PositioSuperVirtutibus/4. Estaba autorizado

De Wiki Instituto Calasancio
Revisión a fecha de 17:13 20 nov 2020; Ricardo.cerveron (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

3. Contabilidad
Tema anterior

PositioSuperVirtutibus/4. Estaba autorizado
Índice

5. Los tres lotes
Siguiente tema


4. Estaba autorizado

La autorización le fue dada en dos formas: a) en una forma general; b) en forma particular.

a) En forma general. Lo asegura el Procurador General de la Orden escolapia, el Rmo. P. José Calasanz Homs, en documento oficial (infra 4) a la Santa Sede al escribir: “De hac P. Faustini circa moniales cura superioresOrdinis in Hispania certiores fuerunt consentientes. Quamobrem eidem Patri permisum fui tea omnia agere, quae ad vitam et progressum sororum pertinerent…” El subrayado es nuestro, pues no se ha tenido en cuenta esta autorización general, otorgada por los superiores implícita, pero realmente, al autorizarle a lleva adelante la Obra que quería el Cardenal Fray Ceferino González. Los superiores de la Orden corroboraron y ratificaron así una de las atribuciones que le concediera el Arzobispo de Sevilla el 20.IX.1887 (Doc. VIII. 1, j) por escrito con estas textuales palabras: “Autorizándole, además, por las presentes para que aun en los asuntos temporales y económicos, que por su importancia y relación con el bien espiritual, conservación y fomento del Instituto, tenga la intervención y dirección necesaria, si han de realizarse los altos fines que aquél se propone”.

b) En forma particular, esto es, en cuanto al reparto de los ingresos. Contó con autorización expresa del Rmo. P. Manuel Pérez, Vicario General de las Escuelas Pías de España y suprema autoridad jerárquica de ellas en aquél entonces. En efecto, este tomó posesión del cargo en 1884. El año siguiente, el dos de enero de 1885, se inicia la asociación o congregación de las Hijas de la Divina Pastora. Atestigua el S. de Dios que el Rmo. P. le autorizó de viva voz para el empleo de las limosnas y producto de venta de los específicos. He ahí sus palabras en carta del 17.VII.1905 al Rmo. P. Prepósito General de la Orden, Adolfo Brattina (infra 1, c):

“Posteriormente expuse al Rmo. P. Manuel Pérez si le parecía bien que yo empleara en beneficio de la Congregación y en obras de caridad y beneficencia lo que empezaban a producir los específicos, y me respondió textualmente: “En ninguna cosa mejor”.

Y termina esa carta pidiendo al General Brattina se digne manifestarle “si puede seguir o no haciendo uso del permiso, que me dio el Rmo. P. Vicario General”.

Fue, pues, el Rmo. P. Manuel Pérez, suprema autoridad jerárquica de las Escuelas Pías de España, quien autorizó al S. de Dios para la inversión dicha de los frutos de sus específicos: unos por venta, otros en forma de limosnas[Notas 1].

Lo repite de nuevo en su carta al mismo superior supremo de la Orden, fechada el 3.VIII.1905 (infra 1, d).

Notas

  1. El biógrafo P. Anselmo del Álamo no ha caído en la cuenta de que el permiso concedido por el P. Manuel Pérez fue siendo este Vicario General de España. El S. de Dios lo repite dos veces. No cabe, pues, imaginar que lo pidiera a dicho Padre, cuando algo antes pasó por Sanlúcar como mero Visitador Delegado (Cf. ÁLAMO, o.c., p. 132).