PláticasEspirituales/27. VOCACION DIVINA

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

26. NO ADMITAIS COMPROMISOS
Tema anterior

PláticasEspirituales/27. VOCACION DIVINA
Índice

28. PERSEVERANCIA
Siguiente tema


27. VOCACION DIVINA

“Tengo contra ti que has perdido tu amor de antes” (Ap 2,4)

Vocación divina, entibiada y no correspondida

La Zaunatea que deja los desposorios de Sansón y se desposa con un Filisteo...

Uxor autem ejus accepit maritum meum de amicis ejus et pronubis. (Judit 14,20) [La mujer tomó marido de entre sus amigos]

Sansón enamorado de una joven de Zaunatea que ningún mérito tenía, dejando a otras más dignas, incluso una hermana de aquélla.

Representará a Jesucristo que se enamoró de... dejando a otras iguales, más dignas, inocentes, fervorosas, de un alma bella, de un corazón amante y agradecido. Sin embargo: Harc mihi accipio, quia placuit oculis meis... [Yo tomo a esta porque le agradó a mis ojos]

Mayor favor que si os diese por Esposo a un Rey que os diese en dote un Reino que, al fin, es poco y reino...

Al llamaros Jesucristo se propuso por Esposo y os ofreció un reino eterno. El mismo os visitó, habló e invitó. Descendit qui et locutus est muliere que plame sat oculus ejus ,[bajó el que habló a la mujer]

Pero quiénes erais vosotras para que todo un Dios descendiera a visitamos, hablaros...? Sansón era más que la Zaunatea ... y descendit... se abajó.

Jesucristo más que Sansón, se abajó... El Altísimo, vosotras. El perfectísimo, inocentísimo, Santo, Señor... y descendit... en la Eucaristía, en pensamientos, lecturas, sermones. ejemplos, en las casas, en las iglesias, diversiones... No seríais las más ingratas si no ecce ancílla Deis... [He aquí la esclava del Señor]

Concluido ya el tratado del matrimonio se deshace, porfía contienda, tragedia, enigma, infidelidad, enojo, justo desposorio nuevo.

Tal joven ya desposada con Jesucristo, nota su desvió por alguna infidelidad, flojedad o tibieza en su amor...; ay de la que no se humille! o se entrega a otro, mudando de parecer. Por qué se mudó tan pronto la Zaunatea? Sansón era de Sara, sus padres, santos, austeros, observantes, rígidos. Ella tenía que salir de su tierra, dejar a sus padres y hermana.

Venció el amor natural así vence el divino... También las dos hijas del Rey de Morea lo sufrieron todo, menos el separarse que les quitó la vida.

No se pide sean de bronce... el amor a la familia indica buen corazón; pero con sumisión y preferencia del divino. Isabel, hija de Enrique II de Francia, desposada con Felipe II de España al llegar a los Pirineos, se desmayó por dejar a sus padres y patria pero no quiso dejar a su Esposo... Es con mi Esposo y a mi Reino.

Y vosotras por un Esposo inmortal y reino eterno...

Nadie puede ser santo, sino allí donde Dios le llama.

No fue el Esposo en los Cantares a casa de su Esposa, sino ella al jardín de su Esposo. Nunca se apareció Jesucristo a mujeres en su casa; a la Magdalena en el sepulcro, a las santas mujeres camino de los apóstoles...a los dos discípulos en el de Emaús, a los apóstoles a orillas del mar, en el cenáculo, Tabor, no en sus casas... id a Galilea.

Si Dios os llamó... no debe obstar el amor de los... Mucho amaba Jesucristo a María y José y se quedó en el templo sin decirles nada para enseñarnos que primero es la vocación divina que...

Temió la Taumatea la observancia privada, pobreza, obediencia, castidad, reglas, también hay de eso en el siglo. Cuantas son más pobres en el siglo, obedientes. Y no fue obediente Jesucristo hasta la muerte?

Creéis felices a los seglares? Os engañáis. El demonio aposta con las religiosas como los cazadores con los tigres, pone espejos en el suelo para que vean su imagen y encaucen los hijos que buscan hasta que se alejan.

Joel con tisana ofrecióle bellu en vez de agua, le adormeció y clavó en la sien el clavo.

Qué ganó la Taumatea? Creyó ser feliz y vivir mucho...

Joven tibia, todos los movimientos de su corazón iban a la izquierda, hacia Dios; ahora, a la derecha, al mundo... Oh cuántas se hacen esposas del demonio por su tibieza, desobediencia, murmuración... Llénense de horror al verlo que dice Jesucristo de los invitados a las bodas del hijo de su gran Señor: non grutabunt eduam meam... malo mole perded. [No gustaran mi banquete]

Notas