PláticasEspirituales/07. VIRTUDES TEOLOGALES

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

06. SE SALVAN MUCHOS CRISTIANOS
Tema anterior

PláticasEspirituales/07. VIRTUDES TEOLOGALES
Índice

08. LA FE
Siguiente tema


07. VIRTUDES TEOLOGALES

“Ahora subsisten la fe, la esperanza y la caridad, estas tres. Pero la mayor de todas es la caridad” (1 Cor 13,13)

Visto que no está nuestra felicidad en los placeres:

-Rolando convidado por sus amigos y diciendo: ¿Cuándo nos holgamos? Ni en los manjares.
-El caballero que consultó al P. Fabro: Jesucristo ayunó y yo entregado a comilonas.

Ni en las riquezas:

-El rico que viendo no detenía el alma en el cuerpo la riqueza de sus joyas y alhajas: "Vete con mil demonios".

Ni en las dignidades:

-Urbano VII: No sabía que tanto pecase este solideo.

Mereceríamos ser tenidos por los más necios, si buscásemos en esas cosas nuestra felicidad, y que se nos tratara como a los gobernadores de aquella ciudad que ahorcaba al fin del año a todos, por bien que hubieses gobernado.

El rico que dejó todos sus bienes al más necio. ¿Qué hacer pues? Oíd el consejo de un viejo que vendía en una feria la Sabiduría, sin muestra ni anuncios:

"En todas tus cosas y en todas tus acciones, y yo os diré que no olvidéis que habéis sido creados para servir a Dios en esta vida y gozarle en la eterna. ¿Y con qué se sirve a Dios principalmente?

Con obras de fe, esperanza y caridad. Notad bien el principalmente.

El palaciego. ¡Cuántos sacrificios para conseguir la amistad del Rey...! ¡Qué pocos para lograr siempre la de Dios! Nunca hallaré en el rey lo que en Dios: Riquezas, honores, deleites...

Con obras de fe

S. Ginés, obispo convirtió a un médico a quien pidió después 300 ducados para socorrer a unos pobres, dándole razón de que Dios le pagaría el 100.

Al morir Evagrio, que era el médico, dijo a su hijo que le pusiese sobre el pecho en la sepultura aquel documento. A los tres días se apareció al Obispo diciéndole fuese a recogerlo y lo tenía en la mano con la nota de -bien pagado-

La fe es luz

Sala ricamente amueblada; calabozo lleno de sabandijas, ambos a oscuras...

Perdidos en el bosque. Ver los objetos sin luz, nada agradable en el mundo, no puede hallarse el... ni la joya, ni a Dios.

S. Severino, apóstol de Noruega, convirtió a los pertinaces haciendo tomasen hachas apagadas como todos los cristianos en la Iglesia. Oró, se encendieron milagrosamente las de los cristianos y no las de los paganos. Antorcha al bautizarnos y al expirar.

El buque y el puerto; la noche y el faro,

Así iluminó la Virgen la ciudad de Arras en Flandes. Avisó a dos caballeros enemistados dijeran al Obispo S.L. preparase una gran vasija de agua; al sábado siguiente 12 noche, esperaron en la Iglesia, Obispo, caballeros y pueblo. La Virgen mandó al obispo bendijese el agua, derramó ella cera encima del agua, se dio de ésta a todos los enfermos de la peste y sanaron... puso el hacha sobre el altar y aún ardía a los 500 años... con caña de plata.

Notas