PláticasEspirituales/13. SOBRE EL PECADO DEL RELIGIOSO

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

12. PECADO
Tema anterior

PláticasEspirituales/13. SOBRE EL PECADO DEL RELIGIOSO
Índice

14. CONFESION
Siguiente tema


13. SOBRE EL PECADO DEL RELIGIOSO

“Tuve hambre y no me diste de comer, tuve sed…” (Mt 25,42 ss).

Quis: Un predestinado. Se vuelve contra monarca que le prohijó.
Un vil gusano. Un candil pretendiendo eclipsar al sol. Pendiente de su mano.
Un vil fango, esclavo. Un poco de lodo a un diamante.
Un hijo en los brazos de su padre. Dale puñaladas.
Un Dios a otro...Pero una miserable criatura a Dios.

Ubí: En su misma cara, ante sus ojos, a ocultas de Dios seria grande osadía; pero en su presencia, en su misma cara.

Echar mano a la espada en palacio es crimen de lesa majestad. Acocear al Hijo de Dios... y en su presencia.

En los brazos de Dios que te sustenta y remedia...

Quíbus: Con los mismos beneficios de Dios; ingratitud olvidarlos, injuria de apreciarlos, ¿qué será emplearlos en contra?

¿Qué diríamos de un soldado a quien el Rey arma de caballero y desenvainase contra este la espada?

¿Y no nos armó el Señor a los Religiosos con tantas armas...?

A nada se parece tanto el pecado de los ángeles, como al del Religioso. Revistió Dios al ángel de especial hermosura y dones sobrenaturales. Y poco menos al Religioso. Faltó el Ángel y no tuvo remedio, falta el religioso, más criminal todavía, y Dios le perdona una y otra vez; pero cuán horrorosa e indigna su conducta para con Dios. ¿Cómo baldonarán a este los demonios, por lo mal que le corresponde su Benjamín? ¡Cuánto lo sentirá el Señor! ¿Qué pena impondrá al ingrato? ... ¿Que sentiría éste por toda la eternidad? ¿Que baya le darán los demonios?

A nada el de Adán... ¿Qué faltaba a éste en su cuerpo y en su alma? Nada enteramente, pero pecó por satisfacer su apetito, por una simple golosina... Y ¿qué de mal atrajo sobre su pobre descendencia? Por ese pecado son privados del Paraíso cuantos niños mueren sin bautismo. Muchísimos adultos se condenan por toda la eternidad. Por sus malas inclinaciones son anual y eternamente sepultados en el infierno millones de desgraciados. Por este pecado murió Jesucristo en la Cruz. Y el Eterno Padre, no obstante, sigue castigándonos con dolores, penas...

Pero sí por un pecado... qué espera al religioso por tantos y tantos, a pesar de tantas gracias Si cometí un pecado, merezco ser castigado como un demonio, si ciento, como cien demonios. Si por un pecado tanto aborrece Dios y castiga al demonio; por tantos pecados míos, cuanto me detestará y castigará.

El pecado de Judas fue horrible, monstruoso, ¿qué será el del religioso? Judas le vendió una vez... Los judíos le prendieron, insultaron... pero yo, siempre que peco... Judas tiene especial tormento, cuál será el del religioso?

Nada amable como Jesús, ni... ¿Y aborrece a Jesús y ama el pecado? Mira al pecado... y ve precipitar y atormentar por uno solo a los ángeles, castiga a los primeros padres y su descendencia, llevan a Cristo a la Cruz... El pecado arroja los ángeles en el infierno y a Adán del paraíso; pero el mal religioso lleva a Jesús a la Cruz.

Notas