PositioSuperVirtutibus/3. El Decano de Medicina de Sevilla

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

2. ¿Conocimientos médicos?
Tema anterior

PositioSuperVirtutibus/3. El Decano de Medicina de Sevilla
Índice

4. Efectos
Siguiente tema


3. El Decano de Medicina de Sevilla

Acabado su agobiante rectorado de cuatro años en Monforte, le llevó la superioridad de la Provincia al colegio de Sanlúcar de Barrameda (1879-1888), donde se había visto precisado a estudiar las virtudes medicinales de las aguas. Aguas y plantas: he ahí dos fuentes de vida, y por ende, de terapia, para el cuerpo humano, que haya perdido el equilibrio y proporción de algunos elementos vitales.

Dedicado se hallaba el S. de Dios, en su nuevo destino, a las clases, que ya sabemos, y a la actividad inicial de la futura Congregación religiosa de las Hijas de la Divina Pastora, cuando recibió una petición muy especial y comprometedora, no de un cualquiera, sino del Decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sevilla. Dejemos nos lo cuente él mismo en carta del 13.V.1910 al Procurador General de la Orden escolapia, P. José Calasanz Homs[Notas 1](infra 1, nº 4): “Presentóse a la sazón el Decano de Medicina[Notas 2] suplicándome, en su nombre y en el de sus compañeros de Sevilla, me encargase de estudiar y curar la enfermedad de un catedrático por ellos desahuciado, y al ver me extrañaba de su propuesta y me desentendían de lo que ellos esquivaban, me replicó que, cuando tan señalado triunfo había obtenido en análisis y estudio terapéutico de las aguas de Sanlúcar, que tantos habían intentado en vano, también podría lograr lo que me proponían”.

¿No vale más este hecho, en sí mismo, que el Diploma de Medicina firmado por el Rector de una universidad, el Decano de Facultad y el Secretario General? No se olvide este hecho.

Estudió el caso y logró la curación del catedrático. Parece ser que éste no fue otro que don Manuel Bedmar, quien después llegó a ser Rector de la universidad hispalense[Notas 3]. Parece que era diabético y curó totalmente. Conservó con el S. de Dios íntima amistad durante toda su vida.

Notas

  1. El P. José Calasanz Homs es un personaje, que constituye una de las glorias más puras de las Escuelas Pías de España en el siglo XIX y dos primeros decenios del XX. Nació en Valls (Tarragona) el 18.VI.1843. Murió su padre: Logró colocarse en nuestro colegio de Sabadell, profesó el 8.XII.1860, iniciando los estudios de Moià. En 1863 pasa enfermo a Barcelona. Contra toda esperanza mejoró y en 1864 emitía los votos solemnes en Mataró. Ordenose sacerdote (1867). Era dechado de virtudes y se le creía en posesión de la inocencia bautismal. Enseñó en Barcelona (internado). Luego pasó a Moià como Maestro de juniores y con igual cargo a San Marcos de León. A los cinco años enfermó, regresando a la Provincia. En 1899 es enviado a Roma como Procurador General para España, carga que ejerce durante 15 años. En 1892 asiste al Capítulo General de Roma y queda allí como director espiritual del Colegio Español. Reelegido en 1894 para Procurador de España. En octubre de 1900 actúa de secretario del Excmo. Sr. Arzobispo de Florencia y General de la Orden Mistrangelo, en la reunión famosa de Zaragoza, que preparó la total y definitiva unión de la Escuela Pía española a Roma. Con igual carácter le acompaña en la Visita canónica a las provincias y casas centrales de estudio. En 1901 es nombrado en Roma Visitador de la casa de estudios de los Misioneros de San José de Méjico y Provincial de la provincia escolapia Romana. En 1904 asume el cargo de Procurador de toda la Orden. De nuevo Visitador Apostólico del Instituto de los SS. Corazones. Rector del Colegio Nazareno. Asistente General por España (1917). Rector de San Pantaleón (4.VIII.1819). Muere de apoplejía en Roma el 7 de mayo 1920. Era, de años, el consultor y confesor de lo más selecto de la Iglesia de Roma: obispos y cardenales y hasta el mismo Papa lo veneraba (cfr. Consueta Suffragia relligiosorum defuntorum, pp. 3-6 en Reg. Rel. 54; C. VILÁ PALÁ, Calasanz Casanovas, pp. 9, 106, 128,160, 278, 282, 287,289, 298, 338,3547).
  2. El S. de Dios habla siempre del Decano de Medicina de la universidad de Sevilla; así se designaba comúnmente al Director de la Escuela de Medicina, que después se incorporó cono Facultad a la Universidad. En los años 1881 a 1885 lo era don Antonio Ribera y Ramos.
  3. Don Manuel Bedmar seguramente era descendiente de la noble familia de los Bedmar, que se hallaba muy extendida en algunas ciudades andaluzas como Granada, Alhama, Loja, Vélez-Málaga. Don Manuel Bedmar y Escudero, nació en Sevilla el 3.IX.1848; su padre, don Manuel, era abogado. Bautizado el 7.VIII.1848 en la parroquia de Sª Mª Magdalena. Bachiller en Letras en 1864; bachiller en Derecho en 1869; en este año se licenció en ambos Derechos, doctorándose in utroque en enero de 1870. Profesor auxiliar de Derecho, catedrático numerario de Derecho Civil desde 1874 y Rector de la universidad de Sevilla de abril de 1875 a noviembre de 1876; y de nuevo en 1890. Fue Concejal del Municipio y más tarde Teniente Alcalde, Secretario de la Academia de Bellas Artes, Abogado de la Beneficencia, Diputado provincial, etc. Gran Cruz de Isabel la Católica (Cf. ESPASA, VII, 1435; XVI, 1045-1046; Archivo de la Universidad Literaria de Sevilla, legajo nº 1128, nº 1; ÁLAMO, o.c., p. 145 nota 5.