PositioSuperVirtutibus/11. Temiendo la muerte…

De Wiki Instituto Calasancio
Revisión a fecha de 17:13 20 nov 2020; Ricardo.cerveron (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

10. Respuesta del P. Brattina
Tema anterior

PositioSuperVirtutibus/11. Temiendo la muerte…
Índice

12. El General Manuel Sánchez
Siguiente tema


11. Temiendo la muerte…

Siguió, pues, todo como antes. Y con razón. Pues después del Vicario General Manuel Pérez, ocuparon la Vicaría General de España el Rmo. P. Francisco Baroja (1894-1897), el P. Pedro Gómez (1898-1900) y el doctísimo P. Eduardo Llanas (1900-1904). Todos ellos conocieron al S. de Dios; todos ellos le visitaron en su colegio de Getafe en visita canónica. Ninguno de ellos le objetó nunca nada de su conducta ni recriminó su acción al menos oficialmente, aun cuando hacían sus visitas canónicas para remedio de los abusos, que pudieran existir[Notas 1]. Eran conscientes de la rectitud con que obraba el s. de Dios y daban por bien hecho cuanto hacía, autorizado de viva voz por su predecesor en el cargo, el citado P. Manuel Pérez, y por la autorización general atestiguada, como dijimos, posteriormente, por el Procurador General, P. José Calasanz Homs (infra 4). Tampoco objetó ni hizo nada contra el S. de D. el General de la Orden y arzobispo de Florencia, Mons. Alfonso María Mistrangelo, a quien, según atestiguaba el P. Oscar Fidalgo, el propio P. Faustino pidió en Madrid, de rodillas, tomase a pecho arreglarle el asunto[Notas 2].

Notas

  1. Ya lo declaraba en los Procesos, entre otros, el P. Eusebio Gómez: “Ningún Provincial hubiese permitido que un religioso faltase públicamente a uno de los votos de la Orden…” (Summarium, p. 150, n. 257).
  2. El biógrafo P. Anselmo del Álamo (o.c., p. 318, n. 7) afirma habérselo oído varias veces al escolapio P. Oscar Fidalgo Martínez. Éste nació en Manzaneda en 1892. Vistió la sotana en 1908 en Getafe; profesó al año siguiente. Su profesión solemne se ubica en 1914. En Getafe enseñaba música y dibujo a los postulantes, cuando se ordenó sacerdote en 1918. El año siguiente fue enviado a Celanova y luego a Alcalá de Henares; de aquí pasó a Granda en 1924 como director de internos; en 1937 es rector del colegio; mucho se esforzó por levantarlo y colocarlo a la altura de las circunstancias. Falleciendo en noviembre de 1967 tan piadosamente como había vivido (Cf. “Ephemerides Calasanctianae”, 1971, pp. 172-174).