PositioSuperVirtutibus/7. Algunas salidas

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

6. Etapas diversas
Tema anterior

PositioSuperVirtutibus/7. Algunas salidas
Índice

8. Acude al General P. Brattina
Siguiente tema


7. Algunas salidas

Lleva el S. de Dios contabilidad delicadísima en cuanto a las misas, que deben aplicarse por las almas del purgatorio, ya en los oratorios de las religiosas, ya en las iglesias de los PP. Escolapios de Sanlúcar, Getafe y Madrid[Notas 1].

En cuanto a lo invertido en la producción de específicos y gastos de laboratorio, véase como ejemplo (infra 1, g)[Notas 2].

Queda también claro que fue donación suya la cantidad de 170.000 ptas. que constituyen el fondo de reserva obligatorio de sustentación de la Congregación de las Hijas de la Divina Pastora ante la S. Sede (Doc. VIII, 7, e) y de las que habla en su carta del 14.III.1919 (infra 1, k).

En 1897 compró en Getafe varias fincas para formar el solar y casa de las Hijas de la Divina Pastora a diversos propietarios[Notas 3]; en ello invirtió no menos de 385.000 ptas.; para levantar la casa de Chipiona acudió con unas 130.000 pesetas. Y la compra de la finca de El Picacho y las construcciones allí hechas acaso rondó en los 4.000.000 de pesetas (infra 1, 1)[Notas 4].

No es fácil seguir el movimiento económico ni hay estudio alguno sobre esta faceta o aspecto. Pero ciertamente hay que reconocer que manejó cantidades notables en atención a la vida y progreso de la Congregación de las Hijas de la Divina Pastora.

Mas, no se crea que siempre anduviera boyante. Con alguna frecuencia pasaba sus apuros, como se ve, por ejemplo, en sus cartas del 24.VI.1906, del 4.X.1908, etc. No todo ese dinero sería fruto de los específicos en venta, sino, en gran parte, donativos de personas agradecidas y favorecedoras de la naciente Congregación. No faltaban ingratos y olvidadizos. Con ocasión de la construcción del colegio de Chipiona, escribe[Notas 5]: “Accedí a vuestros píos [o súplicas] esperando cumpliría un magnate la palabra que me dio repetidas veces de hacernos la capilla y… curar, si curó, pero no se acordó de cumplir lo prometido, dejándome a mí en la estacada, o como dicen ahí, en los cuernos del toro “(infra 1, h).

Contrasta con este tipo egoísta, la generosidad del S. de Dios, con sus clientes pobres, como atestiguaba en sus días al gran público el periodista Cerezo Irízaga (Doc. XI. 10, a) al escribir: “No hay un solo vecino en dicho pueblo [Getafe] que no se haga lenguas de la sabiduría y caridad del padre escolapio, ensalzándolo unos por haberlos librado de alguna enfermedad, considerada por los médicos incurable, y colmándole otros de elogios porque, además de regalarles el medicamento, les había entregado dinero para satisfacer sus necesidades.” “Intenté – añade- tomar algunos nombres de los que han recibido beneficios del padre Faustino, pero ocuparían tanto espacio, que renuncio a mencionar ninguno”.

Notas

  1. Ver epistolario cartas n. 338, 345, 350, 404, 412, 443, 476, 482, 516, 555, etc.
  2. Ver epistolario cartas n. 452, 482, etc.
  3. Se compraron a los señores Emilio Esteban García, Segundo Benavente Butragueño, Tomás de la Torre Chacola, Ricardo Aparicio Soriano, doña Carolina Benavente. La finca, en su conjunto, se llama “Pensamiento” y figura comprada el 15.III.1913 por las Religiosas Pastoras al P. Faustino Míguez, ante el notario de Valdemoro, don Luis Martín Bosch. Así se lee en la escritura de “Certificación de Dominio y Libertad de cargas” expedido en Getafe el 28 de abril de 1969. Es curioso anotar que el colegio de las MM. Pastoras carece hoy de documento que acredite que es propietario de cuatro sepulturas en el Cementerio antiguo de Getafe. En el Ayuntamiento está registrado en la siguiente forma: Propietario: Faustino; N. de sepulturas: 4 con capacidad para 4 personas. Situación: patio 4º, manzana “A”, izq. n. 10, colindante a la tapia. Registrado: Libro n. 4 folio 63 (Según Certificación expedida en Getafe el 19.I.1977).
  4. Según “Escritura N.593 de adjudicación y compra-venta otorgada por las MM. María y Natividad a favor del Instituto de Hijas de la Divina Pastora Calasancias, el día 29.VIII.1950. Copia autorizada por don Pablo Hernández de la Torre y Navas, notario de Ilustre Colegio de Sevilla con residencia en Sanlúcar de Barrameda”, conservada en el Archivo de la Curia General de las Hijas de la Divina Pastora, consta que “en 16 de diciembre de 1904, doña Julia Requena García, doña Flora Casaus de los Ríos, doña Concepción Hidalgo Rodríguez, doña Luisa Villegas García, doña Francisca Pérez Morgado, doña Natividad Vázquez Romero, doña Ángeles González León y doña Rosa Machado Oliva, adquirieron dicha finca [el Picacho] por octavas partes indivisas…”
  5. Carta del 9.VIII.1905.