERDAD O VALENTIA
Siguiente tema


31. EL MAESTRO DEBE SER BUENO

- El que hiciere y enseñare será grande en el reino de los cielos. Mt. 5,19.
- No se paga el Señor de hojas de palabras, sino de frutos de buenas obras.
- Maldijo el Señor la higuera que sólo tenía hojas y muy lozanas.
- Por los dos discípulos que iban a Emaús verás que Dios favorece más las buenas obras que las palabras.
- No premiará Dios lo que enseñes, si no lo acompañares con la verdad de tus obras.
- La voz del buen maestro es la santidad de su vida, como en S. Juan Bautista.
- No alabes la virtud con la boca, viviendo en el fango del vicio.
- No llegan al corazón ajeno las palabras que no salen del propio.
- Sólo el corazón habla al corazón.
- No inflamarás el corazón de tus discípulos, si el tuyo no ardiese en el fuego de amor divino.
- Las palabras del que enseña a otro, han de ser encendidas en el amor de Dios.
- Las costumbres del maestro han de ser más puras que el oro de las despabiladeras del templo. 1ª Reyes 7.
- Quien haya de formar los corazones en el temor de Dios, es preciso que lo tenga.
- Los carbones se encienden con otro encendido en medio.
- Los buenos corazones se forman con mucha caridad y ejemplos de esta vida.
- No censures las faltas ajenas, siendo negligente en evitar las tuyas.
- Pecado tiene el que sabe el bien y no lo hace. Jac. 4, 17.
- El que reprende los vicios y no los reprende, siembra buena semilla entre las espinas.
- Es cosa muy loable regirse a sí mismo y enseñar con vida y ejemplos.
- El que a otro enseñe ha de inflamarse primero en el fuego del amor divino.
- Bebe el agua de tu cisterna y dala a los pueblos. Prov. 5, 15.
- Primero bebe tú la doctrina y después dala a los otros.
- Si hicieres lo que enseñas, serás vara de virtud y de justicia que sacará agua de las peñas.
- Si dijeres una cosa e hicieres otra, serás serpiente que emponzoñe las conciencias ajenas.
- Pide al Señor con Salomón que te envíe su sabiduría para que esté y trabaje contigo. Sab. 6. (Referencia al contexto).
- Pide al Señor su espíritu antes que a otros enseñes la justicia. Ps. 50. (Referencia al contexto).
- No sea tu saber como la montaña de nieve, que, siempre iluminada por el sol, nunca se derrite.
- No seas espejo que muestres a otros sus manchas, sin ver las tuyas.
- No seas cojo sentado que muestres la cojera en el camino de las virtudes.
- Ni des de comer a otros, muriéndote tú de hambre.
- Imita a Elías que tomó el pan para sí, y después lo dio a la viuda.

Notas