NocionesFísicaTerrestre/VII. LABOR DEL AGUA EN LA TIERRA

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

VI. DISTRIBUCIÓN DE LAS TIERRAS
Tema anterior

NocionesFísicaTerrestre/VII. LABOR DEL AGUA EN LA TIERRA
Índice

VIII. ACCIÓN DE LOS HIELOS EN LA TIERRA.
Siguiente tema


VII. LABOR DEL AGUA EN LA TIERRA

¿En qué se ocupan las aguas en la superficie terrestre? – En arrastrar las tierras al Océano y en allanar el fondo de los mares.

¿Qué viene a medir el curso de un río? – El área que contiene su cauce.

¿Cuáles la tienen mayor? – El Misisipí, Amazonas, Plata y Orinoco en América; el Ganges, Brahmaputra, Azul, Siam y Amarillo en Asia; El Nilo, Livingstone y Níger en África, y el Volga, Danubio, Rhin y otros en Europa.

¿Cómo consideran algunos la Tierra? – Como procedente de las aguas, que produjeron sus irregularidades y asperezas.

¿De qué manera se relaciona el agua con la Tierra? – Corriendo líquida por el fondo de sus valles, envolviendo sólida sus montañas y descansando en los mares de su circulación continua y acción demoledora.

¿Cómo ejerce el agua esta acción? – Arrastrando a los ríos y por éstos al mar, la tierra movediza de sus cuencas, como lleva a los bajos de una huerta la de todos los tablares superiores.

¿Destruye el agua las montañas? – Ni éstas resisten su zapa y acción disgregadora, que las convierte a la larga en arena y cieno impalpables.

¿Cómo puede el agua disgregar las rocas? – Separando, como cuña, al congelarse, las masas circundantes.

¿En qué se funda eso? – En que el agua, al helarse, aumenta un siete por ciento de volumen.

¿Entonces por eso flotará el hielo en el agua? - Justa y providencialmente sucede así, para que no mueran los peces ni se hagan innavegables los mares, ríos y lagos.

Qué, ¿no impiden los hielos la navegación? – Más la estorbarían si no flotasen, por los escollos que formarían y el mayor tiempo que tardarían en licuarse.

¿De dónde proviene la suciedad de las aguas en las riadas? – De los residuos de los montes y tierras movedizas que arrastran las de lluvia.

¿Y de qué resulta la mayor parte de los valles? _ Del trabajo de las aguas, que han ido corroyendo las peñas y abriéndose camino.

¿Contribuyen los ríos a destruir las montañas? – Y mucho, lamiendo o socavando las rocas de sus orillas.

¿Y adónde llevan los materiales resultantes? – A su desembocadura, para formar deltas y estuarios, o al mar para levantar su fondo y hacerle retirarse.

¿Es decir, que los ríos extienden los continentes? – Y por miles de kilómetros cuadrados.

¿Lo hacen siempre en su desembocadura? – En muchos, las olas marinas se encargan de extender por orillas muy distantes las sustancias acarreadas por las aguas dulces y flotantes.

Y la Luna, ¿Toma parte en esta modificación terrestre? – Y tan grande, que pudiera decirse arroja las montañas al mar por el flujo y reflujo que dos veces al día produce en aquél.

¿Qué impiden en la desembocadura de los ríos los movimientos debidos a la Luna? – La formación de verdaderas montañas de base no despreciable.

¿Y en qué se emplean esos materiales acarreados por los ríos? – En elevar el fondo de los mares en extensiones variables, que acabarán por unirse a los continentes.

En tal caso, ¿disminuirá la superficie de los mares y se elevar su nivel? – Nada de eso; porque si por unas partes el mar, elevando su fondo y lanzando a las playas los desperdicios de los ríos alarga los continentes, por otras los rebaja por la acción incesante de sus corrientes de flujo y reflujo.

¿A qué son debidos éstos? – Al esferoide prolongado que la Luna forma de las aguas marinas y hace girar de continuo en torno del globo a manera de ola gigantesca.

¿No interviene también el Sol en este fenómeno? – Y de su posición respecto de la Tierra y su satélite resulta la diferencia de mareas cada doce horas lunares.

¿Cuándo ocurren las mayores? – Siempre que el Sol y la Luna se hallan en oposición o conjunción, como resultantes de dos fuerzas directas y paralelas.

¿Y las menores? – Cuando aquellos astros se encuentran, aproximan o alejen de su cuadratura, como provenientes de dos fuerzas divergentes en su posición menos ventajosa.

¿A qué dan lugar las bajas mareas? – A que muchas playas y puertos queden en seco dos veces al día y por algunas millas.

¿Y las altas? – A las avenidas en forma de inmensos torrentes que conmueven y modifican las riberas y hacen rebosar los ríos por muchas leguas.

Qué, ¿se sienten las mareas a tanta distancia? – En el Guadalquivir, con ser pequeño, alcanzan a Sevilla; en el Támesis, a mucho más de Londres, y en el Potomac llegan a Washington, que está a sesenta leguas de su desembocadura.

¿Y dónde se notan las mareas? – En la dirección del eje mayor del gigantesco elipsoide de agua que toma la de la resultante de las fuerzas que lo producen, tienen lugar las mayores; pero se observan en todo el globo.

¿También en los archipiélagos? – Y en algunos, como los de Filipinas, con una presión de dos metros, sobre todo en los canales, cuya navegación se hace, por lo mismo, muy peligrosa.

¿Y en qué ley se funda eso? – En la de la nivelación de los fluidos contenidos en medios comunicantes.

De ser así, ¿también la atmósfera tendrá mareas? – Desde luego; pero retrasadas con relación a las del Océano.

¿De qué proviene ese retraso? – Del mayor volumen y diferente densidad del aire respecto de las del agua.

¿Y cómo se aprecian esas mareas de la atmósfera no viendo su superficie? – Por la diferente presión que aquélla ejerce sobre el barómetro.

¿Serán más regulares que las marinas por no oponérseles los continentes como a aquéllas? – Así fuera sin las corrientes ascensionales de la zona tórrida y los frecuentes desequilibrios de temperatura.

Notas