Diferencia entre revisiones de «PositioSuperVirtutibus/D O C U M E N T O S»

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar
m
m
Línea 1: Línea 1:
{{Navegar índice|libro=PositioSuperVirtutibus|anterior=III. CELANOVA (1868-1869)|siguiente=DOC. IV: SANLÚCAR DE BARRAMEDA. EL ESCORIAL (1869 – 1875)}}
+
{{Navegar índice|libro=PositioSuperVirtutibus|anterior=32. Mártir sin corona|siguiente=DOC. XI: ACTIVIDAD TERAPÉUTICA DEL SIERVO DE DIOS}}
  
=D O C U M E N T O S=
+
=D O C U M E N T O S =
  
:En esta etapa el S. de Dios recorre tres colegios: San Fernando de Madrid, Getafe y Celanova. Con la documentación reunida se siguen bien sus traslados, se recrea el ambiente de la vida de internado en la que principalmente se mueve en este tiempo (aunque hemos debido cercenar y extractar para no extralimitarnos en la extensión): esto nos duele especialmente por lo que se refiere a los documentos cursados al Nuncio de S.S. y luego, en copia, al Visitador Apostólico: ellos dan no solo la panorámica interna del estado de la Orden Escolapia en España, sino que definen, además la postura espiritual del S. de Dios, como religioso para el futuro de su vida. Culmina una manifestación de su rica espiritualidad en el voto de ánimas.
+
:La documentación existente es abundante; por ello hemos prescindido de documentos de menor interés, ya que se trata, sobre todo y principalmente, de estudiar la actuación del S. de D. en la búsqueda de solución a la crisis estudiada, de la que damos los datos que creemos permiten juzgar la actuación del S. de D. dejando otros que interesan más bien para la historia de la Congregación.
  
Extractos del “Libro de Secretario de las Escuelas Pías de Getafe”, II
+
==1. Sobre la ilegitimidad de la M. María Casaus==
  
:En el Archivo de las E. Pías de Getafe, Getafe.
+
::Ofrecemos ocho documentos inéditos hasta el presente, para esclarecer el caso María Casaus de los Ríos de Jesús.
  
:a) Obediencias, 19.IX.1851, f. 101
+
::Los cuatro primeros demuestran que dicha religiosa engañó una vez más a la superioridad al ir a pronunciar los votos perpetuos, como lo había hecho al pronunciar los temporales.
  
“Certifico: que el 19 de septiembre salió con obediencia para Úbeda a fundar nuevo colegio nuestro P. Vicerrector de Rector, el P. Juan José de director y el hermano José Cortés, todos de esta casa; y en lugar del P. Juan José vino a su clase el P. Faustino Míguez de la Encarnación con obediencia del P. Provincial desde San Fernando”. Getafe, 20 de septiembre 1861. Modesto Peña, Secretario
+
::Del expediente demostrativo de su origen adulterino, que comprende diversos documentos y que poseemos completo, presentamos tan solo tres documentos, los más significativos, como fruto de todo el proceso demostrativo.
  
:b) Circular, 13.IX.1856
+
a) Instancia suplicando hacer los votos perpetuos, 7.VII.1911
  
“Lectura de una Circular de nuestro Rmo. P. Provincial pidiendo un emprésito para solventar las deudas precedentes de la imprenta durante el provincialato anterior”. “No asistieron el P. Faustino ni el P. Mozos. El P. Faustino renunció a su voto”.
+
Excmo. Y Rmo. Sr. Arzobispo de Sevilla
  
:c) Procuraduría, 25.X.1866, f. 116 B
+
La que suscribe en el siglo FLORA CASAUS DE LOS RIOS y en Religión SOR MARÍA DE JESÚS de 46 años de edad natural de Sevilla, hija legítima de D. FRANCISCO CASAUS, y Dña. VICTORIA DE LOS RÍOS habiendo cumplido el tiempo que marcan las Constituciones de las Hijas de la Divina Pastora para la profesión de Votos Simples Perpetuos y sintiéndose con vivísimos deseos de hacerlos.
  
“También certifico que el 15 de octubre reunida la Comunidad en el oratorio, después de la Coronilla de la noche, procedió el P. Rector al P. Procurador; al efecto propuso para Procurador a los PP. Peña de la Natividad y FAUSTINO MÍGUEZ de la Encarnación, y procediendo la Comunidad a votar al 1º, quedó este elegido y se terminó el acto.
+
A.V.R. Suplica humildemente se digne conceder licencia el efecto; favor que espera merecer de su notoria bondad a la que quedará siempre agradecida. Sanlúcar 7 de julio de 1911. Flora Casaus, Sor María de Jesús.
  
“Y por ser todo verdad lo firmo en Getafe a 25 de octubre 1866 Modesto Peña, Secret.
+
b) Concesión por parte del Consejo General, 7.VII.1911
  
:d) Torre de la iglesia, 9.XII.1866, f. 116
+
Reunido el Consejo General para la Votación de Votos Simples Perpetuos de Sor María de Jesús en el siglo Flora Casaus de los Ríos hija legítima de D. Francisco Casaus natural de Sevilla y Dña. Victoria de los Ríos natural de Jerez, que tomó el Sto. Hábito de Novicia en Sanlúcar de Barrameda el día 2 de septiembre de 1894 e hizo su Profesión de Votos Simples Temporales también en Sanlúcar de Barrameda el día 28 de septiembre de 1896 concede por unanimidad haga profesión de Votos Simples Perpetuos como Maestra. Lo que pongo en conocimiento de V.E. para que determine lo que estime conveniente, Sanlúcar de Barrameda, 7 julio de 1911. B.E.P.A.D.V.E.R. Sor Julia de Jesús superª general.
  
“Acta incluida en la bola de la cruz [de la torre de la iglesia, que se acababa de levantar] en un tubo de plomo cerrado: En el Nombre del Señor y año 1866 = de la fundación del colegio el 129 = del pontificado del Pontífice reinante Pío IX, el 21 = del reinado de la Monarquía española de Isabel II, el 34 = del Vicariato General de nuestro Rmo. P. Ramón del Valle el 2º = del provincialato del P. pascual Peña el 1º = siendo rector de este Colegio el P. Juan Manuel Peña, Vicerrector el P. Andrés Espinosa = directores los PP. Modesto Peña, FAUSTINO MÍGUEZ y Miguel Villora”.
+
c) Concesión del Visitador General de Religiosas, X.VII.1911
  
“Y por ser verdad y para que conste lo firmé en 9 de diciembre de 1866”. Firma: Modesto Peña de la Natividad, Secretº.
+
Resultando de los documentos que obran en este expediente que Sor Flora de los Ríos de Jesús, de Sanlúcar de Barrameda, ha solicitado hacer su profesión de Votos Simples Perpetuos para Maestra en la Congregación de la Divina Pastora de Sanlúcar de Barrameda estando conforme la Congregación de la Divina Pastora y reuniendo todos los demás requisitos, accedemos a sus deseos; al efecto líbrese despacho-comisión al Sr. R.P. Faustino Míguez Escolapio.
  
:e)  Abstención en votación, 22.VI.1867, f. 119
+
Lo decretó y firma el Sr. Visitador General, de que certifico. Rivas (rubricado), Sabas Pérez […] (rubricado) secretario.
  
“Leídas las expresadas respuestas por el Infrascrito el 22 de junio en dicho Oratorio ante la Comunidad reunida para la votación, suspendida el día 14 por las expresadas razones y repartidas a las bolas para la ejecución del acto, se abstuvo de votar el P. Venancio, diciendo lisamente que renunciaba al voto; no tomaron las bolas para el acto los PP. FAUSTINO y Marcelino, alegando las mismas razones y dudas del día 14; no asistieron el P. Miralles, diciendo que estaba enfermo, y el P. Luis Biezma, que había salido para su pueblo el día 21 a cantar su primera Misa. Eliminados los dichos Padres, se practicó la votación por los 7 restantes siendo favorecidos con seis bolas blancas y una en contra ambos hermanos Andrés y Luis.
+
d) Comisión al s. de Dios y recepción de los votos, 10 y 15.VII.1911
  
“Y por ser verdad y para que conste, lo firmo en el expresado Colegio, a 22 de junio de 1867”. Firma: Modesto Peña.
+
El Sr. Don Luciano Rivas Santiago Pbro. Arcediano de la Junta, Metropolitana… y Visitador General de Conventos de RR. y Beaterios del Arzobispado.
  
f) Obediencia, VIII. 1868, II, f. 121 B
+
Por cuanto Sor Flora Casaus de los Ríos de Jesús, Religiosa de votos simples en el Instituto de las Hijas de la Divina Pastora de Sanlúcar de Barrameda, ha solicitado hacer su profesión de votos perpetuos, estando conforme la Comunidad, cumplidos los tres años de votos simples, y previas las formalidades marcadas en las Constituciones de las Religiosas de referencia, damos nuestra comisión a R.P. Faustino Míguez Escolapio… para que autorice y reciba los votos perpetuos de esta Religiosa con arreglo al ceremonial de la Orden, devolviendo este despacho diligenciado a esta Visita. Dado en Sevilla a diez de Julio del mil novecientos once. E. Luciano Rivas (rubricado), Sabas Pérez Toresano (?) (rubricado), Secretario.
  
“También certifico: la marcha, en agosto, de nuestro P. Faustino Míguez con obediencia de nuestro Rmo. P. Provincial al nuevo colegio de Celanova, ocupando su plaza de Director el p. José Antonio García de la Santa Cruz”. Firma: Modesto Peña, Secretario.
+
''Diligencia
  
2. Reglamentación de los internados
+
En la ciudad de Sanlúcar de Barrameda a quince de Julio de mil novecientos once el arriba comisionado previo al correspondiente exploro sin resultado contrario, autorizó y recibió los Votos Perpetuos de Sor Flora Casaus de los Ríos de Jesús conforme al ritual de su Instituto.
  
:Como que el S. de Dios fue director de internos en diversas ocasiones, creemos de interés dar idea de las normas más recientes a las que venía sometido en su actuación y a las que supo atenerse, sin merecer nunca alguna advertencia ni reprensión del Superior.
+
Sanlúcar julio 15 de 1911. Faustino Míguez.
  
:a) Extracto de la Circular del Provincial Inocente Palacios, 23.I.1859
+
Sor Flora Casaus de los Ríos de Jesús.
  
:Original en carpeta de Circulares del Archivo provincial de las Escuelas Pías de Getafe, Getafe.
+
e) Certificación de la partida de bautismo de Mª Casaus, 21.III.1924
  
[…] los Directores deben hallarse levantados todos los días a la hora de despertarse a los niños, de modo que puedan asistir en sus respectivas salas mientras los colegiales se visten, y cuidar de que recen todos con la pausa y devoción que corresponde.
+
:Original en el ASV, Nunziatura di Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1931, Rubrica 7ª, nº 13.
  
En la Misa, Rosario y demás actor religiosos han de cuidar los directores de que los niños estén con la debida compostura y reverencia que recen acordes y pausadamente.
+
:Fue suministrada a la Nunciatura por la Superiora General del Pio Instituto de Hijas de la Divina Pastora, Sanlúcar de Barrameda. Según el membrete. No sabemos en qué fecha precisa.
  
Al trasladarse los Colegiales de un punto a otro, cualquiera que este sea deben ir acompañados de sus Directores y cuidar estos de que se guarde silencio y se marche con el debido orden, sin permitir que ninguno se extravíe o quede rezagado. […]
+
El infrascrito Cura propio de la Parroquia de San Bartolomé y San Esteban de esta Ciudad.
  
El porte de los Directores con los niños ha de ser afable y cortés, decoroso y digno: no se los ha de tratar bruscamente, no imponerles motes, ni echarles en cara defectos naturales que puedan tener; pero no se les han de permitir libertades y familiaridades que los hagan atrevidos, y poco respetuosos a sus maestros. […]
+
CERTIFICO: Que en el libro trece de Bautismos de la segunda de las citadas Iglesias y al folio cincuenta y nueve vuelto se halla la siguiente:
  
Por último los PP. Directores deben tener presente, que si bien por razón de su continua ocupación con los niños está exceptuados de la asistencia a los actos religiosos de la Comunidad, y cargas de ésta, no lo están ni pueden estarlo de practicar en particular a una u otra hora todo aquello que es propio de un religioso, y contribuye a obtener la perfección”.
+
Partida. En la ciudad de Sevilla, capital de su provincia y Arzobispado, el sábado, día veinte y uno de diciembre de mil ochocientos noventa y cuatro años. D. Francisco Romero Tardíos, Pbro., de licencia Parochi, bautizó solemnemente en esta iglesia parroquial de s. Esteban a una niña, que nació dicho día, hija de don Francisco Casaus Tinoco, de Sevilla, propietario, soltero, y madre desconocida. Fueron sus padrinos S. Florencio Payela y Dña. Presentación Tinoco, a quienes advertí el parentesco espiritual y obligaciones que por él contrajeron, siendo testigos D. Baldomero Llanis y D. Juan José Delgado, solteros y ministros de esta parroquia. En fe de lo cual lo firmamos fecha ut supra. Francisco Romero= Rubricado= Catalán= Cura Teniente= Rubricado= Francisco= Casaus= Rubricado.
  
:b) Extracto de la Circular del Vicario General, P. Ramón del Valle, 8.XI.1865
+
Asimismo certifico que al margen de esta partida se halla la siguiente inscripción. Abuelos paternos: D. Joaquín Casaus y Dª Reyes Tinoco; todos de Sevilla. = Vale = Catalán Cª T.te = Rubricado.
  
:Original en Carpeta de Circulares generales: en Archivo de las Escuelas Pías de Getafe, Getafe
+
Es copia fiel.- Sevilla, veintiuno de marzo de mil novecientos veinticinco. Dr. José Muñoz (rubricado).
  
…] No se olviden los Profesores de los que la Regla nos prescribe, de no manifestar particular afecto a ninguno de sus discípulos; concedan enhorabuena al talento y a la aplicación y más aún a la virtud la consideración y premios a que son acreedores; pero nunca deben tener y mucho menos manifestar predilección por nadie, antes haciéndose todo para todos con aquel afecto, interés y delicado miramiento que se deja traslucir aún en medio de las severas reprensiones. Además estando prevenido por el Gobierno y por nuestros Superiores que se hable el idioma español en todas las Escuelas, hablémosle nosotros siempre que tratemos con nuestros discípulos, con sus familias, y entre nosotros mismos, y no debiendo consentir jamás la introducción de algunas costumbres menos propias de la niñez y juventud; celen con toda escrupulosidad los Superiores y los que están encargados de su educación que no permitan a los alumnos ni a otros en su presencia modales o maneras menos adecuadas a la decorosa modestia y fina urbanidad religiosa que debe ser el distintivo de nuestros educandos y mayormente en nuestros Seminarios; que en ellos no se fume y que ninguno de los maestros pueda dar ejemplo de costumbre, si tolerable en otros por insaluble y reñida con nuestra pobreza y más aún por ocasionadora de ausentamientos de escuela, que aunque, breves, podrán llegar a culpa grave si diariamente por la mañana y tarde se repiten. […]
+
f) Extracto: Informe del consultor D. Ángel Sánchez Surillo, 6.IV.1934
  
3. Extracto del “Libro de Registro de la secretaría Provincial sobre la admisión, órdenes, subdiaconado, sacerdocio y distintas obediencias a los colegios
+
Informando el que suscribe tiene el honor de decir a V.S. Ilma. que si bien D. Victoria de los Ríos y Martínez casó canónicamente con D. Francisco Casaus y Tinoco en 9 de junio de 1884 no pueden ser legitimadas por el subsiguiente matrimonio las Señoras, cuyas partidas de bautismo se presentan, por haber nacido, respectivamente, en las siguientes fechas […]; D. FLORENCIA en 21 de Diciembre de 1864; Dña. EMILIA en 26 de Enero de 1866; y por tanto en un período de tiempo en que D. Victoria de los Ríos estaba casada legítimamente con Don Fernando Pabón Martínez, con quien contrajo matrimonio en 16 de Marzo de 1846, no habiendo quedado viuda del mismo hasta el 16 de Mayo de 1879, en que murió Don Fernando Pabón Martínez; véase a este efecto lo que dice el Canon 1116 […].
  
:En Archivo Provincial de las Escuelas Pías de la 3ª Demarcación, Madrid.
+
Por estas razones estima… que en el presente caso estaría en su lugar la aplicación de la advertencia que se hace en la citada resolución de la Com. Pontificia: “En casos particulares acúdase a la C. C. del Concilio” V.S. Ilma., sin embargo, resolverá, como siempre, lo más acertado […].
  
:a) Licencias, 26.III.1860, pág. 90 b
+
g) Recurso a la Santa Sede, 12.VII.1934
  
“El 26 de marzo de 1860 se firmaron licencias para confesar y predicar en el obispado al P. Faustino Míguez”. Firma: Juan Ambrosio del Espíritu Santo. Secretario.
+
Emme. Ac Rvme. Domine:
  
:b) Obediencias, 4.IX.1861, pág. 95
+
Infrascriptus Ordinarius Hispalensis exponit quae sequuntur:
  
“El 4 de septiembre se firmaron Obediencias a los PP. Faustino Míguez de San Fernando a Getafe”. Firma: Calixto Soto, Secretario.
+
. Victoria de los Ríos y Montañez matrimonium contraxit cum Ferdiando Pabón die 16 martii anni 1846, et durante matrimonio commercium illicitum habuit cum Francisco Casaus Tinoco, ex quo genuit septem filias, quae baptizatae fuerunt tamquem filiae ex Francisco Casaus et matre ignota. Eae filiae sunt: […] Florencia, nata die 21 decembris anni 1864 […].
  
:c) Obediencia, 3. VIII.1868, pág. 135, b
+
2º. Mortuo Ferdinando Pabón die 16 maii anni 1879, Victoria de los Ríos matrimonium canonicum contraxit cum Francisco Casaus die 9 iunii ann. 1884.
  
“Con fecha 3 de agosto se firmaron Obediencias… para el nuevo colegio de Celanova al P. Faustino Míguez de la Encarnación procedente de Getafe”. Firma: Fernando del Rosario, secretario.
+
. Omnes septem filiae recognitae fuerunt a praedicta Victoria de los Ríos tamquam filiae suae, habitae ex Francisco Casaus in documento publico ante notarium civile confectum die 7 junii ann. 1884 […].
  
:d) Candidación, 5.VIII.1869; pág. 142, b
+
Ideo infrascriptus Ordinarius Hispalensis ad petitionem harum septem mulierum accedens, hace omnia V. Emmae. Exponit ut decernere dignetur an hujusmodi septem filiae in fide baptismi inscribi possint tanquam filiae Francisci Casaus Tinoco et Victoriae de los Ríos Montáñez.
  
“Con fecha del 5 de agosto se firmaron los títulos de Candidación para los PP. Emeterio Rubio del Carmen, Modesto García de la Purificación, Luciano González de los SS. Mártires, Faustino Míguez de la Encarnación, etc.  Firma: Fernando Lorenzo del Rosario, Secretario.
+
Sacram Purpuram E.V. omni cum devotione…
  
:e) Obediencia, 18.VIII.1869. pág. 143
+
h) Respuesta de la Santa Sede, Prot. 6397/34, 28.VII.1934
  
“Con fecha 18 de agosto de 1869 se firmó la obediencia para Sanlúcar de Barrameda al P. Faustino Míguez de la Encarnación, procedente del colegio de Celanova “. Firma: Fernando Lorenzo del rosario, Secretario.
+
S. Congregatio Concilii.
  
4. Documentos referentes a la Visita Apostólica realizada al colegio de Escuelas Pías de Getafe, 12.VIII.1862
+
Emme. Ac Rme. Dne. Mi Obsme: Examini subiecta petitione E.V. diei 12 julii 1934, circa inscriptionem in libro baptizatorum filiarum Dni. Francisci Casaus tinoco et matris ignotae, haec S.C. Concilii respondit: “Attentis expositis, nihil obstat quominus septem filiae, de quibus agitur, in fide baptismi inscribi possint tamquam filiae Francisci Casaus Tinoco et Victoriae de los Ríos montáñez”.
  
:Copia auténtica en el Archivo de las Escuelas Pías de Getafe, Carpeta “Visitas de los Superiores”.
+
Haec dum E.V. communico […]
  
:a) Acta (extracto)
+
==2. Escritos de M. María Casaus==
  
. En la villa de Getafe a 12 días del mes de agosto de 1862, y hora de las 8 de la mañana designada en la anterior diligencia el Sr. Dr. D. Pablo de Yurre Canónigo de la Sta. Iglesia Primada, comisionado especialmente por s. Emcia. El Cardenal Arzobispo mi Señor para la Visita Apostólica de la Casa y Colegio de las Escuelas Pías  de dicha villa acompañado de […] fue recibido por el P. rector de la Casa, y de toda la respetable Comunidad con la ceremonia prescrita para tales casos en el Pontifical Romano, y dirigiéndose procesionalmente al presbiterio hizo ante el Santísimo una breve oración, y pasó con la Comunidad Religiosa al Oratorio interior de la Casa y allí reunidos solo los Presbíteros dispuso que yo el infrascrito secretario leyese íntegramente el despacho de su Eminencia con el rescripto y comisión Apostólica en el que se ordena la presente Visita, […] Concluyó previniendo a los Religiosos presentes que se retiraran, y fueran luego  y fueran luego entrando cada uno en particular a la sala provincial preparada convenientemente  para el acto de la Visita, a donde se trasladó desde luego su Señoría dando principio por el más moderno al examen y escrutinio secreto según el tenor de la Comisión Apostólica, y por las preguntas que expresa el interrogatorio que va a continuación, en fe de lo cual forma y firmo  Dr. Yurre, visitador. Niceto Balugera, secretario.
+
:Ofrecemos aquí unos escritos de M. Casaus, cuyos originales se hallan hoy en el ASV, Nunziatura di Spagna, Tedeschini, Caja (1921-1931), Rubrica 7ª. Nº 13. Con los debidos premios de la Secretaría de Estado se nos ha facilitado la consulta de este fondo, de capital importancia para el presente problema, que analizamos.
  
. Interrogatorio de 12 puntos [No lo transcribimos]
+
a) A S. Santidad Pío XI, 4.XI.1923
  
. Escrutinio secreto
+
:Tenemos solo el croquis o primer esbozo, pues se le señalan los lugares donde se deben insertar los nombres de las Consejeras; lo comprueba también el tipo de papel, el añadido “quizás”… El original no hemos logrado localizarlo.
  
P. Faustino Míguez de la Encarnación.
+
Beatísimo Padre
  
Primeramente se procedió a la información secreta, y examen de los religiosos profesos que actualmente se hallaban en dicho Colegio, dando principio por el más moderno en Profesión el P. Faustino Míguez de la Encarnación de treinta años de edad, y once de religión, quien prometió decir la verdad, y preguntado al tenor del interrogatorio que antecede, dijo que en general se observaba la Santa Regla y Constituciones de la Orden, dedicándose con esmero a la enseñanza, notándose únicamente alguna frecuencia en la salida de los Religiosos. Que en cuanto a la celebración de Capítulos y elección de Prelados en los mismos había diversidad de pareceres, opinando el declarante con la generalidad por la celebración de aquellos, lo cual le había ocasionado notables agravios de parte de los Superiores, e igualmente de algunos otros que más francamente se habían adherido a su mismo parecer en este punto. Que en las Casas de la Habana es aún mayor la división por esta misma causa, si bien hay en ellas muy buena observancia religiosa. Que la asistencia al a Comunidad es cumplida en todas las necesidades, y el gobierno de los Superiores laudable fuera de alguna parcialidad por la causa referida. Que para mejor expresar sus ideas y sentimientos en cuanto al estado actual de la Escuela Pía, Historia de las variaciones en su Gobierno, motivos de esta Visita Apostólica, y medios de restituir a la Congragación todo el esplendor, perfección y prosperidad, presentaba una instancia dirigida al Excmo. Sr. Visitador Apostólico, y copia de otras que había dirigido al mismo fin al Excmo. Sr. Nuncio de S.S. en estos reinos, las que se unirán a estas diligencias para los efectos oportunos. Que es cuanto puede decir y la verdad en descargo de su conciencia, y leída que fue por él mismo esta declaración se ratificó en su contenido, y la firmó y rubricó.
+
Sor María de Jesús, religiosa del Pío Instituto de Hijas de la Divina Pastora, en Sanlúcar de Barrameda, archidiócesis de Sevilla, postrada a los pies de V.S. humildemente expone:
  
:b) Extracto: Memorial del P. Faustino para el Visitador apostólico, 12.VIII.1862
+
Que habiendo recaído sobre ella, como primera Consejera y Vicaria General en virtud de nuestras santas constituciones, el cargo de Superiora General por fallecimiento de nuestra inolvidable M. General Sor Julia de Jesús, se cree obligada en conciencia a manifestar a V.S. que está inhabilitada para dicho cargo por el Codex Iuris Canonici, can. 504, como no nacida de legítimo matrimonio, impedimento quizás oculto a las religiosas; por lo cual suplica a V.S. se digne transferir su cargo de primera Consejera a otra religiosa y el de Vicaria General a la segunda Consejera Sor… y en caso de defunción a la cuarta, sor… según está previsto en nuestras Constituciones, ya que la tercera Consejera Sor Natividad de Jesús se halla en Ultramar desempeñando una comisión, que le dio la difunta Madre General y que no puede interrumpirse sin gravísimo perjuicio, o a quien V.S. juzgue oportuno. Dios guarde a V.S. m. años. A los pies de V.S. (firma) Getafe (Madrid) a 4 de noviembre de 1923.
  
:La introducción de este Memorial pone de manifiesto la rectitud de intención y la integridad moral del s. de Dios.
+
b) Croquis de la rectificación, 15.XI.1923: original en ASV, Nunziat. Spagna, Tedeschini, 1921-1932
  
:Reduce a cuatro, además de la ilegitimidad del gobierno, las grandes causas de los males de la Escuela Pía de España al iniciarse la segunda mitad del s. XIX, a saber: la poca preparación de los superiores, su autoritarismo, el peculio de los individuos, y la fácil concesión de permisos.
+
:Rubrica 7ª, nº 13. Inédito.
  
:Ciertamente el panorama dibujado refleja la realidad histórica y demuestra la capacidad de observación y de síntesis del autor. Todo ello, en gran parte, lo descubrió y entendió desde la atalaya de las Antillas, donde se encontró con significativa representación de las otras tres provincias escolapias de España.
+
:Este escrito está a lápiz. Es de mano de la M. María Casaus: letra inconfundible y firmado por ella. La fecha es de mano distinta, probablemente de un amanuense de la Nunciatura o acaso del P. Gonzalo Etayo: tal la palabra “inhabilidad”, que acaso M. Casaus escribió incorrectamente; tacha la misma mano la frase: “en vista de esta duda”. Añade este párrafo: “Todas las religiosas… muerte”. Con este añadido resultan ilegibles dos o tres palabras de la autora antes de: “y haga… Padre”.
  
:Queremos tan solo subrayar lo que afirma del peculio. También el que fue General de toda la Orden, P. Calasanz Casanovas, ponía como una de las raíces más importantes de los males de la corporación, el peculio<ref group='Notas'>Cf. C. VILÁ PALÁ, Calasanz Casanovas, pp. 113-114. </ref>.
+
:Adviértase bien que el redactado de este escrito excluye en absoluto que sea la autora víctima de un manejo de religiosas ambiciosas, que quieren orillarla. Tiene conciencia de su inhabilidad canónica, y no de ser juguete de ajenas ambiciones.
  
Excmo. Sr.
+
[Hacia] 15 noviembre de 1923
  
Seguro de que los hombres todos, por más que alcen su grito al cielo, serán incapaces de arrebatarme el premio prometido a cuantos, sobreponiéndose a las circunstancias del momento, dicen la verdad sin máscara y de que no vine a la Religión para labrar mi dicha eterna con miramientos mal entendidos, ni siguiendo el lema favorito de ¿Vivamos! Que con tanto énfasis pronuncian otros; tomé con las fechas de las adjuntas exposiciones la pluma, para con mis toscas palabras y humildes conceptos probar a S. E. Ilma. el Sr. Nuncio Appo. La ilegitimidad de nuestro sistema de Gobierno, cual hacía tiempo lo venía deseando, e igualmente resuelto y con el mismo objeto, pongo hoy sus copias literales en las ungidas manos de V. Ema., para que, sobre interesarse de la historia fidedigna de lo que motiva esta Visita Appca. Y de mi humilde parecer en cuanto al partido que debe tomarse para salir garante de semejante empresa, vea indicadas las causas que nos arrastraron a este precipicio, a que, según los síntomas todos, parece estamos abocados.
+
Recibo su reservado, que agradezco lo indecible, pues veo que su caridad es grandísima hacia esta pobre religiosa; pero debo decirle que he procura enterarme y el caso de mi inhabilidad no es oculto, como creí; así que para descargo de mi conciencia se lo comunico a fin de que V.E. obre con toda libertad y tenga presente que (tachado: en vista de esta duda) no me he atrevido a tomar aún posesión ni la tomaré hasta su disposición. Todas las religiosas agradecerían a V.E. nos alcance de la S. Sede la autorización de adelantar la celebración del capítulo general los veintidós meses que faltan para arreglar los múltiples asuntos pendientes en vida de nuestro P. Fundador, cuya avanzada edad y achaques hace temer una próxima muerte.
  
Y son cuatro Emo. Sr., además de la ilegitimidad del Gobierno.
+
[… ilegible] y haga la caridad de ver si estará así – para [… ilegible] si lo cree preciso consulte con nuestro R. Padre. Sor María de Jesús.
  
PRIMERA: La falta de instrucción necesaria a los Superiores: 1º para dirigir establecimientos literarios como los nuestros: 2º para conocer la idoneidad de los individuos que deben poner al frente: 3º1 para vindicarlos con criterios y aplomo en el exacto cumplimiento de sus respectivas obligaciones: 4º para no haber de guiarse por el dictamen, acaso apasionado, de otro, en los informes que de la conducta literaria deben dar anualmente de cada uno: 5º […].
+
c) Al Excmo. e Ilmo. Sr. Eustaquio Ilundain, 3.II.1924
  
SEGUNDA: El error fatal en que se encuentran los Superiores creyendo que suspendido por el Diploma Appco. el efecto de nuestras Constituciones en cuanto a su elección, lo han sido también en cuanto a ellos mira y de aquí proviene: 1º que todo lo manejan, hacen a su capricho sin contar para nada con la masa de la corporación en general, ni con la comunidad en particular, de donde se origina un disgusto habitual, que motiva mil quejas y reclamaciones a que suelen contestar con el osado y díscolo, así llaman al que se atreve a inquietarlos, y más siendo importunados o pudiendo hacerles sombra: […].
+
La paz del Señor nos guíe. Desde el fallecimiento de nuestra inolvidable M. General vengo supliendo el cargo por ser la Vicaria. Tengo un asunto grave que consultar con V.I., y le suplico haga la caridad de citarme día y hora para pasar a comunicarle y consultarle dicho asunto. Le prevengo sea después del 7 del corriente, pues dicho día he de ir a Cádiz para el embarque de unas religiosas, pero urge dicha consulta. Perdone a la última de sus hijas, que se atreve a molestarle confiada en su bondad de Padre. No olvide ante Jesús a esta pobre religiosa que confía en su paternal corazón. B.S.P.A. Sor María de Jesús.
  
TERCERA: los peculios, de donde resulta: 1º una infracción continua, por más que se diga, del voto de pobreza: 2º el más reprensible frenesí por entrar en los seminarios para mejor acrecer esos idolillos que nos hacen olvidar el: “Nolite thesaurizare vobis tesauros in terra”, 3º el desprecio con que, por consiguiente, se mira ya la educación de la infancia desvalida, que no ofrece lo que la bien acomodada: 4º el bajo concepto que de nosotros se forman los seglares que tan apegados nos ven a lo que una vez renunciamos […]: 5º una envidia devoradora, efecto inmediato de la preferencia en la provisión de los oficios y puestos que más ofrecen, y funesta carcoma que va corroyendo el sostén de toda Corporación religiosa, la caridad que une a sus miembros y les hace soportables los sinsabores que trae consigo su profesión: 6º mayor facilidad en muchos para salir de vacaciones sin necesidad alguna […].
+
d) Al Nuncio de Su Santidad 16.II.1924
  
CUARTA: la facilidad con que los Superiores conceden la salida especialmente a ciertos y cierto, aunque la necesidad no urja, tanto de vacaciones como de paseo, máxime sin compañero […].
+
:Original en ASV, Nunziat. Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1931,
  
Y debo añadir en conciencia, porque estoy seguro que muy pocos podrán hablar de este modo, que no son exclusivas de éste o aquel Colegio , ni de la Provincia de Castilla solamente, sino que, y acaso en mayor escala, se extienden también las otras tres, lo mismo a las casas que tenemos en las Antillas, que fueron mi atalaya para descubrir y saber lo dicho y mucho más, y de donde me han escrito algunos de mis hermanos en el Señor y antiguos compañeros, que esperaban con las mayores ansias la Visita y que habían sabido con superior disgusto de parte del P. Comisario Appco., que no llegaría a dichos Colegios, pidiéndome en consecuencia tuviese a bien de manifestárselo así a V. Ema. Y suplicarle de antemano se digne acoger benigno, cuando le envíen su adhesión a los sentimientos que llevo expuestos y que aseguran ser también los suyos.
+
:Rubrica 7ª nº 13. Inédito.
  
Así lo espera su más humilde Cappn. de la innata bondad de V. Emcia. cuya vida guarde el cielo muchos años.
+
Eminentísimo Sr. Nuncio de Su Santidad: Tengo el honor de enviar a V.E. el escrito ordenado. No sé si estará en debida forma; del bondadoso y paternal corazón de S. Eminencia espero me indicará si en él hubiese incorrección involuntaria.
  
Escuelas Pías de Getafe, Agosto 2 de 1862. Besa respetuoso el anillo de V. Excia. Faustino Míguez.
+
Le suplico ante el Divino Corazón tenga caridad de estas sus pobres hijas, que a mi pobre juicio creo que, obteniendo una dispensa de S.S. que cubriera toda mi vida religiosa, se lograría la paz después de castigar a las delincuentes. Perdone, en caridad, amado Padre, a esta tan atribulada de sus hijas, que solo aspira a cumplir la voluntad de su Dios y morir en su santo servicio y con ese corazón lleno de caridad para todos, bendiga a esta indigna religiosa, que espera sumisa sus santas órdenes confiada en su bondad. B.s.p.a. Sor María de Jesús.
  
ANEXOS
+
e) Escrito de Mª Casaus al Nuncio, 16.II.1924
  
:Memoriales al nuncio de S. Santidad en Madrid en Madrid. Lorenzo Barili. Originales hoy en el Archivo Secreto Vaticano, Fondo Nunciatura de Madrid, Caja 441, -carpeta 100, Sección XLII (B) titº 7. Inéditos.
+
:Original en ASV, Ninz, Spagna, Tedeschino, Caja 1921-1931, Rubrica 7ª, nº 13. Inédito.
  
No los reproducimos por su extensión. Comienzan asi:
+
En nombre de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo digo: Que habiéndome ordenado su Eminencia, el Nuncio de Su Santidad, que al llegar a nuestra casa de Getafe el día doce de los corrientes, ordenase a las religiosas Sor Concepción de Jesús, 2ª Consejera General, y a Sor Margarita de Jesús, me entregasen una carta-orden, que su Eminencia había enviado para convocar el capítulo y que me presentara a S.E. con las dichas religiosas el viernes 15. Las religiosas se resistieron a creerme, e insistiendo una servidora, Sor Margarita de Jesús, entre otras expresiones, dijo que S. Eminencia no tenía autoridad sobre nosotras por estar aprobadas por Su Santidad y que estaban ya las cosas arregladas, que los cánones lo mandaban y que consultase Su Eminencia a los canonistas. Que no tenían obligación de ir hasta que se lo mandase por escrito… Después de grandes reconvenciones a una servidora, la M. Concepción de Jesús , 2ª Consejera General, me dijo: Que una servidora ni era, ni había sido religiosa desde que entré en la religión, hace 30 años, porque habían podido averiguar, que, siendo preciso ara mi admisión en la religión dispensa de S.S. por tener falta canónica, y no existía dicha dispensa, no era religiosa y mucho menos Vicaria General, que en vista de ello, ella como 2ª Consejera era la Vicaria y por tanto había formado nuevo Consejo, compuesto con las religiosas Sor Luisa de Jesús, 4ª Consejera General, Sor Margarita de Jesús, Superiora de la casa de Monforte, Sor Amada de Jesús, superiora de la casa de Sanlúcar y Sor Anunciación de Jesús, religiosa de la casa de Getafe. El orden en que estaban distribuidas lo ignoro. Que tenían que marchar inmediatamente todas a la casa de Sanlúcar para el arreglo de las cosas. A más que como a una servidora la habían ordenado por santa obediencia las religiosas Sor Concepción de J. y Sor Luisa de J. y Sor Amada de Jesús, que estuviese en esta el domingo 10 y no llegué hasta el 12, me juzgaban por los Principios de Gobierno.
  
“Si hay ocasiones…”, 11.II.1861
+
Insistí en que me entregasen la carta y que viniesen a ver a Su Eminencia las dos religiosas y se enterasen y contestaron que hasta recibir orden escrita que no irían a ver a S. Eminencia; acto seguido tomaron el tren y marcharon las cinco religiosas. A una servidora, entre el asombro y el horror de pensar que no era religiosa, me avisó una religiosa y me dijo: que estaba separada de la comunidad y que tenía prohibido dirigirme la palabra ninguna religiosa y me indicó la habitación que ocupo desde la tarde. Getafe 16 de febrero de 1924. Firmo lo dicho. Sor María de Jesús.
  
“Temiendo abusar…”, 13.II.1861
+
f) Al Nuncio de S. Santidad, 2.III.1924
  
5. Extracto: Circular del Rmo. P. Ramón del Valle, General de las Escuelas Pías de España sobre la observancia de las Constituciones, 20.I.1865
+
:Original en ASV, Nunz. Spagna, Tedeschini, 1921-1931, Rubrica 7ª, nº 13. Inédito.
  
:Publicada por C. RAZABA, Historia de las E. Pías en España, IV, pp. 253-258.
+
:Denuncia el escrito del P. Faustino Míguez dando a conocer a toda la Congregación su inhabilidad canónica por ilegítimos natales. Se lamenta de que está duramente vigilada.
  
<div style='text-align:center'>ACCIPE LIBRUM</div>
+
Perdone S.E. le vuelva a molestar; pero no me ocurre duda de si a mi carta la habrán dado salida, pues es tal el rigor a que me tienen sujeta en este encierro, que llevo 18 días tan incomunicada que ni aún la superiora le permiten me hable.
  
“Estas dos palabras, grandemente significativas, nos dirigió con inspirada voz y conmovedor acento el venerable Prelado, Emmo. Visitador Apostólico de las Escuelas Pías de España, al tomar y alargarnos el libro de nuestras Constituciones, en el acto solemne de nuestra toma de posesión […]
+
Pero lo que hoy me obliga a recurrir a la piedad de V.E. es que al ver esto tarda, y les ha podido mucho el que una servidora haya buscado amparo en V.E. han formado un escrito cruel, firmado por nuestro anciano fundador, que como sabe V.E. tiene 92 años y apenas puede con la pluma, donde para dar a conocer a la Congregación el motivo del nuevo Consejo, se publica el motivo de mi inutilidad, poniendo al descubierto un secreto y sobre todo, la falta de mis pobres padres. Esto es dolorosísimo para el corazón de una hija! Mis padres (q.e.p.d.) vivieron cristianamente y así educaron a sus hijas, que hasta después de su muerte no supimos el secreto; a más, Dios N. Señor, todo misericordia con el pecador arrepentido, seguramente los perdonó, pues sus hijas, les vimos morir recibiendo los santos sacramentos. Señor, ¿es justo se desprecie a unos padres ante su pobre hija, que hace 30 años sirve a N. Señor en esta santa Congragación? Señor, yo sufriré todo lo que quieran, pero respeten las cenizas de mis queridos e inolvidables padres. ¿Por qué me admitieron en la comunidad? ¿Por qué me presentaron para este cargo? Perdone V.E. mil veces a esta pobre religiosa y por el amor sagrado que tiene en su buen corazón, por el amor a sus padres, tenga piedad de esta pobre hija, que le ponen a los suyos al desprecio de mis queridas hermanas. ¡Ay Jesús mío! Sólo confío en nuestro Señor que le inspirará a V.E. el medio de evitar este daño […].
  
En virtud de los hechos y de las razones expuestas, no podemos dispersarnos de mandar y de hecho mandamos lo siguiente:
+
g) Datos históricos acerca de la m. María Casaus de Jesús hechos por ella misma el 29 de marzo de 1924, en Getafe, 29.III.1924
  
1º En todas nuestras casas se leerá esta Circular tres días consecutivos delante de toda la Comunidad reunida al efecto a toque de campana. Si hubiere enfermos o ausentes, queda a cargo de los Rectores hacer que las lean o que se les lea.
+
:Este escrito es transcripción oficial de los datos suministrados por la religiosa. La escritura es de mano del Visitador General de Religiosas de la diócesis de Madrid, don Emilio Rodríguez Quevada o de su escribiente o amanuense. Aparece esta letra en todas las declaraciones que presentaremos. Está escrito sobre papel timbrado de la diócesis: escudo episcopal y leyenda: “Obispado de Madrid-Alcalá”. Llena once caras de seis grandes folios. Hemos numerado sus párrafos. Como que entre estos intercala observaciones con el título “Nota”, estas notas señalamos con letras mayúsculas (A, B…).
  
En el primer día de esta lectura, o, a más tardar, en el segundo, se encabezará un pliego de papel, o medio pliego donde haya pocos, con estas dos preguntas:
+
:En realidad este escrito comprende cuatro partes: a) la primera expone datos biográficos de la religiosa Mª Casaus; b) los sucesos ocurridos desde el fallecimiento de M. Requena; c) comentario al escrito del 27 de febrero elevado por el Consejo General al Santo Padre (página 6); d) observaciones al otro escrito de dicho Consejo, sin fecha, dirigido igualmente al s. Pontífice, desde Sanlúcar de Barrameda (pp. 7-11).
  
1ª Hijos de Dios y de San José de Calasanz, ¿Queréis la fiel y perfecta observancia de vuestras leyes y reglas de perfección cristiana?
+
:Es de capitalísima importancia. Se entregó al Nuncio, que había recibido de la Sda. Congregación de Religiosos ambos escritos para que informase sobre ellos. Y realmente fueron la base de su respuesta a Roma.
  
2ª ¿Es falso que nuestro Rdmo. P. ex Comisario Apostólico, Padre Jacinto Felíu, haya alterado nuestras Constituciones o añadido a ellas algún Capítulo?
+
[1ª pág.]
  
Todos han de responder por escrito a las dos preguntas: los que quieren lo primero y tienen por falso lo segundo, escriban el monosílabo sí y en seguida su nombre y apellido del siglo y de la religión y su firma: los negativos pondrán su No y lo demás. El Rdmo. P. Vicario General y los M.R.P. Provincial firmarán también en la casa de su residencia. A los ausentes se les mandarán las dos preguntas para que firmen el Sí o el No. […]
+
1. La Madre María Casaus de Jesús nació en Sevilla, tiene cerca de 60 años que pertenece al “Pío Instituto de Hijas de la Divina Pastora”, cuya casa generalicia está en Sanlúcar de Barrameda.
  
De haberse fielmente cumplido estas nuestras disposiciones, darán el correspondiente parte de los Padres Rectores a los M.R.P. Provinciales, y éstos a Nos, remitiéndonos sin demora los `liegos con las preguntas ya expresadas y con las firmas de todos los religiosos de cada Casa. […]
+
2. Hizo nueve meses de postulantado: 2 años de noviciado, 14 años de votos simples: 13 de votos perpetuos: en total más de 30 años en el Instituto, contando las diferencias de meses que no recuerda.
  
6. Candidación para el cargo rectoral, 6.VII.1866
+
3. Ha sido Maestra de novicias varias veces bastantes años: superiora local de Chipiona y Sanlúcar muchos años: Consejera 25 años; Vicaria General del Instituto desde 1919 y lo era al fallecer la última superiora general el 28 de octubre de 1923.
  
:En las Acta Capituli Provincialis Castellae, 1.VII.1866: en el Archivo de la Vicaría General de las E. Pías de España, Salamanca.
+
4. Todo esto se puede probar con los libros del Instituto; como igualmente que jamás protestó nadie al ser elegida para ninguno de los cargos citados: nadie podrá decir que ella aspiró, pretendió ni buscó ningún cargo; por los libros y por multitud de testigos se puede averiguar su conducta como religiosa.
  
:Dado el laconismo de este texto, quedamos sin saber la razón o motivo que originó el consejo del Rmo. P. Vicario General y la determinación de los PP. Capitulares para no conceder al S. de Dios la candidación: posiblemente la enfermedad, que ocasionó su retorno de Cuba a la península, quedando casi un curso sin enseñar, con lo cual no tenía los diez años completos necesarios. Tal vez tampoco quisieron aprobar como tiempo hábil el curso entero, que enseñó fuera de la Provincia, esto es, en Cuba.
+
5. Entró en el Instituto sin dote por tener título de Maestra, a pesar de ser superiora y Vicaria, jamás se dispensó de tener clase; trabajó incesantemente para el Instituto, el cual se ha aprovechado de su trabajo y de su título, a pesar de hallarse algunas temporadas delicada; pero como se creyó consagrada al Instituto, no se dispensó de la clase ni el trabajo, como han hecho varias superioras.
  
“Die sequenti 6ª Julii hora octava matutina…
+
[2ª pág.]
  
“Postea actum est de Candidatione P. Faustini Míguez ab Incarnatione et praevio Rmi. Vicarii Generalis consilio, de gravi ratione et comuni consensu visum fuit PP. Capitularibus Congragationem Provincialem futuram proedictum posse P. Faustinum candidari”.
+
Relación de los hechos tal como se han desarrollado desde 28 de octubre de 1923, fecha del fallecimiento de la última superiora general: los expuso M. María Casaus de Jesús el 29 marzo 1924.
  
7. Consagración y voto de ánimas emitido por el S. de Dios, 8.II.1866
+
6. Fallecida la M. General el 28 octubre de 1923 en Sanlúcar, el 3 de noviembre de 1923 llegaron a Getafe M. María Casaus y otras dos Consejeras que residían en Sanlúcar.
  
:Original en el Archivo de la Curia General de las Religiosas de la Divina Pastora, Madrid. Publicado por A. DEL ÁLAMO, Biografía del S. de D. P. Faustino Míguez escolapio, Madrid 1975. p. 66.
+
7. El siguiente día 4 de noviembre, el Rdo. P. Míguez Fundador del Instituto, pone en manos de M. María Casaus un borrador de preces al Santo Padre [lo tiene M. María Casaus] cuya síntesis es: “que siendo de origen no legítimo, impedimento quizás oculto a las religiosas, se digne S. Santidad transferir sus cargos de Consejera 1ª y Vicaria General a la 2ª Consejera o a las demás según las Constituciones”. =Escrito por M. Casaus fue enviado al Emmo. Cardenal Protector, quien inmediatamente contestó: “que siguiera todo igual y que lo presentaría a Su Santidad”. =El reservado del Emmo. Cardenal Protector lo ha de tener el Rdo. P. Míguez.
  
Para mayor honra y gloria de Dios, uno en Esencia y trino en Personas; para alguna imitación de mis dulce Redentor Jesucristo, y para muestra de mi cordial esclavitud a la Madre de la Misericordia, María Santísima, Madre amorosa de todas las almas del Purgatorio: Yo, el P. Faustino Míguez de la Encarnación, pretendo ser redentor de aquellas pobres almas encarceladas por deudas de pena a la divina Justicia y por faltas de obras satisfactorias: Y en aquel modo que puedo, lícitamente y sin pecado alguno, libre y espontáneamente, hago voto de redimir aquella alma o almas que quiere o quisiere la misma V. Madre, renunciando yo, y haciendo donación de mis obras satisfactorias propias o participadas, tanto en vida como en muerte: por tanto hago y confirmo este voto sin obligación a pecado.
+
8. Hacia el 15 de noviembre de 1923 me presentó el Rdo. P. Gonzalo (lugarteniente del P. Fundador) otro borrador de Preces o aclaración de las anteriores (lo tiene M. Casaus), cuyo contenido es: “El caso de mi inhabilidad para los cargos, según me he enterado, no es oculto, sino público, por lo cual no he tomado posesión ni la tomaré de los cargos, que me correspondían, sin recibir contestación sobre lo que se disponga. Lo expongo por si cree debe conocerlo S. Santidad” =Escrito por M. Casaus de nuevo, se remitió al Emmo. Cardenal Protector, el cual no ha vuelto hasta la fecha a contestar palabra. Como un mes permaneció en Getafe, después del cual el Rdo. P. Fundador la mandó a Sanlúcar con encargo de que dijera que había hecho la renuncia y esperaba la contestación: que permaneciera en su puesto, pero que hiciera los menos actos posibles de superiora. Todos, no obstante, la trataron como superiora.
  
Y en caso de no tener yo bastantes obras satisfactorias para pagar las deudas de aquella alma o almas escogidas por la misma Madre de Misericordia y para satisfacer las mías por mis pecados, que detesto de todo corazón, con firme propósito de nunca más pecar, me obligo y quiero pagar en la cárcel del purgatorio con penas todo lo que me faltare de obras satisfactorias.
+
A. Nota. Sin resistencia ni protesta alguna escribió y envió bajo su firma las Preces indicadas; porque ni pretendió esos cargos ni tiene interés en conservarlos: a lo que no se allanará nunca es a dejar de pertenecer a este Instituto, como se pretende.
  
Y lo declaro y confirmo citando por testigos a todos los vivientes, en las tres iglesias, triunfante, penitente y militante. En Getafe a 8 de Febrero de 1866.
+
[3ª pág.]
  
Faustino Míguez de la Encarnación (rubricado)
+
10. El 25 de enero de 1924 (cree fuese ese mismo día: acaso si no el anterior o posterior] llamó el R.P. Fundador a Getafe a M. Casaus y demás Consejeras para acordar los últimos detalles de una nueva fundación o casa en América (Buenos Aires): a los dos días envió a M. Casaus a Sanlúcar con orden de arreglar todo lo perteneciente a la marcha de las religiosas destinadas a esa nueva casa, documentos, autorizaciones, billetes, etc. etc., en Cádiz.
  
8. Acta del establecimiento de las Escuelas Pías en Celanova, escrita por el S. de Dios, 15.VIII.1868
+
11. El 31 de enero recibe del R.P. Fundador este telegrama: “Esté aquí el martes”. Al siguiente día un telefonema: “Véngase con M. Loreto [a Getafe]” [Ésta era una de las designadas para América]. Contestó que estaba (por telegrama) ultimando todo lo oficial referente a  la marcha de las religiosas a América: si se hubiera suspendido, no hubieran marchado: marcharon.
  
:Original de la Carpeta “Asuntos del Proceso de Beatificación del R. P. Míguez”: en el Archivo Provincial de las E. Pías 3ª Demarcación, Madrid.
+
B. Nota. (El día de salida del vapor era fijo, los billetes comprometidos y los papeles en trámite: mas no se dio ninguna orden de suspender, nada de esto) por eso marcharon.
  
En la villa de Celanova a quince de Agosto del mil ochocientos sesenta y ocho, reunidos a las diez de la mañana en el Ex. Monasterio de Benedictinos, el Excmo. e Ilmo. Sr. D. José Cuesta, Obispo de Orense y Presidente Honorario, el Sr. Lucas F. Quiñonés, Gobernador Civil de la Provincia y Director del Acto, el Ilustre Ayuntamiento de dicha Villa, presidido por su Alcalde Primero D. Manuel Valcárcel, el Sr. Diputado a Cortes por el distrito D. Cesario Fernández de Losada, el Rmo. P. Ramón Valle del Corazón de Jesús, Vicario General de las Escuelas Pías de España y sus posesiones ultramarinas, el P. Rector y la Comunidad de RR. PP. Escolapios, el Sr. Juez de 1ª Instancia del Partido, varios Sres. Diputados Provinciales y otras muchas personas distinguidas que formaban el numeroso concurso; se leyó el Real Decreto de dos de diciembre último, comunicado a su E. Ilma. por el Exmo. Sr. Ministro de Gracia y Justicia, por el que se autoriza la Erección Canónica y legal de un Colegio de RR. PP. Escolapios en dicho Ex. Monasterio según las bases estipuladas al efecto y real Orden del Fomento de 19 de feb. Último.
+
C. Nota. (El P. Fundador no ejerce ninguna superioridad sobre las religiosas, que tienen sus Constituciones aprobadas).
  
En seguida el Sr. Gobernador Civil, en nombre de S. M. la Reina (q.D.g.) declaró legalmente instalado el referido Colegio y abiertas las Aulas de Instrucción primaria y la Cátedras de primer período de segunda enseñanza, para el curso Académico de 1868 a mil ochocientos sesenta y nueve y bosquejó con diestras pinceladas los beneficios que las Comunidades Religiosas presentaron en todos los tiempos a las Letras, a las ciencias y a las Artes, y a la Sociedad entera y lo que Celanova y toda la Provincia se prometen del primer Colegio Escolapio que se establece en el reino de Galicia, terminando con un entusiasta: ¡viva! A ntra. Augusta Soberana Dª Isabel 2ª, repetido por los presentes.
+
12. El 3 de febrero de 1924 por la noche, sin previo aviso, se presentó en Sanlúcar la superiora local de aquella casa, Madre Amada; a la mañana siguiente, sin decir palabra a M. Casaus, dio orden a la portera de entregarle el correo oficial, que ella se tomó por su mano cuando M. Casaus, extrañada, le indicó que le devolviera el correo, contestó M. Amada: “que tenía orden de que le entregara las llaves y todo (que se lo fue tomando por sí misma , sin intervención de nadie), añadiendo a M. Casaus, que no era ni Vicaria ni Consejera ni religiosa y que apenas marcharan las religiosas a América, tenía que venirse con ella a Getafe: (tacha: a lo que repuso M. Casaus que no iría) y que había abierto la Caja General de Instituto ella sola: a lo que repuso M. Casaus: “que no iría sin ver antes al Sr. Arzobispo y al Sr. Nuncio”.
  
Después el R. P. Rector, enumerando rápidamente las ventajas de una buena educación y manifestando que la base de ésta era la moralidad, objeto principal del Instituto Calasancio, dio las gracias en su nombre y en el de la Comunidad a todas las Autoridades, Corporaciones e individuos que habían contribuido al plantamiento del Colegio en esta villa y prometió consagrarse con los demás al fomento de los caros intereses que se le confiaban. Luego todos los concurrentes pasaron a la Iglesia. Su E. Ilma. que celebró de Pontifical, entonó un solemne Te Deum en acción de gracias al Todopoderoso y encomió al Pueblo en un acción de gracias sentido, paralelo sus reconocimientos a S. Rosendo, ya como Fundador del Monasterio que dio su nombre, ya como protector del Colegio que se honra con el suyo. Celanova 15 de agosto 1868.
+
13. Por la tarde M. Casaus escribió al Rdo. P. Fundador pidiéndole que la explicara si había alguna orden de Roma o que la explicara el proceder de m. Amada, añadiendo que no tenía inconveniente en entregar todo, pero que deseaba conocer la orden para cumplirla: de todos modos que sin ver al Superior (Arzobispo o Sr. Nuncio) no iría a Getafe.
  
Lucas García Quiñones
+
[4ª pág.]
  
Faustino Míguez, Secretario
+
D. Nota. (Conste que M. Amada no presentó, para obrar como obró, orden ni carta ni en ninguna otra forma algo que fuera expresión de la voluntad de los superiores. Requerida para ello también por la M. Maestra de novicias, que se opuso a estos atropellos, contestó M. Amada: “Ya vendrán y se leerán delante de todas”. Mientras tanto hizo público en toda la casa y noviciado que M. Casaus no era nada, ni religiosa y la causa, a saber, por su ilegitimidad. Conste también que el Rdo. P. Fundador se sabe que recibió carta de M. Casaus, pero aún no ha contestado).
 +
 
 +
14. El 5 de febrero marchó M. Casaus acompañada de una de las religiosas destinada a América, a Cádiz, a preparar la marcha de las de América.
 +
 
 +
15. El 6 de febrero fue M. Amada a Cádiz con las restantes destinadas a América reuniéndose a Casaus y compañera, a despedir a las viajeras a América.
 +
 
 +
16. El 7 febrero noche regresaron M. Casaus y M. Amada a Sanlúcar.
 +
 
 +
17. El 8 febrero dijo M. Casaus a M. Amada: “Tenga la bondad de remitir 200 ptas. a Cádiz a D… que las anticipó para los billetes, por no haber tenido yo bastante”. Contestó M. Amada: “No las envío ni de la Caja General ni de la casa y mañana se tiene que venir conmigo a Getafe”. Repuso M. Casaus: “No voy sin ver antes al Sr. Arzobispo”. Entonces, 8 de febrero la entregó M. Amada la orden de Obediencia (que conserva M. Casaus) de fecha 1º de febrero 1924!!!
 +
 
 +
E. Nota. (Co las religiosas de Sanlúcar se pueden fácilmente comprobar fechas y hechos).
 +
 
 +
18. El 9 febrero marchó M. Amada a Getafe y M. Casaus a Chipiona y desde aquí a Sevilla a ver al Sr. Arzobispo, como lo hizo ese mismo día, recomendándola este que viera al Excmo. Sr. Nuncio: ese día regresó a Sanlúcar.
 +
 
 +
19. El 10 febrero M. Casaus se quiere venir a Madrid y Getafe viendo al paso al Excmo. Sr. Nuncio: mas la M. Amada había dejado orden de no entregarle ningún dinero. La M. Maestra de novicias contraviene esta orden y la entregó de los fondos de la casa 75 ptas. Con la que viene a Madrid.
 +
 
 +
20. El 11 de febrero de 1924 ve al Excmo. Sr. Nuncio.
 +
 
 +
[5ª pág.]
 +
 
 +
21. El 10 de febrero de 1924 se celebró en Getafe el Consejo y allí se declaró Vicaria General a la Madre Concepción Hidalgo de Jesús.
 +
 
 +
22. El 11 de febrero 1924 la M. Casaus, después de visitar al Excmo. Sr. Nuncio marchó a Getafe, quedando inmediatamente encerrada en su habitación e incomunicada con todas las religiosas de la casa y del Instituto, como también con todo persona de fuera.
 +
 
 +
23. En estas condiciones continúa, sin que se la haya comunicado hasta este momento ni por qué se la ha impuesto semejante castigo.
 +
 
 +
24. Hace 20 ó 25 días llamó el P. Gonzalo a M. Casaus a la sacristía y la leyó una circular escrita a máquina, firmada por el Rdo. P. Fundador, en la que se hablaba de su ilegitimidad y que ya no tenía cargo alguno en el Instituto y que esa circular estaba hecha para leerla en todas las casas del Instituto. La M. Casaus no sabe si la han leído o no en las casas, pero si es lo cierto que han hecho que todo el Instituto esté enterado del asunto de la ilegitimidad y que no tiene cargos: en la actualidad el tema es que Madre Casaus no es ni religiosa.
 +
 
 +
F. Nota. El Rdo. Padre Fundador tiene en su poder la contestación del Emmo. Cardenal Protector: “Que todo siga igual”.
 +
 
 +
G. Nota. La M. Casaus pidió hace 12 ó 15 días a la superiora local ver al Sr. Nuncio: esta contestó que lo preguntaría al Rdo. P. Fundador: éste preguntado dijo: “Que no”.
 +
 
 +
[6ª pág.]
 +
 
 +
''Algunas observaciones sobre el escrito de 27 de febrero remitido por el Consejo al S. Padre.
 +
 
 +
25. a) A los números 1º y 2º: en ellos se exponen actos del Consejo General, de los cuales responderá el mismo Consejo que se reunirá en Getafe el 27 febrero 1924.
 +
 
 +
b) Respecto a si la M. Casaus es fruto de doble adulterio o de uno solo, incluso si es ilegítima, las pruebas corresponden a quien afirma.
 +
 
 +
c) Contra el Nº 3º debe protestar: 1º porque rigiéndose el Instituto por Constituciones aprobadas por la S. Sede, en ellas ninguna autoridad reconoce al P. Fundador para llamar ni ordenar nada a las religiosas de este Instituto.
 +
 
 +
2º Porque, cuando el día 8 de febrero se me entregó la orden de Obediencia de fecha 1 de febrero de 1924 expuse que era parte de mi urgencia ver al superior: no pudo haber, por tanto, desobediencia.
 +
 
 +
3º Porque para acusarme de desobediencia era preciso antes saber si yo debía obedecer o mandar; necesitaba yo conocer que canónicamente yo no era Vicaria General: esto no se podía saber constando que la única contestación de Roma era “esto todo sigue igual”.
 +
 
 +
4º El Consejo en que se n nombró nueva Vicaria General es de 10 de febrero de 1924 y prescindiendo si fue legítimo o ilegítimo, no podía obligar el 1º de febrero de 1924.
 +
 
 +
H. Nota. Todo lo demás de este escrito al S. Padre no me interesa directamente.
 +
 
 +
[7ª pág.]
 +
 
 +
''Observaciones al escrito dirigido al Santo Padre por el Consejo reunido en Sanlúcar de Barrameda (sin fecha).
 +
 
 +
26. I. Nota previa. (Obsérvese que la letra de este escrito es exactamente la misma que la de una de las Consejeras firmantes, a saber: “Sor Margarita Artime de Jesús”. Esta coincidencia es de extraordinaria importancia y acaso la explicación de gran parte de lo que en este asunto hay oculto. Sor Margarita Artime de Jesús actual Consejera y Secretaria General tiene en el Instituto un historial poco ejemplar: ha logrado con diversas artes tener dominada a la anterior General y en los pocos días que hace fue nombrada la nueva Vicaria, ya la tiene dominada en absoluto y la acompaña a todas partes: con razón se cree aspira a ser elegida General: tiene gran valimiento con el P. Gonzalo y así como logró ser nombrada Consejera y Secretaria del Consejo de Getafe de 10 de febrero de 1924, se cree con fundamento que aspira al Generalato: responde creencia a su historia y modo de ser. Sor Margarita Artime se propone cobrar una cuenta que tiene pendiente con M. Casaus; más adelante se verá a qué obedece.
 +
 
 +
a) A los N.os 1º, 2º, 3º, 4º y 5º mucho se podría decir: algo ya va dicho y no debe repetirse; pocas indicaciones pueden ahora bastar.
 +
 
 +
1º. Que en esos números no aparece ningún hecho mío punible: se habla de hechos de otras personas que responderán por sí:
 +
 
 +
[8ª pág.]
 +
 
 +
2º. Se deduce que yo entré en el Instituto, tomé el hábito y profesé sin violentar a nadie ni sobornar ni ocultar: si hubo algo de esto último no fui yo ciertamente: es más a mí misma se me ocultaba lo que se hacía, ni yo me ocupé de papeles ni de allanar obstáculos ni de buscar facilidades: yo sólo tuve la mirada puesta en ser religiosa con la más recta intención y con la mayor perfección que a mis años era dado.
 +
 
 +
b) Se dice en el Nº 3 que hay una solicitud mía en que dice que soy hija legítima: no conozco, o no recuerdo de semejante instancia, si las viera, podría afirmar o negar, mas en todo caso eso confirma lo dicho, que me la pondrían así para algún fin aprovechando mi desconocimiento, en aquella época, de lo que hubiera sobre mi origen.
 +
 
 +
c)  De todos modos como el ingreso en un Instituto religioso no se hace solamente con la instancia, sino que debe acreditarse con documentos oficiales, o sea, partidas sacramentales, era inútil poner en la solicitud una cosa, si las partidas sacramentales contenían cosa distinta en ese sentido parece necio a más de peligroso, presentar una solicitud en discordancia con documentos de más valor como son las partidas sacramentales.
 +
 
 +
3º. Por eso más que presentar este hecho (si existe, que no lo sé) como el triunfo de un fraude o un engaño, lo que ello pregonaría sería el interés del Instituto en pasar por lo que dice esa instancia y no por lo que  digan las partidas sacramentales (ese interés es más que probable, pues fue eso en los comienzos del Instituto (soy de las primeras) y se pretendía tener pronto, cuanto antes, contar con [pág. 9] número de religiosas: empeño, si bien lógico y natural, en este caso explicaría que se pasara por todo para tener religiosas; o bien revelaría el estado lamentable del Instituto que pasó, dio carta blanca a las que hoy presenta como enormidades, sin tener en cuenta, que, admitido el hecho que contra mí se alega, no se podría tener gran seguridad de que las actuales religiosas estén bautizadas, pues conocida la diligencia, que acusa la instancia admitida sin réplica ni protesta por parte del Instituto, una judía o una mora pudo ser admitida con solo poner en la solicitud “que estaba bautizada”.
 +
 
 +
4º. Es grandemente significativo que, como en los citados números se dice, llegara yo, pasando por todos los demás, al segundo cargo del Instituto sin protesta de nadie, nunca ni atisbos siquiera de duda acerca de la legitimidad de i profesión ni de que fueran canónicos los puestos que ocupaba; sólo ahora es cuando llega la duda o se aprovechan de todo para cortarme el paso y negarme hasta la permanencia en el Instituto, incluso negándome el derecho a ser religiosa.
 +
 
 +
J. Nota. (No se olvide que fui de las primeras que ostentaron título de Maestra en  el Instituto).
 +
 
 +
5º. Por eso aplicando el “cui prodest” hay que decir que si el Instituto conocía mi ilegitimidad y no protestó y no me rechazó, provecho le iría en ello; por cierto que bien se ha aprovechado. Y que la conocía no cabe dudarlo, pues en el número 1º dice que el Arcipreste D. Francisco Rubio, en nombre del Emmo. Cardenal Sanz y Forés [pág. 10] la despidió en cumplimiento de las Constituciones el año 1894.
 +
 
 +
6º. Al Nº 6: la conducta sediciosa de M. Casaus. La M. Casaus. La M. Margarita Artime se hallaba de superiora en Martos, pero era su sueño serlo en Sanlúcar como casa generalicia; empleó para ello todos los medios aun simulando  que era perjudicial para ella por la salud permanecer en Martos; rogó y suplicó al Consejo y cuando en él M. Casaus se opuso y razonó que eso no convenía, logró que el Consejo rechazara la pretensión de destinar a M. Margarita Artime a Sanlúcar, no obstando tener ésta muy de su parte a la M. General: la cual parece ser que indignada dijo que no escribieran las religiosas a M. Casaus ; así lo supo M. Casaus, y como lo dijera, más indignó esto a la General; por lo que en un Consejo en Getafe, presidido por el Rdo. P. Fundador, se empeñaron en saber de labios de M. Casaus quien la había dicho semejante cosa; M. Casaus insistió siempre en que no lo podía decir y que su confesor se lo había prohibido.
 +
 
 +
Esto exasperó incalculablemente a M. Margarita Artime: ¡¡a esto llaman sedición!!
 +
 
 +
7º. Se dice en este Nº que contraje una deuda de 3.000 ptas.; efectivamente teníamos la capilla sin altar y me propuse hacerlo con limosnas, previo el parecer del consejo de palabra; así se hizo y nada costó al Instituto; al terminar mi cargo de Vicaria faltaban pagar 300 ptas.
 +
 
 +
8º. Se me acusa también de haber abierto la Caja General del Instituto yo sols y saqué dinero contra el precepto del Rdo. P. Fundador.
 +
 
 +
[11ª pág.]
 +
 
 +
Repetiremos que el Rdo. P. Fundador no tiene autoridad para dar órdenes ni preceptos a quienes se rigen por Constituciones aprobadas por la suprema potestad de la Iglesia.
 +
 
 +
Ese precepto, si lo hubiera dado el Rdo. P. Fundador, hubiera traído un trastorno al Instituto en su marcha financiera; además sería inútil, porque con no asistir las demás clavarias al acto de la apertura, ya no hubiera sido posible abrir; pero sobre todo con recoger la llave a M. Casaus se hubiera logrado segura y eficazmente; no hay que olvidar la aberración que significa el prohibir a uno abrir solo, cuando sólo con otros se puede abrir.
 +
 
 +
Por fin el libro de Caja podrá arrojar la prueba de las aperturas, que se hacen de la Caja o se hubieren hecho.
 +
 
 +
9º. La frescura en afirmar que yo he sacado del Archivo documentos que me comprometían, corre parejas con el cuidado en no precisar qué clase de documentos y cuántos son esos. Así es muy fácil acusar; nada se define y no se corre peligro en nada; pero es muy inverosímil haber tenido documentos comprometedores en un archivo de una Corporación y aguardar al último momento a retirarlos. Carece de objeto que yo me hubiera llevado la llave: 1º porque si ya hubiera retirado los documentos de peligro, ningún temor podía abrigar; 2º porque es necio pensar que por ello sería ya imposible volver a abrirlo.
 +
 
 +
K. Nota. La circular convocando a elección de M. General señala el 28 de agosto para verificarlo.
 +
 
 +
L. Nota. En la relación histórica no se han podido intercalar, en sus ligares respectivos, los documentos o disposiciones del Excmo. Sr. Nuncio sobre esa materia, por ignorar las fechas de los mismos.
 +
 
 +
h) Al Nuncio de Su Santidad, 1.IV.1924
 +
 
 +
:Original en ASV, Nunziat. Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1931, Rubrica 7ª nº 13 Inédito.
 +
 
 +
Señor: Permitidme os muestre en estas cortas letras, mi gratitud y sincero agradecimiento a su mucha caridad, que ha traído a mi pobre y afligida alma la paz y la tranquilidad, con su santa palabra de bondadoso Padre. Dios N. Señor os lo pagará y aumentará en su corazón esas prendas de justicia y caridad que le caracterizan: así se lo ruego en mis pobres oraciones con toda mi alma. Le suplico perdone V.E. una vez más, y bendiga a esta indigna religiosa que a sus pies b.s.p.a. Sor María de Jesús.
 +
 
 +
i) Al Visitador de Religiosas, 11.VI.1924
 +
 
 +
Respetable Padre en Cto: Le ruego lea despacio esa carta que recibo de la M. Maestra de novicias pues di es que V. no ha dado esas órdenes, creo pueden repercutir desfavorablemente, porque como Vd. sabe en Sanlúcar los PP. Escolapios son los Capellanes y confesor extraordinario y seguramente se lo comunicarán tal cual, pero si esas son órdenes, nada he dicho, sólo deseo tener la seguridad.
 +
 
 +
Como puede V. deducir urge en Sanlúcar una Superiora, y aquí, no piensan en acabar de resolver, si le parece a V.R. podía poner un volantito en que me ordenara ir sin falta el sábado o día que guste, pero que me indicara ir sin falta el sábado o día que guste, pero que me indicara urgía llevase decidido el nombramiento de Superiora de Sanlúcar.
 +
 
 +
Perdone, Padre, le moleste, pero de su mucha caridad espero resuelva estos puntitos, caso de no poder hacerlo hoy si no le es molesto, puede hacerlo por correo; pero tenga V.R. en cuenta lo mal que anda por aquí el correo […].
 +
 
 +
==3. Escrito del P. Gonzalo Etayo, 14.I.1924==
 +
 
 +
: Original en ASV, Nunz. Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1932, Rubrica nº 13 Inédito.
 +
 
 +
:Es el primero en orden cronológico que figura en este fondo. En el texto ponderamos su grandísima importancia. En este fondo no figura nota alguna ni minuta que atestigüe haber sido contestado por escrito. Queda claramente atestiguado que el P. Gonzalo Etayo habló directamente y en persona con el Nuncio.
 +
 
 +
Excmo. Sr.: En nombre de las Religiosas “Hijas de la Divina Pastora” y comisionado por su fundador R.P. Faustino Míguez, cuya avanzada edad de 93 años le impide hacerlo por sí mismo, escribo a V.E. para manifestarle lo siguiente:
 +
 
 +
Habiendo acudido al Cardenal Protector Mons. Basilio Pompili suplicándole que en vista de la inhabilidad canónica de la M. María de Jesús para sustituir en el cargo de Superiora General a la difunta M. Julia de Jesús lograse de S.S. la designación de otra, según consejo de V.E. en visita hecha por mi humilde persona, no se ha tenido hasta ahora contestación. Como esta situación acéfala trae graves perjuicios al Instituto, pues no pueden admitirse a la profesión novicias ni aceptar una fundación, que se ofrece en Buenos Aires, exigiendo contestación inmediata, y además es probable que la contestación de Roma sea “provisum est in Constitutionibus”, suplican el fundador y las Religiosas a V.E. autorice para que, según Constituciones, procedan a designar Superiora General sin perjuicio de que se cumpla la decisión de Roma en el momento mismo que llegue.
 +
 
 +
Besa respetuosamente el anillo de V.E. su humilde capelán Gonzalo Etayo Sch. P. (rubricado).
 +
 
 +
Dirección: R.P. Faustino Míguez. Colegio de RR. Pastoras. Getafe.
 +
 
 +
==4. Escritos del Nuncio Apostólico en Madrid==
 +
 
 +
:Todos ellos inéditos. Originales en el ASV, Nunziatura di Spagna, Tedeschini, Caja (1921-1931), Rubrica 7ª nº 13.
 +
 
 +
:Casi todos son minutas, sean directamente de la mano del Nuncio para su transcripción a máquina, sean de mano de sus secretarios con correcciones de mano del Nuncio. No hemos logrado localizar los escritos oficiales en las respectivas oficinas a que fueron dirigidos. Son de capitalísima importancia para ver el sesgo que el Nuncio dio al asunto y comprobar que su información a Roma no siempre responde con exactitud a lo que los documentos originales demuestran; en especial, atribuyendo diversas acciones a otros, quienes, en realidad, se han movido por orden y precepto del Nuncio, quien así, aun extralimitándose en sus atribuciones, como creemos, queda cubierto ante sus superiores.
 +
 
 +
a) A la Vicaria General M. María Casaus, 25.I.1924
 +
 
 +
:De este escrito poseemos la minuta en el fondo indicado del ASV. Pero aquí damos el original, que fue a Roma, del que quedó copia oficial a máquina en el Archivo del Arzobispo de Madrid-Alcalá. En la minuta son dignas de estudio las tachaduras.
 +
 
 +
A la M. Rda. M. Vicaria General de las Hijas de la Divina Pastora. Getafe.
 +
 
 +
Muy Rvda. Madre: Me complazco en manifestar a V.R., después de visto el recurso que ha dirigido a esta Nunciatura el Padre Escolapio que fue nombrado Visitador en Getafe, los antecedentes que en esta obran y lo prescrito en las Constituciones, que nada obsta para que el Instituto proceda a la elección de la Superiora General en la forma y manera que las Constituciones prescriben.
 +
 
 +
Las Constituciones prescriben que la Superiora General que se elija reúna ciertos requisitos (nº 200); mas no los exige igualmente en las Consejeras, ni aún en la primera Consejera, que la sustituya interinamente en el caso de defunción. Por lo tanto la primera Consejera, con carácter de Vicaria General, sustituirá a la Superiora General difunta, y, con tres meses de anticipación, convocará a capítulo extraordinario (números 208 y 180), para proceder a la elección de la superiora general, de las cuatro Consejeras y de las dos Oficiales (números 179-180-181), mandando al efecto las circulares de convocatoria con fecha, por ejemplo, de 10 de febrero, para que se celebre el capítulo el 10 de mayo.
 +
 
 +
Con algunos días de antelación la Vicaria General comunicará a esta Nunciatura el lugar y hora en que se celebrará el capítulo extraordinario, para que, si lo estima necesario, pueda el Nuncio decretar la intervención de un delegado. Dios guarde a V.R. muchos años. Federico, Arzobispo de Lepanto. Nuncio Apostólico (rubricado).
 +
 
 +
b) Ilmo. Sr. Secretario de la Sda. Congregación de Religiosos, 8.II.1924
 +
 
 +
:De este documento poseemos la minuta castellana original; la versión manuscrita al italiano y la primera puesta a máquina, copia que transcribimos, dada su plena fidelidad.
 +
 
 +
He recibido la comunicación de V.S.I. nº 380/24 y antecedentes, que adjuntos remito, referentes a la cuestión existente en el Instituto de las “Hijas de la Divina Pastora”.
 +
 
 +
La cuestión planteada en sus verdaderos términos es la siguiente: Murió la Madre General del Instituto; por derecho de Constituciones, aprobadas por la S. Sede, debe sustituir a la difunta la primera de las cuatro Consejeras Generales con carácter de Vicaria General, hasta que se celebre el Capítulo General en el cual será elegida Superiora General la que tenga mayoría absoluta de votos. La Vicaria General, Sor María de Jesús, ha creído, o le han hecho creer, que, no siendo hija de legítimo matrimonio, no puede sustituir a la Superiora General difunta hasta la nueva elección en Capítulo General y con esta convicción acude al Santo Padre rogándole que trasfiera sus atribuciones de Vicaria General a la segunda y sucesivas Consejeras.
 +
 
 +
La Superiora General murió el 28 de octubre de 1923 y la Vicaria General escribe, comunicándoselo al Emmo. Señor Cardenal Protector, el 3 de noviembre. El 4 del mismo mes, apoyándose la Vicaria General en su impedimento de ilegalidad, aunque lo cree oculto, envía el Emmo. Cardenal Protector otra carta y adjunto un documento pidiendo al Santo Padre que la releve del cargo de Vicaria y lo pase a la segunda Consejera; el 14 del mismo mes le vuelve a escribir diciendo que el impedimento no es, por lo que ha podido ver, tan oculto como creía y se lo comunica para descargo de su conciencia. El 25 de diciembre del mismo año 1923 el Padre Escolapio Faustino Míguez, que había visitado el Instituto con carácter de Visitador Apostólico, al ver que el asunto no venía arreglado de Roma, escribe una carta a S.E. el Cardenal Protector en la que dice que, privado el Instituto, por la muerte de Sor Julia Superiora General, 1º había recaído el cargo en la primera Consejera Sor María de Jesús; 2º que esta era inhábil por ser ilegítima; 3º que acudieron entonces al Sr. Nuncio y que éste les aconsejó que Sor María de Jesús hiciese renuncia de su cargo ante la Santa Sede, y 4º que Sor María de Jesús, Vicaria General, es ambiciosa y está manifestando deseos de ser Superiora General.
 +
 
 +
Antes de pasar adelante, conviene poner algunos reparos a esta carta para restablecer la verdad.
 +
 
 +
1º. Cuando dice que privado el Instituto de Superiora General por muerte de Sor Julia recayó el cargo en la Vicaria General Sor María de Jesús, parece indicar que fue elegida para este cargo de Superiora General, y no es así, sino que, por ser primera Consejera la Sor María de Jesús, en virtud de lo que disponen las Constituciones, pasó a sustituir a la difunta, hasta que se procediera a la elección de Superiora General;  por tanto no recayó en Sor María de Jesús el cargo de Superiora General sino el de Vicaria General hasta la reunión del Capítulo extraordinario, que las Constituciones mandan que se convoque enseguida de morir la Superiora General.
 +
 
 +
2º. Dice el P. Faustino que Sor María de Jesús era inhábil por ser ilegítima. Era inhábil para ser elegida Superiora General (can. 504 y Constituciones nº 200), pero no lo era para ser primera Consejera y consiguientemente Vicaria General; porque ni las Constituciones ni el Código la inhabilitan.
 +
 
 +
3º No es exacto que acudieran al Nuncio, yo nada supe del asunto en aquel entonces y por tanto tampoco es verdad que el Nuncio aconsejara la renuncia; consultaría quizás con algún oficial y creyeron consultar a la Nunciatura, cosa que ha acontecido otras veces.
 +
 
 +
4º. Dice finalmente que Sor María de Jesús es ambiciosa y ha manifestado deseos de ser Superiora General. Las cartas de Sor María de Jesús, enviadas al Emmo. Señor Cardenal Protector Monseñor Pompili y que V.E.R. me transmite, manifiestan todo lo contrario. Ella cree oculto el impedimento y sin embargo ruega al Santo Padre que le releve del cargo de Vicaria; después se da cuenta de que muchos lo saben y se apresura a manifestar al Emmo. Cardenal que el impedimento no es tan oculto como creía; esto no es mostrar ambición ni deseos de ser Superiora General; antes significa todo lo contrario. Así las cosas, y viendo que de Roma no contestaban a la carta del Padre Faustino Míguez, acudieron a esta Nunciatura por vez primera el 20 de enero, exponiendo el caso como cosa apremiante y urgente. Pedí las Constituciones para estudiar el asunto propuesto y pude ver que la cuestión quedaba reducida a un caso ordinario, que el derecho expreso en las Constituciones lo tenía previsto y perfectamente resuelto. Y, como quiera que la Sda. Congregación no había puesto manos en el asunto, les dije en 24 de enero que cumplieran lo que prescriben las Constituciones, o sea: Que fallecida la Superiora General, la primera Consejera debe convocar a Capítulo General Extraordinario (Const. nº 108) que, en tanto, sustituya a la Superiora General (Const. nº 208) que, si bien la Superiora General debe ser hija de legítimo matrimonio (can. 504, Const. nº 200) no se exige este requisito para ser primera Consejera y Vicaria General (Const. nº 205). Por lo tanto que la Vicaria General convocara con tres meses de anticipación (nº 180) a Capítulo Extraordinario y en él se eligiera la Superiora General ad tramites juris et Constitutionum.
 +
 
 +
Como vi en todos, incluso en el P. Fundador, un desconocimiento absoluto del Derecho, les advertí que avisaran a esta Nunciatura, con algunos días de antelación, el lugar y la hora en que se celebraría el Capítulo, por si estimaba necesario mandar un delegado, que asegurara el cumplimiento de las Constituciones, dado caso que no lo mandara el Ordinario.
 +
 
 +
Después de estas instrucciones mías, que no son más que lo prescrito claramente en las Constituciones aprobadas por la Sta. Sede, la Vicaria General ha convocado Capítulo Extraordinario para el día 10 de mayo.
 +
 
 +
Así están las cosas ahora, encauzadas, esto es, por el camino de las Constituciones y fracasado el empeño excesivo de alejar a la Vicaria General del cargo de sustituta, que le dan las Constituciones.
 +
 
 +
Por todo lo expuesto soy del sometido parecer que no se hace necesaria la intervención de la Sda. Congregación, si no acontecen hechos nuevos, que la reclamen; pues todo marcha por los trámites del derecho. Mas, si ello no obstante, la Sda. Congregación estimara conveniente Transmitirse sus sabias instrucciones, las acogeré con todo respeto y las ejecutaré exactamente.
 +
 
 +
Ilmo. Sr. Secretario de la Sda. Congregación de Religiosos.
 +
 
 +
c) Nuncio F. Tedeschini al Card. Laurenti, 21.II.1924
 +
 
 +
:Presenta el caso al Cardenal Prefecto de la Sda. Congregación de Religiosos y una doble posible solución.
 +
 
 +
Eminencia Rma.: El Nuncio Apostólico de Madrid tiene el honor de dirigirse a V. Emma. Rma. con la siguiente exposición y súplica:
 +
 
 +
Fallecida el 28 de noviembre p.pº la Superiora General de las “Hijas de la Divina Pastora” debió sustituirle, según Constituciones, la primera Consejera, que es a la vez Vicaria General, la cual sustituye a la Superiora General en ausencias y enfermedades y en caso de muerte debe convocar a Capítulo General Extraordinario para la elección de Superiora General.
 +
 
 +
Mas las demás Consejeras, apoyadas en que la Vicaria G. no es hija de legítimo matrimonio (Can. 504), pretenden ser ellas las que sustituyan a la Superiora General difunta diciendo a la Vicaria General, que no es religiosa siquiera y que por lo tanto no puede hacer las veces de la General difunta ni convocar a Capítulo G. Extraordinario para la elección.
 +
 
 +
Es evidente que la Vicaria General es Superiora Mayor (Can. 488-490) y este debe ostentar legítimos natales; mas, en el presente caso acontece lo siguiente: Las Constituciones del Instituto están aprobadas por la Sta. Sede recientemente, con posteridad al Código Iuris C.; estas Constituciones enumeran todos los requisitos y cualidades, que debe reunir la Superiora General y la Vicaria; para la primera (Superiora General) exigen los legítimos natales, para la segunda (Vic. General) no los exigen y como estas Constituciones fueron presentadas a la Sta. Sede y aprobadas por la misma mucho tiempo después de promulgado el Código, todo hace creer que, no obstante el Can. 489, en este Instituto, para el cargo de Vicaria G. no es requisito necesario la legitimidad de natales; pues de no haber querido dispensar la Sta. Sede hubiese corregido las Constituciones en este particular. Este criterio se funda en que, en las Constituciones recientemente aprobadas, por la S. Sede, se estima a veces conveniente en un caso particular aprobarlas sin corregir algún precepto del Código, que por lo mismo se entiende dispensado.
 +
 
 +
Siguiendo esta doctrina, al consultar el caso las Hijas de la Divina Pastora a esta Nunciatura, el asesor de la misma informó en el sentido de que debían cumplirse las Constituciones recientemente aprobadas por la S. Sede, y que por consiguiente La Vicaria General debía convocar a Capítulo Gen. Extraordinario para proceder a la elección de Superiora General conforme las Constituciones prescriben.
 +
 
 +
Pero las otras dos Consejeras no se aquietaron, trataron con verdadero desprecio a la Vicaria General y la tienen completamente aislada: dándose además el caso que la Consejera, que dirige la discrepancia con escándalo es religiosa bien poco recomendable.
 +
 
 +
Así las cosas, convendría que la Sda. Congregación de Religiosos declarara que en el actual conflicto de las Hijas de la Divina Pastora se rijan por las Constituciones aprobadas por la Sta. Sede recientemente, no obstante el Can. 504, o, si lo estima mejor, dispensara de los ilegítimos natales a la Vicaria General para que convoque el Capítulo General Extraordinario, según mandan las Constituciones, se proceda a la elección de Superiora General y se ponga así fin a las actuales discrepancias, que llevan revuelto y desedificado el Instituto.
 +
 
 +
d) Al Cardenal Laurenti, 29.IV.1924
 +
 
 +
Eminencia Rma.: Ampliando con lo acaecido posteriormente mi informe del 8 de febrero pp. contestación a un venerado comunicado Protoc. nº 380/204 referente al Instituto de las Hijas de la Divina Pastora, tengo el honor de exponer a V. Emma. lo que sigue:
 +
 
 +
Conforme ya manifesté a esa Sda. Congregación en el citado informe del 8 de febrero, al morir la Superiora General del Instituto pasa a sustituirla interinamente la Primera Consejera, con carácter de Vicaria General. Mas, en la actualidad la Primera Consejera es ilegítima. Escribieron a Roma al Emmo. Cardenal Protector y el Emmo. le contestó que siguiera todo igual. Volvieron a escribir repetidas veces y no obteniendo más contestación, vinieron a la Nunciatura a proponer el caso. Pedí las Constituciones del Instituto que están aprobadas por la S. Sede con posterioridad al Código; en ellas vi que el caso estaba perfectamente previsto y resuelto, pues si bien se exige en ellas la condición de legitimidad para ser Superiora General, no se exige para ser Primera Consejera y así se aprobaron las Constituciones el año pasado por la S. Sede. Como por otra parte la Primera Consejera sustituye a la Superiora General por breve tiempo, es a saber, el tiempo solamente necesario para convocar a Capítulo General Extraordinario para la elección de Superiora General y Consejeras, tres meses en total, y como, además, la actual Primera Consejera, sobre la cual se ofrece la duda, hace ya 25 años que es Consejera y 5 que ostenta el cargo de Primera Consejera, fundado en aquella razón de derecho y en estas de prudencia, entendí con el Emmo. Cardenal Protector, que todo debía seguir igual; pues cualquiera que sea la interpretación que se dé al Can. 504 y Can. 488 nº 8, tratándose de unas Constituciones aprobadas por la S. Sede después de adaptadas al Código, parece que deben ser norma segura, y cierta; además, la duda es tardía, después de 25 años de Consejera y 5 de Primera Consejera; es sobre todo inoportuna, pues la presentan precisamente , cuando se trata de convocar a elecciones de Superiora General y de las Consejeras. Con no elegirla está concluido todo sin violencias ni declaraciones difamantes.
 +
 
 +
Respetando, pues, los hechos de 30 años continuados y siguiendo ad litteram lo prescrito en las Constituciones, les envié por escrito la respuesta diciéndoles que nada se innovara, que cumplieran las Constituciones y por lo tanto que la Primera Consejera convocara a Capítulo General Extraordinario, como el Estatuto prescribe, para la elección de Sup. Gen. y Consejeras.
 +
 
 +
Más pronto apareció lo que en la consulta tuvieron buen cuidado de ocultar y es que lo que deseaban las otras Consejeras era alzarse con el mando y postergar a la Vicaria General. La escamotearon mi carta-respuesta, para que no la conociera, le sustrajeron la carta del Emmo. Cardenal protector, en que dice que “todo siga igual”, le arrebataron las llaves, le mandaron retirarse. A esto opuso la Vic. Gen. que quería ver al Sr. Arzobispo de Sevilla, en cuya diócesis está enclavada la Casa-Madre; va a verle y este Prelado le aconseja que no ceda en nada sin antes hablar con el Nuncio. Viene entonces a la Nunciatura y explica el atropello con ella cometido.
 +
 
 +
Al preguntarle por qué no se ponen en práctica las instrucciones de la Nunciatura, responde que no las ha visto ni las conoce, que todo se lo han ocultado las Consejeras, secuestrándole el correo.
 +
 
 +
No pararon aquí las cosas; el 10 de febrero se constituyeron en Consejo, prescindiendo de la Vicaria, nombraron nuevas Consejeras y, haciendo caso omiso de las Constituciones, de la Nunciatura, del Cardenal Protector y de que el asunto estuviese en manos de la S. Sede, resuelven la cuestión a su capricho, declaran incapacitada a la Vicaria, diciendo que no era ni siquiera religiosa, la encerraron en una habitación y allí la han tenido dos meses incomunicada con grave escándalo del Instituto. Mandaron una circular a todas las casas diciendo que la Vicaria era ilegítima y enviaron a la Sda. Congragación dos escritos cuajados de falsedades con fina hipocresía.
 +
 
 +
Armase en el Instituto un revuelo inmenso con el natural escándalo y nadie se explicaba, cómo así se conculcaban las disposiciones de la autoridad eclesiástica. La Vicaria recluida pidió para ir a ver al Nuncio y no la dejaron.
 +
 
 +
Extrañado del sesgo que tomaban las cosas, el Visitador de Religiosas del obispado de Madrid, sacerdote prudente, escribió a la 2ª Consejera, que se había constituido en Vicaria, manifestándole su extrañeza, al saber que ella, hasta ahora tan buena religiosa, se prestaba a hacer el juego a las perturbadoras con grave daño y segura ruina del Instituto. Esta carta hizo reflexionar a la 2ª Consejera y se puso al habla con él. Entonces encargué al Visitador que sujetara a un interrogatorio a las Consejeras y a las otras religiosas que estimara conveniente y procurara averiguar las causas de aquella rebeldía y de aquel escándalo tan inesperado y brusco. Después de unos días de información en forma resultó.
 +
 
 +
1º. Que las religiosas nada habían hecho por propia iniciativa, sino que todo lo habían hecho por consejo y mandato de dos Padres Escolapios, concretándose ellas a firmar los escritos que los Padres le presentaban y a hacer cuanto ellos le decían.
 +
 
 +
2º. Que comprendían que la marcha que seguían de rebeldía a la autoridad era indefendible, producía escándalo en el Instituto y labraba una mina y que era su mayor deseo volver al cauce de las Constituciones conforme les aconsejó la Nunciatura.
 +
 
 +
3º. Que se arrepentían de todo lo hecho, pedían perdón y se disponían a desandar lo mal andado, restituyendo las cosas en el estado en que se hallaban al recibir las instrucciones del Nuncio.
 +
 
 +
Y en efecto, han mandado a esta Nunciatura un escrito en que constan todos esos extremos, reconociendo otra vez todas a la Vicaria General, que hace cinco años desempeña el cargo , y que había sido injustamente recluida por las rebeldes.
 +
 
 +
Conocida la causa principal del disturbio, llamé al Padre Provincial de los Escolapios, le conté lo acaecido en Getafe y el manejo injustificado de los Padres Escolapios; amargado este superior por el disgusto que, según me dijo, ya no era el primero, dio inmediatamente orden terminante a los Padres de que dejaran toda intervención en el Instituto de las Hijas de la Divina Pastora y así se ha cumplido.
 +
 
 +
Han vuelto, pues, las cosas, después de dos meses de disturbios, al estado en que se hallaban en mi informe de 8 de febrero ppº. Ahora procederá la Vicaria a la convocatoria del Capítulo General Extraordinario para la elección de Superiora General y Consejeras y es de esperar que todo seguirá los trámites del derecho y reaparecerá la paz. Vuestra Emma. dirá si conviene imponer algún castigo a las que, aunque, inducidas, han sido las principales promotoras del desagradable incidente. Inclinado al beso de las Sda. Púrpura…
 +
 
 +
e) A M. María Casaus, 1.V.1924
 +
 
 +
Reverenda Madre Vicaria: Vuelto ya a la normalidad ese Instituto y en la seguridad de que, con la gracia de Dios, no habrán de repetirse los disturbios, que tan en peligro la pusieron, sin perjuicio de dar fiel cumplimiento a lo que en su día disponga la S. Sede, me complazco en hacerle presente la necesidad de proceder al cumplimiento de las instrucciones que en febrero pp. recibió el Instituto de esta Nunciatura y que por lo visto fueron sustraídas a su conocimiento. Respecto a la celebración del capítulo general extraordinario, convóquelo V.R., de suerte que pueda celebrarse a últimos de octubre o primeros de noviembre. Si durante este tiempo surgiera alguna dificultad, de cualquier índole que sea, puede V.R. consultar con el Sr. Visitador del Obispado o con esta Nunciatura Apostólica. Con esta ocasión…
 +
 
 +
f) Al Secretario de la Sda. Congregación de Religiosos, Nº 1524, 20.VI.1924
 +
 
 +
:El contenido es fruto de la investigación llevada a cabo por el Visitador de las Religiosas de Madrid, don Emilio Rodríguez Quevada. Interrogó bajo juramento de decir la verdad y mantener el secreto a varias religiosas: a este informe sólo se le adjuntan las declaraciones de M. Casaus, M. Sagrario y M. Concepción Hidalgo.
 +
 
 +
:Acá y acullá está sembrado de insinuaciones malévolas para hacer sospechosas a algunas religiosas. Remacha otra vez su personal opinión, que es la que ha implantado metiéndose en lo que no debía.
 +
 
 +
:Este escrito es la minuta o borrador, digna de un estudio psicológico por las tachaduras y arreglos cada vez que va a exponer cosas inexactas o discutibles, pero que a él interesa presentar de aquella forma por justificar lo hecho, que sabe presentar con habilidad diplomática como no hecho por él, sino espontáneamente por otros: tal la actuación del Provincial de los escolapios, del Visitador Rodríguez y sobre todo, la espontaneidad de las “rebeldes” para restablecer el antiguo estado de cosas sin advertir que incurre en contradicciones, no advertibles por los lectores de Roma, en quienes piensa, pero clarísimas al crítico histórico, que cuenta hoy con los documentos auténticos que le desmienten.
 +
 
 +
:Para mayor comodidad hemos numerado los párrafos.
 +
 
 +
:Es interesante que por primera vez se dice concretamente que en noviembre de 1923 contestó el Cardenal Protector, Pompili (nº 9). Pero no se nos ha conservado su texto íntegro. Se repite machaconamente solo la primera parte del mismo, que decía “Continúe todo igual”. Pero el texto original añadía que presentaría el problema al Papa; se tiene promesa del Card. Pompili de que propondrá el asunto al Papa. Luego nadie más puede interferir.
 +
 
 +
:Tedeschini acusa al Fundador de haber “entretenido” el “reservado” del Card. Protector; pero luego procura quitarle fuerza con un “quizás” (forse) que introduce: entonces es evidente que no se trata de un hecho, sino de una mera sospecha suya y que no tiene argumentos para probarlo. Luego hay que descartar tal acusación (nº 9). Tal como se presenta el párrafo induce a pensar que el S. de Dios envió María Casaus a Sanlúcar después de recibir la respuesta del Cardenal Protector. Así fue; sabemos que María Casaus escribió desde Getafe al Card. Protector el 14 ó el 15 de noviembre 1923 y que llegó a Sanlúcar el 5 de diciembre, según consta en el Libro de Crónicas de la casa de Sanlúcar.
 +
 
 +
:El slogan de que”había renunciado y esperaba contestación de Roma” era exacto y válido, pues había dirigido al mismo tiempo su escrito a S. Santidad (infra 2, a), cuya contestación (superior a la del Cardenal Protector) era la que esperaban. Con tanta mayor razón cuanto que el Protector decía que pasaba el asunto al Pontífice. Ello explica también por qué el Fundador aplicó la contestación del Protector, mientras duraba el tiempo canónico para la respuesta del Papa: nada se inmutó, esperando. El Nuncio Tedeschini lo sabe bien, pero se lo calla: sería echarse tierra a sus propios ojos.
 +
 
 +
:Calla luego la reclamación por escrito de mano del P. Etayo en nombre del Fundador y de las religiosas, fechada el 15 de enero 1924 (infra 3).
 +
 
 +
:Tampoco hace aquí mención de la carta de su Auditor-asesor al P. Fundador, fechada el 18 de enero, según ha dicho en otra parte (infra 13, a) cuya realidad se nos hace muy dudosa, pues nunca más vuelve a hacer mención de ella; tal vez había sido su intención que el citado oficial la escribiera, pero no ha quedado de ella ni minuta ni original, ni nadie, entre las religiosas, sabe nada de su contenido. Ni ha quedado noticia ni rastro de contestación por parte del Fundador a ella.
 +
 
 +
:Tedeschini pone énfasis en la visita de dos religiosas el 20 de enero 1924, y resulta que no se enteró siquiera de quienes eran. Pero le viene muy bien para echar tierra a la que le hiciera anteriormente a él en persona el P. Gonzalo (infra 3).
 +
 
 +
:Fiado el nuncio en su clarividencia de las Constituciones, el 21 escribió carta-orden a M. Casaus, a Getafe, cuando ella se hallaba en Sanlúcar. Abierta dicha carta ante el Fundador y visto su contenido, éste creyó prudente ocultar su contenido y no entregar la carta (nº 11). ¿Por qué? sin duda porque la solución que daba el Nuncio era anticanónica: es muy de notar que el Fundador enfocó el problema jurídico exactamente como se veía en Roma entre los miembros de la Sda. Congregación (infra 8, b).
 +
 
 +
:Los tratos de Sor Amada y su conducta para con M. Casaus no nos parecen justificables en sí mismos, pero si (quitando las faltas de delicadeza con que parece actuó) comprensibles en la aceptación de la tesis del Fundador, que coincidía, como acabamos de decir, con la de la Sda. Congregación (nº 12). Justa, en todo caso, era la pretensión de M. Casaus de querer conocer si había alguna decisión de Roma: había escrito y tenía derecho más que nadie a ser informada. El “silencio” del Padre se haría inexplicable, si no fuera porque la llamó a que se presentara en persona y pudiera hablarle cara a cara.
 +
 
 +
:Con los elementos de que disponemos, no vemos claro por qué se dejó orden de no dar dinero a M. Casaus, sabiendo que quería acudir a Sevilla y a Getafe pasando antes por Madrid para verse con el Nuncio. Sabiendo esa su voluntad, ¿Por qué no se retrasó la reunión del Consejo? (nn. 12, 13).
 +
 
 +
:¿Fue acertado y según caridad y justicia, el escrito del Fundador, haciendo saber a toda la Congregación la humillante noticia de la ilegitimidad natalicia de M. Casaus, que había sido hasta entonces una personalidad en la Congregación (nº 15)? Nada habría que objetar si ella no hubiese escrito al Cardenal Protector y al mismo Papa el 4 de noviembre de 1923 y luego de nuevo el 15 del mismo mes; podríamos defenderlo como búsqueda del bien común de la Congregación, que ciertamente estaba por encima del bien particular de una simple religiosa. San José de Calasanz denunció públicamente la pederastia del P. Esteban Cherubini cuando hubo el peligro de que fuera nombrado superior general de la Orden a la muerte de Mario Sozzi. Pero M. María Casaus se había mostrado sumisa al Fundador y puso en limpio, firmó y expidió las peticiones en la forma que le insinuaba el Fundador. Luego tuvo que tener otras razones poderosas, al menos en su concepto, para dar un paso de tanta trascendencia. Y sabemos con certeza que creía tenerlas: figuran en los 34 puntos, que redactó o dictó él mismo para Sagrario Martín, la cual debía informar en secreto al Nuncio sobre lo que sabía de M. maría Casaus (infra 12) y lo que él mismo alega en su escrito (infra 7, a nn. 8, 10 y 11). Creemos que fue o estaba engañado en lo referente a dichos párrafos 8 y 10. El contenido del nº 11 es más problemático: aunque fuera verdadero, y exacto, acaso no fuera de tal peso, que pudiera excluirla, en otras circunstancias, del cargo de Vicaria interina. Pero estaba la ilegitimidad anticanónica, que no se podía tolerar…
 +
 
 +
:El nº 16 del informe del Nuncio está lleno de malicia: El Consejo General del 10 de febrero pretendía según él dos cosas, a saber: 1ª) sorprender la buena fe de la S. Sede 2ª) colocar luego la autoridad de la S. Sede contra y por encima de la del Nuncio.
 +
 
 +
:Lo primero debería ser probado; lanzado así es pura calumnia. Lo segundo, aunque le duela a Tedeschini, siempre será verdad y de estricto derecho que la autoridad de la S. Sede estará por encima de la del Nuncio. Él, en este caso, lo dijimos ya, y aquí lo veremos confirmado, se había excedido suplantando a la Sda. Congregación de Religiosos, que meramente le pidió información y no lo autorizó a actuar como actuó, cosa que él procurará enmascarar al máximo en este escrito y buscará con el subterfugio de imponer penas, que a esto se reduzca la intervención del Sacro Dicasterio, que pensaba contrariamente a él y coincidía con la visión del Fundador.
 +
 
 +
:Analicemos brevemente el párrafo 18:
 +
 
 +
:a) Entre elogios muy justos de “muy observante”, “un santo”, destila un poco de bilis: “un santo sui generis”, que da disgustos y ocasiona problemas… como Cristo los ocasionó a los escribas y fariseos, a los Sumos Sacerdotes y a Pilatos… o como Calasanz al Santo Oficio y a pontífices como Urbano VIII e Inocente X…
 +
 
 +
:b) Calumnia: fundó la Congregación de las Hijas de la Divina Pastora contra la voluntad de sus superiores!! Sabemos a qué atenernos por otros documentos.
 +
 
 +
:c) Las fundó, además, para hacer pupa a las MM. Escolapias!! Nueva calumnia. Estudiado este punto con especial interés por la religiosa escolapia M. Luisa Labarta, bien acreditada de fina investigadora, nos comunica el resultado de sus investigaciones en estos términos:
 +
 
 +
:“La fundación de las Religiosas Calasancias de la Divina Pastora coincide con los años de generalato de M. Francisca de Domingo y los últimos años de vida de M. Paula Montal, 1889. Sin duda, que las MM. Tuvieron conocimiento de la fundación, 1885, y de sus actividades apostólicas. Pero en el Archivo General de las Hijas de María Escolapias, no hay ningún documento que nos permita conocer qué tipo de relación hubo entre ambas Congregaciones, ni referido al período de fundación ni para las épocas posteriores. Personalmente puedo indicar lo oído a este respecto a M. Pilar Moriones Serra, una de las mejores conocedoras de la vida y de la obra de M. Paula Montal, ya que por espacio de 22 años (1945-1967) estuvo dedicada fundamentalmente a investigar y escribir en torno a la figura de Paula Montal. Ella dice haber oído contar a M. Dolores Ernest, M. Leonor Salvador, M. Loreto Turull, M. Monserrat Franquesa, etc, religiosas que vivieron aquellos años o fechas próximas, que el P. Faustino Míguez pidió a las MM. Escolapias se encargasen del laboratorio o farmacia que deseaba organizar. Pero las Hijas de María Escolapias lo consideraron fuera de su carisma, no lo veían compaginable con esa labor, puesto que tenían muy claro que su misión única y exclusiva era la educación, con todas las formas y matices que se quiera, pero siempre la educación. Y el laboratorio o farmacia era algo que quedaba fuera de ese campo. De ahí, que no aceptaran la proposición del P. Faustino Míguez. Y fue entonces cuando el P. Míguez se decidió a una fundación dedicada a esa tarea, más la educación. La tradición y la práctica parecen indicar que ha habido poca relación y conocimiento hasta estos últimos años… Resumiendo diré que no hay documentos u otra cualquier manifestación que sean indicio de oposición o recelo entre una y otra Congregación” (Roma 28.VI.1983).
 +
 
 +
:d) Superior supremo. Nueva calumnia. Machaconamente repite el Fundador en sus cartas que no tiene jurisdicción desde que se aprobaron las Constituciones por Roma. Y ciertamente no se le puede achacar el haber realizado desde entonces un solo acto de jurisdicción. Como Fundador era de derecho natural que guiase su “obra” con sus consejos que de continuo le pedían y más en circunstancias difíciles como la presente; pero contenido siempre en lo puramente de consejo, no en ejercicio de jurisdicción. Jamás quiso entrometerse en el “gobierno”; nadie más rígido defensor de las Constituciones que él: y esta crisis es plena confirmación y efecto de tal rigidez de principios. Fue grave error de Nuncio, al descubrir el “peso” del Fundador entre sus “Hijas” el no haberse puesto al habla con él para resolver el problema sencillamente. No lo visitó, ni lo trató siquiera mediante el Visitador don Emilio Rodríguez Quevada (nº 19).
 +
 
 +
:Y de nuevo, en vez de investigar la realidad, apela a una mera suposición o hipótesis para juzgar la conducta del Fundador (nº 20).
 +
 
 +
:Pasa ahora a rebatir, en una segunda parte, el 2º de los escritos del Consejo General, enviados a la Sda. Congregación, y por esta remitidos a la Nunciatura “ad informandum”.
 +
 
 +
:Se decía (nº 22) en el escrito que María Casaus era hija ilegítima de doble adulterio; así se creía hasta que al obtener copia de la partida de bautismo (infra 1, e) se pudo comprobar que lo era de adulterio simple. Pero adviértase bien: la certificación de la partida de bautismo es del 21 de marzo, 1924, mientras que el escrito enviado a Roma es del 27 de febrero.
 +
 
 +
:¿Otras inexactitudes de dicho escrito?
 +
 
 +
:a) Se dice que fue admitida a sabiendas de la autoridad eclesiástica (nº 23). Por extraño que parezca, así fue: lo atestigua M. Ángeles González León (infra 6, a); lo recuerda la misma M. Casaus (infra 2, g, nº 26). El P. Manuel Oliva tuvo buen cuidado de que no quedase en el archivo de la Congregación la documentación fehaciente. Y como que María Casaus se presentaba en las solicitudes de admisión a los votos perpetuos como hija legítima y por tal se le tenía, a nadie se le ocurrió buscar la fe de bautismo. Ciertamente su ilegitimidad era de todos desconocida, aún del Fundador, aunque era “pública”, esto es, constaba en documento público, como es el registro de bautismos. Esta distinción jurídica bien la conocía Tedeschini, doctor en derecho, y no obstante se aprovecha para tergiversar un poco la cosa a favor de María Casaus. Tacha de calumniosa la divulgación de la noticia pública; y como que la divulgó el Fundador, resulta que el P. Faustino Míguez calumnió a María Casaus!!! Risum teneatis?
 +
 
 +
:Sube de punto la malignidad del párrafo al preguntar el Nuncio: “¿No ha existido jamás en el archivo el documento de la dispensa del impedimento o ha sido (tacha: maliciosamente) sustraído de él?”. La duda recaería sobre el Fundador y el “grupito” que lo dominaba. Pero con mucha anterioridad (6 de febrero 1924), M. Ángeles González que admitió a la postulanta Casaus en la Congregación, había testificado: “Aquí que no busque documentos, porque no los hay ni pudo haberlos” (infra 6).
 +
 
 +
:No insistiremos en lo de la conducta “sediciosa” de María Casaus con la General difunta: hay demasiados personalismos y carecemos de documentos “objetivos” en pro o en contra (nº 24).
 +
 
 +
:Estamos de acuerdo con los nn. 25 y 26.
 +
 
 +
:Para la negativa dada por el Fundador a María Casaus, que pedía comunicarse con el Nuncio (nº 27), siendo cosa tan importante, el Nuncio debía haberse asegurado de su verdad: la única declaración de tal atropello es de la boca de María Casaus: nadie más sabe nada de ello. Y no obstante el Nuncio la lanza como la “bomba final” y solemnísima, que debía caer estruendosa en la Sda. Congregación! Tanto más cuanto que no se aludía a ella lo más mínimo en el escrito que debía “informar” el Nuncio.
 +
 
 +
:Con gran diplomacia, tras esa exposición de hechos un tanto tergiversados, como hemos visto, pasa a exponer lo que se ha hecho, sin apenas intervención del Nuncio, para poner un poco de orden (nn. 28, 29), en espera de las determinaciones de la Sda. Congregación de Religiosos, que, dada la exposición que se le envía, aparece como innecesaria. Veamos:
 +
 
 +
:- ha sido el provincial de los escolapios quien espontáneamente ha prohibido, aún al Fundador, toda relación con las Hijas de la Divina Pastora. Sabemos bien que fue por imposición del Nuncio (infra 10,11);
 +
 
 +
:- ha sido el Visitador de las Religiosas de la diócesis de Madrid: quien ha hablado a Sor Concepción Hidalgo; quien ha movido a llanto a las engañadas religiosas “rebeldes”, que no hacían sino copiar en limpio las minutas del Fundador; quien ha realizado la investigación o interrogatorio de las religiosas; quien puso por condición la redacción de un escrito de sumisión y excusa firmado por las componentes del Consejo General (infra 5, j) que aquí adjuntó el Nuncio. Este es el escrito que con amenazas sabemos se hizo firmar a M. Margarita Artime, escrito que no fue de redación espontánea, sino impuesta…
 +
 
 +
:- Fueron las “rebeldes” las que espontáneamente se disolvieron y proclamaron de nuevo Vicaria General a M. María Casaus… Eso podía escribir a Roma y engañarlos; pero ahí están los documentos que le desmienten. Sabemos que fue imperioso mandato del Nuncio ejecutado el 12 de abril (infra 13, b): “cumplimentando sus órdenes” que les hizo llegar mediante M. Casaus; “Ayer transmití a todas las casas la misma orden”; “Las Madres, que fueron elegidas el 10 de febrero… quedaron sin pertenecer al Consejo desde el mismo momento que V. lo indicó” y “residiendo en Getafe conforme en todo a su mandato”.
 +
 
 +
:Tras esto ciertamente no cabe esperar ya la intervención de la Sda. Congregación, pues todo está ya en orden. Pero se le tiene una deferencia: el Nuncio le pide que imponga penas a esas “rebeldes”… Nos recuerda a los Sumos Sacerdotes ante Pilatos pidiendo que condene a Jesús sin probarle culpabilidad: “si no fuera un malhechor…”.Y vemos que la Sda. Congregación, sin más comprobación ni formulación de proceso alguno dictará las deseadas penas…
 +
 
 +
Rmo. P. Abbate D. Mauro Serafini O.S.B. Segretario della S.C. dei Religiosi.
 +
 
 +
:1.Era mio Desiderio rispondere súbito alla pregiata sua del 20 marzo R. Nº 380/24 riguardante l´Instituto delle Religiose Figlie della Divina Pastora; ma la gravità del caso mi ha imposto di far prima una severa inchiesta onde appurare i fatti.
 +
 
 +
:2.Dell´inchiesta incaricai principalmente il Visitatore Generale delle Religiose di Madrid, sacerdote prudente e pratico, il quale andò più volte a Getafe per sentiré alcune Religiose e costatare di visu come andassero le cose. Io stesso parlai con alcune Religiose venute apppositamente col Provinciale dei Padri delle Scuole Pie.
 +
 
 +
:3.E la cosa fu tutt´altro che facile, poiché queste benedette suore sembra che si fossero accordate per non dire la verità alla Nunziatura o, per lo meno, per sfuggirne il controllo.
 +
 
 +
:4.La storia è lunga e trtt´altro che edificante. Di essa dedi un cenno nel mio rispettoso Rapporto nº 1245 del 14 febbraio p.p. º.
 +
 
 +
:5.La prima Assistente Generale alla norte della Superiora Generale, secondo le Costituzioni approvate dalla Santa Sede (tachado: debe farsi carico) asume il titolo e l´officio di Vicaria Generale con l´incarico di convocare il capitolo per l´elezione della Superiora Generale e di reggere interinamente l´Istituto.
 +
 
 +
:6.La Superiora Generale mori il 28 ottobre 1923 e Suor Maria Casaus di Gesù, che ha 60 anni di età e 31 di religione e che fu superiora locale, Consigliera e Vicaria Generale dell´Istituto e che al moriré della Superiora General era Prima Consigliera doveva disporre súbito per la convocazione del Capitolo Generale straordianrio.
 +
 
 +
:7.Allo scopo, Suor Maria Casaus ed altre due Consigliere dopo la norte (tachado: sepellita) della Madre Generale si recarono da Sanlúcar a Getafe onde intrevedersi col Padre Fondatore.
 +
 
 +
:8.Il Padre Fondatore il 4 novembre presentó (tachado: alla) Suor María Casaus la minuta di una lettera (tachado: da scrivere) che questa doveva inviare a Roma per chiedre (tachado: da essere) che la stessa Suor Casaus fosse esonerata dall´ifficio di Vicaria Generale poiché figlia illegítima. Suor María Casaus, obediente, scrisse la lettera; ed il 15 novembre (tachado: ne se inviò) un´altra sempre secondo la minuta del P. Fondatore.
 +
 
 +
:9.Tardando la risposta officiale della Santa Sede (l´Emmo. Cardinale Pompili Protettore, rispose súbito alla prima lettera “che tutto continuasse immutato”: risposta che non si conserva nell´Istituto, forse perché la ha trattenuta il P. Fondatore mandò Suor María Casaus a Sanlúcar (Siviglia), dove trovasi la Casa Madre, con l´incarico di dire “che aveva fatto la rinunzia e che aspettava la risposta da Roma”.
 +
 
 +
:10.Intanto, il 20 gennaio da Getafe vennero in Nunziatura due Suore (tachado: di cui credevo che una fosse la Vicaria Generale) impressionate dal ritardo di Roma, per espormi il caso ed ottenere che io (tachado: designasse un´altra Vicaria Generale (provvedessi. Risposi chiedendo le Costituzioni per studiare il caso; e dopo esame, risposi per iscritto, come già riferì a cotesto Sacro Dicastero (tachado: il 24 gennaio) che le Costituzioni stesse avevano provveduto alla Vicaria Generale interina, che doveva essere la prima Consigliera e che (tachado: a ciò non) non risultava ostare a ciò l´illegitimità dei natali.
 +
 
 +
:11.La mia lettera non la ricevette la prima Consigliera, cioè la “Vicaria Generale” a cui era diretta, ma la intercettò altra Consigliera, che la portò al P. Fondatore, il quale, visto di che si trattava, credette bene di occultarla (tachado: la lettera) alla interessata. Ciò non ostante (tachado: queste venne chiamata con le altre Consigliere a Getafe) il P. Fondatore chiamò Suor María Casaus a Getafe (25 gennaio) per accordare gli ultimi dettagli di una fondazione in Buenos Aires, e la rinviò súbito a Sanlúcar con l´ordine di preparare la partenza delle Religiose all´Argentina.
 +
 
 +
:12.La Vicaria aveva iniziato le pratiche per passaporti, biglietti etc. quando il 31 gennaio riceve dal P. Fondatore l´ordine telegráfico di trovarsi a Getafe per martedi 5 febbraio, e súbito dopo riceve altro telegrama che le ordinava di farsi accompagnare da Suor Loreto, una delle Religiose che dovevano partire per l´Argentina. Suor Casaus rispose telegráficamente esponendo lo stato avanzato in cui trovavansi i preparativi per il viaggio all Argentina; (tacha: e siccome nessum ordine diceva di sospendere questo). Ma il 3 febbraio si vide capitare una Consigliera Sor Amata, che pretese le chiavi, l´Archivio, la corrispondenza etc. della M. Vicaria (tacha: tutte tutte) e voleva condurla súbito a Getafe. Suor María Casaus (tacha: chiese se era giunta qualche risposta da Roma, e siccome non ci si rispondesa si) resistette dapprima (tacha: alle) a tali pretensioni di M. (tacha: Loreto) Amata, scrisse al P. Fondatore chiedendogli si era giunto qualche ordine da Roma (tacha: ed) esponendogli la condotta di M. (tacha: Loreto) Amata e dicendogli che non aveva difficoltà a consegnare tutto, ma che ad ogni modo desiderava conoscere prima le istruzioni della S. Sede e che in mancanza di tali istruzioni, a Getafe non sarebbe ritornata senza aver (tacha: stato) consultato prima l´Arcivescovo di Siviglia (tacha: e il Nunzio Apostolico), nella cui diocesi si trovaba, ando a Cadice a salitare le Suore partenti per l´Argentina. Intanto Suor (tacha: Loreto) Amata, che si era impossessata delle chiavi etc. andava dicendo che Suor María Casaus non era piu né Vicaria, n´Consigliera, né religiosa (tacha: perché) che era figlia illegittima etc. Visto che non poteva conseghire di trascinarla a Getafe, il giorno 8, la consegnò l´obbedienza scritta che disse letteralmente: “Il Consiglio dell´Istituto delle Figlie della Divina Pastora in virtù di santa Obbedienza ordina a V.R. di porsi in camino per il nostro Collegio di Getafe inmediatamente (tacha: appresso) dopo ricevuto questo avviso, prendendo all´uopo il primo treno. Dio la conservi molti anni. Getafe 1 febbraio 1924. Sor Concepción de Jesús. Sor Luisa de Jesús. Sor María Amada de Jesús. Alla Rda. M. María de Jesús”.
 +
 
 +
:13.Il giorno dopo, cioè, il 9 febbrario, Sor Amata partì per Getafe e Sor María Casaus partì per Siviglia affine di parlare con l´Arcivescovo e continuare quindi per Madrid. Come dissi nel precedente Rapporto, l´Arcivescovo la consigliò a recarsi dal Nunzio; ed infatti io la misi al corrente delle pratiche fatte presso la Nunziatura e della risposta della Nunziatura e la consigliai di andaré a Getafe, chiedere la mia lettera e convocare il capitolo etc.
 +
 
 +
:14.Invece arrivata a Getafe venne inmediatamente chiusa nella sua stanza, dove stette fino a poche settimane fa, senza poter comunicare mai (tacha: né con religiose né con altre persone) con nessuno, in una vera prigione.
 +
 
 +
:15.Il 10 febbrario, prima cioè giungesse a Getafe Sor Maria Casaus, si celebrò in questo collegio un Consiglio e si dichiarò Vicaria Generale la second Assistente. Fatto ciò, la nuova Vicaria col suo Consiglio si traladò a Sanlúcar, quasi per sottrarsi alla vicinanza del Nunzio, ed incominciò a governare cambiando varie superiore locali col fine forse di preparare l´ambiente per l´elezione della nuova Generale. Il P. Fondatore poi scrisse (tacha: e forse inviò) a tutte le case una circolare per domostrare che Suor María Casaus (tacha: non) era figlia illegittima e non era più né Vicaria né Consigliera né Religiosa.
 +
 
 +
:16.Le suppliche poi che il nuovo Consiglio inviò al Santo Padre verso la fine di febbraio e che qui unite ritorno, avrebbero dovuto completare la buona fede della S. Sede e mettere poi l´autorità Apostolica contro e sopra dell´autorità Apostolica contro e sopra dell´autorità del Nunzio.
 +
 
 +
:17.In tutto questo inexplicable maneggio campeggia la figura del P. Fondatore.
 +
 
 +
:18.E questi il Rev. Padre Faustino Míguez della Congregazione della Scuole Pie, un Religioso molto osservante, un santo – come mi diceva il P. Provinciale delle Scuole Pie, ma un santo sui generis. Fondo le figlie della Divina Pastora contro la volontà dei suoi superiori e facendo quasi un contraltare alle Suore Escolopie. Scienziato (tacha: si mise alla direzione di una) inventò specifi farmaceutici molto apprezzati che si vendono in una farmacia di Getafe e col cui guadagno fondo collegi e le case dellesue “Figlie della Divina Pastora “. Ha 92 anni ed è sempre stato, di fatto, il superiore supremo dell´Istituto senza il cui parece e consenso le Religiose non hanno fatto nulla. Fino al punto che avendo io incaricato segretamente una religiosa di mettermi in iscritto quello che sapesse intorno alla Vicaria Generale ed agli incidente ultimi, questa religiosa si confido col P. Fondatore e non fece che copiarmi la minuta (tacha: facilitatale) dattale dal P. Fondatore.
 +
 
 +
:19.Il P. Fondatore però (tacha: secondo li) non ha autorità legale alcuna, le costituzioni non ne parlano ed (tacha: le costituzioni) ese non possono essere (tacha: alterate) modificate se non dalla Santa Sede.
 +
 
 +
:20.Pare che una Religiosa o un gruppetto di Religiose, contrario a Suor Maria Casaus di Gesù, abbia il dominio sulla volontà del venerando padre fondatore, il cui stravagante procederé di questi ultimi mesi sarebbe dovuto appunto ai foschi maneggi di quella (tacha: religiosa) gruppetto.
 +
 
 +
:21.Sor María di Gesù Casaus, d´altra parte, ha ricoperto sempre i (tacha: migliori) posti di maggior fiducia (tacha: senza proteste) con la soddisfazione generale dell´Istituto. E una delle Suore più antiche, ha il titotlo di (tacha: maes) insegnate ed ha sempre atteso alla scuola con successo, guadagnando molte simpatie al nuovo Istituto.
 +
 
 +
:22.È figlia illegittima: secondo la fede di battesimo, suopadre era scapolo e la madre sconosciuta: non si tratterebbe quindi di doppio adulterio come afferma la supplica.
 +
 
 +
:23.Nella supplica vi sono anche altre affermazioni che dovrebbero essere provate. Per esempio che sapendo (tacha: la superiora della casa) l´autorità ecclesiastica l´illegittimità dei natali di Suor María Casaus, questa sia stata ammessa senza l´opportuna dispenza. È poi per lo meno strano che soltanto in questi giorni siasi accorto l´Istituto che nell´archivio manca il documento accordante la dispensa. Non è mai esistito tale documento o (tacha: vero) è stato (tacha: maliciosamente) sottrato? Fa parimenti meraviglia che, “esendo publica la sua origine adulterina” come dice la supplica, nessuno mai abbia dubitato della validità della sua professione religiosa e le siano stati conferiti le cariche più elevate dell´Istituto senza la minima protesta di nessuno. Contro però l´affermazione della supplica sta il fatto che tale illegittimità dei natali era comumente sconosciuta nell´Istitto, e la divulgazione – per di più calunniosa – della noticia devesi agli ultimi scandalosi incidente.
 +
 
 +
:24.La condotta sediziosa contro la defunta Madre Generale è una semplice calumnia: tutto si ridurrebbe a che Suor Casaus si (tacha: rifiutò e giustamente) oppose in Consiglio alle pretenzioni di una certa Suora ambiziosa che voleva essere superiora della Casa Madre. Quella Suora che – sembra – ha il dominio sulla volontà del P. Fondatore ed ha potuto essere ora nominata Consigliera Generale e responde al nome di Suor Margherita Artime di Gesù.
 +
 
 +
:25.Il debito di 3.000 pesetas lo contrasse col consenso della Madre Generale e del Consiglio per provvedere la cappella di un altare. È vero che aprì la casa, ma naturalmente con l´assistenza e la cooperazione delle religiose “Claveras”. Il P. Fondatore non aveva nessuna autorità per esigenze dell´Istituto. L´altra accusa che abbia ritirato documenti compromettenti dall¨archivio è pure infondata.
 +
 
 +
:26.L´ultima accusa poi (tacha: che è l´ultima), che cioè abbia ripetutamente disobbedito al P. Fondatore ed al Consiglio che la chiamavano a Getafe inmediatamente, è parimente (tacha: ingiustificata) ridicola. Anzi tutto il P. Fondatore non ha nessuna autorità. Quanto alle Consiglière converrebbe anzitutto sapere a quella. E posto anche l´assurdo che le tre Consigliere potessero deporre la Vicaria Generale (tacha: cioè lì rimame sempre) e formare un nuovo Consiglio, rimane sempre che il nuovo Consiglio che si costituì contro ogni legalità il 10 febbraio, non poteva comandare il primo febbraio, data dell´ordine scritto, che venne consegnato alla Madre María Casaus 18 febbraio.
 +
 
 +
:27.Lascio altre osservazioni che sgorgano spontanee da quanto è detto sopra. Riferirò soltanto che questa povera Suora mentre rimaneva imprigionata nel collegio di Getafe chiese di poter venire a parlare col Nunzio. La Superiora locale trasmise la domanda al P. Fondatore, il quale rispose di no.
 +
 
 +
:28.In attesa delle disposizioni che vorrà dettare cotesta Sacra Congregazione, io ho (tachado: incom) procurato di rimettere un po´di ordine nell´andamento di questo provero Istituto. Ne ho parlato al Provinciale degli Scolopi, il quale proibì ai religiosi della provincia – compresi quindi il P. Fondatore Faustino Míguez – ogni contatto con le Figlie della Divina Pastora e mi fu providenzato (?) che il Visitatore delle Religiose della diocesi di Madrid, che da tempo conosce la seconda Consigliera complicata in tutte queste faccende, si azzardò quindi a (tachado: li scrisse) scriverla una letterina confidenziale esponendola il gran pericolo che creavano all¨Istituto se insistevano nel loro atteggiamento di ribellione alle Costituzioni, ad Card. Protettore (che lo scorso noviembre aveva scritto alla Vicaria che “tutto continuasse immutato” (tacha: eguale) ed al Nunzio Apostolico… Il fatto sta che quelle religiose vistosi scoperte nei loro intrighi incominciarono a piangere e a chiedere perdono e a dire che non avevano fatto altro che obbedire al P. Fondatore e copiare letteralmente i documenti dei quali il Fondatore dava loro la minuta.
 +
 
 +
:29.Il Visitatore domando come condizione una lettera di sottomissione e di scusa, che scrissero súbito (tachado: una lettera di scusa) (allego copia) dicendo che ebbero mai in animo di disibbedire agli ordini della Santa Sede, che tutto quello che hanno fatto si debe alla cieca fiducia che avevano nel padre fondatore: domando altresi che tutto si restituisse in pristinum. E così fu. Il Consiglio creato il 10 febbraio si disciolse e (tachado: continuo) ritornò in officio quello che esisteva alla norte della Superiora Generale. Conseguentemente Sor María Casaus di Gesù è di nuovo Vicaria Generale e procederà alla convocazione del Capitolo generale per il prossimo ottobre.
 +
 
 +
:30.Tutto ciò in attesa delle disposizioni di cotesta S. Congregazione: tra le quali disposizioni credo sia opportunissimo un salutare castigo per le ribelli, che con un atteggiamento veramente inesplicabile hanno portato lo scandalo ed il disordine in tutto l´Istituto. E siccome da tale ribelle atteggiamento non è estranea molta ambizione, sono del sommesso parere che tutte le suore che hanno formato parte del Consiglio del 10 febbrario siano private di voce e di voto almeno un trienio.
 +
 
 +
Con sensi…
 +
 
 +
g) Rmo. P. Mauro Serafini, 22.VII.1924
 +
 
 +
Riferendomi al mio Rapporto del 20 giugno pp. nº 1524 riguardante i gravi incidente prodottisi nell´Istituto delle Figlie della Divina Pastora (posizione 380/24) mi permetto comunicare alla P.V. Rma. che, a quanto mi dice oggi il Visitadore delle Religiose della diocesi di Madrid – per il giorno 6 del prossimo agosto sono convocati i Capitoli preparatori del capitolo generale per l´elezione della Superiora Generale.
 +
 
 +
In questi capitoli preparatori le singole case designano le vocali che devono prendere parte al capitolo generale.
 +
 
 +
Conseguentemente, se la Sta. Sede crede opportuno, fra le providenze da adottarsi nei confronti di questo Istituto, di privare di voce attiva e passiva le quattro o cinque Suore che per (tacha: ambizione) ambire cariche ed onori hanno portato tanto disordine e tanto scandalo nell´Istituto, converreble che nei capitoli preparatori sia scelta qualcuna che poi nel prossimo ottobre non potrà né votare né essere votata. Approfitto volentieri dell´incontro etc.
 +
 
 +
h) Al Cardenal Laurenti, 29.X.1924
 +
 
 +
Avvicinandosi la data del (15 novembre) del Capitolo Generale dell´Istituto delle Figlie della Divina Pastora per l´elezione della nuova Superiora Generale, mi permetto ricordare quanto ebbi l´onore di dire all´Emma. Vostra Revma. (tacha: la scorsa… ilegible) la será del 6 corrente circa la (tacha: convenienza) necessità assoluta di adottare (tacha: alcuni) provvedimenti, onde impedire che l´Istituto vada a finire nelle mani di persone indegne.
 +
 
 +
Le principali responsabili dei  gravi disordini che hanno compromesso la pace e la vita dell´Istituto sono Suor María Concepción Hidalgo de Jesús, Sor María Margarita Artime de Jesús e Suor María Amada de Jesús. La prima è la seconda Consigliera Generale dell´Istituto ed è quella che il 10 febbraio pretenne formare il nuovo Consiglio (vhe venne disciolto il 12 aprile) deponendo la egittima Vicaria Generale (tacha: e chiamando se stessa) in sprezzo della Nunziatura e con sequestro di carte officiali della medesima, ed adottando poi per se stessa del titotlo di Superiora Generale interina.
 +
 
 +
Sor Artime viene segnalata damtutti come il capo principaledi tutto il movimiento: entrò nell´intruso Consiglio Generale in qualità di Terza Consigliera e Vice-Segretaria, ed il 6 agosto 1924 venne designata come Vocale per il Capitolo Generale. Ella lavora molto in proprio favore e siccome passa per istruita, sa guadagnarsi simpatie.
 +
 
 +
Suor María Amada García è un´altra di quelle che entrò a far parte del Consiglio Generale del 10 febbraio ed insieme alle precedenti Suor Artime e Suor Hidalgo continua ancora nella campagna contro la Vicaria Generale en ella insubordinazione alle disposizioni superiori en el vilipendio della Nunziatura, che qui è quanto dire della Santa Sede.
 +
 
 +
Il Visitatore Generale delle Religiose di Madrid, che è sacerdote prudente ed equilibrato e che conosce bene persone e cose dell´Istituto delle Figlie della Divina Pastora, crede che, per il bene dell´Istituto, almeno queste tre religiose dovrebbero restare senza voce passiva per sempre e senza voce attiva (tacha: in generale) nel prosimio Consiglio Generale.
 +
 
 +
Como esposi a V. Eminenza, una eventuale indulgenza di cotesto alto Dicastero sarebbe fatale per l´andamento dell´Istituto, per il vigore della ficia Rappresentanza, la quale, a dire il vero con la più sommessa venerazione, non si vedrebbe certo incoraggiata non dirò a far mostra di zelo, ma neppure al (tacha: più esatto) compimento del suo dovere, quale è stata fino ad oggi la sua azione verso l´Istituto della Divina Pastora.
 +
 
 +
Richiamando infine (tacha:… ilegible; all´E.V. Rma.) la Benevola attenzione della E.V. sopra l´urgenza del caso, in vista della imminenza del capitolo generale, mi chino…
 +
 
 +
i) A María Casaus, Secrtª General, (?).XII.1924
 +
 
 +
Recibí a su debido tiempo la comunicación que V.R. ha tenido a bien dirigirme, del resultado de la elección de la Rda. Madre General, Vicaria y Consejeras del Instituto (tacha: celebrado) que tuvo lugar el 15 de (tacha: los corrientes) noviembre p.p. Mucho me alegro de la unanimidad con que el Instituto ha elegido a su Superiora General y aprecio sinceramente el testimonio de adhesión al Padre Santo y a quien le representa en esta católica nación, que el nuevo Consejo ha querido expresarme. Dándoles las merecidas gracias y felicitación, pido a Dios las ilumine y asista siempre; y con particular benevolencia les envío a la Superiora General, a la Vicaria, a las Consejeras y a la digna Secretaria General mi efusiva bendición…
 +
 
 +
j) Al Secretario de la Sda. Congreg. de Religiosos Nº 1733, 29.XII.1924
 +
 
 +
Rmo. P. Abbate D. Mauro Serafini, Secretario della S. Congregazione de Religiosi.
 +
 
 +
Ho ricevuta sua pregiata lettera dell´11 corrente Nº 380/24 con cui la P.V. Rma. mi comunica che cotesto Sacro Dicastero “non è alieno dal prendere quelle misure di rigore che si riterranno opportune verso alcume Figlie della Divina Pastora: desiderano sapere prima se siasi (tacha: effettivamente) tenuto il capitolo generale e se alcune delle colpevole sia stata scelta a qualche carica dell´Istituto.”
 +
 
 +
In riscontro a tale lettera, mi affretto a comunicarli che il capitolo si tenne effetivamente il 15 novembre ppº e (tacha: che nessuna di quelle che a me vennero segnalate come le principalmente colpevole dei noti incidente venne eletta a qualche  carica del capitolo generale e che la antica Vicaria Generale, deposta, incarcerata e calunniata (come sa cotesta s. Congregazione) dalle ribelli venne eletta Consigliera-Segretaria Generale dell´Istituto) che, esendose qui capito che la Sacra Congregazione favorita da cui per disvegliare (?) combinazionianche da un involuntario intralecio di ufficio, non si decideva ad appoggiare la Nunziatura , la quale da dieci mesi inútilmente insisteva, per scritto ed a voce, al fine, di necessità virtù, e si è reusciti a impediré che la congiura contro la disciplina e contro la legittima autorità Pontificia  portasse il suo effetto, di maniera che, grazie a Dio, nessuna delle… ha avuto la soddisfazione di essere eletta.
 +
 
 +
E ringrazio Iddio che tale soddisfazione sia loro venuta a meno, non ostante che le ribelli sono all´último (tacha: a quanto mi si dice); tacha luego seis líneas enteras en forma de no poderse leer de ellas palabra alguna- si siano valse (tacha: anche) dal benévolo (tacha: e… ilegible) silenzio della Santa Sede per propalare e sostenere che la Nunziatura aveva agito anticanónicamente e inválidamente (e si era limitada ad urgere l´obbedienza alle Costituzioni ed al Codice fin tanto che la Santa Sede non decidesse altra cosa!), e che ese stassero dalla parte della verità e della giustizia ed avevano l´appoggio di Roma. La quale (tacha: mi sia) e sia ciò (tacha: permesso aggiungere) certo, senza (tacha: naturalmente) volere offendere nessuno ed anzi con assoluto e sincero rispetto, sebbene col dolore che si sperimenta quanto all´Estero, uno si vede da una parte sponente di facoltà e dell´altra non assistito dall´autorità; (tacha: …ilegible), in questo caso, disgraziatamente non demostrate (credo in perfetta buona fede) di… la disciplina religiosa e di corroborare quella che qui e autorità ed Autorità del Papa e della Santa Sede, conculcata in tutti i modi da alquante monache ambiziose, cattive ed ignoranti; (tacha: e como che) protette da Roma, se non dal capo, non so di chi e perché (tacha: almeno… varias palabras ilegibles); ed ha dato a vedere a quanti si sono informati di questi scandalosi incidente, (e non sono pochi!) che la ragione stava da parte di quelle dispotici religiose, e che la Nunziatura aveva toroto, ed aveva del ricorrere all´Autorità centrale!
 +
 
 +
Con sensi di sima ecc.
 +
 
 +
k) A don Emilio Rodríguez, 28.II.1925
 +
 
 +
La Sagrada C. de Religiosos, habiendo examinado detenidamente los desórdenes verificados, el pasado año, en el Instituto de Religiosas de la Divina Pastora, y deseosa de que dichas graves y públicas faltas  no se queden impunes, se ha servido disponer que las religiosas Sor María Concepción Hidalgo, Sor María Margarita Artime y Sor María Amada García queden privadas de voz activa y pasiva ad nutum Sanctae Sedis; y que las religiosas Sor Luisa Villegas y Sor Anunciación Merino queden privadas de voz activa y pasiva ad tiennium de manera que estas últimas durante este período de tiempo, no puedan ser elegidas para superioras locales.
 +
 
 +
Al rogar a V.I. quiera comunicar, en la debida forma, estas disposiciones de la S.S. a la Superiora Gen. del Instituto y a las religiosas interesadas, me honro en reiterarme con la mayor estima de V.I. […].
 +
 
 +
l) Al Cardenal Laurenti, 28.II.1925
 +
 
 +
Ho avuto l´onore di ricevere il venerato Dispaccio dell´Eminenza Vostra Rvma. del 17 corrente Nº 380/24 riguardante le misure che cotesta Sacra Congregazione ha stimato Dover prendere contro alcune religiose dell´Istituto delle Figlie della Divina Pastora che l´anno scorso promossero gravi disordinio nellÍstituto.
 +
 
 +
Nell´assicurare l´Eminenza Vostra che ho súbito disposto per l´opportuna comunicazione di dette misure, le quali, quantumque tardive, serviranno a rafforzare lo spirito di disciplina nell´Istituto e a prevenire eventuali nuovio tentativi di disordini, che una ambizione non punita potrebbe gomentare, mi permetto manifestarle con tutta sincerità che il ritardocon cui giunse costà il mio Rapporto Nº 1733 del 29 dicembre pp. si debe, non già a un disguido postale, ma al fatto che io stesso l´ho trattenuto per oltre un mese sul mio tavolino, temeroso che potesse interpretarsi contro le dignissime (tacha: persone che)e per me veneratissime persone che compongono cotesta Sacra Congregazione, ciò che io intendevo dire (tacha: soltanto contro le cose) exclusivamente le inesplicabili circostanze che (tacha: facevano) davano alle rebelli (como le hanno datopur troppo effettivamente (tacha: come prottete in Roma) il pretesto di spacciarsi come (tacha: prottete in Roma) si stessero nel giusto e come se Roma ratificasse e proteggesse il loro operato.Mi chino al bacio ecc.
 +
 
 +
m) Comentario del Nuncio a una nota de “El Debate”, 12.III.1925
 +
 
 +
 +
 
 +
:“El Debate”, diario de Madrid, hoy llamado el “YA” publicó en su nº 4885 del jueves, 12 de marzo de 1925, la siguiente nota, en el apartado:”FALLECIMIENTOS”. El Nuncio Tedeschini la recortó y pegó en un folio y al pie hizo su comentario.
 +
 
 +
a´) nota necrológica
 +
 
 +
El día 8 falleció en las Escuelas Pías de Getafe, a la avanzada edad de 94 años, el M.R.P. Faustino Míguez, virtuosísimo religioso escolapio, que consagró su vida por completo a la enseñanza de los niños, al estudio de las ciencias físico-químico-naturales, con sus aplicaciones a la medicina y ejercicio de la caridad. Conocidísimo era en toda España por las casi maravillosas curaciones llevadas a cabo, tanto con sus acertadas prescripciones médicas, cuanto con el empleo de sus eficaces específicos, de fama mundial. Muy sentida ha sido su muerte, y su enterramiento, que se verificó al siguiente día, fue una verdadera manifestación de duelo, asistiendo, además de los RR.PP. Ramón Navarro y Anselmo Tomás, asistente general y vicario provincial de Castilla, respectivamente, y los PP. Rectores de los colegios de S. Fernando, San Antón, Calasancio y Alcalá de Henares y no pocos religiosos de la Orden, las autoridades locales, numerosos amigos, los 580 alumnos del colegio con su profesorado y las religiosas de la Divina Pastora, fundación debida a la inagotable caridad del finado, y cuya misión es la enseñanza gratuita de las niñas.
 +
 
 +
b´) Comentario del Nuncio
 +
 
 +
Questo venerando Religioso che era stato ingannato da alcune de las Hijas de la Divina Pastora, s´accorse poi dell´errore e si pose da parte della disciplina e dell´ordine contro le ribelli. 12 marzo 1925.
 +
 
 +
==5. Escritos oficiales de la Congregación de la Divina Pastora==
 +
 
 +
 +
 
 +
:Presentamos aquí los documentos que con carácter oficial emanaron del Consejo General o de alguna de las MM. Generales o Vicarias o de la Secretaria General.
 +
 
 +
a) Obediencia para M. María Casaus, 1.II.1924
 +
 
 +
:ASV. Nunz. Spagna. Tedeschini, Caja 1921-1931. Rubrica 7ª nº 13. Inédito.
 +
 
 +
El Consejo del Instituto de Hijas de la Divina Pastora, en virtud de esta Obediencia manda a V.C. ponerse en camino para nuestro colegio de Getafe inmediatamente después de recibir este aviso, tomando al efecto el primer tren. Dios guarde a V.C. m.a. Getafe 1 de febrero de 1924. Sor Concepción de Jesús. Sor Luisa de Jesús. Sor Mª Amada de Jesús.
 +
 
 +
b) Oficio de acompañamiento de la documentación, 10.II.1924
 +
 
 +
:Publicado, como los siguientes hasta f) inclusive por A. DEL ÁLAMO. Originales en el Archivo de la casa de Monforte.
 +
 
 +
Para dar cumplimiento a lo mandado en nuestras santas Constituciones y al mandato de nuestro R.P. Fundador, enviamos a V.C. los adjuntos oficios y documentos para que según el orden numerado, se sirva leerlos a toda la Comunidad reunida en la capilla al toque de campana. Dios guarde a V.C. muchos años. Getafe, 10 de febrero de 1924. Sor Concepción Hidalgo.
 +
 
 +
c) Sustitución de la M. Julia, 10.II.1924
 +
 
 +
Reunido el Consejo General en Getafe, después de oído el parecer del Sr. Nuncio de S.S., en cumplimiento del Derecho Canónico y de nuestras Constituciones, declara que la sustituta de la Rda. M. Julia Requena de Jesús (q.e.p.d.) es la M. Concepción hidalgo de Jesús, hasta ahora superiora local de Getafe, la cual desde este momento queda constituida Superiora General interina, lo que comunicamos a V.C. para su conocimiento y el de las Religiosas de esa casa y efector consiguientes. Dios g. a.  V.C. m. a. Getafe, 10 febrero 1924. Sor Concepción HIDALGO. Sor M. Amada García de Jesús. Sor Luisa Villegas de Jesús. Faustino Míguez.
 +
 
 +
d) Sentencia contra M. María Casaus, 10.II.1924
 +
 
 +
El Consejo General en vista de la inexplicable conducta que la M. María Casaus de Jesús observó con la difunta y digna Superiora General y de que a su muerte y contra las órdenes del Consejo y Fundador se arrogó, derechos que no tenía, sin parar mientes en el gravísimo escándalo que daba al Instituto, y en visa de la desobediencia al precepto formal dictado en virtud de santa Obediencia de presentarse ante el Consejo en nuestro colegio de Getafe, declara para siempre a la hasta ahora conocida por M. María Casaus de Jesús, 1º Sin derecho alguno al puesto que por orden de antigüedad venía ocupando entre las Coristas, no siendo Corista por impedimento Canónico y por las Constituciones del Instituto. 2º Sin voz activa ni pasiva, de que venía usando por no ser Corista según el nº 1º. 3º que ni interinamente puede tener derecho a tal puesto de antigüedad entre las Hermanas Operarias por no haber hecho su Noviciado. 4º Sin poder comunicar con las Religiosas por su escandalosa desobediencia al precepto formal del Consejo General y mal ejemplo a las Religiosas.
 +
 
 +
Todo esto sin contar con las consecuencias que resulten del juicio abierto a petición del R.P. Fundador y en trámite para averiguar otras cosas en vista de la inconcebible conducta de las que imitan y apoyan su denigrante proceder, a fin de aplicarles el castigo, que según los “Principios de Gobierno” corresponda. Así verán todos los miembros del instituto que está en vigor su lema: “O ser como se debe o no ser”, y así debe seguir hasta el fin.
 +
 
 +
Sea cual fuere la conducta de M. María Casaus de Jesús, se advierte que siempre quedarán en pie los nn. 1º y 2º.
 +
 
 +
Dios g.a. V.C. muchos años. Getafe 10 de febrero de 1924.
 +
 
 +
Sor Concepción Hidalgo. Sor Luisa Villegas de Jesús. Sor María Amada García de Jesús. Sor Anunciación Merino de Jesús. Sor Margarita Artime de Jesús.
 +
 
 +
e) Nombramientos subsiguientes
 +
 
 +
a´) Consejeras complementarias, 10.II.1924
 +
 
 +
:Por brevedad no damos el texto.
 +
 
 +
b´) A la casa de Monforte 10.II.1924
 +
 
 +
:Por brevedad no damos el texto.
 +
 
 +
c´) A la casa de Chipiona, 10.II.1924
 +
 
 +
:Omitimos el texto por brevedad.
 +
 
 +
f) M. Superiora y comunidad de Monforte de L. 10.II.1924
 +
 
 +
Por fallecimiento de nuestra Rdma. Madre Superiora General  (q.s.g.h.) el Consejo General ha designado ha designado la Casa de Getafe y el día 28 de Agosto de los corrientes para la celebración del Capítulo General Extraordinario de nuestro Pío Instituto, para la elección de nueva Superiora General y de su Consejo.
 +
 
 +
Por tanto, los Capítulos Locales para le elección de Vocal y Sustituta, según ordenan nuestras Constituciones, se celebrarán el día 30 de mayo y la Superioras y Vocales elegidas se hallarán en dicha Casa de Getafe con tres días de anticipación, trayendo cada una el Acta de su elección y las Superioras además la Patente de su nombramiento y estados de las Casas.
 +
 
 +
Así los ordenamos y mandamos por las presentes, firmadas, selladas y refrendadas por nuestra Vice Secretaria en Sanlúcar de Barrameda a 19 de febrero de 1924. Sor Concepción Hidalgo de Jesús. Sor Margarita Artime de Jesús, Vice Secretaria.
 +
 
 +
g) Preces a S. Santidad pidiendo ratificación, 27.II.1924
 +
 
 +
:Copia ASV. Nunz. Spagna. Tedeschini, Caja 1921-1931, Rubrica 7ª nº 13.
 +
 
 +
:Véase el comentario que hizo M. María Casaus a este escrito, que le fue presentado por el Visitador General Emilio Rodríguez el 29 de marzo de 1924, cuando aún se hallaba confinada en su habitación en Getafe (infra 2, g. nº 25, nota H).
 +
 
 +
Santísimo Padre:
 +
 
 +
El Consejo General del “Pío Instituto de Hijas de la Divina Pastora” reunido en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), postrado a los pies de V.S. humildemente expone:
 +
 
 +
1º. Que habiendo fallecido el 28 de octubre de 1923 la Superiora General, M. Julia Requena de Jesús (q.s.g.h.) y debiendo sustituirla en dicho cargo, según las Constituciones del Instituto la Vicaria General y primera Consejera, ha sido proclamada en Consejo el día 10 de febrero la M. Concepción Hidalgo de Jesús, por entender que dicha Madre era la designada por las Constituciones y por el Derecho Canónico, y acto se guido se ha procedido a completar el Consejo siguiendo las instrucciones de las mismas santas Constituciones.
 +
 
 +
2º. Que del dicho cargo ha sido excluida la M. María Casaus de Jesús, a pesar de que figuraba y obraba como Vicaria, porque ni lo era ni lo podía ser, puesto que el Código Iuris Canonici, cc. 488, 490 y 504 y nuestras Constituciones nn. 200 y 208, la inhabilitan por ser fruto de doble adulterio) siendo esto público.
 +
 
 +
3º. Que a dicho Consejo no ha asistido la M. María Casaus de Jesús, a pesar de haber sido llamada por el Fundador y a pesar de habérselo mandado el Consejo en virtud de santa obediencia, sin alegar imposibilidad ni razones de su desobediencia.
 +
 
 +
4º. Que la M. Concepción Hidalgo de Jesús, en cumplimiento de las Constituciones, ha convocado el 19 de febrero a capítulo extraordinario para el 28 de agosto del presente año.
 +
 
 +
5º. Que habiendo renunciado dos Consejeras Generales a su cargo de superioras locales, por incompatibilidad, según las Constituciones (nº 232), la M. Concepción ha nombrado las Superioras correspondientes, así como también de la casa en que ella era superiora y de la casa de que era superiora la M. María Casaus de Jesús”.
 +
 
 +
Expuesto lo cual, el Consejo General pide humildemente a V. Santidad lo ratifique y al mismo tiempo pide su apostólica bendición. A los pies de V.S. Sor Concepción Hidalgo de Jesús. Sor Luisa Villegas de Jesús. Sor María Amada García de Jesús.
 +
 
 +
Sanlúcar de Barrameda 27 febrero 1924.
 +
 
 +
h) Oficio a M. Pastora Pérez para exploración de la voluntad de M. Casaus, 1.III.1924
 +
 
 +
:Original en ASV. Nunz. Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1932 Rubrica 7ª, nº 13, Inédito.
 +
 
 +
El Consejo General reunido en Sanlúcar el 1º de marzo de 1924, deseando interceder ante la S. Sede por la M. María Casaus de Jesús en vista de que la profesión y vestición fueron a su juicio nulas, y creyendo y creyendo que asó lo declarará a S. Santidad manda a V.C. que ante dos testigos de esa comunidad, interrogue a dicha M. María si tiene el propósito de pertenecer a nuestro Pío Instituto y nos comunique la contestación en documento firmado por V.C. y los testigos. Dios guarde a V.C. muchos años. Sanlúcar 1º marzo 1924.
 +
 
 +
Sor Concepción Hidalgo de Jesús. Sor Mª Amada de Jesús. Sor Luisa Villegas de Jesús. Sor Margarita Artime de Jesús. Sor Anunciación Merino de Jesús.
 +
 
 +
i) Preces a Roma pidiendo liberación de Mª Casaus, post 5.III.1924
 +
 
 +
: Copia en ASV, Nunz.Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1931, Rubrica 7ª, nº 13. Inédito.
 +
 
 +
:Véase el comentario que a estas Preces hizo posteriormente la interesada M. María Casaus (infra 2, g, nº 26, nota I). A ella le fue presentado el manuscrito original, de mano de M. Margarita Artime, de la que hace una pintura nada halagüeña de religiosa ambiciosa y promotora en gran parte, de lo que estaba ocurriendo, pues esperaba a ser elegida Superiora General, al amparo de gran valimiento que tenía con el P. Gonzalo Etayo, brazo derecho del Fundador en aquellos años.
 +
 
 +
:Advierte que en los nn. 1 al 5 no aparece ningún hecho suyo ponible.
 +
 
 +
:Se dice en el nº 3º que hay una solicitud mía en que se dice que soy hija legítima: no la recuerda.
 +
 
 +
:Ciertamente existía y aún hoy se conserva (supra 1, a).
 +
 
 +
:Justamente advierte que se debe atender a las partidas sacramentales.
 +
 
 +
:Ahora ciertamente se pidió a Sevilla certificación de la partida de bautismo de Mª Casaus, que no existía en al Archivo General de Sanlúcar. Va fechada el 21.III.1924 (supra 1, e).
 +
 
 +
:Insiste en que sin duda interesó su título de Maestra a la superiora de entonces: la culpa fue de dicha superiora de 1894. El S. de Dios no era entonces Director: había renunciado en julio de 1891 obligado por la postura del P. Marcelino Ortiz, está libre, pues, de toda responsabilidad en esto.
 +
 
 +
:Explica luego con detalle la falsa acusación de “sedición”; igualmente la deuda de las 3.000 ptas. y las aperturas de la Caja General que pueden comprobarse por el libro de Caja.
 +
 
 +
:Se deshace también de la inculpación de sustracción de documentos comprometedores. La verdad es que no los había, si se refieren a los comprobantes de su ilegitimidad, según carta de Sor Ángeles González León a M. Concepción Hidalgo fechada el 6.II.1024 (infra 6); le dice taxativamente (adviértase bien la fecha): “Así que no busque documentos porque no los hay ni pudo haberlos”. Parece que se quedó con la partida de bautismo, que había manejado don Francisco Rubio, el P. Manuel de la Oliva, que pretendía arreglar el asunto y no lo logró.
 +
 
 +
:Es curioso en todo este proceso ver que se llegará al fin, y sin legalizar la situación de ilegitimidad de natales de Mª Casaus, seguirá tan campante sin renovación de vestición y votos, y sin pedir convalidación alguna.
 +
 
 +
Santísimo Padre:
 +
 
 +
El Consejo General del “Pío Instituto de Hijas de la Divina Pastora” reunido en nuestro colegio de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) postrado a los pies de V.S. humildemente expone:
 +
 
 +
:1º.Que la M. María Casaus de Jesús ingresó en el “Pío Instituto” a la sazón de derecho diocesano, en 1894; pero el Sr. Arcipreste D. Francisco Rubio, al ver la fe de bautismo y que era fruto de doble adulterio (según dicha Madre de un adulterio) en nombre del Emo. Cardenal Benito Sanz y Forés, la despidió en cumplimiento de nuestras Constituciones.
 +
 
 +
:2º.Que después el confesor D. Manuel de la Oliva, de dicha postulante, indujo a la M. Superiora de la casa-noviciado, de la cual era también confesor, a que la admitiese, asegurando que él lograría dispensa del impedimento: pero al ver que le era imposible arreglar el asunto, les impuso silencio y que siguiesen adelante.
 +
 
 +
:3º.Que en estas condiciones tomó el hábito el día dos de septiembre de 1894 y profesó el 28 de septiembre de 1896: encontrándose en el archivo la solicitud de M. María, firmada por la entonces superiora y el Sr. Vicario de esta ciudad, delegado del Sr. Arzobispo, en que fraudulentamente se dice “hija legítima” siendo público su origen adulterino.
 +
 
 +
:4º.Que en estas condiciones llegó a ser maestra de novicias durante cuatro años, y Consejera General y en el capítulo general de 1919 fue nombrada primera Consejera y Vicaria General, cargo anejo al primero por nuestras santas Constituciones.
 +
 
 +
:5º.Que con ocasión de normalizar todas las cosas a la muerte de nuestra M. General Julia Requena (q.s.h.g.) en conformidad con los sagrados cánones y nuestras Constituciones, se ha visto no exigir ningún documento que acredite haber sido habilitada para la vestición y profesión canónica.
 +
 
 +
:6º.Que la dicha M. María Casaus de Jesús siguió, desde 1919 una conducta sediciosa, como se le probó ante el P. Fundador con sus mismas cartas en Consejo habido en Getafe el día 13 de agosto de 1922: que contra la orden expresa de la M. General, contrajo una deuda de más de 3.000 ptas.; que a la muerte de la M. General, contra el precepto del P. Fundador y del Consejo abrió la Caja General, según testimonio jurado de la Procuradora General, cuya copia fiel dice así:
 +
 
 +
:“Al preguntarme ayer 23, si se había abierto la Caja General y sacado dinero de ella, sin darme cuenta bastante, pues creí se referían a cuando llegó M. María de Getafe y para los gastos de ropa y documentos se sacaron 559,50 de las cuales quedaron en mi poder 3,85 ptas. = A los pocos días llegó el giro de Buenos Aires de 5500 ptas. que venía dirigido a la Superiora de Sanlúcar y que guardó con el sobrante de las 559,50 ptas. El día 4 al entregarme las 5500 ptas. que se había de llevar a Cádiz para sacar los pasajes, para dejar aquí el dinero de los billetes a Cádiz de las 6 religiosas, que salían al día siguiente, hizo falta cambiarlo y con este fin se abrió la Caja General. Esta es la verdad y por esto me ha arecido un deber el decirla. Sanlúcar 24 de febrero de 1924. Sor Matilde de Jesús Procuradora General”: que contra el mismo precepto abrió el Archivo, puesto que han desaparecido los documentos que la comprometían, y la llave, cuyo paradero no declara: que a pesar de ser llamada por el Fundador y Consejo varias veces y últimamente en virtud de santa obediencia, para normalizar los asuntos del Instituto en 8 de febrero del presente año, ella no se presentó, sin alegar imposibilidad ni razones de su desobediencia, por lo cual el Consejo la ha privado de voz activa y pasiva y del lugar que por antigüedad le correspondía entre las religiosas.
 +
 
 +
:7º.Que, entendiendo el Consejo General ser nula la profesión por no haber precedido noviciado canónico y haber habido fraude, y nula la elección de Vicaria General por los cc. 468 y 504, se ha dirigido oficialmente a dicha M. María en esa forma: “El Consejo General reunido en Sanlúcar el 1º de marzo de 1924, deseando interceder ante la S. Sede por M. María Casaus de Jesús, en vista de que la profesión y vestición fueron, a juicio, nulas y creyendo que así lo declarará Su Santidad, manda a V.C. que ante los testigos de esa Comunidad interrogue a dicha M. María si tiene el propósito de pertenecer a nuestro Pío Instituto y nos comunique la contestación en documento firmado por V.C. y los testigos. Dios g.a. V.C. m.a. = Sor Concepción Hidalgo de Jesús = Sor Mª Amada de Jesús = Sor Luisa Villegas de Jesús = Sor Margarita Artime de Jesús = Sor Anunciación Merino de Jesús = Rda. M. Pastora de Jesús, superiora de nuestro colegio de Getafe. Sanlúcar 1º de marzo de 1924”.
 +
 
 +
:8º.Que la respuesta de la M. María es la indicada en la siguiente copia fiel del documento remitido por la superiora de la casa de Getafe:
 +
 
 +
:“En cumplimiento de lo mandado por el Consejo General, llamé a Sor María Casaus de Jesús a mi presencia delante de los testigos Sor Carlota Escudero de Jesús y Sor Sagrario Martín de Jesús, para leerle el oficio, a lo que respondió lo siguiente: “Mientras el Sr. Nuncio no determine, no puedo contestar”. Lo que pongo en conocimiento de V.R. para los fines consiguientes. Dios guarde a V.R. muchos años Getafe 5 de marzo de 1924. Sor Pastora de Jesús. = Carlota Escudero de Jesús = Sor Sagrario Martín de Jesús = Rvdma. M. General del Pío Instituto de la Divina Pastora “.
 +
 
 +
:En vista de todo ello el Consejo General acude a V.S. suplicando humildemente se digne subsanar cuanto haya inválido hasta la fecha y al mismo tiempo declarar a la M. María Casaus de Jesús libre de toda carga de votos religiosos, ya que ella no manifiesta deseos de que S.S. subsane la nulidad de su profesión. A los pies de S. Santidad. Sor Concepción Hidalgo de Jesús = Sor Luisa Villegas de Jesús; Sor Mª Amada de Jesús; Sor Margarita Artime de Jesús; Sor Anunciación Merino de Jesús”.
 +
 
 +
j) Protesta de sumisión y excusa. Inculpación del P. Fundador, 29.IV.1924
 +
 
 +
:Original en ASV, Nunz. Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1931, Rubrica 7ª nº 13. Inédito.
 +
 
 +
:En el mismo lugar se halla archivada una copia a mano. Creemos que las “rebeldes” les hicieron firmar al menos dos originales a máquina: 1) el que se cursó al Cardenal Laurenti y que no hemos logrado localizar; 2) éste, que quedó archivado en Madrid y que luego con todo lo demás se vino a Roma. Esto es un comprobante de que la declaración de M. Margarita Artime, de que habla A. del ÁLAMO, o.c., pp. 499-504 es exacta.
 +
 
 +
:El contenido de este escrito no es original de las firmantes. Su lectura demuestra que se ha compuesto principalmente en vistas al Nuncio Mons. Tedeschini, que se considera casi como “el Papa de España”. El autor del escrito es sin duda don Emilio Rodríguez Quevada, el Visitador General de Religiosas de la diócesis de Madrid.
 +
 
 +
:Al enviarlo a Roma, el Nuncio Tedeschini (infra 4, f. nº 29) asegura que el Visitador exigió a los miembros del Consejo General del 10 de febrero esta carta de sumisión y excusa. Ciertamente se les exigió y de ¡qué modo! Con gritos y amenazas y sin dejarles leer el contenido a las interesadas. Podemos asegurarlo con toda certeza de una de ellas que de esto dejó testimonio jurado (A. del ÁLAMO, o.c., p. 504: “Ignoro dónde a parar lo que coaccionada, tuve que firmar estando encerrada por el Visitador, D. Emilio Rodríguez, en una habitación de las oficinas del Obispado de Madrid de la Calle de la Pasa, pero supongo sería para entregar al Nuncio, que a su vez lo remitiría a Roma. Si las acciones ejecutadas bajo coacción dicen que no son válidas, esta debe ser una de ellas”).
 +
 
 +
:Otra prueba clarísima de que no lo redactaron ellas y de que con su contenido no estaban conformes en que siguieron criticando la intervención e imposiciones del Nuncio en los meses sucesivos, como atestigua el propio Nuncio en su escrito del 29.X.1924 al Card. Laurenti (infra 4, h): “Suor María Amata continua ancora nella campagna contro la Vicaria Generale en ella insubordinazione alle disposizioni superiori en el vilipendio della Nunziatura, che quí è quanto dire della Santa Sede”.
 +
 
 +
:Parece imposible, pero documentos cantan… Don Emilio Rodríguez para el Sr. Nuncio era un sacerdote no solo “prudente” sino también “práctico”, lo que hay que entender en el sentido político de entonces, en que eran prácticos los regímenes totalitarios.
 +
 
 +
:Este escrito, pes, así logradas las firmas de las “rebeldes”, se convirtió en la gran prueba documental de que todo había terminado, habiendo, además repuesto ellas mismas, la Vicaria María Casaus. Con este escrito ellas quedaban justificadas: habían secundado como siempre, desde el inicio de la fundación, la iniciativa del Fundador, que creían fiel intérprete del derecho canónico y de las Constituciones aprobadas por Roma a base del mismo derecho.
 +
 
 +
:Si esto era así, como aquí se les hace declarar, ¿por qué se les sigue tratando de “rebeldes”? ¿Por qué luego Mons. Tedeschini no se aquietará hasta que logre hacer restallar sobre ellas el látigo de las penas que veremos?
 +
 
 +
:Todo, pues, fue tramado por el Fundador arrogándose jurisdicción que por Constituciones no tiene. ¿Por qué no se le castiga a él? ¿Por qué no se le dirige ni una palabra de reconvención?
 +
 
 +
:Nos parece evidente que la diplomacia del Sr. Nuncio, en este caso, llevaba el asunto por camino torcido.
 +
 
 +
Excmo. Sr.:
 +
 
 +
El Consejo General del Pío Instituto de las Hijas de la Divina Pastora, actualmente residente en Getafe, humildemente expone al Excmo. Sr. Nuncio:
 +
 
 +
1º. Seguramente que hemos dado motivo para suponernos en abierta rebeldía con la autoridad de V.E. y por tanto de la Santa Sede, a juzgar por el desarrollo que han tenido los acontecimientos después de la muerte de nuestra Madre General en este nuestro amado Instituto de Hijas de la Divina Pastora.
 +
 
 +
2º A pesar de ello y sin entrar en la explicación de esos hechos, debemos expresar con toda la pena, que nos produce el saber el peligro que nosotras y nuestro Pío Instituto hemos corrido de hallarnos en concepto de desobedientes a las órdenes emanadas de V.E., que no ha sido impulso nuestro ni la marcha de esos sucesos, ni su carácter de discrepancia a las órdenes del dignísimo representante de la Santa Sede: todo ello procede de la dirección inicial de este Pío Instituto desde su fundación; por eso estas Religiosas descansaban en esa dirección y sin su consejo no daban ningún paso importante para la vida del Instituto.
 +
 
 +
3º. De ahí que nunca estuvo en su ánimo desobedecer ni oponerse a las determinaciones del Excmo. Sr. Nuncio en España, las cuales acata con sumisión no sólo externa, sino también interiormente y de corazón.
 +
 
 +
4º. Este Pío Instituto se honra en confesar su adhesión inquebrantable a la Santa Sede, depositaria única de la fe de Cristo, en la cual quieren vivir y morir todos sus miembros, no habiendo cruzado por su mente el pensamiento de faltar en lo más mínimo a estos deberes, que con gusto reconocemos y de los que prometemos no apartarnos nunca: deseando conformar toda la vida del Instituto a las enseñanzas e inspiraciones de la Silla Apostólica, que por mediación de V.E. se nos transmitan.
 +
 
 +
5º. Hacemos una incondicional protesta de obediencia absoluta a nuestra Madre la Iglesia , a la Cabeza visible de Jesucristo en la tierra y a su representante en España, como religiosas y como católicas, deseando se tenga por no dicho y se haga caso omiso de los actos nuestros menos conformes a esta nuestra sincera protesta y declaración.
 +
 
 +
6º. Las religiosas que formaron el Consejo desde 10 de febrero de 1924 con la Vicaria elegida también como el Consejo en la fecha expresada, no sólo piden humildemente y rendidas perdón por cuanto hayan realizado en oposición con las prescripciones canónicas de la Iglesia, sino también con las disposiciones de nuestros Estatutos, rogando vivamente a V.E. eleve esta nuestra súplica a la Sagrada Congregación de Religiosos así como nuestra disposición de acatamiento a cuanto se nos ordene para encauzar nuevamente este Pío Instituto y restituirle a su normalidad canónica.
 +
 
 +
Mientras esperan de la benevolencia de S.E. el referido perdón, piden por la próspera estancia del Sr. Nuncio en nuestra España y b.s.p.a. Sor Concepción Hidalgo de Jesús (rubricado). Sor Luisa Villegas de Jesús (rubricado). Sor María Amada García de Jesús (rubricado). Sor Margarita Artime de Jesús (rubricado). Sor Anunciación Merino de Jesús (rubricado).
 +
 
 +
k) Reposición de M. María Casaus, 12.V.1924
 +
 
 +
:Orig. en Archivo de la casa de Monforte, Hijas de la Divina Pastora. Inédito.
 +
 
 +
“Hasta nueva orden la Madre Vicaria es la M. María Casaus de Jesús”. Sor Concepción de Jesús = Madre Superiora de Monforte.
 +
 
 +
l) Circular de M. Mª Casaus, 15.V.1924
 +
 
 +
Rvda. M. Superiora del Colegio de Chipiona
 +
 
 +
Por fallecimiento de nuestra Rvda. M. Superiora General, (q.e.p.d.), el Consejo General ha designado la Casa de Getafe y el día 15 de noviembre de los corrientes, para la celebración del Capítulo General Extraordinario de nuestro Pío Instituto, para la elección de nueva Superiora General, su Consejo y Oficialas.
 +
 
 +
Los Capítulos locales para la elección de Vocal y Sustituta, según ordenan nuestras Constituciones, se celebrarán el 6 de agosto y las superioras y Vocales elegidas se hallarán en dicha Casa de Getafe tres días antes de la elección, trayendo cada una el acta de su elección y las Superioras además la Patente de su nombramiento y Estados de las Casas. Queda, por orden Superior, sin efecto alguno la Convocatoria transmitida con fecha 19 de febrero de 1924. Así lo ordenamos y mandamos por las presentes, firmadas, selladas y refrendadas por nuestra Secretaria Sustituta, en Getafe, a 15 de mayo de 1924. Sor María Casaus de Jesús, Vicª. Gen.
 +
 
 +
m) Extracto: Circular preparando el capítulo general, 17.X.1924
 +
 
 +
[…] Como en este Capítulo, en conformidad con os artículos 181 y 211 de nuestras Constituciones, no solo se ha de tratar de la elección de las que han de encargarse del gobierno de nuestro Instituto, sino también de todos los asuntos que tengan alguna trascendencia para bien y prosperidad del mismo, todas las religiosas pueden comunicar a sus respectivas vocales, bien de palabra, bien por escrito, aquellas ideas o pensamientos que para el bien del Instituto les dé a entender N. Señor, así como los obstáculos que lo impidan o puedan impedirlo; todo esto se ha de hacer sin miras particulares ni humanas, sino sólo por la gloria de Dios, la perfección de nuestras almas, la observancia de nuestras Constituciones y la prosperidad de los Colegios, en la seguridad de que serán presentadas, discutidas y aprobadas, si así lo merecen, por el Capítulo.
 +
 
 +
Como las Capitulares, llamadas por Dios y por la Congregación para tomar parte en el desenvolvimiento de estos importantísimos asuntos para el porvenir de nuestro amado Instituto, necesitan de las luces de lo alto y disponer el espíritu para que la gracia divina no encuentre obstáculos, se prepararán con unos fervorosos ejercicios espirituales que comenzarán en la Casa de Getafe el día 8 de noviembre por la mañana; para lo cual se ordena a todas las Capitulares que dentro del día 7 que precede se hallen en dicha Casa.
 +
 
 +
Se recuerda a todas las Capitulares que vengan provistas del título necesario para tomar parte en la elección.
 +
 
 +
Dado en nuestra Casa de Getafe, a 17 de octubre de 1924.
 +
 
 +
Sor María de Jesús. Vicaria General; Sor Natividad de Jesús. Secretaria General.
 +
 
 +
n) Al Obispo de Madrid-Alcalá, 30.X.1024
 +
 
 +
:Original en Arch. Obispado de Madrid. Inédito.
 +
 
 +
Con motivo del fallecimiento de la M.R.M. Julia Requena de Jesús (e.p.d.) Superiora General del Pío Instituto de la Divina Pastora, ocurrida en la Casa Generalicia de Sanlúcar de Barrameda, el 28 de octubre de 1923; ha de celebrarse el Capítulo Extraordinario para nueva elección de Superiora General el 15 de noviembre próximo en nuestra Casa de Getafe. Lo que pongo en conocimiento de V.E.I. para lo que se digne disponer […].
 +
 
 +
o) Al Sr. Nuncio Apostólico, 16.XI.1924
 +
 
 +
:Original en ASV, Nunz. Spagna, Tedeschini, Caja (1921-1931), Rubrica 7ª nº 13. Inédito.
 +
 
 +
Excmo. e Ilmo.  Sr. Nuncio Apostólico: Ayer a las siete de la tarde tuvo lugar bajo la presidencia del M.R. Sr. Visitador de Religiosas, la elección de R.M. General y subalternas.
 +
 
 +
Resultando elegidas para R.M. General, por unanimidad de votos, la digna M. Natividad de Jesús.
 +
 
 +
Vicaria M. Gemma de Jesús, Consejeras: M. María de Jesús, Matilde de Jesús, M. Soledad de Jesús. Procuradora: M. Inmaculada de Jesús.
 +
 
 +
Lo que tengo el honor de comunicarle […]
 +
 
 +
p) Al Nuncio Apostólico, 13.III.1925
 +
 
 +
:Original en ASV, Nunz. Spagna, Tedeschini, Caja (1921-1932). Rubrica 7ª, nº 13. Inédito.
 +
 
 +
Excmo. Sr.: Embargada aún por el dolor tengo el sentimiento de participar a V.E. el fallecimiento de nuestro amantísimo y venerado R.P. Fundador , acaecido el domingo 8 de los corrientes a las 2 de la tarde y a los 94 años de edad. Rogamos a V.E. Rma. todas sus Hijas oraciones para el alivio y descanso de su alma, al mismo tiempo que, como buen Padre nos bendiga y tenga muy presentes a estas pobres y hoy huérfanas hijas por disposición Divina, que sumisas acatamos.
 +
 
 +
Le suplicamos encarecidamente nos conceda indulgencias para las recordatorias […].
 +
 
 +
q) M. Natividad Vázquez al Visitador, 10.I.1926
 +
 
 +
:Original en Arch. Obispado de Madrid. Inédita.
 +
 
 +
:No tenemos datos concretos para interpretar el contenido de esta carta. La letra del original (contenido y grafía) es de M. María, secretaria General. La firma es de M. Natividad Vázquez, Superiora General.
 +
 
 +
Sanlúcar, 10 enero de 1926.
 +
 
 +
Muy estimado y respetable Padre en Jesús: La paz del Señor nos guíe.
 +
 
 +
Ya habrá V.R. tenido una larga entrevista con M. Ángeles y por tanto estará enterado perfectamente de la conducta observada por Sor Margarita [Artime]. Como V.R. comprenderá, las cosas, creo que han llegado a su término, más no cabe. Consentir tales escándalos, tales ejemplos en la casa del Señor no creo sea conciencia, a más ya V.R. sabe estoy a sus órdenes.
 +
 
 +
Si V.R., como servidora, se ve que hay que cortar por lo sano y que cuanto antes salga, no tenga inconveniente por mí ni por el Consejo.
 +
 
 +
Sí, que me es dolorosísimo, pues es un alma al borde de un precipicio, pero se lo ha buscado ella, más no se puede hacer para evitarlo, sin menoscabo del bien general y las Constituciones me dicen muy clarito “que se ha de preferir el bien del Instituto al de algunos de sus miembros por muy esencial que parezca. V.R. ayúdeme en caridad, mi buen Padre, pues lucho entre el deber y la consideración, de que es una esposa del Señor.
 +
 
 +
Imposible mandarla a otra casa […]
 +
 
 +
==6) Escrito de M. María Ángeles González León==
 +
 
 +
''A Rda. M. Superiora de Getafe, 6.II.1924.
 +
 
 +
Mi muy amada hermana en Jesús: Éste reine siempre en nuestros corazones. Ya tendrá en su poder un telegrama que en cuanto recibí su carta y vi era urgente la contestación, le puse lo más conciso e inteligente que pude, dejando para escrito la explicación que me pide.
 +
 
 +
Como es cosa muy delicada la cuestión se la explicaré según sé.
 +
 
 +
Cuando vino a la Congregación M. María, yo no sabía nada de lo que le ocurría, porque el P. Oliva (q.e.p.d.) la recomendó y me dijo era muy lista y había de ser útil. Al tomar el hábito vio D. Francisco Contreras, que decía la fe de Bautismo hija natural y no legítima y me hizo ver lo que era, porque yo entonces no lo sabía.
 +
 
 +
Con lo mismo escribí al p. Oliva y me contestó que él lo estaba arreglando, que tomara el hábito y después resultó que no lo podía arreglar, porque su padre y su madre eran casados y no podían hacer nada. Su padre murió mal, porque no quiso separarse de la mujer con quien vivía o sea la madre de M. María y no pudo recibir los Stos. Sacramentos: así que nada pudo hacer ni arreglar el P. Oliva; en vista de esto, sólo dijo que bajo su responsabilidad siguiera, pues quería quitarla del peligro como ya estaba Emilia la madre de las niñas; esta se casó a últimos de sus días y reconoció a sus hijas y arregló las partidas.
 +
 
 +
Así que no busqué documentos porque no los hay ni pudo haberlos.
 +
 
 +
¡Qué verdad es que los hijos sufren las consecuencias de las locuras de los padres!
 +
 
 +
Ya se quiso evitar esto dejándola sin cargos, pero lo tomaron a mal y para mí fue el sufrimiento.
 +
 
 +
Esto que le digo no quiero lo sepa más que el R.P. para su gobierno; rompa la carta en cuanto la lean, pues es una falta de caridad se publique una cosa tan fea y que no se puede ya remediar. ¿Cómo sigue Sor Secundina? Por aquí dicen que está muy grave. B.S.M. al R.P. y para V.C. un abrazo de esta su hermana que mucho la ama. Sor Ángeles de Jesús.
 +
 
 +
==7. Escritos del Siervo de Dios.==
 +
 
 +
 +
 
 +
:Ofrecemos a continuación tres escritos del Siervo de Dios: el primero va dirigido a todas las religiosas, dando cuenta de lo que ha hecho en los meses de crisis para bien de la Congregación, queriendo ser fiel intérprete de los Sdos. Cánones y Constituciones.
 +
 
 +
:En el segundo se nos revela su espíritu interior en medio de las tinieblas de su calvario, que se complace en “amar y sufrir”.
 +
 
 +
:El tercero es autoacusatorio: el Señor le dio a entender que todo se ha producido por su errónea interpretación del escrito del Cardenal Basilio Pompili a M. María Casaus.
 +
 
 +
a) A todas las religiosas Pastoras, 10.II.1924
 +
 
 +
Amadas Hijas: Antes de despedirme de vosotras para siempre, creo es mi deber justificar mi conducta ante vosotras, para vuestra tranquilidad, explicándoos las gestiones por mí realizadas.
 +
 
 +
1º A la muerte de la Madre General (q.e.g.h.) telegrafié al Consejo allí reunido que “inventariase lo del Archivo” y aplazase lo demás.
 +
 
 +
2º Avisé que viniesen a Getafe tanto las Consejeras como la Superiora de Sanlúcar, en sustitución de Madre Natividad, en conformidad con las santas Constituciones.
 +
 
 +
3º En esta expuse a Madre María de Jesús el impedimento canónico que anulaba su elección de Vicaria General y Consejera y la conveniencia de que escribiera al Emmo. Cardenal Protector que se dignase solicitar de S.S. el favor de nombrar directamente Superiora General, mirando por su buen nombre, por lo cual se diferiría el cumplimiento de las santas Constituciones.
 +
 
 +
4º Pasaron los tres meses, plazo que el nuevo código fija para cumplir lo que se pide sin contestación de la Santa Sede, urgiendo la resolución por los muchos y serios males que se siguen de esta situación insostenible, en que figura como Vicaria una inhábil, que ni lo es, ni lo puede ser.
 +
 
 +
5º Legalmente no es otra la Vicaria General que la M. Concepción de Jesús.
 +
 
 +
6º Cumplida la fecha de los tres meses de la defunción de la Madre General y recibido el parte de la fundación de Buenos Aires, se avisó a todas las Consejeras para su aceptación o negativa y para normalizar vuestro estado.
 +
 
 +
7º En este intermedio llegó a mis oídos que había marejada en los Colegios y me resolví a escribir en el acto a todas las Superioras para que me dijesen si era verdad y quienes la promovían; tuve la satisfacción de recibir contestación inmediata de que no había nada de esto lo cual agradecí mucho por lo que prescriben los “Principios de Gobierno”.
 +
 
 +
8º Posteriormente llamé de nuevo a las Consejeras y la Madre María no tuvo por bien acudir, sino que ante mi llamamiento dijo que no vendría a no mandárselo el Arzobispo, el Nuncio o el Papa y que no faltaban Religiosas que aprobaban su proceder.
 +
 
 +
9º Al aprobar S.S. las Constituciones de vuestro Instituto ratificó la ley del nuevo Código de que ninguna que sea ilegítima puede ser Provincial, Vicaria Provincial, Vicaria General ni menos Superiora General, así lo hace como centinela de las Religiones [agregado con letra] y de la moralidad.
 +
 
 +
10º Llamada M. María por el Consejo en virtud de santa Obediencia a Getafe para normalizar definitivamente vuestra situación, en cumplimiento de las santas Constituciones, no acudió al llamamiento sin alegar imposibilidad ni razones de su desobediencia.
 +
 
 +
11º Después de todo lo expuesto, comprenderéis, amadas Hijas, la honda pena de mi corazón que ya estaba dilacerado por la conducta nada satisfactoria que de tiempo atrás venía observando la M. María: seguramente esas Religiosas, que aprueban el proceder de dicha Madre, estaban ignorantes de lo referido, pues en caso contrario por sí mismas quedaban juzgadas.
 +
 
 +
Vuestro Padre que como sabéis, no tuvo otro pensamiento que el de buscar con vuestro Instituto la gloria de Dios, ha visto apenado la intrusión absurda y desatentada de quien ninguna superioridad tenía en derecho, y, al vislumbrar frustrados sus santos propósitos por dicha causa, concibió la idea, si no se ponía remedio, de añadir al testamento un codicilo legándole todo a la Escuela Pía a favor de las niñas pobres, o a los Obispos de las Diócesis, en que hay enclavados Colegios vuestros, para obras de beneficencia.
 +
 
 +
Espero que no llegará este caso, porque el Consejo sabe cumplir su deber. Seguid por el camino de la observancia y daréis así gloria a Dios y será feliz vuestro Padre que os bendice públicamente por última vez. Faustino Míguez.
 +
 
 +
b) M. María Amada García Yepes, ?.IV.1924
 +
 
 +
Hija mía, como ni me has visto ni te he visto y sé que estás pasando y sufriendo horrores, según tienescostumbre de decirme muchas veces todo lo que pasa, y ahora estamos lejos; unamos los sentimientos, no sufras nada, todo pasa, quiero que disfrutes de esa paz que Jesús permite que tengas, cuando de verdad te das a Jesús y a María; no te aflijas ni hagas caso de nada: amar y sufrir; yo hago igual; me voy pronto y me despido de ti; no te apenes que cuando Nuestro Señor te llame iré por ti, para llevarte con Jesús y Nuestra Stma. Madre la Divina Pastora; procura aprovecharte bien, para que tu preparación sea agradable a nuestros dos amores. Ahora sigue trabajando por las almitas que te confíen tus Superioras.
 +
 
 +
c) Escrito autoacusatorio, X. 1924
 +
 
 +
:Inédito.
 +
 
 +
:Copia literal de lo que dice el sobre adjunto, escrito en lápiz, de puño y letra del Rdo. Padre Faustino Míguez, no conservado.
 +
 
 +
''“Por no entender yo lo que decía a la Madre María, lo que a su segunda le decía el Emmo. Cardenal Protector, he sido causa de todos los disgustos, que siento en el alma, como lo he conocido hoy en la misa. Te pido se lo comuniques al Sr. Visitador para que se me culpe de todo y descargue sobre mí toda la responsabilidad. Que siento no poder escribir mejor”.
 +
 
 +
''(Al reverso): “Si lo puedes entender, particípalo hoy mismo”. Faustino Míguez.
 +
 
 +
==8. Escritos de la Sda. Congregación de Religiosos==
 +
 
 +
:Ofrecemos los siguientes documentos que son inéditos y sus originales se conservan en el ASV, Nunziatura di Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1931, Rubrica 7º nº 13.
 +
 
 +
a) A Mons. Federico Tedeschini, Nº 380/24, 29.I.1924
 +
 
 +
Perillustris ac Rme. Domine uti Frater: Placeat Amplitudini Tuae notitiam sumere eorum quae exponuntur in folio hisce litteris adnexo; illudque deinde remittens ad hanc Sacram Congregationem eadem Amplitudo Tua mentem suam aperire velit. Quae dum praestolor, cuncta fausta Tibi a Deo adprecor. Romae, die 29 ianuarii 1924.
 +
 
 +
Amplitudini Tuae addictissimus Maurus N. Serafini Ab. Secretarius.
 +
 
 +
b) Mons. Nunzio Apostólico di Madrid, Nº 380/24. 20. III.1024
 +
 
 +
Illmo. E Revmo. Signore: Questa S. Congregazione ricevette il rapporto di V.S. in data 14 febbraio u.s. circa l´Istituto della Divina Pastora di Siviglia e si era nel punto di rispondere, quanto giunsero sul medesimo soggetto i documenti che Le si rimettono acclusi, acciò voglia prenderne visione e far conoscere il suo parere relativamente alleconclusioni, alle quali V.S. Ilma. e Revma. veniva nel suo dispacio suddettp, tenendo anche presente che  la Madre María di Gesù ha domandato che l´ufficio passasse alla seconda Consigliera Sor Concepción, la quale ha già fatto vari atti, come resulta dai documenti.
 +
 
 +
Sifa poi osservare che el Can. 504 vuole che tutte le Superiore maggiori debbano essere nate di legittimo matrimonio. Ora secondo il canone 488,8º fra i superiori maggiori si annumerano anche i Vicarii dei Generali e dei Provinciali; la questione è di sapere se la Vicaria che asume l´ufficio interinale in norte della Generale sia o no designata fra le Superiori maggiori nel Can. 488, 9º. La questione è assai controversa e si trova sotto studio, Voglia pertanto la S.V. far sollecitamente conoscere a questo S. Dicastero quanto ritiene possa prácticamente farsi nel caso. Nell´attesa, con sensi de profonda stima mi creda della S.V. Revma. Devotissimo Mauro M. Serafinio Abbate. Segretario.
 +
 
 +
c) Revmo. Mons. F. Tedeschini, Nº 380/24, 1.VIII.1924
 +
 
 +
Illmo e Revmo. Signore: In risposta alla Sua ultima lettera relativa alla nota vertenza dell´Istituto della Divina Pastora, mi pregio significare alla Signoria Vostra Revma. che, a causa dell´assenza dell´Emo. Card. Prefeccto, questo Sacro Dicastero non crede opportuno di pronunciarsi in merito alla punizione di inffligersi alle religiose colpevole.
 +
 
 +
Si fa però osservare che l´Istituto può procederé alla scelta delle Delegate al capitolo generale, poiché alcune delle colpevoli, essendo Consigliere Generali, queste non possono essere nominate Delegate, avendo già posto in capitolo. Quanto alle non Consigliere, nel caso che venissero scelte, i preparativi del capitolo non subirebbero alcun intralcio, giacché, se colpite, al loro posto andrebbero al capitolo generale le loro supplenti, che secondo la pressi dovranno essere elette. Appena l´Emo. Prefetto avrà fatto ritorno, la Sacra Congregazione prenderà una decisione che sarà torto a Lei comunicata. Con sensi di ben distinta stima, mi raffermo della Signoria Vostra Rvma. Devmo. Mauro M. Serafini, Abbate. Segret.
 +
 
 +
d) Revmo- Mons. Federico Tedeschini, Nº 380/24, 11.XII.1924
 +
 
 +
Illmo. e Revmo Signore: A causa di un involontario intralcio d´ufficio, non è stato possibile a questa S. Congregazione riscontrare con la dovuta sollecitudine la lettera della Signoria Vostra Revma. in data 29 ottobre u.s., relativa a provvedimenti da adottarsi verso alcune suore colpevoli, appartenenti all´Istituto della Divina Pastora.
 +
 
 +
Questo Sacro Dicastero non è alieno di prendere quelle misure di rigore che si riterranno opportune, desidera però prima sapere se sia atato tenuto il capitolo generale, come pure se alcune delle religiose colpevoli sia stata scelta a qualche carica dell´Istituto. In attesa di un suo riscontro, con sensi di ben distinta stima, mi raffermo.
 +
 
 +
Della Signoria Vostra Revma. Devatissimo. Mauro M. Serafini Abbate, Segret.
 +
 
 +
e) Mons. Federico Tedeschini, Nº 380/24, 17.II.1925
 +
 
 +
Illmo. e Revmo. Signore: Mi affretto a rispondere alla comunicazione della Signoria Vostra Revma. n. 1733, datata de Madrid 29 dicembre 1924, e recapitata a questa Segretatia il 14 del corrente mese di febbraio. Questo disguido postale offre l´occasione di rilevare che è da escludersi nel modo più assoluto che le religiose ribelli della Divina Pastora siano qui protette da alcuno, non essendo apparsa persona alcuna a perorare la loro causa. Il ritardo quindi a riscontrare le precedenti sue lettere va attribuito a circostanze fortuite ed estranee alla volontà della S. Congregazione.
 +
 
 +
Ciò premesso onde stabilire la verità dei fatti, questa Sacra Congregazione crede opportuno di punire, come meritano, le Suore rebelli, secondo la gravità delle loro colpe, affinché queste non rimango impunite. E pertanto decide che le religiose Suor María Concepción Hidalgo, Suor María Margherita Artime e Suor Amada García restino private della voce attiva e passiva ad nutum S. Sedis. Le altre meno colpevoli Suor Luisa Villegas e Suor Anunciación Merino siano colpite dalla medesima pena, però non possano essere scelte a superiori locali.
 +
 
 +
Con sensi di ben distinta stima, passo al piacere di raffermarmi della Signoria Vostra Revma. Devmo. C. Card. Laurenti, Prefetto.
 +
 
 +
==9. Escritos del M.R.P. Clemente Martínez==
 +
 
 +
:Este fue llamado por el Nuncio a la Calle de la Pasa y le impuso la orden draconiana de incomunicar los religiosos de Getafe, comprendido el P. Faustino Míguez, con las religiosas Hijas de la Divina Pastora. Los dos documentos que presentamos son irrecusables y comprueban la doblez del Nuncio Tedeschini y su acción de brazo de hierro.
 +
 
 +
a) Oficio al Rector y Comunidad de Getafe, 6.IV.1924
 +
 
 +
:Original en Archivo local del Colegio escolapio de Getafe, Caja B 10, nº 49, Inédito.
 +
 
 +
:Del membrete resulta claro que el Provincial se trasladó personalmente al colegio escolapio de Getafe y allí mismo escribió el oficio. Dada la mucha humanidad del P. Clemente, expondría de viva voz al P. Faustino el asunto.
 +
 
 +
Colegio de Escuelas Pías de Getafe.
 +
 
 +
Llamado por el Sr. Nuncio, le comunico para los efectos consiguientes y de aplicación inmediata, que se cumpla en absoluto lo por el Sr. Nuncio dispuesto; es a saber:
 +
 
 +
Que cese toda comunicación de palabra y por escrito de los Religiosos de las Escuelas Pías incluso el P. Fundador, con las Religiosas de la Divina Pastora, ínterin no desaparezcan las actuales circunstancias por las que atraviesan las citadas religiosas. Por lo tanto pongo en comunicación del P. Rector y Comunidad de Getafe, que todos cumplan con lo dispuesto. Getafe 6 de abril de 1924. D. g. a V.R. muchos años.
 +
 
 +
Clemente Martínez de S. José. Prep. Prov.
 +
 
 +
b) Besalamano al Sr. Nuncio, 9.IV.1924
 +
 
 +
:Original en ASV, Nunz. Spagna. Tedeschini, 1921-1931, Rubrica 7ª, nº 13. Inédito.
 +
 
 +
El prepósito Provincial de las Escuelas Pías de Castilla besa la mano al Excmo. Nuncio de Su Santidad y, en conformidad con lo que tuve el honor de manifestar a V.E., le adjunto el oficio, que recibo del Rector de nuestro Colegio de Getafe.
 +
 
 +
El P. Clemente Martínez aprovecha esta ocasión para expresarle el testimonio de su más distinguida consideración.
 +
 
 +
Madrid 9 de abril de 1924.
 +
 
 +
==10. Escrito del R.P. Felipe Estévez 8.IV.1924==
 +
 
 +
:Original en ASV, Nunz. Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1931, Rubrica 7ª, nº 13. Inédito.
 +
 
 +
:Demuestra por sí mismo que cuanto hizo el Provincial P. Clemente Martínez no fue de propia iniciativa, sino por orden del Nuncio Tedeschini. Además demuestra la innecesidad de una tal orden puesto que el único que tenía contacto era el P. Faustino quien transmitía sus consejos mediante el P. Etayo.
 +
 
 +
M.R.P.: por escrito comunico a S.P. haber recibido y leído a la comunidad el oficio en el cual nos notifica lo dispuesto por el Excmo. Sr. Nuncio de S.S. y que al pie de letra ha empezado a cumplirse inmediatamente. Mas, para tranquilidad de S.P. y sosiego mío he de manifestarle lo siguiente:
 +
 
 +
1º. Que siempre han sido y son escasísimas las relaciones que la comunidad ha sostenido con las religiosas de la Divina Pastora, limitándose a las puras atenciones del orden espiritual.
 +
 
 +
2º. Que sólo por caridad se las ha atendido en el desempeño de la misión sacerdotal.
 +
 
 +
3º. Que aún para esto he tenido que vencer dificultades por parte de los individuos, dificultades, que no hubiera tratado de orillar, sino hubiera sido por evitar disgusto al anciano P. Faustino.
 +
 
 +
4º. Que en el asunto, que sin duda motiva la orden recibida, sólo el P. Faustino Míguez habrá intervenido como Fundador de la pía Institución, pero no religioso alguno, puesto que el P. Gonzalo Etayo, que era el encargado de la celebración de la santa misa, solo fue transmisor de lo sin duda dispuesto por el P. Faustino pero sin carácter alguno de autoridad ni propia ni delegada. Y digo sin duda dispuesto por el P. Faustino, porque la comunidad ni indirectamente ha intervenido en nada; es más, ni lo conocía a fondo, ni se ha preocupado de ello.
 +
 
 +
Suyo humilde súbdito en el Señor, Felipe Estévez de la As.n, rector (rubricado) 8 abril 1924.
 +
 
 +
==11. Declaraciones de Sor Sagrario Martín, 9.IV.1924==
 +
 
 +
:Original en ASV, Nunz. Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1931, Rubrica 7ª nº 13. Inédito.
 +
 
 +
M. Sagrario Martín había acompañado a M. María Casaus al Nuncio Apostólico. Éste le pidió que le informara en secreto de cuanto supiera de M Casaus. M. Sagrario acudió al P. Faustino y éste se ofreció a ayudarla poniéndole por escrito una minuta de 34 puntos, que M. Sagrario copió al pie de la letra añadiendo luego alguna cosa de propia cosecha.
 +
 
 +
Ahora, requerida por el Visitador de Religiosas don Emilio Rodríguez declara aclarando aquella relación de los 34 puntos. Distinguimos, pues, en la presentación: a) declaración a don Emilio Rodríguez; b) los puntos para información del Sr. Nuncio, redactados anteriormente. La primera va en papel sellado del Obispado de Madrid-Alcalá.
 +
 
 +
a) Los 34 puntos para el Sr. Nuncio, 19.II.1924
 +
 
 +
Excmo. Señor
 +
 
 +
En cumplimiento de la orden recibida de V.E. de declarar en conciencia lo que he oído y sé de la M. María, manifiesto a V.E. que he oído lo siguiente:
 +
 
 +
1º. Que ninguna persona religiosa, nacida de matrimonio ilegítimo, puede ser General ni Provincial ni Vicaria General ni Vicaria Provincial en virtud de los cánones 488, 490 y 504.
 +
 
 +
2º. Que toda elección de una persona inhábil por el Derecho es nula.
 +
 
 +
3º. Que la M. María era inhábil cuando la eligieron por ser fruto de doble adulterio.
 +
 
 +
4º. Que por este motivo el Presidente del Capítulo (año 1919) advirtió a las electoras que viesen lo que hacían, que iban a decidir de la vida o muerte de su Instituto.
 +
 
 +
5º. Que al resultar elegida la M. Julia, no pudo dicha M. María ocultar su disgusto.
 +
 
 +
6º. Que al verse nombrada 1ª Consejera mostró singular satisfacción.
 +
 
 +
7º. Que desde entonces empezó a zaherir a la M. Julia con su innoble fiscalización patrocinando a toda religiosa que hubiese sido amonestada o corregida por la M. General.
 +
 
 +
8º Que esto lo hacía de viva voz y por cartas, varias de las cuales cartas cayeron en manos de la M. General y le fueron mostradas a dicha M. María en Consejo, habido en Getafe ante el P. Fundador.
 +
 
 +
9º. Que a consecuencia de esta labor sediciosa tres religiosas tuvieron que abandonar el Instituto por haber perdido la vocación.
 +
 
 +
10º. Que llegó su inquina hasta quejarse al mismo Fundador, el cual solo una vez, ya cansado, le contestó: “Cumple tú con tus deberes y no te metas en lo que no te pertenece, que donde hay patrón no manda marinera”.
 +
 
 +
11º. Que siguiendo sin enmienda y siendo la mano negra que estaba sembrando cizaña, reunió el P. Fundador a todo el Consejo, para un careo, mandando que cada una expusiese sus quejas contra la M. General y sólo la M. María intentó derramar toda su hiel; pero la M. General con sus mismas cartas, que exhibió, se la volvió toda al cuerpo haciéndosela tragar de nuevo.
 +
 
 +
12º. Que el P. Fundador la puso como hoja de perejil por su diabólica ambición y soberbia, deshaciéndose ella en lágrimas, lágrimas de cocodrilo como acostumbra.
 +
 
 +
13º. Al ver su incorregibilidad, el P. Fundador empezó a mirarla y cada vez más hasta el momento presente, como el Fr. Elías de S. Francisco y como el P. Mario de S. José de Calasanz.
 +
 
 +
14º. Que por este motivo empezó el Fundador a indagar su ingreso en el Instituto, en el cual ingresó y en la profesión no intervino él, pues todo ello tuvo lugar después que dicho Fundador dejó la dirección del Instituto por haber sido trasladado a Getafe por la obediencia.
 +
 
 +
15º. Que nombrado por el Excmo. Fr. Ceferino para sustituir en la dirección el Arcipreste D. Francisco Rubio, este señor, al ver esta Postulanta y su fe de bautismo, la despidió del Instituto.
 +
 
 +
16º. Que el confesor de dicha Postulante despedida, asegurando que arreglaría el asunto con el Excmo. Sanz y Forés, sucesor del Emmo. Fray Ceferino, indujo a la M. Superiora a que la admitiera y diese el hábito; pero al encontrarse con que era imposible el arreglo, mandó a la Postulanta y superiora, penitentas suyas, que callasen y obrasen.
 +
 
 +
17º. Que dicha M. Superiora después abandonó el Instituto, siendo la causa principal de la tremenda responsabilidad adquirida.
 +
 
 +
18. Que todo esto se sabe por referencia de sus contemporáneas y de la Superiora que sucedió a la que pasó por toda esa historia misteriosa.
 +
 
 +
19º. Que dicha M. María, contra la orden expresa de la M. General, contrajo una deuda de unas 2.500 ptas. pasando  por el bochorno de estar adeudándolas más de dos años.
 +
 
 +
20. Que desde la muerte de la M. General y a pesar de habérsele dicho por un canonista que no era Superiora, se sospecha muy fundadamente que ha abierto la caja Generalicia, y que las llaves no están en poder de quienes ordenan las Bulas y las Constituciones.
 +
 
 +
21º. Que en los libros oficiales no consta nada relativo a su vestición.
 +
 
 +
22º. Que según afirman dos confidentes suyas, no es verdad que haya visitado al Sr. Arzobispo de Sevilla y que éste le haya mandado presentarse al Sr. Nuncio, lo cual todo ello lo afirma.
 +
 
 +
23º. Que ella asegura que tanto el Sr. Arzobispo como el Sr. Nuncio le han dicho que ha obrado muy bien desentendiéndose del precepto en virtud de sta. obediencia para ir a visitarles.
 +
 
 +
24º. Que ha tergiversado la cuestión presentándola como deposición, siendo así que no hay tal deposición (que no había de qué) sino proclamación oficial de quien el Derecho Canónico y las Constituciones tenían ya designada.
 +
 
 +
25º. Que por resistirse ella a acudir al Consejo, se ha retrasado el Cumplimiento de lo indicado por el Sr. Nuncio en la parte que era practicable.
 +
 
 +
26º. Que para averiguar varios de estos extremos y ultimar el juicio incoado por el Consejo a petición del P. Fundador, se trasladó a Sanlúcar pidiendo a la M. María las llaves del archivo y caja generalicia; la M. María dijo quien las tenía. Pero llegado el Consejo a Sanlúcar, telegrafía la Vicaria General M. Concepción al P. Míguez: “Pregunté dónde están las llaves Archivo y Caja; no las tiene quien dijo”. Esto con fecha 14 a las 2 horas 15 minutos, y vi yo dicho parte. El día 15 recibió el P. Míguez una carta de M. María fechada el 8/c en Chipiona y depositada en aquel buzón público el día 12 según las fechas de los matasellos respectivos. En esta carta la M. María refiere el embarque de las religiosas acompaña una nota en la que dice que una clavaria “ni paga a la Trasatlántica, ni deja abrir la Caja”, sin duda fundada la clavaria en el precepto impuesto por el Consejo a dicha M. María de no gastar nada, hasta que recibiera de Buenos Aires la cantidad prometida para gastos de ropas y viajes.
 +
 
 +
Añade dicha nota: que quedó M. María debiendo a la Trasatlántica 285 ptas.
 +
 
 +
Cómo y de dónde sacó para abonar lo demás y por qué no lo pagó todo, y así obró por sí y ante sí? Y ¿por qué ahora no se entregan las otras llaves y es lo que procede y se hace siempre en casos semejantes?  ¿Puede tolerarse escándalo tal entre personas religiosas?
 +
 
 +
27º. Que en seis años que estuvo de Vicaria General la que hoy lo es con la misma M. Julia (q.a.g.h.) no hubo el más mínimo disgusto entre las dos ni con ninguna.
 +
 
 +
28º. Que esto prueba ser la M. María la mano negra introducida por el enemigo furtivamente en el Instituto para arruinarlo o arrastrar al menos la parte por ella maleada, y que no cabe en cabeza humana defender y pretender sostener en una Corporación religiosa un miembro tan gangrenado y menos estigmatizarla poniéndole por montera a una hija doblemente y públicamente adulterina.
 +
 
 +
29º. Que el Fundador, acatando cuanto S.S. disponga, confiesa que más desearía ver borrado el Instituto del número de Congregaciones pontificias que dejarlo deshonrado a su muerte con tan denigrante baldón.
 +
 
 +
30º. Que el Fundador abriga la firme confianza de que S. Santidad no subsanará la elección de M. María para Vicaria, porque fue nula canónicamente, ni revalidará la vestición de hábito ni la profesión, mientras no conste por algún documento que, aunque nula, la hubo.
 +
 
 +
31º. Que el Fundador protesta ante Dios no moverle rencor sino temor de que quede deshonrado el Pío Instituto que tantos disgustos y sacrificios le ha costado y la vista de tantos castigos y hasta muertes de los perseguidores y enemigos, por temor de los cuales no se atrevió a abandonarlo.
 +
 
 +
32º. Que desde el día que el Emmo. Sr. Ceferino González le confió sus facultades que surgían y parecían insuperables.
 +
 
 +
33º. Que cuando el Instituto parecía entrar en el período agónico  merced a varias de sus mismas Hijas en ocasión en que el Instituto era diocesano, en virtud de las facultades conferidas por el Emmo. Ordinario, el Fundador nombró superiora a una religiosa, que le ayudó a levantar el Instituto al estado en que ha quedado a la muerte de la M. Julia, víctima de sus afanes por la observancia de las Constituciones y de la envidia de algunas más antiguas y sobre todo de la mano negra que ya empezó a enseñar las uñas.
 +
 
 +
34º. Que al reprocharle no habérselas cortado desde entonces, el Fundador responde que a su vez menos son doce años de esperar que se manifestase a cara descubierta a todo el Instituto, que tres años de vivir el traidor en el Apostolado en compañía de Jesús , que no lo lanzó hasta la noche de la cena.
 +
 
 +
Las que la veían a dónde se dirigía se callaban por conciencia; ella se descubrió por sí misma. Aténgase a las consecuencias; lo mismo que la cola que lleva.
 +
 
 +
Por mi parte he de añadir que, siendo yo novicia y aún profesa y residiendo en la casa generalicia de la que era superiora M. María, notaba que cuantas veces me mandaba la M. General, al ausentarse esta, M. María me ordenaba lo contrario.
 +
 
 +
Con fecha 11 del corriente nos leyeron en comunidad, en la capilla después de la santa misa, una circular de nuestro Rdo. P. Fundador, en que nos declaraba el impedimento canónico, que tiene la M. María para ser Vicaria General, puesto que ninguna ilegítima puede ejercer dicho cargo.
 +
 
 +
Que no se reconocía como tal Vicaria General otra que la M. Concepción Hidalgo de Jesús (la Consejera General más antigua); y que habiendo llamado al Consejo General para reunirse en Getafe todas habían acudido menos la M. María, la cual contestó que no acudiría a no ser mandada por el Arzobispo, el nuncio o Su Santidad. Al mismo tiempo nos muestra en su circular nuestro Fundador la honda pena, que embarga su corazón, ante la conducta de la M. María. También nos leyeron un oficio que decía: “Que el Consejo General reunido en Getafe después de haber oído el parecer del Sr. Nuncio de S. Santidad en cumplimiento del derecho canónico y de nuestras Constituciones. Declaraba que la sustituta de la Rma. M. Julia Requena de Jesús (q.s.g.h.) es la M. Concepción de Jesús Hidalgo. Después nos leyeron lo que declaraba el Consejo General en vista de la inexplicable conducta de la M. María a la muerte de M. Julia y aún en vida de la difunta, haber faltado al precepto formal en virtud de santa obediencia dado por el Consejo General para que se presentase y del escándalo y mal ejemplo dado a las religiosas.
 +
 
 +
Dicha M. María está incomunicada con las religiosas según dice el documento anterior, entre otras cosas, que no recuerdo bien.
 +
 
 +
Después de escrito, me entero que es cierto que la M. María fue a ver al Arzobispo de Sevilla, pero que no le dijo la verdad. Getafe 19 de febrero de 1924. B.E.A. de V.E. Sor Sagrario Martín de Jesús, superª local (rubricado).
 +
 
 +
b) Declaración ante don Emilio Romero, 9.IV.1924
 +
 
 +
Declaración de Sor Sagrario de Jesús, de 32 años, religiosa del “Pío Instituto de Hijas de la Divina Pastora”, de 9 años de religión, vicesuperiora actualmente del colegio de Huérfanas de Getafe; esta hermana acompañó a Sor María Casaus en febrero de 1924 a una visita, que la citada Sor Casaus hizo al Excmo. Sr. Nuncio en Madrid al regreso de la casa generalicia de Sanlúcar de Barrameda. Declara:
 +
 
 +
1º. Que el Excmo. Sr. Nuncio la encargó en esta visita de referirle y darle cuenta de lo que supiera o hubiera oído acerca de la M. Casaus: que una vez llegada a Getafe se puso al habla con el Rdo. P. Fundador F. Míguez a quien contó el encargo recibido: el mismo P. Fundador se ofreció a hacer el encargo y a los 4 ó 5 días le entregó el borrador al efecto, pero no de letra del Rdo. P. Míguez, sino de su lugarteniente el Rdo. P. Gonzalo: dicho borrador original no lo conserva Sor Sagrario.
 +
 
 +
Declara que las cosas, que se refieren en los 34 números, de que consta el escrito adjunto, de fecha 19 de febrero de 1924, si bien se contenían en el borrador, que le entregó el R. P. Fundador, ella misma las ha oído, unas a las religiosas de Getafe y otras al Rdo. P. Fundador, excepto los dos últimos renglones del escrito referentes a la visita de la M. María Casaus al Excmo. Sr. Arzobispo de Sevilla y a que no había dicho M. Casaus la verdad, pues estas se las oyó al R.P. Gonzalo.
 +
 
 +
Declara 2º: Que lo único que no contenía el borrador citado es la parte histórica del número 34 que comienza: “Con fecha 11 del corriente…” hasta el fin del escrito; esta parte la puso Sor Sagrario por su cuenta. El borrador de que se hace mención lo entregó a Sor Sagrario el Rdo. P. Gonzalo (con letra propia) pero de parte del Rdo. P. Míguez.
 +
 
 +
Declara 3º: Que ella nada ha visto o notado en la M. Casaus, excepto lo que se refiere al párrafo de 3 renglones del nº 34, que comienza: “Por mi parte he de añadir…” todo lo demás es de referencia y de oídas, pero sin haber presenciado ni tomado parte en nada que a M. Casaus se refiera.
 +
 
 +
Declara 4º: Que no tiene noticia de las órdenes emanadas del Excmo. Sr. Nuncio sobre este asunto, ni quien las recibió o tenga en la actualidad.
 +
 
 +
Declara 5º: Que antes de esos sucesos ni había oído, ni sabía nada del defecto de nacimiento de la M. Casaus, ni cree fuera conocido por la generalidad de las religiosas: en cambio ahora es conocido por todas.
 +
 
 +
Tal es la declaración de Sor Sagrario Martín de Jesús después de haber prestado juramento de decir verdad y de guardar absoluto secreto.
 +
 
 +
Madrid 9 de abril de 1924. Sor Sagrario Martín de Jesús.
 +
 
 +
==12. Escritos de M. Concepción Hidalgo==
 +
 
 +
:Ofrecemos dos escritos de M. Concepción que resultan de sumo interés. Ambos inéditos. Los originales se hallan en ASV. Nunziatura di Spagna, Tedeschini. Caja (1921-1931), Rubrica 7ª nº 13.
 +
 
 +
a) Declaración ante el Visitador de Religiosas, 10.IV.1924
 +
 
 +
:Es de mano ajena. Sólo firma ella.
 +
 
 +
Declaración de Sor Concepción Hidalgo de Jesús (actual Vicaria desde el Consejo de 10 febrero de 1924).
 +
 
 +
Declara 1º: La carta-orden del Excmo. Sr, Nuncio dirigida a la M. Vicaria (que fuera) la recibió, la llevó al colegio de PP. Escolapios de Getafe acompañada de Sor Margarita Artime la misma que declara, la abrieron las 2 religiosas delante del P. Míguez y éste se la leyó a las religiosas pero las religiosas no la conservan, y acaso la tengan los padres.
 +
 
 +
Declara 2º: Que la carta del Sr. Auditor asesor de 18 de enero dirigida al Rdo. P. Míguez tampoco la tienen, ni conocen su contenido.
 +
 
 +
Declara 3º: Que el reservado del Emmo. Cardenal Protector ordenando que: “Todo continuara igual” se lo leyó el Rdo. P. Míguez y que ellas no lo tienen.
 +
 
 +
Declara 4º: Que recibida la orden de incomunicación con los PP. escolapios, esta ha sido absoluta.
 +
 
 +
Declara 5º: Que desde el día 5 de abril dio orden a M. Casaus para que pudiera salir a la huerta cuantas veces quisiera.
 +
 
 +
Tal es la declaración de Sor Concepción Hidalgo de Jesús después de haber prestado juramento de decir verdad y guardar secreto. Madrid, 10 abril de 1924. Sor Concepción Hidalgo de Jesús (rubricado).
 +
 
 +
b) Oficio al Rdo. Visitador de Religiosas, 14.IV.1924
 +
 
 +
:Está escrito todo de mano de M. Concepción. Sería interesante el estudio de su firma en este documento comparándola con el del documento anterior, donde demuestra gran decaimiento de su espíritu y quizás otras cosas de interés psicológico.
 +
 
 +
Cumplimentando sus órdenes el mismo día 12, al entregarme la M. María Casaus sus líneas, reuní la comunidad y les dije “que hasta nueva orden la M. Vicaria era la M. María Casaus de Jesús”. Después a dicha Madre comuniqué podía ocupar el lugar designado y se excusó de ocuparlo inmediatamente alegando estaba muy cansada. Ayer, 13, trasmití a todas las casas la misma orden, quedando constituido el Consejo en la forma que lo estaba a la muerte de la M. General q.s.g.h. y las Madres que fueron elegidas el 10 de febrero de 1924, quedaron sin pertenecer al Consejo desde el mismo momento que V. lo indicó, residiendo en Getafe conforme en todo a su mandato.
 +
 
 +
Es cuanto respetuosamente tiene que exponer a V. su humilde servidora en Cristo. Sor Concepción Hidalgo de Jesús (rubricado).
 +
 
 +
==13. Escrito de Mons. Antonio Guerinoni al Nuncio. 19. VIII.1924==
 +
 
 +
:Escrito interesantísimo en que se puntualizan algunos de los pasos dados por el Nuncio Tedeschini, que quedan enmascarados en las relaciones que él firmaba para Roma. Inédito, en el fondo: Nunziatura di Spagna, Tedeschini, Caja (1921-1931) Rubrica 7ª nº 13, en el ASV. Escrito a máquina. El Nuncio acaso se hallase de veraneo en la Corte de S. Sebastián. Se conservan con él la nota a mano del Visitador y la versión italiana, a mano, que pasóse a máquina.
 +
 
 +
Eccellenza Reverendissima
 +
 
 +
Come ricorderà l´Ec. Vostra Revma. il 22 luglio p.p. con Rapporto Nº 1572 comunicò al Revmo. Segretario della S.C. dei Religiosi che il 6 agosto dovevano aver luogo i capitoli preparativi per la scelta delle vocali del capitolo generale delle Figlie della Divina Pastora: e di ciò preveniva la S. Congregazione affinché, se credesse opportuno privare di voto attivo e passivo le colpevoli dei noti disordini, vedesse se convenisse comunicare la pena prima del 6 agosto.
 +
 
 +
L´abbate Serafini rispose con Dispaccio del 1 agosto Nº 380/24 che qui unisco, e che giunse il 7 agosto.
 +
 
 +
Il Visitatore delle Religiose di Madrid, che era venuto a domandarmi se e quali ordini fossero giunti da Roma in propósito, mi comunicò che la principale delle responsabili era stata proprio eletta vocale. A mia richiesta, mi ha consegnato un appunto – ne unisco la traduzione – circa i nomi che conviene tener presenti nella valutazione delle varie responsabilità, onde non coinvolgere in una pena generale, anche le innocenti.
 +
 
 +
Mi aggiunse che nella parte sana dell´Istituto, si delinea una corrente a favore della Consigliera Maria Natividad Vázquez de Jesús, che presenta ottime doti. Ma Maria Margherita Artime de Jesus lavora molto in proprio favore: e, siccome passa per molto istruita, sa guadagnarsi le simpatie. Ella va dicendo apertamente che tutto quello che ha fatto la Nunziatura è anticanónico ed invalido: e non mancherebbe chi le presti fede, tra gli altri il P. Fondatore.
 +
 
 +
L´Eccellenza Vostra vedrà se sia il caso di avvertirne la Sacra Congregazione.
 +
 
 +
(Lo que sigue va a mano) Con profunda venerazione le bacio il s. anello e mi onoro professarmi. Di Vostra Eccellenza Revma devmo ed obbligmo Antonio Guerinoni.
 +
 
 +
''NOTA relativa al Consiglio Generale delle Religiose del pío Istituto di Figlie Divina Pastora, la cui casa generalizia trovasi in Sanlúcar de Barrameda, ed il Consiglio Generale risiede ora, accidentalmente, in Getafe, Madrid.
 +
 
 +
L´última Madre Generale mori il 28 ottobre 1923. In questo tempo il Consiglio era constituito nella seguente forma:
 +
 
 +
Vicaria Generale e Prima Consigliera: M. María Casaus de Jesús
 +
 
 +
2ª Consigliera: María Concepción Hidalgo de Jesús
 +
 
 +
3ª Consigliera e Segretaria: Mª Natividad Vázquez de Jesús
 +
 
 +
4ª Consigliera: Mª Luisa Villegas de Jesús.
 +
 
 +
Alla norte della suddetta Madre Generale la terza Consigliera e Segretaria si trovava in America, con la missione di fondare due case dell´Istituto, e non ritornò se non dopo di aver adempito il suo incarico, ai primi di maggio del 1924, senza aver saputo nulla di quello che accadde in Spagna, e quindi senza aver potuto prendere parte alcuna.
 +
 
 +
Cosi costituito il Consiglio durò fino al 10 febbraio 1924. Non si nominò nessuna nuova Consigliera né si diede supplente alla Terza Consigliera assente.
 +
 
 +
Il 10 febbraio 1924 la Seconda Consigliera María Concepción Hidalgo de Jesús; 1ª Consigliera: María Luisa Villegas; 2ª Consigliera: María amada García de Jesús (supplente della terza Consigliera assente in America); 3ª Consigliera: María Margarita Artime de Jesús, la quale si firmava Vice Segretaria; 4ª Consigliera: María Concepción Merino de Jesús.
 +
 
 +
Questo Consiglio durò fino al 12 aprile 1924. Per prima provvidenza depose e rinchiuse legittima Vicaria Madre María Casaus de Jesús. Il 12 aprile S.E. Monsignor Nunzio restituí ogni cosa allo stato in cui si trovavano alla norte della Madre Generale.
 +
 
 +
Tra le religiose designate il 6 agosto 1924 come Vocali per il Capitolo Generale, che avrà luogo il 15 novembre 1924, si trovano María Margarita Artime de Jesús e María Anunciación Merino de Jesús.
 +
 
 +
Colpevoli in massimo grado sono: María Concepción Hidalgo de Jesús; María Margarita Artime de Jesús (che da tutti viene segnalata come il capo principale di tutto il movimiento); e María Amada García de Jesús. Queste non hanno ancora deposto il loro giudizio né il loro atteggiamento, fanno ancora del male alle altre: per il bene dell´Istituto dovrebbero restare senza voce passiva per sempre e senza voce attiva in questo capitolo.
 +
 
 +
Le Madri Luisa Villegas e Anunciación Merino deposero súbito giudizio illegittimo del 10 febbraio 1924.
 +
 
 +
''
  
 
=Notas=
 
=Notas=
  
 
{{listaref|grupo='Notas'}}
 
{{listaref|grupo='Notas'}}

Revisión de 17:13 20 nov 2020

32. Mártir sin corona
Tema anterior

PositioSuperVirtutibus/D O C U M E N T O S
Índice

DOC. XI: ACTIVIDAD TERAPÉUTICA DEL SIERVO DE DIOS
Siguiente tema


D O C U M E N T O S

La documentación existente es abundante; por ello hemos prescindido de documentos de menor interés, ya que se trata, sobre todo y principalmente, de estudiar la actuación del S. de D. en la búsqueda de solución a la crisis estudiada, de la que damos los datos que creemos permiten juzgar la actuación del S. de D. dejando otros que interesan más bien para la historia de la Congregación.

1. Sobre la ilegitimidad de la M. María Casaus

Ofrecemos ocho documentos inéditos hasta el presente, para esclarecer el caso María Casaus de los Ríos de Jesús.
Los cuatro primeros demuestran que dicha religiosa engañó una vez más a la superioridad al ir a pronunciar los votos perpetuos, como lo había hecho al pronunciar los temporales.
Del expediente demostrativo de su origen adulterino, que comprende diversos documentos y que poseemos completo, presentamos tan solo tres documentos, los más significativos, como fruto de todo el proceso demostrativo.

a) Instancia suplicando hacer los votos perpetuos, 7.VII.1911

Excmo. Y Rmo. Sr. Arzobispo de Sevilla

La que suscribe en el siglo FLORA CASAUS DE LOS RIOS y en Religión SOR MARÍA DE JESÚS de 46 años de edad natural de Sevilla, hija legítima de D. FRANCISCO CASAUS, y Dña. VICTORIA DE LOS RÍOS habiendo cumplido el tiempo que marcan las Constituciones de las Hijas de la Divina Pastora para la profesión de Votos Simples Perpetuos y sintiéndose con vivísimos deseos de hacerlos.

A.V.R. Suplica humildemente se digne conceder licencia el efecto; favor que espera merecer de su notoria bondad a la que quedará siempre agradecida. Sanlúcar 7 de julio de 1911. Flora Casaus, Sor María de Jesús.

b) Concesión por parte del Consejo General, 7.VII.1911

Reunido el Consejo General para la Votación de Votos Simples Perpetuos de Sor María de Jesús en el siglo Flora Casaus de los Ríos hija legítima de D. Francisco Casaus natural de Sevilla y Dña. Victoria de los Ríos natural de Jerez, que tomó el Sto. Hábito de Novicia en Sanlúcar de Barrameda el día 2 de septiembre de 1894 e hizo su Profesión de Votos Simples Temporales también en Sanlúcar de Barrameda el día 28 de septiembre de 1896 concede por unanimidad haga profesión de Votos Simples Perpetuos como Maestra. Lo que pongo en conocimiento de V.E. para que determine lo que estime conveniente, Sanlúcar de Barrameda, 7 julio de 1911. B.E.P.A.D.V.E.R. Sor Julia de Jesús superª general.

c) Concesión del Visitador General de Religiosas, X.VII.1911

Resultando de los documentos que obran en este expediente que Sor Flora de los Ríos de Jesús, de Sanlúcar de Barrameda, ha solicitado hacer su profesión de Votos Simples Perpetuos para Maestra en la Congregación de la Divina Pastora de Sanlúcar de Barrameda estando conforme la Congregación de la Divina Pastora y reuniendo todos los demás requisitos, accedemos a sus deseos; al efecto líbrese despacho-comisión al Sr. R.P. Faustino Míguez Escolapio.

Lo decretó y firma el Sr. Visitador General, de que certifico. Rivas (rubricado), Sabas Pérez […] (rubricado) secretario.

d) Comisión al s. de Dios y recepción de los votos, 10 y 15.VII.1911

El Sr. Don Luciano Rivas Santiago Pbro. Arcediano de la Junta, Metropolitana… y Visitador General de Conventos de RR. y Beaterios del Arzobispado.

Por cuanto Sor Flora Casaus de los Ríos de Jesús, Religiosa de votos simples en el Instituto de las Hijas de la Divina Pastora de Sanlúcar de Barrameda, ha solicitado hacer su profesión de votos perpetuos, estando conforme la Comunidad, cumplidos los tres años de votos simples, y previas las formalidades marcadas en las Constituciones de las Religiosas de referencia, damos nuestra comisión a R.P. Faustino Míguez Escolapio… para que autorice y reciba los votos perpetuos de esta Religiosa con arreglo al ceremonial de la Orden, devolviendo este despacho diligenciado a esta Visita. Dado en Sevilla a diez de Julio del mil novecientos once. E. Luciano Rivas (rubricado), Sabas Pérez Toresano (?) (rubricado), Secretario.

Diligencia

En la ciudad de Sanlúcar de Barrameda a quince de Julio de mil novecientos once el arriba comisionado previo al correspondiente exploro sin resultado contrario, autorizó y recibió los Votos Perpetuos de Sor Flora Casaus de los Ríos de Jesús conforme al ritual de su Instituto.

Sanlúcar julio 15 de 1911. Faustino Míguez.

Sor Flora Casaus de los Ríos de Jesús.

e) Certificación de la partida de bautismo de Mª Casaus, 21.III.1924

Original en el ASV, Nunziatura di Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1931, Rubrica 7ª, nº 13.
Fue suministrada a la Nunciatura por la Superiora General del Pio Instituto de Hijas de la Divina Pastora, Sanlúcar de Barrameda. Según el membrete. No sabemos en qué fecha precisa.

El infrascrito Cura propio de la Parroquia de San Bartolomé y San Esteban de esta Ciudad.

CERTIFICO: Que en el libro trece de Bautismos de la segunda de las citadas Iglesias y al folio cincuenta y nueve vuelto se halla la siguiente:

Partida. En la ciudad de Sevilla, capital de su provincia y Arzobispado, el sábado, día veinte y uno de diciembre de mil ochocientos noventa y cuatro años. D. Francisco Romero Tardíos, Pbro., de licencia Parochi, bautizó solemnemente en esta iglesia parroquial de s. Esteban a una niña, que nació dicho día, hija de don Francisco Casaus Tinoco, de Sevilla, propietario, soltero, y madre desconocida. Fueron sus padrinos S. Florencio Payela y Dña. Presentación Tinoco, a quienes advertí el parentesco espiritual y obligaciones que por él contrajeron, siendo testigos D. Baldomero Llanis y D. Juan José Delgado, solteros y ministros de esta parroquia. En fe de lo cual lo firmamos fecha ut supra. Francisco Romero= Rubricado= Catalán= Cura Teniente= Rubricado= Francisco= Casaus= Rubricado.

Asimismo certifico que al margen de esta partida se halla la siguiente inscripción. Abuelos paternos: D. Joaquín Casaus y Dª Reyes Tinoco; todos de Sevilla. = Vale = Catalán Cª T.te = Rubricado.

Es copia fiel.- Sevilla, veintiuno de marzo de mil novecientos veinticinco. Dr. José Muñoz (rubricado).

f) Extracto: Informe del consultor D. Ángel Sánchez Surillo, 6.IV.1934

Informando el que suscribe tiene el honor de decir a V.S. Ilma. que si bien D. Victoria de los Ríos y Martínez casó canónicamente con D. Francisco Casaus y Tinoco en 9 de junio de 1884 no pueden ser legitimadas por el subsiguiente matrimonio las Señoras, cuyas partidas de bautismo se presentan, por haber nacido, respectivamente, en las siguientes fechas […]; D. FLORENCIA en 21 de Diciembre de 1864; Dña. EMILIA en 26 de Enero de 1866; y por tanto en un período de tiempo en que D. Victoria de los Ríos estaba casada legítimamente con Don Fernando Pabón Martínez, con quien contrajo matrimonio en 16 de Marzo de 1846, no habiendo quedado viuda del mismo hasta el 16 de Mayo de 1879, en que murió Don Fernando Pabón Martínez; véase a este efecto lo que dice el Canon 1116 […].

Por estas razones estima… que en el presente caso estaría en su lugar la aplicación de la advertencia que se hace en la citada resolución de la Com. Pontificia: “En casos particulares acúdase a la C. C. del Concilio” V.S. Ilma., sin embargo, resolverá, como siempre, lo más acertado […].

g) Recurso a la Santa Sede, 12.VII.1934

Emme. Ac Rvme. Domine:

Infrascriptus Ordinarius Hispalensis exponit quae sequuntur:

1º. Victoria de los Ríos y Montañez matrimonium contraxit cum Ferdiando Pabón die 16 martii anni 1846, et durante matrimonio commercium illicitum habuit cum Francisco Casaus Tinoco, ex quo genuit septem filias, quae baptizatae fuerunt tamquem filiae ex Francisco Casaus et matre ignota. Eae filiae sunt: […] Florencia, nata die 21 decembris anni 1864 […].

2º. Mortuo Ferdinando Pabón die 16 maii anni 1879, Victoria de los Ríos matrimonium canonicum contraxit cum Francisco Casaus die 9 iunii ann. 1884.

3º. Omnes septem filiae recognitae fuerunt a praedicta Victoria de los Ríos tamquam filiae suae, habitae ex Francisco Casaus in documento publico ante notarium civile confectum die 7 junii ann. 1884 […].

Ideo infrascriptus Ordinarius Hispalensis ad petitionem harum septem mulierum accedens, hace omnia V. Emmae. Exponit ut decernere dignetur an hujusmodi septem filiae in fide baptismi inscribi possint tanquam filiae Francisci Casaus Tinoco et Victoriae de los Ríos Montáñez.

Sacram Purpuram E.V. omni cum devotione…

h) Respuesta de la Santa Sede, Prot. 6397/34, 28.VII.1934

S. Congregatio Concilii.

Emme. Ac Rme. Dne. Mi Obsme: Examini subiecta petitione E.V. diei 12 julii 1934, circa inscriptionem in libro baptizatorum filiarum Dni. Francisci Casaus tinoco et matris ignotae, haec S.C. Concilii respondit: “Attentis expositis, nihil obstat quominus septem filiae, de quibus agitur, in fide baptismi inscribi possint tamquam filiae Francisci Casaus Tinoco et Victoriae de los Ríos montáñez”.

Haec dum E.V. communico […]

2. Escritos de M. María Casaus

Ofrecemos aquí unos escritos de M. Casaus, cuyos originales se hallan hoy en el ASV, Nunziatura di Spagna, Tedeschini, Caja (1921-1931), Rubrica 7ª. Nº 13. Con los debidos premios de la Secretaría de Estado se nos ha facilitado la consulta de este fondo, de capital importancia para el presente problema, que analizamos.

a) A S. Santidad Pío XI, 4.XI.1923

Tenemos solo el croquis o primer esbozo, pues se le señalan los lugares donde se deben insertar los nombres de las Consejeras; lo comprueba también el tipo de papel, el añadido “quizás”… El original no hemos logrado localizarlo.

Beatísimo Padre

Sor María de Jesús, religiosa del Pío Instituto de Hijas de la Divina Pastora, en Sanlúcar de Barrameda, archidiócesis de Sevilla, postrada a los pies de V.S. humildemente expone:

Que habiendo recaído sobre ella, como primera Consejera y Vicaria General en virtud de nuestras santas constituciones, el cargo de Superiora General por fallecimiento de nuestra inolvidable M. General Sor Julia de Jesús, se cree obligada en conciencia a manifestar a V.S. que está inhabilitada para dicho cargo por el Codex Iuris Canonici, can. 504, como no nacida de legítimo matrimonio, impedimento quizás oculto a las religiosas; por lo cual suplica a V.S. se digne transferir su cargo de primera Consejera a otra religiosa y el de Vicaria General a la segunda Consejera Sor… y en caso de defunción a la cuarta, sor… según está previsto en nuestras Constituciones, ya que la tercera Consejera Sor Natividad de Jesús se halla en Ultramar desempeñando una comisión, que le dio la difunta Madre General y que no puede interrumpirse sin gravísimo perjuicio, o a quien V.S. juzgue oportuno. Dios guarde a V.S. m. años. A los pies de V.S. (firma) Getafe (Madrid) a 4 de noviembre de 1923.

b) Croquis de la rectificación, 15.XI.1923: original en ASV, Nunziat. Spagna, Tedeschini, 1921-1932

Rubrica 7ª, nº 13. Inédito.
Este escrito está a lápiz. Es de mano de la M. María Casaus: letra inconfundible y firmado por ella. La fecha es de mano distinta, probablemente de un amanuense de la Nunciatura o acaso del P. Gonzalo Etayo: tal la palabra “inhabilidad”, que acaso M. Casaus escribió incorrectamente; tacha la misma mano la frase: “en vista de esta duda”. Añade este párrafo: “Todas las religiosas… muerte”. Con este añadido resultan ilegibles dos o tres palabras de la autora antes de: “y haga… Padre”.
Adviértase bien que el redactado de este escrito excluye en absoluto que sea la autora víctima de un manejo de religiosas ambiciosas, que quieren orillarla. Tiene conciencia de su inhabilidad canónica, y no de ser juguete de ajenas ambiciones.

[Hacia] 15 noviembre de 1923

Recibo su reservado, que agradezco lo indecible, pues veo que su caridad es grandísima hacia esta pobre religiosa; pero debo decirle que he procura enterarme y el caso de mi inhabilidad no es oculto, como creí; así que para descargo de mi conciencia se lo comunico a fin de que V.E. obre con toda libertad y tenga presente que (tachado: en vista de esta duda) no me he atrevido a tomar aún posesión ni la tomaré hasta su disposición. Todas las religiosas agradecerían a V.E. nos alcance de la S. Sede la autorización de adelantar la celebración del capítulo general los veintidós meses que faltan para arreglar los múltiples asuntos pendientes en vida de nuestro P. Fundador, cuya avanzada edad y achaques hace temer una próxima muerte.

[… ilegible] y haga la caridad de ver si estará así – para [… ilegible] si lo cree preciso consulte con nuestro R. Padre. Sor María de Jesús.

c) Al Excmo. e Ilmo. Sr. Eustaquio Ilundain, 3.II.1924

La paz del Señor nos guíe. Desde el fallecimiento de nuestra inolvidable M. General vengo supliendo el cargo por ser la Vicaria. Tengo un asunto grave que consultar con V.I., y le suplico haga la caridad de citarme día y hora para pasar a comunicarle y consultarle dicho asunto. Le prevengo sea después del 7 del corriente, pues dicho día he de ir a Cádiz para el embarque de unas religiosas, pero urge dicha consulta. Perdone a la última de sus hijas, que se atreve a molestarle confiada en su bondad de Padre. No olvide ante Jesús a esta pobre religiosa que confía en su paternal corazón. B.S.P.A. Sor María de Jesús.

d) Al Nuncio de Su Santidad 16.II.1924

Original en ASV, Nunziat. Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1931,
Rubrica 7ª nº 13. Inédito.

Eminentísimo Sr. Nuncio de Su Santidad: Tengo el honor de enviar a V.E. el escrito ordenado. No sé si estará en debida forma; del bondadoso y paternal corazón de S. Eminencia espero me indicará si en él hubiese incorrección involuntaria.

Le suplico ante el Divino Corazón tenga caridad de estas sus pobres hijas, que a mi pobre juicio creo que, obteniendo una dispensa de S.S. que cubriera toda mi vida religiosa, se lograría la paz después de castigar a las delincuentes. Perdone, en caridad, amado Padre, a esta tan atribulada de sus hijas, que solo aspira a cumplir la voluntad de su Dios y morir en su santo servicio y con ese corazón lleno de caridad para todos, bendiga a esta indigna religiosa, que espera sumisa sus santas órdenes confiada en su bondad. B.s.p.a. Sor María de Jesús.

e) Escrito de Mª Casaus al Nuncio, 16.II.1924

Original en ASV, Ninz, Spagna, Tedeschino, Caja 1921-1931, Rubrica 7ª, nº 13. Inédito.

En nombre de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo digo: Que habiéndome ordenado su Eminencia, el Nuncio de Su Santidad, que al llegar a nuestra casa de Getafe el día doce de los corrientes, ordenase a las religiosas Sor Concepción de Jesús, 2ª Consejera General, y a Sor Margarita de Jesús, me entregasen una carta-orden, que su Eminencia había enviado para convocar el capítulo y que me presentara a S.E. con las dichas religiosas el viernes 15. Las religiosas se resistieron a creerme, e insistiendo una servidora, Sor Margarita de Jesús, entre otras expresiones, dijo que S. Eminencia no tenía autoridad sobre nosotras por estar aprobadas por Su Santidad y que estaban ya las cosas arregladas, que los cánones lo mandaban y que consultase Su Eminencia a los canonistas. Que no tenían obligación de ir hasta que se lo mandase por escrito… Después de grandes reconvenciones a una servidora, la M. Concepción de Jesús , 2ª Consejera General, me dijo: Que una servidora ni era, ni había sido religiosa desde que entré en la religión, hace 30 años, porque habían podido averiguar, que, siendo preciso ara mi admisión en la religión dispensa de S.S. por tener falta canónica, y no existía dicha dispensa, no era religiosa y mucho menos Vicaria General, que en vista de ello, ella como 2ª Consejera era la Vicaria y por tanto había formado nuevo Consejo, compuesto con las religiosas Sor Luisa de Jesús, 4ª Consejera General, Sor Margarita de Jesús, Superiora de la casa de Monforte, Sor Amada de Jesús, superiora de la casa de Sanlúcar y Sor Anunciación de Jesús, religiosa de la casa de Getafe. El orden en que estaban distribuidas lo ignoro. Que tenían que marchar inmediatamente todas a la casa de Sanlúcar para el arreglo de las cosas. A más que como a una servidora la habían ordenado por santa obediencia las religiosas Sor Concepción de J. y Sor Luisa de J. y Sor Amada de Jesús, que estuviese en esta el domingo 10 y no llegué hasta el 12, me juzgaban por los Principios de Gobierno.

Insistí en que me entregasen la carta y que viniesen a ver a Su Eminencia las dos religiosas y se enterasen y contestaron que hasta recibir orden escrita que no irían a ver a S. Eminencia; acto seguido tomaron el tren y marcharon las cinco religiosas. A una servidora, entre el asombro y el horror de pensar que no era religiosa, me avisó una religiosa y me dijo: que estaba separada de la comunidad y que tenía prohibido dirigirme la palabra ninguna religiosa y me indicó la habitación que ocupo desde la tarde. Getafe 16 de febrero de 1924. Firmo lo dicho. Sor María de Jesús.

f) Al Nuncio de S. Santidad, 2.III.1924

Original en ASV, Nunz. Spagna, Tedeschini, 1921-1931, Rubrica 7ª, nº 13. Inédito.
Denuncia el escrito del P. Faustino Míguez dando a conocer a toda la Congregación su inhabilidad canónica por ilegítimos natales. Se lamenta de que está duramente vigilada.

Perdone S.E. le vuelva a molestar; pero no me ocurre duda de si a mi carta la habrán dado salida, pues es tal el rigor a que me tienen sujeta en este encierro, que llevo 18 días tan incomunicada que ni aún la superiora le permiten me hable.

Pero lo que hoy me obliga a recurrir a la piedad de V.E. es que al ver esto tarda, y les ha podido mucho el que una servidora haya buscado amparo en V.E. han formado un escrito cruel, firmado por nuestro anciano fundador, que como sabe V.E. tiene 92 años y apenas puede con la pluma, donde para dar a conocer a la Congregación el motivo del nuevo Consejo, se publica el motivo de mi inutilidad, poniendo al descubierto un secreto y sobre todo, la falta de mis pobres padres. Esto es dolorosísimo para el corazón de una hija! Mis padres (q.e.p.d.) vivieron cristianamente y así educaron a sus hijas, que hasta después de su muerte no supimos el secreto; a más, Dios N. Señor, todo misericordia con el pecador arrepentido, seguramente los perdonó, pues sus hijas, les vimos morir recibiendo los santos sacramentos. Señor, ¿es justo se desprecie a unos padres ante su pobre hija, que hace 30 años sirve a N. Señor en esta santa Congragación? Señor, yo sufriré todo lo que quieran, pero respeten las cenizas de mis queridos e inolvidables padres. ¿Por qué me admitieron en la comunidad? ¿Por qué me presentaron para este cargo? Perdone V.E. mil veces a esta pobre religiosa y por el amor sagrado que tiene en su buen corazón, por el amor a sus padres, tenga piedad de esta pobre hija, que le ponen a los suyos al desprecio de mis queridas hermanas. ¡Ay Jesús mío! Sólo confío en nuestro Señor que le inspirará a V.E. el medio de evitar este daño […].

g) Datos históricos acerca de la m. María Casaus de Jesús hechos por ella misma el 29 de marzo de 1924, en Getafe, 29.III.1924

Este escrito es transcripción oficial de los datos suministrados por la religiosa. La escritura es de mano del Visitador General de Religiosas de la diócesis de Madrid, don Emilio Rodríguez Quevada o de su escribiente o amanuense. Aparece esta letra en todas las declaraciones que presentaremos. Está escrito sobre papel timbrado de la diócesis: escudo episcopal y leyenda: “Obispado de Madrid-Alcalá”. Llena once caras de seis grandes folios. Hemos numerado sus párrafos. Como que entre estos intercala observaciones con el título “Nota”, estas notas señalamos con letras mayúsculas (A, B…).
En realidad este escrito comprende cuatro partes: a) la primera expone datos biográficos de la religiosa Mª Casaus; b) los sucesos ocurridos desde el fallecimiento de M. Requena; c) comentario al escrito del 27 de febrero elevado por el Consejo General al Santo Padre (página 6); d) observaciones al otro escrito de dicho Consejo, sin fecha, dirigido igualmente al s. Pontífice, desde Sanlúcar de Barrameda (pp. 7-11).
Es de capitalísima importancia. Se entregó al Nuncio, que había recibido de la Sda. Congregación de Religiosos ambos escritos para que informase sobre ellos. Y realmente fueron la base de su respuesta a Roma.

[1ª pág.]

1. La Madre María Casaus de Jesús nació en Sevilla, tiene cerca de 60 años que pertenece al “Pío Instituto de Hijas de la Divina Pastora”, cuya casa generalicia está en Sanlúcar de Barrameda.

2. Hizo nueve meses de postulantado: 2 años de noviciado, 14 años de votos simples: 13 de votos perpetuos: en total más de 30 años en el Instituto, contando las diferencias de meses que no recuerda.

3. Ha sido Maestra de novicias varias veces bastantes años: superiora local de Chipiona y Sanlúcar muchos años: Consejera 25 años; Vicaria General del Instituto desde 1919 y lo era al fallecer la última superiora general el 28 de octubre de 1923.

4. Todo esto se puede probar con los libros del Instituto; como igualmente que jamás protestó nadie al ser elegida para ninguno de los cargos citados: nadie podrá decir que ella aspiró, pretendió ni buscó ningún cargo; por los libros y por multitud de testigos se puede averiguar su conducta como religiosa.

5. Entró en el Instituto sin dote por tener título de Maestra, a pesar de ser superiora y Vicaria, jamás se dispensó de tener clase; trabajó incesantemente para el Instituto, el cual se ha aprovechado de su trabajo y de su título, a pesar de hallarse algunas temporadas delicada; pero como se creyó consagrada al Instituto, no se dispensó de la clase ni el trabajo, como han hecho varias superioras.

[2ª pág.]

Relación de los hechos tal como se han desarrollado desde 28 de octubre de 1923, fecha del fallecimiento de la última superiora general: los expuso M. María Casaus de Jesús el 29 marzo 1924.

6. Fallecida la M. General el 28 octubre de 1923 en Sanlúcar, el 3 de noviembre de 1923 llegaron a Getafe M. María Casaus y otras dos Consejeras que residían en Sanlúcar.

7. El siguiente día 4 de noviembre, el Rdo. P. Míguez Fundador del Instituto, pone en manos de M. María Casaus un borrador de preces al Santo Padre [lo tiene M. María Casaus] cuya síntesis es: “que siendo de origen no legítimo, impedimento quizás oculto a las religiosas, se digne S. Santidad transferir sus cargos de Consejera 1ª y Vicaria General a la 2ª Consejera o a las demás según las Constituciones”. =Escrito por M. Casaus fue enviado al Emmo. Cardenal Protector, quien inmediatamente contestó: “que siguiera todo igual y que lo presentaría a Su Santidad”. =El reservado del Emmo. Cardenal Protector lo ha de tener el Rdo. P. Míguez.

8. Hacia el 15 de noviembre de 1923 me presentó el Rdo. P. Gonzalo (lugarteniente del P. Fundador) otro borrador de Preces o aclaración de las anteriores (lo tiene M. Casaus), cuyo contenido es: “El caso de mi inhabilidad para los cargos, según me he enterado, no es oculto, sino público, por lo cual no he tomado posesión ni la tomaré de los cargos, que me correspondían, sin recibir contestación sobre lo que se disponga. Lo expongo por si cree debe conocerlo S. Santidad” =Escrito por M. Casaus de nuevo, se remitió al Emmo. Cardenal Protector, el cual no ha vuelto hasta la fecha a contestar palabra. Como un mes permaneció en Getafe, después del cual el Rdo. P. Fundador la mandó a Sanlúcar con encargo de que dijera que había hecho la renuncia y esperaba la contestación: que permaneciera en su puesto, pero que hiciera los menos actos posibles de superiora. Todos, no obstante, la trataron como superiora.

A. Nota. Sin resistencia ni protesta alguna escribió y envió bajo su firma las Preces indicadas; porque ni pretendió esos cargos ni tiene interés en conservarlos: a lo que no se allanará nunca es a dejar de pertenecer a este Instituto, como se pretende.

[3ª pág.]

10. El 25 de enero de 1924 (cree fuese ese mismo día: acaso si no el anterior o posterior] llamó el R.P. Fundador a Getafe a M. Casaus y demás Consejeras para acordar los últimos detalles de una nueva fundación o casa en América (Buenos Aires): a los dos días envió a M. Casaus a Sanlúcar con orden de arreglar todo lo perteneciente a la marcha de las religiosas destinadas a esa nueva casa, documentos, autorizaciones, billetes, etc. etc., en Cádiz.

11. El 31 de enero recibe del R.P. Fundador este telegrama: “Esté aquí el martes”. Al siguiente día un telefonema: “Véngase con M. Loreto [a Getafe]” [Ésta era una de las designadas para América]. Contestó que estaba (por telegrama) ultimando todo lo oficial referente a la marcha de las religiosas a América: si se hubiera suspendido, no hubieran marchado: marcharon.

B. Nota. (El día de salida del vapor era fijo, los billetes comprometidos y los papeles en trámite: mas no se dio ninguna orden de suspender, nada de esto) por eso marcharon.

C. Nota. (El P. Fundador no ejerce ninguna superioridad sobre las religiosas, que tienen sus Constituciones aprobadas).

12. El 3 de febrero de 1924 por la noche, sin previo aviso, se presentó en Sanlúcar la superiora local de aquella casa, Madre Amada; a la mañana siguiente, sin decir palabra a M. Casaus, dio orden a la portera de entregarle el correo oficial, que ella se tomó por su mano cuando M. Casaus, extrañada, le indicó que le devolviera el correo, contestó M. Amada: “que tenía orden de que le entregara las llaves y todo (que se lo fue tomando por sí misma , sin intervención de nadie), añadiendo a M. Casaus, que no era ni Vicaria ni Consejera ni religiosa y que apenas marcharan las religiosas a América, tenía que venirse con ella a Getafe: (tacha: a lo que repuso M. Casaus que no iría) y que había abierto la Caja General de Instituto ella sola: a lo que repuso M. Casaus: “que no iría sin ver antes al Sr. Arzobispo y al Sr. Nuncio”.

13. Por la tarde M. Casaus escribió al Rdo. P. Fundador pidiéndole que la explicara si había alguna orden de Roma o que la explicara el proceder de m. Amada, añadiendo que no tenía inconveniente en entregar todo, pero que deseaba conocer la orden para cumplirla: de todos modos que sin ver al Superior (Arzobispo o Sr. Nuncio) no iría a Getafe.

[4ª pág.]

D. Nota. (Conste que M. Amada no presentó, para obrar como obró, orden ni carta ni en ninguna otra forma algo que fuera expresión de la voluntad de los superiores. Requerida para ello también por la M. Maestra de novicias, que se opuso a estos atropellos, contestó M. Amada: “Ya vendrán y se leerán delante de todas”. Mientras tanto hizo público en toda la casa y noviciado que M. Casaus no era nada, ni religiosa y la causa, a saber, por su ilegitimidad. Conste también que el Rdo. P. Fundador se sabe que recibió carta de M. Casaus, pero aún no ha contestado).

14. El 5 de febrero marchó M. Casaus acompañada de una de las religiosas destinada a América, a Cádiz, a preparar la marcha de las de América.

15. El 6 de febrero fue M. Amada a Cádiz con las restantes destinadas a América reuniéndose a Casaus y compañera, a despedir a las viajeras a América.

16. El 7 febrero noche regresaron M. Casaus y M. Amada a Sanlúcar.

17. El 8 febrero dijo M. Casaus a M. Amada: “Tenga la bondad de remitir 200 ptas. a Cádiz a D… que las anticipó para los billetes, por no haber tenido yo bastante”. Contestó M. Amada: “No las envío ni de la Caja General ni de la casa y mañana se tiene que venir conmigo a Getafe”. Repuso M. Casaus: “No voy sin ver antes al Sr. Arzobispo”. Entonces, 8 de febrero la entregó M. Amada la orden de Obediencia (que conserva M. Casaus) de fecha 1º de febrero 1924!!!

E. Nota. (Co las religiosas de Sanlúcar se pueden fácilmente comprobar fechas y hechos).

18. El 9 febrero marchó M. Amada a Getafe y M. Casaus a Chipiona y desde aquí a Sevilla a ver al Sr. Arzobispo, como lo hizo ese mismo día, recomendándola este que viera al Excmo. Sr. Nuncio: ese día regresó a Sanlúcar.

19. El 10 febrero M. Casaus se quiere venir a Madrid y Getafe viendo al paso al Excmo. Sr. Nuncio: mas la M. Amada había dejado orden de no entregarle ningún dinero. La M. Maestra de novicias contraviene esta orden y la entregó de los fondos de la casa 75 ptas. Con la que viene a Madrid.

20. El 11 de febrero de 1924 ve al Excmo. Sr. Nuncio.

[5ª pág.]

21. El 10 de febrero de 1924 se celebró en Getafe el Consejo y allí se declaró Vicaria General a la Madre Concepción Hidalgo de Jesús.

22. El 11 de febrero 1924 la M. Casaus, después de visitar al Excmo. Sr. Nuncio marchó a Getafe, quedando inmediatamente encerrada en su habitación e incomunicada con todas las religiosas de la casa y del Instituto, como también con todo persona de fuera.

23. En estas condiciones continúa, sin que se la haya comunicado hasta este momento ni por qué se la ha impuesto semejante castigo.

24. Hace 20 ó 25 días llamó el P. Gonzalo a M. Casaus a la sacristía y la leyó una circular escrita a máquina, firmada por el Rdo. P. Fundador, en la que se hablaba de su ilegitimidad y que ya no tenía cargo alguno en el Instituto y que esa circular estaba hecha para leerla en todas las casas del Instituto. La M. Casaus no sabe si la han leído o no en las casas, pero si es lo cierto que han hecho que todo el Instituto esté enterado del asunto de la ilegitimidad y que no tiene cargos: en la actualidad el tema es que Madre Casaus no es ni religiosa.

F. Nota. El Rdo. Padre Fundador tiene en su poder la contestación del Emmo. Cardenal Protector: “Que todo siga igual”.

G. Nota. La M. Casaus pidió hace 12 ó 15 días a la superiora local ver al Sr. Nuncio: esta contestó que lo preguntaría al Rdo. P. Fundador: éste preguntado dijo: “Que no”.

[6ª pág.]

Algunas observaciones sobre el escrito de 27 de febrero remitido por el Consejo al S. Padre.

25. a) A los números 1º y 2º: en ellos se exponen actos del Consejo General, de los cuales responderá el mismo Consejo que se reunirá en Getafe el 27 febrero 1924.

b) Respecto a si la M. Casaus es fruto de doble adulterio o de uno solo, incluso si es ilegítima, las pruebas corresponden a quien afirma.

c) Contra el Nº 3º debe protestar: 1º porque rigiéndose el Instituto por Constituciones aprobadas por la S. Sede, en ellas ninguna autoridad reconoce al P. Fundador para llamar ni ordenar nada a las religiosas de este Instituto.

2º Porque, cuando el día 8 de febrero se me entregó la orden de Obediencia de fecha 1 de febrero de 1924 expuse que era parte de mi urgencia ver al superior: no pudo haber, por tanto, desobediencia.

3º Porque para acusarme de desobediencia era preciso antes saber si yo debía obedecer o mandar; necesitaba yo conocer que canónicamente yo no era Vicaria General: esto no se podía saber constando que la única contestación de Roma era “esto todo sigue igual”.

4º El Consejo en que se n nombró nueva Vicaria General es de 10 de febrero de 1924 y prescindiendo si fue legítimo o ilegítimo, no podía obligar el 1º de febrero de 1924.

H. Nota. Todo lo demás de este escrito al S. Padre no me interesa directamente.

[7ª pág.]

Observaciones al escrito dirigido al Santo Padre por el Consejo reunido en Sanlúcar de Barrameda (sin fecha).

26. I. Nota previa. (Obsérvese que la letra de este escrito es exactamente la misma que la de una de las Consejeras firmantes, a saber: “Sor Margarita Artime de Jesús”. Esta coincidencia es de extraordinaria importancia y acaso la explicación de gran parte de lo que en este asunto hay oculto. Sor Margarita Artime de Jesús actual Consejera y Secretaria General tiene en el Instituto un historial poco ejemplar: ha logrado con diversas artes tener dominada a la anterior General y en los pocos días que hace fue nombrada la nueva Vicaria, ya la tiene dominada en absoluto y la acompaña a todas partes: con razón se cree aspira a ser elegida General: tiene gran valimiento con el P. Gonzalo y así como logró ser nombrada Consejera y Secretaria del Consejo de Getafe de 10 de febrero de 1924, se cree con fundamento que aspira al Generalato: responde creencia a su historia y modo de ser. Sor Margarita Artime se propone cobrar una cuenta que tiene pendiente con M. Casaus; más adelante se verá a qué obedece.

a) A los N.os 1º, 2º, 3º, 4º y 5º mucho se podría decir: algo ya va dicho y no debe repetirse; pocas indicaciones pueden ahora bastar.

1º. Que en esos números no aparece ningún hecho mío punible: se habla de hechos de otras personas que responderán por sí:

[8ª pág.]

2º. Se deduce que yo entré en el Instituto, tomé el hábito y profesé sin violentar a nadie ni sobornar ni ocultar: si hubo algo de esto último no fui yo ciertamente: es más a mí misma se me ocultaba lo que se hacía, ni yo me ocupé de papeles ni de allanar obstáculos ni de buscar facilidades: yo sólo tuve la mirada puesta en ser religiosa con la más recta intención y con la mayor perfección que a mis años era dado.

b) Se dice en el Nº 3 que hay una solicitud mía en que dice que soy hija legítima: no conozco, o no recuerdo de semejante instancia, si las viera, podría afirmar o negar, mas en todo caso eso confirma lo dicho, que me la pondrían así para algún fin aprovechando mi desconocimiento, en aquella época, de lo que hubiera sobre mi origen.

c) De todos modos como el ingreso en un Instituto religioso no se hace solamente con la instancia, sino que debe acreditarse con documentos oficiales, o sea, partidas sacramentales, era inútil poner en la solicitud una cosa, si las partidas sacramentales contenían cosa distinta en ese sentido parece necio a más de peligroso, presentar una solicitud en discordancia con documentos de más valor como son las partidas sacramentales.

3º. Por eso más que presentar este hecho (si existe, que no lo sé) como el triunfo de un fraude o un engaño, lo que ello pregonaría sería el interés del Instituto en pasar por lo que dice esa instancia y no por lo que digan las partidas sacramentales (ese interés es más que probable, pues fue eso en los comienzos del Instituto (soy de las primeras) y se pretendía tener pronto, cuanto antes, contar con [pág. 9] número de religiosas: empeño, si bien lógico y natural, en este caso explicaría que se pasara por todo para tener religiosas; o bien revelaría el estado lamentable del Instituto que pasó, dio carta blanca a las que hoy presenta como enormidades, sin tener en cuenta, que, admitido el hecho que contra mí se alega, no se podría tener gran seguridad de que las actuales religiosas estén bautizadas, pues conocida la diligencia, que acusa la instancia admitida sin réplica ni protesta por parte del Instituto, una judía o una mora pudo ser admitida con solo poner en la solicitud “que estaba bautizada”.

4º. Es grandemente significativo que, como en los citados números se dice, llegara yo, pasando por todos los demás, al segundo cargo del Instituto sin protesta de nadie, nunca ni atisbos siquiera de duda acerca de la legitimidad de i profesión ni de que fueran canónicos los puestos que ocupaba; sólo ahora es cuando llega la duda o se aprovechan de todo para cortarme el paso y negarme hasta la permanencia en el Instituto, incluso negándome el derecho a ser religiosa.

J. Nota. (No se olvide que fui de las primeras que ostentaron título de Maestra en el Instituto).

5º. Por eso aplicando el “cui prodest” hay que decir que si el Instituto conocía mi ilegitimidad y no protestó y no me rechazó, provecho le iría en ello; por cierto que bien se ha aprovechado. Y que la conocía no cabe dudarlo, pues en el número 1º dice que el Arcipreste D. Francisco Rubio, en nombre del Emmo. Cardenal Sanz y Forés [pág. 10] la despidió en cumplimiento de las Constituciones el año 1894.

6º. Al Nº 6: la conducta sediciosa de M. Casaus. La M. Casaus. La M. Margarita Artime se hallaba de superiora en Martos, pero era su sueño serlo en Sanlúcar como casa generalicia; empleó para ello todos los medios aun simulando que era perjudicial para ella por la salud permanecer en Martos; rogó y suplicó al Consejo y cuando en él M. Casaus se opuso y razonó que eso no convenía, logró que el Consejo rechazara la pretensión de destinar a M. Margarita Artime a Sanlúcar, no obstando tener ésta muy de su parte a la M. General: la cual parece ser que indignada dijo que no escribieran las religiosas a M. Casaus ; así lo supo M. Casaus, y como lo dijera, más indignó esto a la General; por lo que en un Consejo en Getafe, presidido por el Rdo. P. Fundador, se empeñaron en saber de labios de M. Casaus quien la había dicho semejante cosa; M. Casaus insistió siempre en que no lo podía decir y que su confesor se lo había prohibido.

Esto exasperó incalculablemente a M. Margarita Artime: ¡¡a esto llaman sedición!!

7º. Se dice en este Nº que contraje una deuda de 3.000 ptas.; efectivamente teníamos la capilla sin altar y me propuse hacerlo con limosnas, previo el parecer del consejo de palabra; así se hizo y nada costó al Instituto; al terminar mi cargo de Vicaria faltaban pagar 300 ptas.

8º. Se me acusa también de haber abierto la Caja General del Instituto yo sols y saqué dinero contra el precepto del Rdo. P. Fundador.

[11ª pág.]

Repetiremos que el Rdo. P. Fundador no tiene autoridad para dar órdenes ni preceptos a quienes se rigen por Constituciones aprobadas por la suprema potestad de la Iglesia.

Ese precepto, si lo hubiera dado el Rdo. P. Fundador, hubiera traído un trastorno al Instituto en su marcha financiera; además sería inútil, porque con no asistir las demás clavarias al acto de la apertura, ya no hubiera sido posible abrir; pero sobre todo con recoger la llave a M. Casaus se hubiera logrado segura y eficazmente; no hay que olvidar la aberración que significa el prohibir a uno abrir solo, cuando sólo con otros se puede abrir.

Por fin el libro de Caja podrá arrojar la prueba de las aperturas, que se hacen de la Caja o se hubieren hecho.

9º. La frescura en afirmar que yo he sacado del Archivo documentos que me comprometían, corre parejas con el cuidado en no precisar qué clase de documentos y cuántos son esos. Así es muy fácil acusar; nada se define y no se corre peligro en nada; pero es muy inverosímil haber tenido documentos comprometedores en un archivo de una Corporación y aguardar al último momento a retirarlos. Carece de objeto que yo me hubiera llevado la llave: 1º porque si ya hubiera retirado los documentos de peligro, ningún temor podía abrigar; 2º porque es necio pensar que por ello sería ya imposible volver a abrirlo.

K. Nota. La circular convocando a elección de M. General señala el 28 de agosto para verificarlo.

L. Nota. En la relación histórica no se han podido intercalar, en sus ligares respectivos, los documentos o disposiciones del Excmo. Sr. Nuncio sobre esa materia, por ignorar las fechas de los mismos.

h) Al Nuncio de Su Santidad, 1.IV.1924

Original en ASV, Nunziat. Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1931, Rubrica 7ª nº 13 Inédito.

Señor: Permitidme os muestre en estas cortas letras, mi gratitud y sincero agradecimiento a su mucha caridad, que ha traído a mi pobre y afligida alma la paz y la tranquilidad, con su santa palabra de bondadoso Padre. Dios N. Señor os lo pagará y aumentará en su corazón esas prendas de justicia y caridad que le caracterizan: así se lo ruego en mis pobres oraciones con toda mi alma. Le suplico perdone V.E. una vez más, y bendiga a esta indigna religiosa que a sus pies b.s.p.a. Sor María de Jesús.

i) Al Visitador de Religiosas, 11.VI.1924

Respetable Padre en Cto: Le ruego lea despacio esa carta que recibo de la M. Maestra de novicias pues di es que V. no ha dado esas órdenes, creo pueden repercutir desfavorablemente, porque como Vd. sabe en Sanlúcar los PP. Escolapios son los Capellanes y confesor extraordinario y seguramente se lo comunicarán tal cual, pero si esas son órdenes, nada he dicho, sólo deseo tener la seguridad.

Como puede V. deducir urge en Sanlúcar una Superiora, y aquí, no piensan en acabar de resolver, si le parece a V.R. podía poner un volantito en que me ordenara ir sin falta el sábado o día que guste, pero que me indicara ir sin falta el sábado o día que guste, pero que me indicara urgía llevase decidido el nombramiento de Superiora de Sanlúcar.

Perdone, Padre, le moleste, pero de su mucha caridad espero resuelva estos puntitos, caso de no poder hacerlo hoy si no le es molesto, puede hacerlo por correo; pero tenga V.R. en cuenta lo mal que anda por aquí el correo […].

3. Escrito del P. Gonzalo Etayo, 14.I.1924

Original en ASV, Nunz. Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1932, Rubrica nº 13 Inédito.
Es el primero en orden cronológico que figura en este fondo. En el texto ponderamos su grandísima importancia. En este fondo no figura nota alguna ni minuta que atestigüe haber sido contestado por escrito. Queda claramente atestiguado que el P. Gonzalo Etayo habló directamente y en persona con el Nuncio.

Excmo. Sr.: En nombre de las Religiosas “Hijas de la Divina Pastora” y comisionado por su fundador R.P. Faustino Míguez, cuya avanzada edad de 93 años le impide hacerlo por sí mismo, escribo a V.E. para manifestarle lo siguiente:

Habiendo acudido al Cardenal Protector Mons. Basilio Pompili suplicándole que en vista de la inhabilidad canónica de la M. María de Jesús para sustituir en el cargo de Superiora General a la difunta M. Julia de Jesús lograse de S.S. la designación de otra, según consejo de V.E. en visita hecha por mi humilde persona, no se ha tenido hasta ahora contestación. Como esta situación acéfala trae graves perjuicios al Instituto, pues no pueden admitirse a la profesión novicias ni aceptar una fundación, que se ofrece en Buenos Aires, exigiendo contestación inmediata, y además es probable que la contestación de Roma sea “provisum est in Constitutionibus”, suplican el fundador y las Religiosas a V.E. autorice para que, según Constituciones, procedan a designar Superiora General sin perjuicio de que se cumpla la decisión de Roma en el momento mismo que llegue.

Besa respetuosamente el anillo de V.E. su humilde capelán Gonzalo Etayo Sch. P. (rubricado).

Dirección: R.P. Faustino Míguez. Colegio de RR. Pastoras. Getafe.

4. Escritos del Nuncio Apostólico en Madrid

Todos ellos inéditos. Originales en el ASV, Nunziatura di Spagna, Tedeschini, Caja (1921-1931), Rubrica 7ª nº 13.
Casi todos son minutas, sean directamente de la mano del Nuncio para su transcripción a máquina, sean de mano de sus secretarios con correcciones de mano del Nuncio. No hemos logrado localizar los escritos oficiales en las respectivas oficinas a que fueron dirigidos. Son de capitalísima importancia para ver el sesgo que el Nuncio dio al asunto y comprobar que su información a Roma no siempre responde con exactitud a lo que los documentos originales demuestran; en especial, atribuyendo diversas acciones a otros, quienes, en realidad, se han movido por orden y precepto del Nuncio, quien así, aun extralimitándose en sus atribuciones, como creemos, queda cubierto ante sus superiores.

a) A la Vicaria General M. María Casaus, 25.I.1924

De este escrito poseemos la minuta en el fondo indicado del ASV. Pero aquí damos el original, que fue a Roma, del que quedó copia oficial a máquina en el Archivo del Arzobispo de Madrid-Alcalá. En la minuta son dignas de estudio las tachaduras.

A la M. Rda. M. Vicaria General de las Hijas de la Divina Pastora. Getafe.

Muy Rvda. Madre: Me complazco en manifestar a V.R., después de visto el recurso que ha dirigido a esta Nunciatura el Padre Escolapio que fue nombrado Visitador en Getafe, los antecedentes que en esta obran y lo prescrito en las Constituciones, que nada obsta para que el Instituto proceda a la elección de la Superiora General en la forma y manera que las Constituciones prescriben.

Las Constituciones prescriben que la Superiora General que se elija reúna ciertos requisitos (nº 200); mas no los exige igualmente en las Consejeras, ni aún en la primera Consejera, que la sustituya interinamente en el caso de defunción. Por lo tanto la primera Consejera, con carácter de Vicaria General, sustituirá a la Superiora General difunta, y, con tres meses de anticipación, convocará a capítulo extraordinario (números 208 y 180), para proceder a la elección de la superiora general, de las cuatro Consejeras y de las dos Oficiales (números 179-180-181), mandando al efecto las circulares de convocatoria con fecha, por ejemplo, de 10 de febrero, para que se celebre el capítulo el 10 de mayo.

Con algunos días de antelación la Vicaria General comunicará a esta Nunciatura el lugar y hora en que se celebrará el capítulo extraordinario, para que, si lo estima necesario, pueda el Nuncio decretar la intervención de un delegado. Dios guarde a V.R. muchos años. Federico, Arzobispo de Lepanto. Nuncio Apostólico (rubricado).

b) Ilmo. Sr. Secretario de la Sda. Congregación de Religiosos, 8.II.1924

De este documento poseemos la minuta castellana original; la versión manuscrita al italiano y la primera puesta a máquina, copia que transcribimos, dada su plena fidelidad.

He recibido la comunicación de V.S.I. nº 380/24 y antecedentes, que adjuntos remito, referentes a la cuestión existente en el Instituto de las “Hijas de la Divina Pastora”.

La cuestión planteada en sus verdaderos términos es la siguiente: Murió la Madre General del Instituto; por derecho de Constituciones, aprobadas por la S. Sede, debe sustituir a la difunta la primera de las cuatro Consejeras Generales con carácter de Vicaria General, hasta que se celebre el Capítulo General en el cual será elegida Superiora General la que tenga mayoría absoluta de votos. La Vicaria General, Sor María de Jesús, ha creído, o le han hecho creer, que, no siendo hija de legítimo matrimonio, no puede sustituir a la Superiora General difunta hasta la nueva elección en Capítulo General y con esta convicción acude al Santo Padre rogándole que trasfiera sus atribuciones de Vicaria General a la segunda y sucesivas Consejeras.

La Superiora General murió el 28 de octubre de 1923 y la Vicaria General escribe, comunicándoselo al Emmo. Señor Cardenal Protector, el 3 de noviembre. El 4 del mismo mes, apoyándose la Vicaria General en su impedimento de ilegalidad, aunque lo cree oculto, envía el Emmo. Cardenal Protector otra carta y adjunto un documento pidiendo al Santo Padre que la releve del cargo de Vicaria y lo pase a la segunda Consejera; el 14 del mismo mes le vuelve a escribir diciendo que el impedimento no es, por lo que ha podido ver, tan oculto como creía y se lo comunica para descargo de su conciencia. El 25 de diciembre del mismo año 1923 el Padre Escolapio Faustino Míguez, que había visitado el Instituto con carácter de Visitador Apostólico, al ver que el asunto no venía arreglado de Roma, escribe una carta a S.E. el Cardenal Protector en la que dice que, privado el Instituto, por la muerte de Sor Julia Superiora General, 1º había recaído el cargo en la primera Consejera Sor María de Jesús; 2º que esta era inhábil por ser ilegítima; 3º que acudieron entonces al Sr. Nuncio y que éste les aconsejó que Sor María de Jesús hiciese renuncia de su cargo ante la Santa Sede, y 4º que Sor María de Jesús, Vicaria General, es ambiciosa y está manifestando deseos de ser Superiora General.

Antes de pasar adelante, conviene poner algunos reparos a esta carta para restablecer la verdad.

1º. Cuando dice que privado el Instituto de Superiora General por muerte de Sor Julia recayó el cargo en la Vicaria General Sor María de Jesús, parece indicar que fue elegida para este cargo de Superiora General, y no es así, sino que, por ser primera Consejera la Sor María de Jesús, en virtud de lo que disponen las Constituciones, pasó a sustituir a la difunta, hasta que se procediera a la elección de Superiora General; por tanto no recayó en Sor María de Jesús el cargo de Superiora General sino el de Vicaria General hasta la reunión del Capítulo extraordinario, que las Constituciones mandan que se convoque enseguida de morir la Superiora General.

2º. Dice el P. Faustino que Sor María de Jesús era inhábil por ser ilegítima. Era inhábil para ser elegida Superiora General (can. 504 y Constituciones nº 200), pero no lo era para ser primera Consejera y consiguientemente Vicaria General; porque ni las Constituciones ni el Código la inhabilitan.

3º No es exacto que acudieran al Nuncio, yo nada supe del asunto en aquel entonces y por tanto tampoco es verdad que el Nuncio aconsejara la renuncia; consultaría quizás con algún oficial y creyeron consultar a la Nunciatura, cosa que ha acontecido otras veces.

4º. Dice finalmente que Sor María de Jesús es ambiciosa y ha manifestado deseos de ser Superiora General. Las cartas de Sor María de Jesús, enviadas al Emmo. Señor Cardenal Protector Monseñor Pompili y que V.E.R. me transmite, manifiestan todo lo contrario. Ella cree oculto el impedimento y sin embargo ruega al Santo Padre que le releve del cargo de Vicaria; después se da cuenta de que muchos lo saben y se apresura a manifestar al Emmo. Cardenal que el impedimento no es tan oculto como creía; esto no es mostrar ambición ni deseos de ser Superiora General; antes significa todo lo contrario. Así las cosas, y viendo que de Roma no contestaban a la carta del Padre Faustino Míguez, acudieron a esta Nunciatura por vez primera el 20 de enero, exponiendo el caso como cosa apremiante y urgente. Pedí las Constituciones para estudiar el asunto propuesto y pude ver que la cuestión quedaba reducida a un caso ordinario, que el derecho expreso en las Constituciones lo tenía previsto y perfectamente resuelto. Y, como quiera que la Sda. Congregación no había puesto manos en el asunto, les dije en 24 de enero que cumplieran lo que prescriben las Constituciones, o sea: Que fallecida la Superiora General, la primera Consejera debe convocar a Capítulo General Extraordinario (Const. nº 108) que, en tanto, sustituya a la Superiora General (Const. nº 208) que, si bien la Superiora General debe ser hija de legítimo matrimonio (can. 504, Const. nº 200) no se exige este requisito para ser primera Consejera y Vicaria General (Const. nº 205). Por lo tanto que la Vicaria General convocara con tres meses de anticipación (nº 180) a Capítulo Extraordinario y en él se eligiera la Superiora General ad tramites juris et Constitutionum.

Como vi en todos, incluso en el P. Fundador, un desconocimiento absoluto del Derecho, les advertí que avisaran a esta Nunciatura, con algunos días de antelación, el lugar y la hora en que se celebraría el Capítulo, por si estimaba necesario mandar un delegado, que asegurara el cumplimiento de las Constituciones, dado caso que no lo mandara el Ordinario.

Después de estas instrucciones mías, que no son más que lo prescrito claramente en las Constituciones aprobadas por la Sta. Sede, la Vicaria General ha convocado Capítulo Extraordinario para el día 10 de mayo.

Así están las cosas ahora, encauzadas, esto es, por el camino de las Constituciones y fracasado el empeño excesivo de alejar a la Vicaria General del cargo de sustituta, que le dan las Constituciones.

Por todo lo expuesto soy del sometido parecer que no se hace necesaria la intervención de la Sda. Congregación, si no acontecen hechos nuevos, que la reclamen; pues todo marcha por los trámites del derecho. Mas, si ello no obstante, la Sda. Congregación estimara conveniente Transmitirse sus sabias instrucciones, las acogeré con todo respeto y las ejecutaré exactamente.

Ilmo. Sr. Secretario de la Sda. Congregación de Religiosos.

c) Nuncio F. Tedeschini al Card. Laurenti, 21.II.1924

Presenta el caso al Cardenal Prefecto de la Sda. Congregación de Religiosos y una doble posible solución.

Eminencia Rma.: El Nuncio Apostólico de Madrid tiene el honor de dirigirse a V. Emma. Rma. con la siguiente exposición y súplica:

Fallecida el 28 de noviembre p.pº la Superiora General de las “Hijas de la Divina Pastora” debió sustituirle, según Constituciones, la primera Consejera, que es a la vez Vicaria General, la cual sustituye a la Superiora General en ausencias y enfermedades y en caso de muerte debe convocar a Capítulo General Extraordinario para la elección de Superiora General.

Mas las demás Consejeras, apoyadas en que la Vicaria G. no es hija de legítimo matrimonio (Can. 504), pretenden ser ellas las que sustituyan a la Superiora General difunta diciendo a la Vicaria General, que no es religiosa siquiera y que por lo tanto no puede hacer las veces de la General difunta ni convocar a Capítulo G. Extraordinario para la elección.

Es evidente que la Vicaria General es Superiora Mayor (Can. 488-490) y este debe ostentar legítimos natales; mas, en el presente caso acontece lo siguiente: Las Constituciones del Instituto están aprobadas por la Sta. Sede recientemente, con posteridad al Código Iuris C.; estas Constituciones enumeran todos los requisitos y cualidades, que debe reunir la Superiora General y la Vicaria; para la primera (Superiora General) exigen los legítimos natales, para la segunda (Vic. General) no los exigen y como estas Constituciones fueron presentadas a la Sta. Sede y aprobadas por la misma mucho tiempo después de promulgado el Código, todo hace creer que, no obstante el Can. 489, en este Instituto, para el cargo de Vicaria G. no es requisito necesario la legitimidad de natales; pues de no haber querido dispensar la Sta. Sede hubiese corregido las Constituciones en este particular. Este criterio se funda en que, en las Constituciones recientemente aprobadas, por la S. Sede, se estima a veces conveniente en un caso particular aprobarlas sin corregir algún precepto del Código, que por lo mismo se entiende dispensado.

Siguiendo esta doctrina, al consultar el caso las Hijas de la Divina Pastora a esta Nunciatura, el asesor de la misma informó en el sentido de que debían cumplirse las Constituciones recientemente aprobadas por la S. Sede, y que por consiguiente La Vicaria General debía convocar a Capítulo Gen. Extraordinario para proceder a la elección de Superiora General conforme las Constituciones prescriben.

Pero las otras dos Consejeras no se aquietaron, trataron con verdadero desprecio a la Vicaria General y la tienen completamente aislada: dándose además el caso que la Consejera, que dirige la discrepancia con escándalo es religiosa bien poco recomendable.

Así las cosas, convendría que la Sda. Congregación de Religiosos declarara que en el actual conflicto de las Hijas de la Divina Pastora se rijan por las Constituciones aprobadas por la Sta. Sede recientemente, no obstante el Can. 504, o, si lo estima mejor, dispensara de los ilegítimos natales a la Vicaria General para que convoque el Capítulo General Extraordinario, según mandan las Constituciones, se proceda a la elección de Superiora General y se ponga así fin a las actuales discrepancias, que llevan revuelto y desedificado el Instituto.

d) Al Cardenal Laurenti, 29.IV.1924

Eminencia Rma.: Ampliando con lo acaecido posteriormente mi informe del 8 de febrero pp. contestación a un venerado comunicado Protoc. nº 380/204 referente al Instituto de las Hijas de la Divina Pastora, tengo el honor de exponer a V. Emma. lo que sigue:

Conforme ya manifesté a esa Sda. Congregación en el citado informe del 8 de febrero, al morir la Superiora General del Instituto pasa a sustituirla interinamente la Primera Consejera, con carácter de Vicaria General. Mas, en la actualidad la Primera Consejera es ilegítima. Escribieron a Roma al Emmo. Cardenal Protector y el Emmo. le contestó que siguiera todo igual. Volvieron a escribir repetidas veces y no obteniendo más contestación, vinieron a la Nunciatura a proponer el caso. Pedí las Constituciones del Instituto que están aprobadas por la S. Sede con posterioridad al Código; en ellas vi que el caso estaba perfectamente previsto y resuelto, pues si bien se exige en ellas la condición de legitimidad para ser Superiora General, no se exige para ser Primera Consejera y así se aprobaron las Constituciones el año pasado por la S. Sede. Como por otra parte la Primera Consejera sustituye a la Superiora General por breve tiempo, es a saber, el tiempo solamente necesario para convocar a Capítulo General Extraordinario para la elección de Superiora General y Consejeras, tres meses en total, y como, además, la actual Primera Consejera, sobre la cual se ofrece la duda, hace ya 25 años que es Consejera y 5 que ostenta el cargo de Primera Consejera, fundado en aquella razón de derecho y en estas de prudencia, entendí con el Emmo. Cardenal Protector, que todo debía seguir igual; pues cualquiera que sea la interpretación que se dé al Can. 504 y Can. 488 nº 8, tratándose de unas Constituciones aprobadas por la S. Sede después de adaptadas al Código, parece que deben ser norma segura, y cierta; además, la duda es tardía, después de 25 años de Consejera y 5 de Primera Consejera; es sobre todo inoportuna, pues la presentan precisamente , cuando se trata de convocar a elecciones de Superiora General y de las Consejeras. Con no elegirla está concluido todo sin violencias ni declaraciones difamantes.

Respetando, pues, los hechos de 30 años continuados y siguiendo ad litteram lo prescrito en las Constituciones, les envié por escrito la respuesta diciéndoles que nada se innovara, que cumplieran las Constituciones y por lo tanto que la Primera Consejera convocara a Capítulo General Extraordinario, como el Estatuto prescribe, para la elección de Sup. Gen. y Consejeras.

Más pronto apareció lo que en la consulta tuvieron buen cuidado de ocultar y es que lo que deseaban las otras Consejeras era alzarse con el mando y postergar a la Vicaria General. La escamotearon mi carta-respuesta, para que no la conociera, le sustrajeron la carta del Emmo. Cardenal protector, en que dice que “todo siga igual”, le arrebataron las llaves, le mandaron retirarse. A esto opuso la Vic. Gen. que quería ver al Sr. Arzobispo de Sevilla, en cuya diócesis está enclavada la Casa-Madre; va a verle y este Prelado le aconseja que no ceda en nada sin antes hablar con el Nuncio. Viene entonces a la Nunciatura y explica el atropello con ella cometido.

Al preguntarle por qué no se ponen en práctica las instrucciones de la Nunciatura, responde que no las ha visto ni las conoce, que todo se lo han ocultado las Consejeras, secuestrándole el correo.

No pararon aquí las cosas; el 10 de febrero se constituyeron en Consejo, prescindiendo de la Vicaria, nombraron nuevas Consejeras y, haciendo caso omiso de las Constituciones, de la Nunciatura, del Cardenal Protector y de que el asunto estuviese en manos de la S. Sede, resuelven la cuestión a su capricho, declaran incapacitada a la Vicaria, diciendo que no era ni siquiera religiosa, la encerraron en una habitación y allí la han tenido dos meses incomunicada con grave escándalo del Instituto. Mandaron una circular a todas las casas diciendo que la Vicaria era ilegítima y enviaron a la Sda. Congragación dos escritos cuajados de falsedades con fina hipocresía.

Armase en el Instituto un revuelo inmenso con el natural escándalo y nadie se explicaba, cómo así se conculcaban las disposiciones de la autoridad eclesiástica. La Vicaria recluida pidió para ir a ver al Nuncio y no la dejaron.

Extrañado del sesgo que tomaban las cosas, el Visitador de Religiosas del obispado de Madrid, sacerdote prudente, escribió a la 2ª Consejera, que se había constituido en Vicaria, manifestándole su extrañeza, al saber que ella, hasta ahora tan buena religiosa, se prestaba a hacer el juego a las perturbadoras con grave daño y segura ruina del Instituto. Esta carta hizo reflexionar a la 2ª Consejera y se puso al habla con él. Entonces encargué al Visitador que sujetara a un interrogatorio a las Consejeras y a las otras religiosas que estimara conveniente y procurara averiguar las causas de aquella rebeldía y de aquel escándalo tan inesperado y brusco. Después de unos días de información en forma resultó.

1º. Que las religiosas nada habían hecho por propia iniciativa, sino que todo lo habían hecho por consejo y mandato de dos Padres Escolapios, concretándose ellas a firmar los escritos que los Padres le presentaban y a hacer cuanto ellos le decían.

2º. Que comprendían que la marcha que seguían de rebeldía a la autoridad era indefendible, producía escándalo en el Instituto y labraba una mina y que era su mayor deseo volver al cauce de las Constituciones conforme les aconsejó la Nunciatura.

3º. Que se arrepentían de todo lo hecho, pedían perdón y se disponían a desandar lo mal andado, restituyendo las cosas en el estado en que se hallaban al recibir las instrucciones del Nuncio.

Y en efecto, han mandado a esta Nunciatura un escrito en que constan todos esos extremos, reconociendo otra vez todas a la Vicaria General, que hace cinco años desempeña el cargo , y que había sido injustamente recluida por las rebeldes.

Conocida la causa principal del disturbio, llamé al Padre Provincial de los Escolapios, le conté lo acaecido en Getafe y el manejo injustificado de los Padres Escolapios; amargado este superior por el disgusto que, según me dijo, ya no era el primero, dio inmediatamente orden terminante a los Padres de que dejaran toda intervención en el Instituto de las Hijas de la Divina Pastora y así se ha cumplido.

Han vuelto, pues, las cosas, después de dos meses de disturbios, al estado en que se hallaban en mi informe de 8 de febrero ppº. Ahora procederá la Vicaria a la convocatoria del Capítulo General Extraordinario para la elección de Superiora General y Consejeras y es de esperar que todo seguirá los trámites del derecho y reaparecerá la paz. Vuestra Emma. dirá si conviene imponer algún castigo a las que, aunque, inducidas, han sido las principales promotoras del desagradable incidente. Inclinado al beso de las Sda. Púrpura…

e) A M. María Casaus, 1.V.1924

Reverenda Madre Vicaria: Vuelto ya a la normalidad ese Instituto y en la seguridad de que, con la gracia de Dios, no habrán de repetirse los disturbios, que tan en peligro la pusieron, sin perjuicio de dar fiel cumplimiento a lo que en su día disponga la S. Sede, me complazco en hacerle presente la necesidad de proceder al cumplimiento de las instrucciones que en febrero pp. recibió el Instituto de esta Nunciatura y que por lo visto fueron sustraídas a su conocimiento. Respecto a la celebración del capítulo general extraordinario, convóquelo V.R., de suerte que pueda celebrarse a últimos de octubre o primeros de noviembre. Si durante este tiempo surgiera alguna dificultad, de cualquier índole que sea, puede V.R. consultar con el Sr. Visitador del Obispado o con esta Nunciatura Apostólica. Con esta ocasión…

f) Al Secretario de la Sda. Congregación de Religiosos, Nº 1524, 20.VI.1924

El contenido es fruto de la investigación llevada a cabo por el Visitador de las Religiosas de Madrid, don Emilio Rodríguez Quevada. Interrogó bajo juramento de decir la verdad y mantener el secreto a varias religiosas: a este informe sólo se le adjuntan las declaraciones de M. Casaus, M. Sagrario y M. Concepción Hidalgo.
Acá y acullá está sembrado de insinuaciones malévolas para hacer sospechosas a algunas religiosas. Remacha otra vez su personal opinión, que es la que ha implantado metiéndose en lo que no debía.
Este escrito es la minuta o borrador, digna de un estudio psicológico por las tachaduras y arreglos cada vez que va a exponer cosas inexactas o discutibles, pero que a él interesa presentar de aquella forma por justificar lo hecho, que sabe presentar con habilidad diplomática como no hecho por él, sino espontáneamente por otros: tal la actuación del Provincial de los escolapios, del Visitador Rodríguez y sobre todo, la espontaneidad de las “rebeldes” para restablecer el antiguo estado de cosas sin advertir que incurre en contradicciones, no advertibles por los lectores de Roma, en quienes piensa, pero clarísimas al crítico histórico, que cuenta hoy con los documentos auténticos que le desmienten.
Para mayor comodidad hemos numerado los párrafos.
Es interesante que por primera vez se dice concretamente que en noviembre de 1923 contestó el Cardenal Protector, Pompili (nº 9). Pero no se nos ha conservado su texto íntegro. Se repite machaconamente solo la primera parte del mismo, que decía “Continúe todo igual”. Pero el texto original añadía que presentaría el problema al Papa; se tiene promesa del Card. Pompili de que propondrá el asunto al Papa. Luego nadie más puede interferir.
Tedeschini acusa al Fundador de haber “entretenido” el “reservado” del Card. Protector; pero luego procura quitarle fuerza con un “quizás” (forse) que introduce: entonces es evidente que no se trata de un hecho, sino de una mera sospecha suya y que no tiene argumentos para probarlo. Luego hay que descartar tal acusación (nº 9). Tal como se presenta el párrafo induce a pensar que el S. de Dios envió María Casaus a Sanlúcar después de recibir la respuesta del Cardenal Protector. Así fue; sabemos que María Casaus escribió desde Getafe al Card. Protector el 14 ó el 15 de noviembre 1923 y que llegó a Sanlúcar el 5 de diciembre, según consta en el Libro de Crónicas de la casa de Sanlúcar.
El slogan de que”había renunciado y esperaba contestación de Roma” era exacto y válido, pues había dirigido al mismo tiempo su escrito a S. Santidad (infra 2, a), cuya contestación (superior a la del Cardenal Protector) era la que esperaban. Con tanta mayor razón cuanto que el Protector decía que pasaba el asunto al Pontífice. Ello explica también por qué el Fundador aplicó la contestación del Protector, mientras duraba el tiempo canónico para la respuesta del Papa: nada se inmutó, esperando. El Nuncio Tedeschini lo sabe bien, pero se lo calla: sería echarse tierra a sus propios ojos.
Calla luego la reclamación por escrito de mano del P. Etayo en nombre del Fundador y de las religiosas, fechada el 15 de enero 1924 (infra 3).
Tampoco hace aquí mención de la carta de su Auditor-asesor al P. Fundador, fechada el 18 de enero, según ha dicho en otra parte (infra 13, a) cuya realidad se nos hace muy dudosa, pues nunca más vuelve a hacer mención de ella; tal vez había sido su intención que el citado oficial la escribiera, pero no ha quedado de ella ni minuta ni original, ni nadie, entre las religiosas, sabe nada de su contenido. Ni ha quedado noticia ni rastro de contestación por parte del Fundador a ella.
Tedeschini pone énfasis en la visita de dos religiosas el 20 de enero 1924, y resulta que no se enteró siquiera de quienes eran. Pero le viene muy bien para echar tierra a la que le hiciera anteriormente a él en persona el P. Gonzalo (infra 3).
Fiado el nuncio en su clarividencia de las Constituciones, el 21 escribió carta-orden a M. Casaus, a Getafe, cuando ella se hallaba en Sanlúcar. Abierta dicha carta ante el Fundador y visto su contenido, éste creyó prudente ocultar su contenido y no entregar la carta (nº 11). ¿Por qué? sin duda porque la solución que daba el Nuncio era anticanónica: es muy de notar que el Fundador enfocó el problema jurídico exactamente como se veía en Roma entre los miembros de la Sda. Congregación (infra 8, b).
Los tratos de Sor Amada y su conducta para con M. Casaus no nos parecen justificables en sí mismos, pero si (quitando las faltas de delicadeza con que parece actuó) comprensibles en la aceptación de la tesis del Fundador, que coincidía, como acabamos de decir, con la de la Sda. Congregación (nº 12). Justa, en todo caso, era la pretensión de M. Casaus de querer conocer si había alguna decisión de Roma: había escrito y tenía derecho más que nadie a ser informada. El “silencio” del Padre se haría inexplicable, si no fuera porque la llamó a que se presentara en persona y pudiera hablarle cara a cara.
Con los elementos de que disponemos, no vemos claro por qué se dejó orden de no dar dinero a M. Casaus, sabiendo que quería acudir a Sevilla y a Getafe pasando antes por Madrid para verse con el Nuncio. Sabiendo esa su voluntad, ¿Por qué no se retrasó la reunión del Consejo? (nn. 12, 13).
¿Fue acertado y según caridad y justicia, el escrito del Fundador, haciendo saber a toda la Congregación la humillante noticia de la ilegitimidad natalicia de M. Casaus, que había sido hasta entonces una personalidad en la Congregación (nº 15)? Nada habría que objetar si ella no hubiese escrito al Cardenal Protector y al mismo Papa el 4 de noviembre de 1923 y luego de nuevo el 15 del mismo mes; podríamos defenderlo como búsqueda del bien común de la Congregación, que ciertamente estaba por encima del bien particular de una simple religiosa. San José de Calasanz denunció públicamente la pederastia del P. Esteban Cherubini cuando hubo el peligro de que fuera nombrado superior general de la Orden a la muerte de Mario Sozzi. Pero M. María Casaus se había mostrado sumisa al Fundador y puso en limpio, firmó y expidió las peticiones en la forma que le insinuaba el Fundador. Luego tuvo que tener otras razones poderosas, al menos en su concepto, para dar un paso de tanta trascendencia. Y sabemos con certeza que creía tenerlas: figuran en los 34 puntos, que redactó o dictó él mismo para Sagrario Martín, la cual debía informar en secreto al Nuncio sobre lo que sabía de M. maría Casaus (infra 12) y lo que él mismo alega en su escrito (infra 7, a nn. 8, 10 y 11). Creemos que fue o estaba engañado en lo referente a dichos párrafos 8 y 10. El contenido del nº 11 es más problemático: aunque fuera verdadero, y exacto, acaso no fuera de tal peso, que pudiera excluirla, en otras circunstancias, del cargo de Vicaria interina. Pero estaba la ilegitimidad anticanónica, que no se podía tolerar…
El nº 16 del informe del Nuncio está lleno de malicia: El Consejo General del 10 de febrero pretendía según él dos cosas, a saber: 1ª) sorprender la buena fe de la S. Sede 2ª) colocar luego la autoridad de la S. Sede contra y por encima de la del Nuncio.
Lo primero debería ser probado; lanzado así es pura calumnia. Lo segundo, aunque le duela a Tedeschini, siempre será verdad y de estricto derecho que la autoridad de la S. Sede estará por encima de la del Nuncio. Él, en este caso, lo dijimos ya, y aquí lo veremos confirmado, se había excedido suplantando a la Sda. Congregación de Religiosos, que meramente le pidió información y no lo autorizó a actuar como actuó, cosa que él procurará enmascarar al máximo en este escrito y buscará con el subterfugio de imponer penas, que a esto se reduzca la intervención del Sacro Dicasterio, que pensaba contrariamente a él y coincidía con la visión del Fundador.
Analicemos brevemente el párrafo 18:
a) Entre elogios muy justos de “muy observante”, “un santo”, destila un poco de bilis: “un santo sui generis”, que da disgustos y ocasiona problemas… como Cristo los ocasionó a los escribas y fariseos, a los Sumos Sacerdotes y a Pilatos… o como Calasanz al Santo Oficio y a pontífices como Urbano VIII e Inocente X…
b) Calumnia: fundó la Congregación de las Hijas de la Divina Pastora contra la voluntad de sus superiores!! Sabemos a qué atenernos por otros documentos.
c) Las fundó, además, para hacer pupa a las MM. Escolapias!! Nueva calumnia. Estudiado este punto con especial interés por la religiosa escolapia M. Luisa Labarta, bien acreditada de fina investigadora, nos comunica el resultado de sus investigaciones en estos términos:
“La fundación de las Religiosas Calasancias de la Divina Pastora coincide con los años de generalato de M. Francisca de Domingo y los últimos años de vida de M. Paula Montal, 1889. Sin duda, que las MM. Tuvieron conocimiento de la fundación, 1885, y de sus actividades apostólicas. Pero en el Archivo General de las Hijas de María Escolapias, no hay ningún documento que nos permita conocer qué tipo de relación hubo entre ambas Congregaciones, ni referido al período de fundación ni para las épocas posteriores. Personalmente puedo indicar lo oído a este respecto a M. Pilar Moriones Serra, una de las mejores conocedoras de la vida y de la obra de M. Paula Montal, ya que por espacio de 22 años (1945-1967) estuvo dedicada fundamentalmente a investigar y escribir en torno a la figura de Paula Montal. Ella dice haber oído contar a M. Dolores Ernest, M. Leonor Salvador, M. Loreto Turull, M. Monserrat Franquesa, etc, religiosas que vivieron aquellos años o fechas próximas, que el P. Faustino Míguez pidió a las MM. Escolapias se encargasen del laboratorio o farmacia que deseaba organizar. Pero las Hijas de María Escolapias lo consideraron fuera de su carisma, no lo veían compaginable con esa labor, puesto que tenían muy claro que su misión única y exclusiva era la educación, con todas las formas y matices que se quiera, pero siempre la educación. Y el laboratorio o farmacia era algo que quedaba fuera de ese campo. De ahí, que no aceptaran la proposición del P. Faustino Míguez. Y fue entonces cuando el P. Míguez se decidió a una fundación dedicada a esa tarea, más la educación. La tradición y la práctica parecen indicar que ha habido poca relación y conocimiento hasta estos últimos años… Resumiendo diré que no hay documentos u otra cualquier manifestación que sean indicio de oposición o recelo entre una y otra Congregación” (Roma 28.VI.1983).
d) Superior supremo. Nueva calumnia. Machaconamente repite el Fundador en sus cartas que no tiene jurisdicción desde que se aprobaron las Constituciones por Roma. Y ciertamente no se le puede achacar el haber realizado desde entonces un solo acto de jurisdicción. Como Fundador era de derecho natural que guiase su “obra” con sus consejos que de continuo le pedían y más en circunstancias difíciles como la presente; pero contenido siempre en lo puramente de consejo, no en ejercicio de jurisdicción. Jamás quiso entrometerse en el “gobierno”; nadie más rígido defensor de las Constituciones que él: y esta crisis es plena confirmación y efecto de tal rigidez de principios. Fue grave error de Nuncio, al descubrir el “peso” del Fundador entre sus “Hijas” el no haberse puesto al habla con él para resolver el problema sencillamente. No lo visitó, ni lo trató siquiera mediante el Visitador don Emilio Rodríguez Quevada (nº 19).
Y de nuevo, en vez de investigar la realidad, apela a una mera suposición o hipótesis para juzgar la conducta del Fundador (nº 20).
Pasa ahora a rebatir, en una segunda parte, el 2º de los escritos del Consejo General, enviados a la Sda. Congregación, y por esta remitidos a la Nunciatura “ad informandum”.
Se decía (nº 22) en el escrito que María Casaus era hija ilegítima de doble adulterio; así se creía hasta que al obtener copia de la partida de bautismo (infra 1, e) se pudo comprobar que lo era de adulterio simple. Pero adviértase bien: la certificación de la partida de bautismo es del 21 de marzo, 1924, mientras que el escrito enviado a Roma es del 27 de febrero.
¿Otras inexactitudes de dicho escrito?
a) Se dice que fue admitida a sabiendas de la autoridad eclesiástica (nº 23). Por extraño que parezca, así fue: lo atestigua M. Ángeles González León (infra 6, a); lo recuerda la misma M. Casaus (infra 2, g, nº 26). El P. Manuel Oliva tuvo buen cuidado de que no quedase en el archivo de la Congregación la documentación fehaciente. Y como que María Casaus se presentaba en las solicitudes de admisión a los votos perpetuos como hija legítima y por tal se le tenía, a nadie se le ocurrió buscar la fe de bautismo. Ciertamente su ilegitimidad era de todos desconocida, aún del Fundador, aunque era “pública”, esto es, constaba en documento público, como es el registro de bautismos. Esta distinción jurídica bien la conocía Tedeschini, doctor en derecho, y no obstante se aprovecha para tergiversar un poco la cosa a favor de María Casaus. Tacha de calumniosa la divulgación de la noticia pública; y como que la divulgó el Fundador, resulta que el P. Faustino Míguez calumnió a María Casaus!!! Risum teneatis?
Sube de punto la malignidad del párrafo al preguntar el Nuncio: “¿No ha existido jamás en el archivo el documento de la dispensa del impedimento o ha sido (tacha: maliciosamente) sustraído de él?”. La duda recaería sobre el Fundador y el “grupito” que lo dominaba. Pero con mucha anterioridad (6 de febrero 1924), M. Ángeles González que admitió a la postulanta Casaus en la Congregación, había testificado: “Aquí que no busque documentos, porque no los hay ni pudo haberlos” (infra 6).
No insistiremos en lo de la conducta “sediciosa” de María Casaus con la General difunta: hay demasiados personalismos y carecemos de documentos “objetivos” en pro o en contra (nº 24).
Estamos de acuerdo con los nn. 25 y 26.
Para la negativa dada por el Fundador a María Casaus, que pedía comunicarse con el Nuncio (nº 27), siendo cosa tan importante, el Nuncio debía haberse asegurado de su verdad: la única declaración de tal atropello es de la boca de María Casaus: nadie más sabe nada de ello. Y no obstante el Nuncio la lanza como la “bomba final” y solemnísima, que debía caer estruendosa en la Sda. Congregación! Tanto más cuanto que no se aludía a ella lo más mínimo en el escrito que debía “informar” el Nuncio.
Con gran diplomacia, tras esa exposición de hechos un tanto tergiversados, como hemos visto, pasa a exponer lo que se ha hecho, sin apenas intervención del Nuncio, para poner un poco de orden (nn. 28, 29), en espera de las determinaciones de la Sda. Congregación de Religiosos, que, dada la exposición que se le envía, aparece como innecesaria. Veamos:
- ha sido el provincial de los escolapios quien espontáneamente ha prohibido, aún al Fundador, toda relación con las Hijas de la Divina Pastora. Sabemos bien que fue por imposición del Nuncio (infra 10,11);
- ha sido el Visitador de las Religiosas de la diócesis de Madrid: quien ha hablado a Sor Concepción Hidalgo; quien ha movido a llanto a las engañadas religiosas “rebeldes”, que no hacían sino copiar en limpio las minutas del Fundador; quien ha realizado la investigación o interrogatorio de las religiosas; quien puso por condición la redacción de un escrito de sumisión y excusa firmado por las componentes del Consejo General (infra 5, j) que aquí adjuntó el Nuncio. Este es el escrito que con amenazas sabemos se hizo firmar a M. Margarita Artime, escrito que no fue de redación espontánea, sino impuesta…
- Fueron las “rebeldes” las que espontáneamente se disolvieron y proclamaron de nuevo Vicaria General a M. María Casaus… Eso podía escribir a Roma y engañarlos; pero ahí están los documentos que le desmienten. Sabemos que fue imperioso mandato del Nuncio ejecutado el 12 de abril (infra 13, b): “cumplimentando sus órdenes” que les hizo llegar mediante M. Casaus; “Ayer transmití a todas las casas la misma orden”; “Las Madres, que fueron elegidas el 10 de febrero… quedaron sin pertenecer al Consejo desde el mismo momento que V. lo indicó” y “residiendo en Getafe conforme en todo a su mandato”.
Tras esto ciertamente no cabe esperar ya la intervención de la Sda. Congregación, pues todo está ya en orden. Pero se le tiene una deferencia: el Nuncio le pide que imponga penas a esas “rebeldes”… Nos recuerda a los Sumos Sacerdotes ante Pilatos pidiendo que condene a Jesús sin probarle culpabilidad: “si no fuera un malhechor…”.Y vemos que la Sda. Congregación, sin más comprobación ni formulación de proceso alguno dictará las deseadas penas…

Rmo. P. Abbate D. Mauro Serafini O.S.B. Segretario della S.C. dei Religiosi.

1.Era mio Desiderio rispondere súbito alla pregiata sua del 20 marzo R. Nº 380/24 riguardante l´Instituto delle Religiose Figlie della Divina Pastora; ma la gravità del caso mi ha imposto di far prima una severa inchiesta onde appurare i fatti.
2.Dell´inchiesta incaricai principalmente il Visitatore Generale delle Religiose di Madrid, sacerdote prudente e pratico, il quale andò più volte a Getafe per sentiré alcune Religiose e costatare di visu come andassero le cose. Io stesso parlai con alcune Religiose venute apppositamente col Provinciale dei Padri delle Scuole Pie.
3.E la cosa fu tutt´altro che facile, poiché queste benedette suore sembra che si fossero accordate per non dire la verità alla Nunziatura o, per lo meno, per sfuggirne il controllo.
4.La storia è lunga e trtt´altro che edificante. Di essa dedi un cenno nel mio rispettoso Rapporto nº 1245 del 14 febbraio p.p. º.
5.La prima Assistente Generale alla norte della Superiora Generale, secondo le Costituzioni approvate dalla Santa Sede (tachado: debe farsi carico) asume il titolo e l´officio di Vicaria Generale con l´incarico di convocare il capitolo per l´elezione della Superiora Generale e di reggere interinamente l´Istituto.
6.La Superiora Generale mori il 28 ottobre 1923 e Suor Maria Casaus di Gesù, che ha 60 anni di età e 31 di religione e che fu superiora locale, Consigliera e Vicaria Generale dell´Istituto e che al moriré della Superiora General era Prima Consigliera doveva disporre súbito per la convocazione del Capitolo Generale straordianrio.
7.Allo scopo, Suor Maria Casaus ed altre due Consigliere dopo la norte (tachado: sepellita) della Madre Generale si recarono da Sanlúcar a Getafe onde intrevedersi col Padre Fondatore.
8.Il Padre Fondatore il 4 novembre presentó (tachado: alla) Suor María Casaus la minuta di una lettera (tachado: da scrivere) che questa doveva inviare a Roma per chiedre (tachado: da essere) che la stessa Suor Casaus fosse esonerata dall´ifficio di Vicaria Generale poiché figlia illegítima. Suor María Casaus, obediente, scrisse la lettera; ed il 15 novembre (tachado: ne se inviò) un´altra sempre secondo la minuta del P. Fondatore.
9.Tardando la risposta officiale della Santa Sede (l´Emmo. Cardinale Pompili Protettore, rispose súbito alla prima lettera “che tutto continuasse immutato”: risposta che non si conserva nell´Istituto, forse perché la ha trattenuta il P. Fondatore mandò Suor María Casaus a Sanlúcar (Siviglia), dove trovasi la Casa Madre, con l´incarico di dire “che aveva fatto la rinunzia e che aspettava la risposta da Roma”.
10.Intanto, il 20 gennaio da Getafe vennero in Nunziatura due Suore (tachado: di cui credevo che una fosse la Vicaria Generale) impressionate dal ritardo di Roma, per espormi il caso ed ottenere che io (tachado: designasse un´altra Vicaria Generale (provvedessi. Risposi chiedendo le Costituzioni per studiare il caso; e dopo esame, risposi per iscritto, come già riferì a cotesto Sacro Dicastero (tachado: il 24 gennaio) che le Costituzioni stesse avevano provveduto alla Vicaria Generale interina, che doveva essere la prima Consigliera e che (tachado: a ciò non) non risultava ostare a ciò l´illegitimità dei natali.
11.La mia lettera non la ricevette la prima Consigliera, cioè la “Vicaria Generale” a cui era diretta, ma la intercettò altra Consigliera, che la portò al P. Fondatore, il quale, visto di che si trattava, credette bene di occultarla (tachado: la lettera) alla interessata. Ciò non ostante (tachado: queste venne chiamata con le altre Consigliere a Getafe) il P. Fondatore chiamò Suor María Casaus a Getafe (25 gennaio) per accordare gli ultimi dettagli di una fondazione in Buenos Aires, e la rinviò súbito a Sanlúcar con l´ordine di preparare la partenza delle Religiose all´Argentina.
12.La Vicaria aveva iniziato le pratiche per passaporti, biglietti etc. quando il 31 gennaio riceve dal P. Fondatore l´ordine telegráfico di trovarsi a Getafe per martedi 5 febbraio, e súbito dopo riceve altro telegrama che le ordinava di farsi accompagnare da Suor Loreto, una delle Religiose che dovevano partire per l´Argentina. Suor Casaus rispose telegráficamente esponendo lo stato avanzato in cui trovavansi i preparativi per il viaggio all Argentina; (tacha: e siccome nessum ordine diceva di sospendere questo). Ma il 3 febbraio si vide capitare una Consigliera Sor Amata, che pretese le chiavi, l´Archivio, la corrispondenza etc. della M. Vicaria (tacha: tutte tutte) e voleva condurla súbito a Getafe. Suor María Casaus (tacha: chiese se era giunta qualche risposta da Roma, e siccome non ci si rispondesa si) resistette dapprima (tacha: alle) a tali pretensioni di M. (tacha: Loreto) Amata, scrisse al P. Fondatore chiedendogli si era giunto qualche ordine da Roma (tacha: ed) esponendogli la condotta di M. (tacha: Loreto) Amata e dicendogli che non aveva difficoltà a consegnare tutto, ma che ad ogni modo desiderava conoscere prima le istruzioni della S. Sede e che in mancanza di tali istruzioni, a Getafe non sarebbe ritornata senza aver (tacha: stato) consultato prima l´Arcivescovo di Siviglia (tacha: e il Nunzio Apostolico), nella cui diocesi si trovaba, ando a Cadice a salitare le Suore partenti per l´Argentina. Intanto Suor (tacha: Loreto) Amata, che si era impossessata delle chiavi etc. andava dicendo che Suor María Casaus non era piu né Vicaria, n´Consigliera, né religiosa (tacha: perché) che era figlia illegittima etc. Visto che non poteva conseghire di trascinarla a Getafe, il giorno 8, la consegnò l´obbedienza scritta che disse letteralmente: “Il Consiglio dell´Istituto delle Figlie della Divina Pastora in virtù di santa Obbedienza ordina a V.R. di porsi in camino per il nostro Collegio di Getafe inmediatamente (tacha: appresso) dopo ricevuto questo avviso, prendendo all´uopo il primo treno. Dio la conservi molti anni. Getafe 1 febbraio 1924. Sor Concepción de Jesús. Sor Luisa de Jesús. Sor María Amada de Jesús. Alla Rda. M. María de Jesús”.
13.Il giorno dopo, cioè, il 9 febbrario, Sor Amata partì per Getafe e Sor María Casaus partì per Siviglia affine di parlare con l´Arcivescovo e continuare quindi per Madrid. Come dissi nel precedente Rapporto, l´Arcivescovo la consigliò a recarsi dal Nunzio; ed infatti io la misi al corrente delle pratiche fatte presso la Nunziatura e della risposta della Nunziatura e la consigliai di andaré a Getafe, chiedere la mia lettera e convocare il capitolo etc.
14.Invece arrivata a Getafe venne inmediatamente chiusa nella sua stanza, dove stette fino a poche settimane fa, senza poter comunicare mai (tacha: né con religiose né con altre persone) con nessuno, in una vera prigione.
15.Il 10 febbrario, prima cioè giungesse a Getafe Sor Maria Casaus, si celebrò in questo collegio un Consiglio e si dichiarò Vicaria Generale la second Assistente. Fatto ciò, la nuova Vicaria col suo Consiglio si traladò a Sanlúcar, quasi per sottrarsi alla vicinanza del Nunzio, ed incominciò a governare cambiando varie superiore locali col fine forse di preparare l´ambiente per l´elezione della nuova Generale. Il P. Fondatore poi scrisse (tacha: e forse inviò) a tutte le case una circolare per domostrare che Suor María Casaus (tacha: non) era figlia illegittima e non era più né Vicaria né Consigliera né Religiosa.
16.Le suppliche poi che il nuovo Consiglio inviò al Santo Padre verso la fine di febbraio e che qui unite ritorno, avrebbero dovuto completare la buona fede della S. Sede e mettere poi l´autorità Apostolica contro e sopra dell´autorità Apostolica contro e sopra dell´autorità del Nunzio.
17.In tutto questo inexplicable maneggio campeggia la figura del P. Fondatore.
18.E questi il Rev. Padre Faustino Míguez della Congregazione della Scuole Pie, un Religioso molto osservante, un santo – come mi diceva il P. Provinciale delle Scuole Pie, ma un santo sui generis. Fondo le figlie della Divina Pastora contro la volontà dei suoi superiori e facendo quasi un contraltare alle Suore Escolopie. Scienziato (tacha: si mise alla direzione di una) inventò specifi farmaceutici molto apprezzati che si vendono in una farmacia di Getafe e col cui guadagno fondo collegi e le case dellesue “Figlie della Divina Pastora “. Ha 92 anni ed è sempre stato, di fatto, il superiore supremo dell´Istituto senza il cui parece e consenso le Religiose non hanno fatto nulla. Fino al punto che avendo io incaricato segretamente una religiosa di mettermi in iscritto quello che sapesse intorno alla Vicaria Generale ed agli incidente ultimi, questa religiosa si confido col P. Fondatore e non fece che copiarmi la minuta (tacha: facilitatale) dattale dal P. Fondatore.
19.Il P. Fondatore però (tacha: secondo li) non ha autorità legale alcuna, le costituzioni non ne parlano ed (tacha: le costituzioni) ese non possono essere (tacha: alterate) modificate se non dalla Santa Sede.
20.Pare che una Religiosa o un gruppetto di Religiose, contrario a Suor Maria Casaus di Gesù, abbia il dominio sulla volontà del venerando padre fondatore, il cui stravagante procederé di questi ultimi mesi sarebbe dovuto appunto ai foschi maneggi di quella (tacha: religiosa) gruppetto.
21.Sor María di Gesù Casaus, d´altra parte, ha ricoperto sempre i (tacha: migliori) posti di maggior fiducia (tacha: senza proteste) con la soddisfazione generale dell´Istituto. E una delle Suore più antiche, ha il titotlo di (tacha: maes) insegnate ed ha sempre atteso alla scuola con successo, guadagnando molte simpatie al nuovo Istituto.
22.È figlia illegittima: secondo la fede di battesimo, suopadre era scapolo e la madre sconosciuta: non si tratterebbe quindi di doppio adulterio come afferma la supplica.
23.Nella supplica vi sono anche altre affermazioni che dovrebbero essere provate. Per esempio che sapendo (tacha: la superiora della casa) l´autorità ecclesiastica l´illegittimità dei natali di Suor María Casaus, questa sia stata ammessa senza l´opportuna dispenza. È poi per lo meno strano che soltanto in questi giorni siasi accorto l´Istituto che nell´archivio manca il documento accordante la dispensa. Non è mai esistito tale documento o (tacha: vero) è stato (tacha: maliciosamente) sottrato? Fa parimenti meraviglia che, “esendo publica la sua origine adulterina” come dice la supplica, nessuno mai abbia dubitato della validità della sua professione religiosa e le siano stati conferiti le cariche più elevate dell´Istituto senza la minima protesta di nessuno. Contro però l´affermazione della supplica sta il fatto che tale illegittimità dei natali era comumente sconosciuta nell´Istitto, e la divulgazione – per di più calunniosa – della noticia devesi agli ultimi scandalosi incidente.
24.La condotta sediziosa contro la defunta Madre Generale è una semplice calumnia: tutto si ridurrebbe a che Suor Casaus si (tacha: rifiutò e giustamente) oppose in Consiglio alle pretenzioni di una certa Suora ambiziosa che voleva essere superiora della Casa Madre. Quella Suora che – sembra – ha il dominio sulla volontà del P. Fondatore ed ha potuto essere ora nominata Consigliera Generale e responde al nome di Suor Margherita Artime di Gesù.
25.Il debito di 3.000 pesetas lo contrasse col consenso della Madre Generale e del Consiglio per provvedere la cappella di un altare. È vero che aprì la casa, ma naturalmente con l´assistenza e la cooperazione delle religiose “Claveras”. Il P. Fondatore non aveva nessuna autorità per esigenze dell´Istituto. L´altra accusa che abbia ritirato documenti compromettenti dall¨archivio è pure infondata.
26.L´ultima accusa poi (tacha: che è l´ultima), che cioè abbia ripetutamente disobbedito al P. Fondatore ed al Consiglio che la chiamavano a Getafe inmediatamente, è parimente (tacha: ingiustificata) ridicola. Anzi tutto il P. Fondatore non ha nessuna autorità. Quanto alle Consiglière converrebbe anzitutto sapere a quella. E posto anche l´assurdo che le tre Consigliere potessero deporre la Vicaria Generale (tacha: cioè lì rimame sempre) e formare un nuovo Consiglio, rimane sempre che il nuovo Consiglio che si costituì contro ogni legalità il 10 febbraio, non poteva comandare il primo febbraio, data dell´ordine scritto, che venne consegnato alla Madre María Casaus 18 febbraio.
27.Lascio altre osservazioni che sgorgano spontanee da quanto è detto sopra. Riferirò soltanto che questa povera Suora mentre rimaneva imprigionata nel collegio di Getafe chiese di poter venire a parlare col Nunzio. La Superiora locale trasmise la domanda al P. Fondatore, il quale rispose di no.
28.In attesa delle disposizioni che vorrà dettare cotesta Sacra Congregazione, io ho (tachado: incom) procurato di rimettere un po´di ordine nell´andamento di questo provero Istituto. Ne ho parlato al Provinciale degli Scolopi, il quale proibì ai religiosi della provincia – compresi quindi il P. Fondatore Faustino Míguez – ogni contatto con le Figlie della Divina Pastora e mi fu providenzato (?) che il Visitatore delle Religiose della diocesi di Madrid, che da tempo conosce la seconda Consigliera complicata in tutte queste faccende, si azzardò quindi a (tachado: li scrisse) scriverla una letterina confidenziale esponendola il gran pericolo che creavano all¨Istituto se insistevano nel loro atteggiamento di ribellione alle Costituzioni, ad Card. Protettore (che lo scorso noviembre aveva scritto alla Vicaria che “tutto continuasse immutato” (tacha: eguale) ed al Nunzio Apostolico… Il fatto sta che quelle religiose vistosi scoperte nei loro intrighi incominciarono a piangere e a chiedere perdono e a dire che non avevano fatto altro che obbedire al P. Fondatore e copiare letteralmente i documenti dei quali il Fondatore dava loro la minuta.
29.Il Visitatore domando come condizione una lettera di sottomissione e di scusa, che scrissero súbito (tachado: una lettera di scusa) (allego copia) dicendo che ebbero mai in animo di disibbedire agli ordini della Santa Sede, che tutto quello che hanno fatto si debe alla cieca fiducia che avevano nel padre fondatore: domando altresi che tutto si restituisse in pristinum. E così fu. Il Consiglio creato il 10 febbraio si disciolse e (tachado: continuo) ritornò in officio quello che esisteva alla norte della Superiora Generale. Conseguentemente Sor María Casaus di Gesù è di nuovo Vicaria Generale e procederà alla convocazione del Capitolo generale per il prossimo ottobre.
30.Tutto ciò in attesa delle disposizioni di cotesta S. Congregazione: tra le quali disposizioni credo sia opportunissimo un salutare castigo per le ribelli, che con un atteggiamento veramente inesplicabile hanno portato lo scandalo ed il disordine in tutto l´Istituto. E siccome da tale ribelle atteggiamento non è estranea molta ambizione, sono del sommesso parere che tutte le suore che hanno formato parte del Consiglio del 10 febbrario siano private di voce e di voto almeno un trienio.

Con sensi…

g) Rmo. P. Mauro Serafini, 22.VII.1924

Riferendomi al mio Rapporto del 20 giugno pp. nº 1524 riguardante i gravi incidente prodottisi nell´Istituto delle Figlie della Divina Pastora (posizione 380/24) mi permetto comunicare alla P.V. Rma. che, a quanto mi dice oggi il Visitadore delle Religiose della diocesi di Madrid – per il giorno 6 del prossimo agosto sono convocati i Capitoli preparatori del capitolo generale per l´elezione della Superiora Generale.

In questi capitoli preparatori le singole case designano le vocali che devono prendere parte al capitolo generale.

Conseguentemente, se la Sta. Sede crede opportuno, fra le providenze da adottarsi nei confronti di questo Istituto, di privare di voce attiva e passiva le quattro o cinque Suore che per (tacha: ambizione) ambire cariche ed onori hanno portato tanto disordine e tanto scandalo nell´Istituto, converreble che nei capitoli preparatori sia scelta qualcuna che poi nel prossimo ottobre non potrà né votare né essere votata. Approfitto volentieri dell´incontro etc.

h) Al Cardenal Laurenti, 29.X.1924

Avvicinandosi la data del (15 novembre) del Capitolo Generale dell´Istituto delle Figlie della Divina Pastora per l´elezione della nuova Superiora Generale, mi permetto ricordare quanto ebbi l´onore di dire all´Emma. Vostra Revma. (tacha: la scorsa… ilegible) la será del 6 corrente circa la (tacha: convenienza) necessità assoluta di adottare (tacha: alcuni) provvedimenti, onde impedire che l´Istituto vada a finire nelle mani di persone indegne.

Le principali responsabili dei gravi disordini che hanno compromesso la pace e la vita dell´Istituto sono Suor María Concepción Hidalgo de Jesús, Sor María Margarita Artime de Jesús e Suor María Amada de Jesús. La prima è la seconda Consigliera Generale dell´Istituto ed è quella che il 10 febbraio pretenne formare il nuovo Consiglio (vhe venne disciolto il 12 aprile) deponendo la egittima Vicaria Generale (tacha: e chiamando se stessa) in sprezzo della Nunziatura e con sequestro di carte officiali della medesima, ed adottando poi per se stessa del titotlo di Superiora Generale interina.

Sor Artime viene segnalata damtutti come il capo principaledi tutto il movimiento: entrò nell´intruso Consiglio Generale in qualità di Terza Consigliera e Vice-Segretaria, ed il 6 agosto 1924 venne designata come Vocale per il Capitolo Generale. Ella lavora molto in proprio favore e siccome passa per istruita, sa guadagnarsi simpatie.

Suor María Amada García è un´altra di quelle che entrò a far parte del Consiglio Generale del 10 febbraio ed insieme alle precedenti Suor Artime e Suor Hidalgo continua ancora nella campagna contro la Vicaria Generale en ella insubordinazione alle disposizioni superiori en el vilipendio della Nunziatura, che qui è quanto dire della Santa Sede.

Il Visitatore Generale delle Religiose di Madrid, che è sacerdote prudente ed equilibrato e che conosce bene persone e cose dell´Istituto delle Figlie della Divina Pastora, crede che, per il bene dell´Istituto, almeno queste tre religiose dovrebbero restare senza voce passiva per sempre e senza voce attiva (tacha: in generale) nel prosimio Consiglio Generale.

Como esposi a V. Eminenza, una eventuale indulgenza di cotesto alto Dicastero sarebbe fatale per l´andamento dell´Istituto, per il vigore della ficia Rappresentanza, la quale, a dire il vero con la più sommessa venerazione, non si vedrebbe certo incoraggiata non dirò a far mostra di zelo, ma neppure al (tacha: più esatto) compimento del suo dovere, quale è stata fino ad oggi la sua azione verso l´Istituto della Divina Pastora.

Richiamando infine (tacha:… ilegible; all´E.V. Rma.) la Benevola attenzione della E.V. sopra l´urgenza del caso, in vista della imminenza del capitolo generale, mi chino…

i) A María Casaus, Secrtª General, (?).XII.1924

Recibí a su debido tiempo la comunicación que V.R. ha tenido a bien dirigirme, del resultado de la elección de la Rda. Madre General, Vicaria y Consejeras del Instituto (tacha: celebrado) que tuvo lugar el 15 de (tacha: los corrientes) noviembre p.p. Mucho me alegro de la unanimidad con que el Instituto ha elegido a su Superiora General y aprecio sinceramente el testimonio de adhesión al Padre Santo y a quien le representa en esta católica nación, que el nuevo Consejo ha querido expresarme. Dándoles las merecidas gracias y felicitación, pido a Dios las ilumine y asista siempre; y con particular benevolencia les envío a la Superiora General, a la Vicaria, a las Consejeras y a la digna Secretaria General mi efusiva bendición…

j) Al Secretario de la Sda. Congreg. de Religiosos Nº 1733, 29.XII.1924

Rmo. P. Abbate D. Mauro Serafini, Secretario della S. Congregazione de Religiosi.

Ho ricevuta sua pregiata lettera dell´11 corrente Nº 380/24 con cui la P.V. Rma. mi comunica che cotesto Sacro Dicastero “non è alieno dal prendere quelle misure di rigore che si riterranno opportune verso alcume Figlie della Divina Pastora: desiderano sapere prima se siasi (tacha: effettivamente) tenuto il capitolo generale e se alcune delle colpevole sia stata scelta a qualche carica dell´Istituto.”

In riscontro a tale lettera, mi affretto a comunicarli che il capitolo si tenne effetivamente il 15 novembre ppº e (tacha: che nessuna di quelle che a me vennero segnalate come le principalmente colpevole dei noti incidente venne eletta a qualche carica del capitolo generale e che la antica Vicaria Generale, deposta, incarcerata e calunniata (come sa cotesta s. Congregazione) dalle ribelli venne eletta Consigliera-Segretaria Generale dell´Istituto) che, esendose qui capito che la Sacra Congregazione favorita da cui per disvegliare (?) combinazionianche da un involuntario intralecio di ufficio, non si decideva ad appoggiare la Nunziatura , la quale da dieci mesi inútilmente insisteva, per scritto ed a voce, al fine, di necessità virtù, e si è reusciti a impediré che la congiura contro la disciplina e contro la legittima autorità Pontificia portasse il suo effetto, di maniera che, grazie a Dio, nessuna delle… ha avuto la soddisfazione di essere eletta.

E ringrazio Iddio che tale soddisfazione sia loro venuta a meno, non ostante che le ribelli sono all´último (tacha: a quanto mi si dice); tacha luego seis líneas enteras en forma de no poderse leer de ellas palabra alguna- si siano valse (tacha: anche) dal benévolo (tacha: e… ilegible) silenzio della Santa Sede per propalare e sostenere che la Nunziatura aveva agito anticanónicamente e inválidamente (e si era limitada ad urgere l´obbedienza alle Costituzioni ed al Codice fin tanto che la Santa Sede non decidesse altra cosa!), e che ese stassero dalla parte della verità e della giustizia ed avevano l´appoggio di Roma. La quale (tacha: mi sia) e sia ciò (tacha: permesso aggiungere) certo, senza (tacha: naturalmente) volere offendere nessuno ed anzi con assoluto e sincero rispetto, sebbene col dolore che si sperimenta quanto all´Estero, uno si vede da una parte sponente di facoltà e dell´altra non assistito dall´autorità; (tacha: …ilegible), in questo caso, disgraziatamente non demostrate (credo in perfetta buona fede) di… la disciplina religiosa e di corroborare quella che qui e autorità ed Autorità del Papa e della Santa Sede, conculcata in tutti i modi da alquante monache ambiziose, cattive ed ignoranti; (tacha: e como che) protette da Roma, se non dal capo, non so di chi e perché (tacha: almeno… varias palabras ilegibles); ed ha dato a vedere a quanti si sono informati di questi scandalosi incidente, (e non sono pochi!) che la ragione stava da parte di quelle dispotici religiose, e che la Nunziatura aveva toroto, ed aveva del ricorrere all´Autorità centrale!

Con sensi di sima ecc.

k) A don Emilio Rodríguez, 28.II.1925

La Sagrada C. de Religiosos, habiendo examinado detenidamente los desórdenes verificados, el pasado año, en el Instituto de Religiosas de la Divina Pastora, y deseosa de que dichas graves y públicas faltas no se queden impunes, se ha servido disponer que las religiosas Sor María Concepción Hidalgo, Sor María Margarita Artime y Sor María Amada García queden privadas de voz activa y pasiva ad nutum Sanctae Sedis; y que las religiosas Sor Luisa Villegas y Sor Anunciación Merino queden privadas de voz activa y pasiva ad tiennium de manera que estas últimas durante este período de tiempo, no puedan ser elegidas para superioras locales.

Al rogar a V.I. quiera comunicar, en la debida forma, estas disposiciones de la S.S. a la Superiora Gen. del Instituto y a las religiosas interesadas, me honro en reiterarme con la mayor estima de V.I. […].

l) Al Cardenal Laurenti, 28.II.1925

Ho avuto l´onore di ricevere il venerato Dispaccio dell´Eminenza Vostra Rvma. del 17 corrente Nº 380/24 riguardante le misure che cotesta Sacra Congregazione ha stimato Dover prendere contro alcune religiose dell´Istituto delle Figlie della Divina Pastora che l´anno scorso promossero gravi disordinio nellÍstituto.

Nell´assicurare l´Eminenza Vostra che ho súbito disposto per l´opportuna comunicazione di dette misure, le quali, quantumque tardive, serviranno a rafforzare lo spirito di disciplina nell´Istituto e a prevenire eventuali nuovio tentativi di disordini, che una ambizione non punita potrebbe gomentare, mi permetto manifestarle con tutta sincerità che il ritardocon cui giunse costà il mio Rapporto Nº 1733 del 29 dicembre pp. si debe, non già a un disguido postale, ma al fatto che io stesso l´ho trattenuto per oltre un mese sul mio tavolino, temeroso che potesse interpretarsi contro le dignissime (tacha: persone che)e per me veneratissime persone che compongono cotesta Sacra Congregazione, ciò che io intendevo dire (tacha: soltanto contro le cose) exclusivamente le inesplicabili circostanze che (tacha: facevano) davano alle rebelli (como le hanno datopur troppo effettivamente (tacha: come prottete in Roma) il pretesto di spacciarsi come (tacha: prottete in Roma) si stessero nel giusto e come se Roma ratificasse e proteggesse il loro operato.Mi chino al bacio ecc.

m) Comentario del Nuncio a una nota de “El Debate”, 12.III.1925


“El Debate”, diario de Madrid, hoy llamado el “YA” publicó en su nº 4885 del jueves, 12 de marzo de 1925, la siguiente nota, en el apartado:”FALLECIMIENTOS”. El Nuncio Tedeschini la recortó y pegó en un folio y al pie hizo su comentario.

a´) nota necrológica

El día 8 falleció en las Escuelas Pías de Getafe, a la avanzada edad de 94 años, el M.R.P. Faustino Míguez, virtuosísimo religioso escolapio, que consagró su vida por completo a la enseñanza de los niños, al estudio de las ciencias físico-químico-naturales, con sus aplicaciones a la medicina y ejercicio de la caridad. Conocidísimo era en toda España por las casi maravillosas curaciones llevadas a cabo, tanto con sus acertadas prescripciones médicas, cuanto con el empleo de sus eficaces específicos, de fama mundial. Muy sentida ha sido su muerte, y su enterramiento, que se verificó al siguiente día, fue una verdadera manifestación de duelo, asistiendo, además de los RR.PP. Ramón Navarro y Anselmo Tomás, asistente general y vicario provincial de Castilla, respectivamente, y los PP. Rectores de los colegios de S. Fernando, San Antón, Calasancio y Alcalá de Henares y no pocos religiosos de la Orden, las autoridades locales, numerosos amigos, los 580 alumnos del colegio con su profesorado y las religiosas de la Divina Pastora, fundación debida a la inagotable caridad del finado, y cuya misión es la enseñanza gratuita de las niñas.

b´) Comentario del Nuncio

Questo venerando Religioso che era stato ingannato da alcune de las Hijas de la Divina Pastora, s´accorse poi dell´errore e si pose da parte della disciplina e dell´ordine contro le ribelli. 12 marzo 1925.

5. Escritos oficiales de la Congregación de la Divina Pastora

Presentamos aquí los documentos que con carácter oficial emanaron del Consejo General o de alguna de las MM. Generales o Vicarias o de la Secretaria General.

a) Obediencia para M. María Casaus, 1.II.1924

ASV. Nunz. Spagna. Tedeschini, Caja 1921-1931. Rubrica 7ª nº 13. Inédito.

El Consejo del Instituto de Hijas de la Divina Pastora, en virtud de esta Obediencia manda a V.C. ponerse en camino para nuestro colegio de Getafe inmediatamente después de recibir este aviso, tomando al efecto el primer tren. Dios guarde a V.C. m.a. Getafe 1 de febrero de 1924. Sor Concepción de Jesús. Sor Luisa de Jesús. Sor Mª Amada de Jesús.

b) Oficio de acompañamiento de la documentación, 10.II.1924

Publicado, como los siguientes hasta f) inclusive por A. DEL ÁLAMO. Originales en el Archivo de la casa de Monforte.

Para dar cumplimiento a lo mandado en nuestras santas Constituciones y al mandato de nuestro R.P. Fundador, enviamos a V.C. los adjuntos oficios y documentos para que según el orden numerado, se sirva leerlos a toda la Comunidad reunida en la capilla al toque de campana. Dios guarde a V.C. muchos años. Getafe, 10 de febrero de 1924. Sor Concepción Hidalgo.

c) Sustitución de la M. Julia, 10.II.1924

Reunido el Consejo General en Getafe, después de oído el parecer del Sr. Nuncio de S.S., en cumplimiento del Derecho Canónico y de nuestras Constituciones, declara que la sustituta de la Rda. M. Julia Requena de Jesús (q.e.p.d.) es la M. Concepción hidalgo de Jesús, hasta ahora superiora local de Getafe, la cual desde este momento queda constituida Superiora General interina, lo que comunicamos a V.C. para su conocimiento y el de las Religiosas de esa casa y efector consiguientes. Dios g. a. V.C. m. a. Getafe, 10 febrero 1924. Sor Concepción HIDALGO. Sor M. Amada García de Jesús. Sor Luisa Villegas de Jesús. Faustino Míguez.

d) Sentencia contra M. María Casaus, 10.II.1924

El Consejo General en vista de la inexplicable conducta que la M. María Casaus de Jesús observó con la difunta y digna Superiora General y de que a su muerte y contra las órdenes del Consejo y Fundador se arrogó, derechos que no tenía, sin parar mientes en el gravísimo escándalo que daba al Instituto, y en visa de la desobediencia al precepto formal dictado en virtud de santa Obediencia de presentarse ante el Consejo en nuestro colegio de Getafe, declara para siempre a la hasta ahora conocida por M. María Casaus de Jesús, 1º Sin derecho alguno al puesto que por orden de antigüedad venía ocupando entre las Coristas, no siendo Corista por impedimento Canónico y por las Constituciones del Instituto. 2º Sin voz activa ni pasiva, de que venía usando por no ser Corista según el nº 1º. 3º que ni interinamente puede tener derecho a tal puesto de antigüedad entre las Hermanas Operarias por no haber hecho su Noviciado. 4º Sin poder comunicar con las Religiosas por su escandalosa desobediencia al precepto formal del Consejo General y mal ejemplo a las Religiosas.

Todo esto sin contar con las consecuencias que resulten del juicio abierto a petición del R.P. Fundador y en trámite para averiguar otras cosas en vista de la inconcebible conducta de las que imitan y apoyan su denigrante proceder, a fin de aplicarles el castigo, que según los “Principios de Gobierno” corresponda. Así verán todos los miembros del instituto que está en vigor su lema: “O ser como se debe o no ser”, y así debe seguir hasta el fin.

Sea cual fuere la conducta de M. María Casaus de Jesús, se advierte que siempre quedarán en pie los nn. 1º y 2º.

Dios g.a. V.C. muchos años. Getafe 10 de febrero de 1924.

Sor Concepción Hidalgo. Sor Luisa Villegas de Jesús. Sor María Amada García de Jesús. Sor Anunciación Merino de Jesús. Sor Margarita Artime de Jesús.

e) Nombramientos subsiguientes

a´) Consejeras complementarias, 10.II.1924

Por brevedad no damos el texto.

b´) A la casa de Monforte 10.II.1924

Por brevedad no damos el texto.

c´) A la casa de Chipiona, 10.II.1924

Omitimos el texto por brevedad.

f) M. Superiora y comunidad de Monforte de L. 10.II.1924

Por fallecimiento de nuestra Rdma. Madre Superiora General (q.s.g.h.) el Consejo General ha designado ha designado la Casa de Getafe y el día 28 de Agosto de los corrientes para la celebración del Capítulo General Extraordinario de nuestro Pío Instituto, para la elección de nueva Superiora General y de su Consejo.

Por tanto, los Capítulos Locales para le elección de Vocal y Sustituta, según ordenan nuestras Constituciones, se celebrarán el día 30 de mayo y la Superioras y Vocales elegidas se hallarán en dicha Casa de Getafe con tres días de anticipación, trayendo cada una el Acta de su elección y las Superioras además la Patente de su nombramiento y estados de las Casas.

Así los ordenamos y mandamos por las presentes, firmadas, selladas y refrendadas por nuestra Vice Secretaria en Sanlúcar de Barrameda a 19 de febrero de 1924. Sor Concepción Hidalgo de Jesús. Sor Margarita Artime de Jesús, Vice Secretaria.

g) Preces a S. Santidad pidiendo ratificación, 27.II.1924

Copia ASV. Nunz. Spagna. Tedeschini, Caja 1921-1931, Rubrica 7ª nº 13.
Véase el comentario que hizo M. María Casaus a este escrito, que le fue presentado por el Visitador General Emilio Rodríguez el 29 de marzo de 1924, cuando aún se hallaba confinada en su habitación en Getafe (infra 2, g. nº 25, nota H).

Santísimo Padre:

El Consejo General del “Pío Instituto de Hijas de la Divina Pastora” reunido en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), postrado a los pies de V.S. humildemente expone:

1º. Que habiendo fallecido el 28 de octubre de 1923 la Superiora General, M. Julia Requena de Jesús (q.s.g.h.) y debiendo sustituirla en dicho cargo, según las Constituciones del Instituto la Vicaria General y primera Consejera, ha sido proclamada en Consejo el día 10 de febrero la M. Concepción Hidalgo de Jesús, por entender que dicha Madre era la designada por las Constituciones y por el Derecho Canónico, y acto se guido se ha procedido a completar el Consejo siguiendo las instrucciones de las mismas santas Constituciones.

2º. Que del dicho cargo ha sido excluida la M. María Casaus de Jesús, a pesar de que figuraba y obraba como Vicaria, porque ni lo era ni lo podía ser, puesto que el Código Iuris Canonici, cc. 488, 490 y 504 y nuestras Constituciones nn. 200 y 208, la inhabilitan por ser fruto de doble adulterio) siendo esto público.

3º. Que a dicho Consejo no ha asistido la M. María Casaus de Jesús, a pesar de haber sido llamada por el Fundador y a pesar de habérselo mandado el Consejo en virtud de santa obediencia, sin alegar imposibilidad ni razones de su desobediencia.

4º. Que la M. Concepción Hidalgo de Jesús, en cumplimiento de las Constituciones, ha convocado el 19 de febrero a capítulo extraordinario para el 28 de agosto del presente año.

5º. Que habiendo renunciado dos Consejeras Generales a su cargo de superioras locales, por incompatibilidad, según las Constituciones (nº 232), la M. Concepción ha nombrado las Superioras correspondientes, así como también de la casa en que ella era superiora y de la casa de que era superiora la M. María Casaus de Jesús”.

Expuesto lo cual, el Consejo General pide humildemente a V. Santidad lo ratifique y al mismo tiempo pide su apostólica bendición. A los pies de V.S. Sor Concepción Hidalgo de Jesús. Sor Luisa Villegas de Jesús. Sor María Amada García de Jesús.

Sanlúcar de Barrameda 27 febrero 1924.

h) Oficio a M. Pastora Pérez para exploración de la voluntad de M. Casaus, 1.III.1924

Original en ASV. Nunz. Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1932 Rubrica 7ª, nº 13, Inédito.

El Consejo General reunido en Sanlúcar el 1º de marzo de 1924, deseando interceder ante la S. Sede por la M. María Casaus de Jesús en vista de que la profesión y vestición fueron a su juicio nulas, y creyendo y creyendo que asó lo declarará a S. Santidad manda a V.C. que ante dos testigos de esa comunidad, interrogue a dicha M. María si tiene el propósito de pertenecer a nuestro Pío Instituto y nos comunique la contestación en documento firmado por V.C. y los testigos. Dios guarde a V.C. muchos años. Sanlúcar 1º marzo 1924.

Sor Concepción Hidalgo de Jesús. Sor Mª Amada de Jesús. Sor Luisa Villegas de Jesús. Sor Margarita Artime de Jesús. Sor Anunciación Merino de Jesús.

i) Preces a Roma pidiendo liberación de Mª Casaus, post 5.III.1924

Copia en ASV, Nunz.Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1931, Rubrica 7ª, nº 13. Inédito.
Véase el comentario que a estas Preces hizo posteriormente la interesada M. María Casaus (infra 2, g, nº 26, nota I). A ella le fue presentado el manuscrito original, de mano de M. Margarita Artime, de la que hace una pintura nada halagüeña de religiosa ambiciosa y promotora en gran parte, de lo que estaba ocurriendo, pues esperaba a ser elegida Superiora General, al amparo de gran valimiento que tenía con el P. Gonzalo Etayo, brazo derecho del Fundador en aquellos años.
Advierte que en los nn. 1 al 5 no aparece ningún hecho suyo ponible.
Se dice en el nº 3º que hay una solicitud mía en que se dice que soy hija legítima: no la recuerda.
Ciertamente existía y aún hoy se conserva (supra 1, a).
Justamente advierte que se debe atender a las partidas sacramentales.
Ahora ciertamente se pidió a Sevilla certificación de la partida de bautismo de Mª Casaus, que no existía en al Archivo General de Sanlúcar. Va fechada el 21.III.1924 (supra 1, e).
Insiste en que sin duda interesó su título de Maestra a la superiora de entonces: la culpa fue de dicha superiora de 1894. El S. de Dios no era entonces Director: había renunciado en julio de 1891 obligado por la postura del P. Marcelino Ortiz, está libre, pues, de toda responsabilidad en esto.
Explica luego con detalle la falsa acusación de “sedición”; igualmente la deuda de las 3.000 ptas. y las aperturas de la Caja General que pueden comprobarse por el libro de Caja.
Se deshace también de la inculpación de sustracción de documentos comprometedores. La verdad es que no los había, si se refieren a los comprobantes de su ilegitimidad, según carta de Sor Ángeles González León a M. Concepción Hidalgo fechada el 6.II.1024 (infra 6); le dice taxativamente (adviértase bien la fecha): “Así que no busque documentos porque no los hay ni pudo haberlos”. Parece que se quedó con la partida de bautismo, que había manejado don Francisco Rubio, el P. Manuel de la Oliva, que pretendía arreglar el asunto y no lo logró.
Es curioso en todo este proceso ver que se llegará al fin, y sin legalizar la situación de ilegitimidad de natales de Mª Casaus, seguirá tan campante sin renovación de vestición y votos, y sin pedir convalidación alguna.

Santísimo Padre:

El Consejo General del “Pío Instituto de Hijas de la Divina Pastora” reunido en nuestro colegio de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) postrado a los pies de V.S. humildemente expone:

1º.Que la M. María Casaus de Jesús ingresó en el “Pío Instituto” a la sazón de derecho diocesano, en 1894; pero el Sr. Arcipreste D. Francisco Rubio, al ver la fe de bautismo y que era fruto de doble adulterio (según dicha Madre de un adulterio) en nombre del Emo. Cardenal Benito Sanz y Forés, la despidió en cumplimiento de nuestras Constituciones.
2º.Que después el confesor D. Manuel de la Oliva, de dicha postulante, indujo a la M. Superiora de la casa-noviciado, de la cual era también confesor, a que la admitiese, asegurando que él lograría dispensa del impedimento: pero al ver que le era imposible arreglar el asunto, les impuso silencio y que siguiesen adelante.
3º.Que en estas condiciones tomó el hábito el día dos de septiembre de 1894 y profesó el 28 de septiembre de 1896: encontrándose en el archivo la solicitud de M. María, firmada por la entonces superiora y el Sr. Vicario de esta ciudad, delegado del Sr. Arzobispo, en que fraudulentamente se dice “hija legítima” siendo público su origen adulterino.
4º.Que en estas condiciones llegó a ser maestra de novicias durante cuatro años, y Consejera General y en el capítulo general de 1919 fue nombrada primera Consejera y Vicaria General, cargo anejo al primero por nuestras santas Constituciones.
5º.Que con ocasión de normalizar todas las cosas a la muerte de nuestra M. General Julia Requena (q.s.h.g.) en conformidad con los sagrados cánones y nuestras Constituciones, se ha visto no exigir ningún documento que acredite haber sido habilitada para la vestición y profesión canónica.
6º.Que la dicha M. María Casaus de Jesús siguió, desde 1919 una conducta sediciosa, como se le probó ante el P. Fundador con sus mismas cartas en Consejo habido en Getafe el día 13 de agosto de 1922: que contra la orden expresa de la M. General, contrajo una deuda de más de 3.000 ptas.; que a la muerte de la M. General, contra el precepto del P. Fundador y del Consejo abrió la Caja General, según testimonio jurado de la Procuradora General, cuya copia fiel dice así:
“Al preguntarme ayer 23, si se había abierto la Caja General y sacado dinero de ella, sin darme cuenta bastante, pues creí se referían a cuando llegó M. María de Getafe y para los gastos de ropa y documentos se sacaron 559,50 de las cuales quedaron en mi poder 3,85 ptas. = A los pocos días llegó el giro de Buenos Aires de 5500 ptas. que venía dirigido a la Superiora de Sanlúcar y que guardó con el sobrante de las 559,50 ptas. El día 4 al entregarme las 5500 ptas. que se había de llevar a Cádiz para sacar los pasajes, para dejar aquí el dinero de los billetes a Cádiz de las 6 religiosas, que salían al día siguiente, hizo falta cambiarlo y con este fin se abrió la Caja General. Esta es la verdad y por esto me ha arecido un deber el decirla. Sanlúcar 24 de febrero de 1924. Sor Matilde de Jesús Procuradora General”: que contra el mismo precepto abrió el Archivo, puesto que han desaparecido los documentos que la comprometían, y la llave, cuyo paradero no declara: que a pesar de ser llamada por el Fundador y Consejo varias veces y últimamente en virtud de santa obediencia, para normalizar los asuntos del Instituto en 8 de febrero del presente año, ella no se presentó, sin alegar imposibilidad ni razones de su desobediencia, por lo cual el Consejo la ha privado de voz activa y pasiva y del lugar que por antigüedad le correspondía entre las religiosas.
7º.Que, entendiendo el Consejo General ser nula la profesión por no haber precedido noviciado canónico y haber habido fraude, y nula la elección de Vicaria General por los cc. 468 y 504, se ha dirigido oficialmente a dicha M. María en esa forma: “El Consejo General reunido en Sanlúcar el 1º de marzo de 1924, deseando interceder ante la S. Sede por M. María Casaus de Jesús, en vista de que la profesión y vestición fueron, a juicio, nulas y creyendo que así lo declarará Su Santidad, manda a V.C. que ante los testigos de esa Comunidad interrogue a dicha M. María si tiene el propósito de pertenecer a nuestro Pío Instituto y nos comunique la contestación en documento firmado por V.C. y los testigos. Dios g.a. V.C. m.a. = Sor Concepción Hidalgo de Jesús = Sor Mª Amada de Jesús = Sor Luisa Villegas de Jesús = Sor Margarita Artime de Jesús = Sor Anunciación Merino de Jesús = Rda. M. Pastora de Jesús, superiora de nuestro colegio de Getafe. Sanlúcar 1º de marzo de 1924”.
8º.Que la respuesta de la M. María es la indicada en la siguiente copia fiel del documento remitido por la superiora de la casa de Getafe:
“En cumplimiento de lo mandado por el Consejo General, llamé a Sor María Casaus de Jesús a mi presencia delante de los testigos Sor Carlota Escudero de Jesús y Sor Sagrario Martín de Jesús, para leerle el oficio, a lo que respondió lo siguiente: “Mientras el Sr. Nuncio no determine, no puedo contestar”. Lo que pongo en conocimiento de V.R. para los fines consiguientes. Dios guarde a V.R. muchos años Getafe 5 de marzo de 1924. Sor Pastora de Jesús. = Carlota Escudero de Jesús = Sor Sagrario Martín de Jesús = Rvdma. M. General del Pío Instituto de la Divina Pastora “.
En vista de todo ello el Consejo General acude a V.S. suplicando humildemente se digne subsanar cuanto haya inválido hasta la fecha y al mismo tiempo declarar a la M. María Casaus de Jesús libre de toda carga de votos religiosos, ya que ella no manifiesta deseos de que S.S. subsane la nulidad de su profesión. A los pies de S. Santidad. Sor Concepción Hidalgo de Jesús = Sor Luisa Villegas de Jesús; Sor Mª Amada de Jesús; Sor Margarita Artime de Jesús; Sor Anunciación Merino de Jesús”.

j) Protesta de sumisión y excusa. Inculpación del P. Fundador, 29.IV.1924

Original en ASV, Nunz. Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1931, Rubrica 7ª nº 13. Inédito.
En el mismo lugar se halla archivada una copia a mano. Creemos que las “rebeldes” les hicieron firmar al menos dos originales a máquina: 1) el que se cursó al Cardenal Laurenti y que no hemos logrado localizar; 2) éste, que quedó archivado en Madrid y que luego con todo lo demás se vino a Roma. Esto es un comprobante de que la declaración de M. Margarita Artime, de que habla A. del ÁLAMO, o.c., pp. 499-504 es exacta.
El contenido de este escrito no es original de las firmantes. Su lectura demuestra que se ha compuesto principalmente en vistas al Nuncio Mons. Tedeschini, que se considera casi como “el Papa de España”. El autor del escrito es sin duda don Emilio Rodríguez Quevada, el Visitador General de Religiosas de la diócesis de Madrid.
Al enviarlo a Roma, el Nuncio Tedeschini (infra 4, f. nº 29) asegura que el Visitador exigió a los miembros del Consejo General del 10 de febrero esta carta de sumisión y excusa. Ciertamente se les exigió y de ¡qué modo! Con gritos y amenazas y sin dejarles leer el contenido a las interesadas. Podemos asegurarlo con toda certeza de una de ellas que de esto dejó testimonio jurado (A. del ÁLAMO, o.c., p. 504: “Ignoro dónde a parar lo que coaccionada, tuve que firmar estando encerrada por el Visitador, D. Emilio Rodríguez, en una habitación de las oficinas del Obispado de Madrid de la Calle de la Pasa, pero supongo sería para entregar al Nuncio, que a su vez lo remitiría a Roma. Si las acciones ejecutadas bajo coacción dicen que no son válidas, esta debe ser una de ellas”).
Otra prueba clarísima de que no lo redactaron ellas y de que con su contenido no estaban conformes en que siguieron criticando la intervención e imposiciones del Nuncio en los meses sucesivos, como atestigua el propio Nuncio en su escrito del 29.X.1924 al Card. Laurenti (infra 4, h): “Suor María Amata continua ancora nella campagna contro la Vicaria Generale en ella insubordinazione alle disposizioni superiori en el vilipendio della Nunziatura, che quí è quanto dire della Santa Sede”.
Parece imposible, pero documentos cantan… Don Emilio Rodríguez para el Sr. Nuncio era un sacerdote no solo “prudente” sino también “práctico”, lo que hay que entender en el sentido político de entonces, en que eran prácticos los regímenes totalitarios.
Este escrito, pes, así logradas las firmas de las “rebeldes”, se convirtió en la gran prueba documental de que todo había terminado, habiendo, además repuesto ellas mismas, la Vicaria María Casaus. Con este escrito ellas quedaban justificadas: habían secundado como siempre, desde el inicio de la fundación, la iniciativa del Fundador, que creían fiel intérprete del derecho canónico y de las Constituciones aprobadas por Roma a base del mismo derecho.
Si esto era así, como aquí se les hace declarar, ¿por qué se les sigue tratando de “rebeldes”? ¿Por qué luego Mons. Tedeschini no se aquietará hasta que logre hacer restallar sobre ellas el látigo de las penas que veremos?
Todo, pues, fue tramado por el Fundador arrogándose jurisdicción que por Constituciones no tiene. ¿Por qué no se le castiga a él? ¿Por qué no se le dirige ni una palabra de reconvención?
Nos parece evidente que la diplomacia del Sr. Nuncio, en este caso, llevaba el asunto por camino torcido.

Excmo. Sr.:

El Consejo General del Pío Instituto de las Hijas de la Divina Pastora, actualmente residente en Getafe, humildemente expone al Excmo. Sr. Nuncio:

1º. Seguramente que hemos dado motivo para suponernos en abierta rebeldía con la autoridad de V.E. y por tanto de la Santa Sede, a juzgar por el desarrollo que han tenido los acontecimientos después de la muerte de nuestra Madre General en este nuestro amado Instituto de Hijas de la Divina Pastora.

2º A pesar de ello y sin entrar en la explicación de esos hechos, debemos expresar con toda la pena, que nos produce el saber el peligro que nosotras y nuestro Pío Instituto hemos corrido de hallarnos en concepto de desobedientes a las órdenes emanadas de V.E., que no ha sido impulso nuestro ni la marcha de esos sucesos, ni su carácter de discrepancia a las órdenes del dignísimo representante de la Santa Sede: todo ello procede de la dirección inicial de este Pío Instituto desde su fundación; por eso estas Religiosas descansaban en esa dirección y sin su consejo no daban ningún paso importante para la vida del Instituto.

3º. De ahí que nunca estuvo en su ánimo desobedecer ni oponerse a las determinaciones del Excmo. Sr. Nuncio en España, las cuales acata con sumisión no sólo externa, sino también interiormente y de corazón.

4º. Este Pío Instituto se honra en confesar su adhesión inquebrantable a la Santa Sede, depositaria única de la fe de Cristo, en la cual quieren vivir y morir todos sus miembros, no habiendo cruzado por su mente el pensamiento de faltar en lo más mínimo a estos deberes, que con gusto reconocemos y de los que prometemos no apartarnos nunca: deseando conformar toda la vida del Instituto a las enseñanzas e inspiraciones de la Silla Apostólica, que por mediación de V.E. se nos transmitan.

5º. Hacemos una incondicional protesta de obediencia absoluta a nuestra Madre la Iglesia , a la Cabeza visible de Jesucristo en la tierra y a su representante en España, como religiosas y como católicas, deseando se tenga por no dicho y se haga caso omiso de los actos nuestros menos conformes a esta nuestra sincera protesta y declaración.

6º. Las religiosas que formaron el Consejo desde 10 de febrero de 1924 con la Vicaria elegida también como el Consejo en la fecha expresada, no sólo piden humildemente y rendidas perdón por cuanto hayan realizado en oposición con las prescripciones canónicas de la Iglesia, sino también con las disposiciones de nuestros Estatutos, rogando vivamente a V.E. eleve esta nuestra súplica a la Sagrada Congregación de Religiosos así como nuestra disposición de acatamiento a cuanto se nos ordene para encauzar nuevamente este Pío Instituto y restituirle a su normalidad canónica.

Mientras esperan de la benevolencia de S.E. el referido perdón, piden por la próspera estancia del Sr. Nuncio en nuestra España y b.s.p.a. Sor Concepción Hidalgo de Jesús (rubricado). Sor Luisa Villegas de Jesús (rubricado). Sor María Amada García de Jesús (rubricado). Sor Margarita Artime de Jesús (rubricado). Sor Anunciación Merino de Jesús (rubricado).

k) Reposición de M. María Casaus, 12.V.1924

Orig. en Archivo de la casa de Monforte, Hijas de la Divina Pastora. Inédito.

“Hasta nueva orden la Madre Vicaria es la M. María Casaus de Jesús”. Sor Concepción de Jesús = Madre Superiora de Monforte.

l) Circular de M. Mª Casaus, 15.V.1924

Rvda. M. Superiora del Colegio de Chipiona

Por fallecimiento de nuestra Rvda. M. Superiora General, (q.e.p.d.), el Consejo General ha designado la Casa de Getafe y el día 15 de noviembre de los corrientes, para la celebración del Capítulo General Extraordinario de nuestro Pío Instituto, para la elección de nueva Superiora General, su Consejo y Oficialas.

Los Capítulos locales para la elección de Vocal y Sustituta, según ordenan nuestras Constituciones, se celebrarán el 6 de agosto y las superioras y Vocales elegidas se hallarán en dicha Casa de Getafe tres días antes de la elección, trayendo cada una el acta de su elección y las Superioras además la Patente de su nombramiento y Estados de las Casas. Queda, por orden Superior, sin efecto alguno la Convocatoria transmitida con fecha 19 de febrero de 1924. Así lo ordenamos y mandamos por las presentes, firmadas, selladas y refrendadas por nuestra Secretaria Sustituta, en Getafe, a 15 de mayo de 1924. Sor María Casaus de Jesús, Vicª. Gen.

m) Extracto: Circular preparando el capítulo general, 17.X.1924

[…] Como en este Capítulo, en conformidad con os artículos 181 y 211 de nuestras Constituciones, no solo se ha de tratar de la elección de las que han de encargarse del gobierno de nuestro Instituto, sino también de todos los asuntos que tengan alguna trascendencia para bien y prosperidad del mismo, todas las religiosas pueden comunicar a sus respectivas vocales, bien de palabra, bien por escrito, aquellas ideas o pensamientos que para el bien del Instituto les dé a entender N. Señor, así como los obstáculos que lo impidan o puedan impedirlo; todo esto se ha de hacer sin miras particulares ni humanas, sino sólo por la gloria de Dios, la perfección de nuestras almas, la observancia de nuestras Constituciones y la prosperidad de los Colegios, en la seguridad de que serán presentadas, discutidas y aprobadas, si así lo merecen, por el Capítulo.

Como las Capitulares, llamadas por Dios y por la Congregación para tomar parte en el desenvolvimiento de estos importantísimos asuntos para el porvenir de nuestro amado Instituto, necesitan de las luces de lo alto y disponer el espíritu para que la gracia divina no encuentre obstáculos, se prepararán con unos fervorosos ejercicios espirituales que comenzarán en la Casa de Getafe el día 8 de noviembre por la mañana; para lo cual se ordena a todas las Capitulares que dentro del día 7 que precede se hallen en dicha Casa.

Se recuerda a todas las Capitulares que vengan provistas del título necesario para tomar parte en la elección.

Dado en nuestra Casa de Getafe, a 17 de octubre de 1924.

Sor María de Jesús. Vicaria General; Sor Natividad de Jesús. Secretaria General.

n) Al Obispo de Madrid-Alcalá, 30.X.1024

Original en Arch. Obispado de Madrid. Inédito.

Con motivo del fallecimiento de la M.R.M. Julia Requena de Jesús (e.p.d.) Superiora General del Pío Instituto de la Divina Pastora, ocurrida en la Casa Generalicia de Sanlúcar de Barrameda, el 28 de octubre de 1923; ha de celebrarse el Capítulo Extraordinario para nueva elección de Superiora General el 15 de noviembre próximo en nuestra Casa de Getafe. Lo que pongo en conocimiento de V.E.I. para lo que se digne disponer […].

o) Al Sr. Nuncio Apostólico, 16.XI.1924

Original en ASV, Nunz. Spagna, Tedeschini, Caja (1921-1931), Rubrica 7ª nº 13. Inédito.

Excmo. e Ilmo. Sr. Nuncio Apostólico: Ayer a las siete de la tarde tuvo lugar bajo la presidencia del M.R. Sr. Visitador de Religiosas, la elección de R.M. General y subalternas.

Resultando elegidas para R.M. General, por unanimidad de votos, la digna M. Natividad de Jesús.

Vicaria M. Gemma de Jesús, Consejeras: M. María de Jesús, Matilde de Jesús, M. Soledad de Jesús. Procuradora: M. Inmaculada de Jesús.

Lo que tengo el honor de comunicarle […]

p) Al Nuncio Apostólico, 13.III.1925

Original en ASV, Nunz. Spagna, Tedeschini, Caja (1921-1932). Rubrica 7ª, nº 13. Inédito.

Excmo. Sr.: Embargada aún por el dolor tengo el sentimiento de participar a V.E. el fallecimiento de nuestro amantísimo y venerado R.P. Fundador , acaecido el domingo 8 de los corrientes a las 2 de la tarde y a los 94 años de edad. Rogamos a V.E. Rma. todas sus Hijas oraciones para el alivio y descanso de su alma, al mismo tiempo que, como buen Padre nos bendiga y tenga muy presentes a estas pobres y hoy huérfanas hijas por disposición Divina, que sumisas acatamos.

Le suplicamos encarecidamente nos conceda indulgencias para las recordatorias […].

q) M. Natividad Vázquez al Visitador, 10.I.1926

Original en Arch. Obispado de Madrid. Inédita.
No tenemos datos concretos para interpretar el contenido de esta carta. La letra del original (contenido y grafía) es de M. María, secretaria General. La firma es de M. Natividad Vázquez, Superiora General.

Sanlúcar, 10 enero de 1926.

Muy estimado y respetable Padre en Jesús: La paz del Señor nos guíe.

Ya habrá V.R. tenido una larga entrevista con M. Ángeles y por tanto estará enterado perfectamente de la conducta observada por Sor Margarita [Artime]. Como V.R. comprenderá, las cosas, creo que han llegado a su término, más no cabe. Consentir tales escándalos, tales ejemplos en la casa del Señor no creo sea conciencia, a más ya V.R. sabe estoy a sus órdenes.

Si V.R., como servidora, se ve que hay que cortar por lo sano y que cuanto antes salga, no tenga inconveniente por mí ni por el Consejo.

Sí, que me es dolorosísimo, pues es un alma al borde de un precipicio, pero se lo ha buscado ella, más no se puede hacer para evitarlo, sin menoscabo del bien general y las Constituciones me dicen muy clarito “que se ha de preferir el bien del Instituto al de algunos de sus miembros por muy esencial que parezca. V.R. ayúdeme en caridad, mi buen Padre, pues lucho entre el deber y la consideración, de que es una esposa del Señor.

Imposible mandarla a otra casa […]

6) Escrito de M. María Ángeles González León

A Rda. M. Superiora de Getafe, 6.II.1924.

Mi muy amada hermana en Jesús: Éste reine siempre en nuestros corazones. Ya tendrá en su poder un telegrama que en cuanto recibí su carta y vi era urgente la contestación, le puse lo más conciso e inteligente que pude, dejando para escrito la explicación que me pide.

Como es cosa muy delicada la cuestión se la explicaré según sé.

Cuando vino a la Congregación M. María, yo no sabía nada de lo que le ocurría, porque el P. Oliva (q.e.p.d.) la recomendó y me dijo era muy lista y había de ser útil. Al tomar el hábito vio D. Francisco Contreras, que decía la fe de Bautismo hija natural y no legítima y me hizo ver lo que era, porque yo entonces no lo sabía.

Con lo mismo escribí al p. Oliva y me contestó que él lo estaba arreglando, que tomara el hábito y después resultó que no lo podía arreglar, porque su padre y su madre eran casados y no podían hacer nada. Su padre murió mal, porque no quiso separarse de la mujer con quien vivía o sea la madre de M. María y no pudo recibir los Stos. Sacramentos: así que nada pudo hacer ni arreglar el P. Oliva; en vista de esto, sólo dijo que bajo su responsabilidad siguiera, pues quería quitarla del peligro como ya estaba Emilia la madre de las niñas; esta se casó a últimos de sus días y reconoció a sus hijas y arregló las partidas.

Así que no busqué documentos porque no los hay ni pudo haberlos.

¡Qué verdad es que los hijos sufren las consecuencias de las locuras de los padres!

Ya se quiso evitar esto dejándola sin cargos, pero lo tomaron a mal y para mí fue el sufrimiento.

Esto que le digo no quiero lo sepa más que el R.P. para su gobierno; rompa la carta en cuanto la lean, pues es una falta de caridad se publique una cosa tan fea y que no se puede ya remediar. ¿Cómo sigue Sor Secundina? Por aquí dicen que está muy grave. B.S.M. al R.P. y para V.C. un abrazo de esta su hermana que mucho la ama. Sor Ángeles de Jesús.

7. Escritos del Siervo de Dios.

Ofrecemos a continuación tres escritos del Siervo de Dios: el primero va dirigido a todas las religiosas, dando cuenta de lo que ha hecho en los meses de crisis para bien de la Congregación, queriendo ser fiel intérprete de los Sdos. Cánones y Constituciones.
En el segundo se nos revela su espíritu interior en medio de las tinieblas de su calvario, que se complace en “amar y sufrir”.
El tercero es autoacusatorio: el Señor le dio a entender que todo se ha producido por su errónea interpretación del escrito del Cardenal Basilio Pompili a M. María Casaus.

a) A todas las religiosas Pastoras, 10.II.1924

Amadas Hijas: Antes de despedirme de vosotras para siempre, creo es mi deber justificar mi conducta ante vosotras, para vuestra tranquilidad, explicándoos las gestiones por mí realizadas.

1º A la muerte de la Madre General (q.e.g.h.) telegrafié al Consejo allí reunido que “inventariase lo del Archivo” y aplazase lo demás.

2º Avisé que viniesen a Getafe tanto las Consejeras como la Superiora de Sanlúcar, en sustitución de Madre Natividad, en conformidad con las santas Constituciones.

3º En esta expuse a Madre María de Jesús el impedimento canónico que anulaba su elección de Vicaria General y Consejera y la conveniencia de que escribiera al Emmo. Cardenal Protector que se dignase solicitar de S.S. el favor de nombrar directamente Superiora General, mirando por su buen nombre, por lo cual se diferiría el cumplimiento de las santas Constituciones.

4º Pasaron los tres meses, plazo que el nuevo código fija para cumplir lo que se pide sin contestación de la Santa Sede, urgiendo la resolución por los muchos y serios males que se siguen de esta situación insostenible, en que figura como Vicaria una inhábil, que ni lo es, ni lo puede ser.

5º Legalmente no es otra la Vicaria General que la M. Concepción de Jesús.

6º Cumplida la fecha de los tres meses de la defunción de la Madre General y recibido el parte de la fundación de Buenos Aires, se avisó a todas las Consejeras para su aceptación o negativa y para normalizar vuestro estado.

7º En este intermedio llegó a mis oídos que había marejada en los Colegios y me resolví a escribir en el acto a todas las Superioras para que me dijesen si era verdad y quienes la promovían; tuve la satisfacción de recibir contestación inmediata de que no había nada de esto lo cual agradecí mucho por lo que prescriben los “Principios de Gobierno”.

8º Posteriormente llamé de nuevo a las Consejeras y la Madre María no tuvo por bien acudir, sino que ante mi llamamiento dijo que no vendría a no mandárselo el Arzobispo, el Nuncio o el Papa y que no faltaban Religiosas que aprobaban su proceder.

9º Al aprobar S.S. las Constituciones de vuestro Instituto ratificó la ley del nuevo Código de que ninguna que sea ilegítima puede ser Provincial, Vicaria Provincial, Vicaria General ni menos Superiora General, así lo hace como centinela de las Religiones [agregado con letra] y de la moralidad.

10º Llamada M. María por el Consejo en virtud de santa Obediencia a Getafe para normalizar definitivamente vuestra situación, en cumplimiento de las santas Constituciones, no acudió al llamamiento sin alegar imposibilidad ni razones de su desobediencia.

11º Después de todo lo expuesto, comprenderéis, amadas Hijas, la honda pena de mi corazón que ya estaba dilacerado por la conducta nada satisfactoria que de tiempo atrás venía observando la M. María: seguramente esas Religiosas, que aprueban el proceder de dicha Madre, estaban ignorantes de lo referido, pues en caso contrario por sí mismas quedaban juzgadas.

Vuestro Padre que como sabéis, no tuvo otro pensamiento que el de buscar con vuestro Instituto la gloria de Dios, ha visto apenado la intrusión absurda y desatentada de quien ninguna superioridad tenía en derecho, y, al vislumbrar frustrados sus santos propósitos por dicha causa, concibió la idea, si no se ponía remedio, de añadir al testamento un codicilo legándole todo a la Escuela Pía a favor de las niñas pobres, o a los Obispos de las Diócesis, en que hay enclavados Colegios vuestros, para obras de beneficencia.

Espero que no llegará este caso, porque el Consejo sabe cumplir su deber. Seguid por el camino de la observancia y daréis así gloria a Dios y será feliz vuestro Padre que os bendice públicamente por última vez. Faustino Míguez.

b) M. María Amada García Yepes, ?.IV.1924

Hija mía, como ni me has visto ni te he visto y sé que estás pasando y sufriendo horrores, según tienescostumbre de decirme muchas veces todo lo que pasa, y ahora estamos lejos; unamos los sentimientos, no sufras nada, todo pasa, quiero que disfrutes de esa paz que Jesús permite que tengas, cuando de verdad te das a Jesús y a María; no te aflijas ni hagas caso de nada: amar y sufrir; yo hago igual; me voy pronto y me despido de ti; no te apenes que cuando Nuestro Señor te llame iré por ti, para llevarte con Jesús y Nuestra Stma. Madre la Divina Pastora; procura aprovecharte bien, para que tu preparación sea agradable a nuestros dos amores. Ahora sigue trabajando por las almitas que te confíen tus Superioras.

c) Escrito autoacusatorio, X. 1924

Inédito.
Copia literal de lo que dice el sobre adjunto, escrito en lápiz, de puño y letra del Rdo. Padre Faustino Míguez, no conservado.

“Por no entender yo lo que decía a la Madre María, lo que a su segunda le decía el Emmo. Cardenal Protector, he sido causa de todos los disgustos, que siento en el alma, como lo he conocido hoy en la misa. Te pido se lo comuniques al Sr. Visitador para que se me culpe de todo y descargue sobre mí toda la responsabilidad. Que siento no poder escribir mejor”.

(Al reverso): “Si lo puedes entender, particípalo hoy mismo”. Faustino Míguez.

8. Escritos de la Sda. Congregación de Religiosos

Ofrecemos los siguientes documentos que son inéditos y sus originales se conservan en el ASV, Nunziatura di Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1931, Rubrica 7º nº 13.

a) A Mons. Federico Tedeschini, Nº 380/24, 29.I.1924

Perillustris ac Rme. Domine uti Frater: Placeat Amplitudini Tuae notitiam sumere eorum quae exponuntur in folio hisce litteris adnexo; illudque deinde remittens ad hanc Sacram Congregationem eadem Amplitudo Tua mentem suam aperire velit. Quae dum praestolor, cuncta fausta Tibi a Deo adprecor. Romae, die 29 ianuarii 1924.

Amplitudini Tuae addictissimus Maurus N. Serafini Ab. Secretarius.

b) Mons. Nunzio Apostólico di Madrid, Nº 380/24. 20. III.1024

Illmo. E Revmo. Signore: Questa S. Congregazione ricevette il rapporto di V.S. in data 14 febbraio u.s. circa l´Istituto della Divina Pastora di Siviglia e si era nel punto di rispondere, quanto giunsero sul medesimo soggetto i documenti che Le si rimettono acclusi, acciò voglia prenderne visione e far conoscere il suo parere relativamente alleconclusioni, alle quali V.S. Ilma. e Revma. veniva nel suo dispacio suddettp, tenendo anche presente che la Madre María di Gesù ha domandato che l´ufficio passasse alla seconda Consigliera Sor Concepción, la quale ha già fatto vari atti, come resulta dai documenti.

Sifa poi osservare che el Can. 504 vuole che tutte le Superiore maggiori debbano essere nate di legittimo matrimonio. Ora secondo il canone 488,8º fra i superiori maggiori si annumerano anche i Vicarii dei Generali e dei Provinciali; la questione è di sapere se la Vicaria che asume l´ufficio interinale in norte della Generale sia o no designata fra le Superiori maggiori nel Can. 488, 9º. La questione è assai controversa e si trova sotto studio, Voglia pertanto la S.V. far sollecitamente conoscere a questo S. Dicastero quanto ritiene possa prácticamente farsi nel caso. Nell´attesa, con sensi de profonda stima mi creda della S.V. Revma. Devotissimo Mauro M. Serafinio Abbate. Segretario.

c) Revmo. Mons. F. Tedeschini, Nº 380/24, 1.VIII.1924

Illmo e Revmo. Signore: In risposta alla Sua ultima lettera relativa alla nota vertenza dell´Istituto della Divina Pastora, mi pregio significare alla Signoria Vostra Revma. che, a causa dell´assenza dell´Emo. Card. Prefeccto, questo Sacro Dicastero non crede opportuno di pronunciarsi in merito alla punizione di inffligersi alle religiose colpevole.

Si fa però osservare che l´Istituto può procederé alla scelta delle Delegate al capitolo generale, poiché alcune delle colpevoli, essendo Consigliere Generali, queste non possono essere nominate Delegate, avendo già posto in capitolo. Quanto alle non Consigliere, nel caso che venissero scelte, i preparativi del capitolo non subirebbero alcun intralcio, giacché, se colpite, al loro posto andrebbero al capitolo generale le loro supplenti, che secondo la pressi dovranno essere elette. Appena l´Emo. Prefetto avrà fatto ritorno, la Sacra Congregazione prenderà una decisione che sarà torto a Lei comunicata. Con sensi di ben distinta stima, mi raffermo della Signoria Vostra Rvma. Devmo. Mauro M. Serafini, Abbate. Segret.

d) Revmo- Mons. Federico Tedeschini, Nº 380/24, 11.XII.1924

Illmo. e Revmo Signore: A causa di un involontario intralcio d´ufficio, non è stato possibile a questa S. Congregazione riscontrare con la dovuta sollecitudine la lettera della Signoria Vostra Revma. in data 29 ottobre u.s., relativa a provvedimenti da adottarsi verso alcune suore colpevoli, appartenenti all´Istituto della Divina Pastora.

Questo Sacro Dicastero non è alieno di prendere quelle misure di rigore che si riterranno opportune, desidera però prima sapere se sia atato tenuto il capitolo generale, come pure se alcune delle religiose colpevoli sia stata scelta a qualche carica dell´Istituto. In attesa di un suo riscontro, con sensi di ben distinta stima, mi raffermo.

Della Signoria Vostra Revma. Devatissimo. Mauro M. Serafini Abbate, Segret.

e) Mons. Federico Tedeschini, Nº 380/24, 17.II.1925

Illmo. e Revmo. Signore: Mi affretto a rispondere alla comunicazione della Signoria Vostra Revma. n. 1733, datata de Madrid 29 dicembre 1924, e recapitata a questa Segretatia il 14 del corrente mese di febbraio. Questo disguido postale offre l´occasione di rilevare che è da escludersi nel modo più assoluto che le religiose ribelli della Divina Pastora siano qui protette da alcuno, non essendo apparsa persona alcuna a perorare la loro causa. Il ritardo quindi a riscontrare le precedenti sue lettere va attribuito a circostanze fortuite ed estranee alla volontà della S. Congregazione.

Ciò premesso onde stabilire la verità dei fatti, questa Sacra Congregazione crede opportuno di punire, come meritano, le Suore rebelli, secondo la gravità delle loro colpe, affinché queste non rimango impunite. E pertanto decide che le religiose Suor María Concepción Hidalgo, Suor María Margherita Artime e Suor Amada García restino private della voce attiva e passiva ad nutum S. Sedis. Le altre meno colpevoli Suor Luisa Villegas e Suor Anunciación Merino siano colpite dalla medesima pena, però non possano essere scelte a superiori locali.

Con sensi di ben distinta stima, passo al piacere di raffermarmi della Signoria Vostra Revma. Devmo. C. Card. Laurenti, Prefetto.

9. Escritos del M.R.P. Clemente Martínez

Este fue llamado por el Nuncio a la Calle de la Pasa y le impuso la orden draconiana de incomunicar los religiosos de Getafe, comprendido el P. Faustino Míguez, con las religiosas Hijas de la Divina Pastora. Los dos documentos que presentamos son irrecusables y comprueban la doblez del Nuncio Tedeschini y su acción de brazo de hierro.

a) Oficio al Rector y Comunidad de Getafe, 6.IV.1924

Original en Archivo local del Colegio escolapio de Getafe, Caja B 10, nº 49, Inédito.
Del membrete resulta claro que el Provincial se trasladó personalmente al colegio escolapio de Getafe y allí mismo escribió el oficio. Dada la mucha humanidad del P. Clemente, expondría de viva voz al P. Faustino el asunto.

Colegio de Escuelas Pías de Getafe.

Llamado por el Sr. Nuncio, le comunico para los efectos consiguientes y de aplicación inmediata, que se cumpla en absoluto lo por el Sr. Nuncio dispuesto; es a saber:

Que cese toda comunicación de palabra y por escrito de los Religiosos de las Escuelas Pías incluso el P. Fundador, con las Religiosas de la Divina Pastora, ínterin no desaparezcan las actuales circunstancias por las que atraviesan las citadas religiosas. Por lo tanto pongo en comunicación del P. Rector y Comunidad de Getafe, que todos cumplan con lo dispuesto. Getafe 6 de abril de 1924. D. g. a V.R. muchos años.

Clemente Martínez de S. José. Prep. Prov.

b) Besalamano al Sr. Nuncio, 9.IV.1924

Original en ASV, Nunz. Spagna. Tedeschini, 1921-1931, Rubrica 7ª, nº 13. Inédito.

El prepósito Provincial de las Escuelas Pías de Castilla besa la mano al Excmo. Nuncio de Su Santidad y, en conformidad con lo que tuve el honor de manifestar a V.E., le adjunto el oficio, que recibo del Rector de nuestro Colegio de Getafe.

El P. Clemente Martínez aprovecha esta ocasión para expresarle el testimonio de su más distinguida consideración.

Madrid 9 de abril de 1924.

10. Escrito del R.P. Felipe Estévez 8.IV.1924

Original en ASV, Nunz. Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1931, Rubrica 7ª, nº 13. Inédito.
Demuestra por sí mismo que cuanto hizo el Provincial P. Clemente Martínez no fue de propia iniciativa, sino por orden del Nuncio Tedeschini. Además demuestra la innecesidad de una tal orden puesto que el único que tenía contacto era el P. Faustino quien transmitía sus consejos mediante el P. Etayo.

M.R.P.: por escrito comunico a S.P. haber recibido y leído a la comunidad el oficio en el cual nos notifica lo dispuesto por el Excmo. Sr. Nuncio de S.S. y que al pie de letra ha empezado a cumplirse inmediatamente. Mas, para tranquilidad de S.P. y sosiego mío he de manifestarle lo siguiente:

1º. Que siempre han sido y son escasísimas las relaciones que la comunidad ha sostenido con las religiosas de la Divina Pastora, limitándose a las puras atenciones del orden espiritual.

2º. Que sólo por caridad se las ha atendido en el desempeño de la misión sacerdotal.

3º. Que aún para esto he tenido que vencer dificultades por parte de los individuos, dificultades, que no hubiera tratado de orillar, sino hubiera sido por evitar disgusto al anciano P. Faustino.

4º. Que en el asunto, que sin duda motiva la orden recibida, sólo el P. Faustino Míguez habrá intervenido como Fundador de la pía Institución, pero no religioso alguno, puesto que el P. Gonzalo Etayo, que era el encargado de la celebración de la santa misa, solo fue transmisor de lo sin duda dispuesto por el P. Faustino pero sin carácter alguno de autoridad ni propia ni delegada. Y digo sin duda dispuesto por el P. Faustino, porque la comunidad ni indirectamente ha intervenido en nada; es más, ni lo conocía a fondo, ni se ha preocupado de ello.

Suyo humilde súbdito en el Señor, Felipe Estévez de la As.n, rector (rubricado) 8 abril 1924.

11. Declaraciones de Sor Sagrario Martín, 9.IV.1924

Original en ASV, Nunz. Spagna, Tedeschini, Caja 1921-1931, Rubrica 7ª nº 13. Inédito.

M. Sagrario Martín había acompañado a M. María Casaus al Nuncio Apostólico. Éste le pidió que le informara en secreto de cuanto supiera de M Casaus. M. Sagrario acudió al P. Faustino y éste se ofreció a ayudarla poniéndole por escrito una minuta de 34 puntos, que M. Sagrario copió al pie de la letra añadiendo luego alguna cosa de propia cosecha.

Ahora, requerida por el Visitador de Religiosas don Emilio Rodríguez declara aclarando aquella relación de los 34 puntos. Distinguimos, pues, en la presentación: a) declaración a don Emilio Rodríguez; b) los puntos para información del Sr. Nuncio, redactados anteriormente. La primera va en papel sellado del Obispado de Madrid-Alcalá.

a) Los 34 puntos para el Sr. Nuncio, 19.II.1924

Excmo. Señor

En cumplimiento de la orden recibida de V.E. de declarar en conciencia lo que he oído y sé de la M. María, manifiesto a V.E. que he oído lo siguiente:

1º. Que ninguna persona religiosa, nacida de matrimonio ilegítimo, puede ser General ni Provincial ni Vicaria General ni Vicaria Provincial en virtud de los cánones 488, 490 y 504.

2º. Que toda elección de una persona inhábil por el Derecho es nula.

3º. Que la M. María era inhábil cuando la eligieron por ser fruto de doble adulterio.

4º. Que por este motivo el Presidente del Capítulo (año 1919) advirtió a las electoras que viesen lo que hacían, que iban a decidir de la vida o muerte de su Instituto.

5º. Que al resultar elegida la M. Julia, no pudo dicha M. María ocultar su disgusto.

6º. Que al verse nombrada 1ª Consejera mostró singular satisfacción.

7º. Que desde entonces empezó a zaherir a la M. Julia con su innoble fiscalización patrocinando a toda religiosa que hubiese sido amonestada o corregida por la M. General.

8º Que esto lo hacía de viva voz y por cartas, varias de las cuales cartas cayeron en manos de la M. General y le fueron mostradas a dicha M. María en Consejo, habido en Getafe ante el P. Fundador.

9º. Que a consecuencia de esta labor sediciosa tres religiosas tuvieron que abandonar el Instituto por haber perdido la vocación.

10º. Que llegó su inquina hasta quejarse al mismo Fundador, el cual solo una vez, ya cansado, le contestó: “Cumple tú con tus deberes y no te metas en lo que no te pertenece, que donde hay patrón no manda marinera”.

11º. Que siguiendo sin enmienda y siendo la mano negra que estaba sembrando cizaña, reunió el P. Fundador a todo el Consejo, para un careo, mandando que cada una expusiese sus quejas contra la M. General y sólo la M. María intentó derramar toda su hiel; pero la M. General con sus mismas cartas, que exhibió, se la volvió toda al cuerpo haciéndosela tragar de nuevo.

12º. Que el P. Fundador la puso como hoja de perejil por su diabólica ambición y soberbia, deshaciéndose ella en lágrimas, lágrimas de cocodrilo como acostumbra.

13º. Al ver su incorregibilidad, el P. Fundador empezó a mirarla y cada vez más hasta el momento presente, como el Fr. Elías de S. Francisco y como el P. Mario de S. José de Calasanz.

14º. Que por este motivo empezó el Fundador a indagar su ingreso en el Instituto, en el cual ingresó y en la profesión no intervino él, pues todo ello tuvo lugar después que dicho Fundador dejó la dirección del Instituto por haber sido trasladado a Getafe por la obediencia.

15º. Que nombrado por el Excmo. Fr. Ceferino para sustituir en la dirección el Arcipreste D. Francisco Rubio, este señor, al ver esta Postulanta y su fe de bautismo, la despidió del Instituto.

16º. Que el confesor de dicha Postulante despedida, asegurando que arreglaría el asunto con el Excmo. Sanz y Forés, sucesor del Emmo. Fray Ceferino, indujo a la M. Superiora a que la admitiera y diese el hábito; pero al encontrarse con que era imposible el arreglo, mandó a la Postulanta y superiora, penitentas suyas, que callasen y obrasen.

17º. Que dicha M. Superiora después abandonó el Instituto, siendo la causa principal de la tremenda responsabilidad adquirida.

18. Que todo esto se sabe por referencia de sus contemporáneas y de la Superiora que sucedió a la que pasó por toda esa historia misteriosa.

19º. Que dicha M. María, contra la orden expresa de la M. General, contrajo una deuda de unas 2.500 ptas. pasando por el bochorno de estar adeudándolas más de dos años.

20. Que desde la muerte de la M. General y a pesar de habérsele dicho por un canonista que no era Superiora, se sospecha muy fundadamente que ha abierto la caja Generalicia, y que las llaves no están en poder de quienes ordenan las Bulas y las Constituciones.

21º. Que en los libros oficiales no consta nada relativo a su vestición.

22º. Que según afirman dos confidentes suyas, no es verdad que haya visitado al Sr. Arzobispo de Sevilla y que éste le haya mandado presentarse al Sr. Nuncio, lo cual todo ello lo afirma.

23º. Que ella asegura que tanto el Sr. Arzobispo como el Sr. Nuncio le han dicho que ha obrado muy bien desentendiéndose del precepto en virtud de sta. obediencia para ir a visitarles.

24º. Que ha tergiversado la cuestión presentándola como deposición, siendo así que no hay tal deposición (que no había de qué) sino proclamación oficial de quien el Derecho Canónico y las Constituciones tenían ya designada.

25º. Que por resistirse ella a acudir al Consejo, se ha retrasado el Cumplimiento de lo indicado por el Sr. Nuncio en la parte que era practicable.

26º. Que para averiguar varios de estos extremos y ultimar el juicio incoado por el Consejo a petición del P. Fundador, se trasladó a Sanlúcar pidiendo a la M. María las llaves del archivo y caja generalicia; la M. María dijo quien las tenía. Pero llegado el Consejo a Sanlúcar, telegrafía la Vicaria General M. Concepción al P. Míguez: “Pregunté dónde están las llaves Archivo y Caja; no las tiene quien dijo”. Esto con fecha 14 a las 2 horas 15 minutos, y vi yo dicho parte. El día 15 recibió el P. Míguez una carta de M. María fechada el 8/c en Chipiona y depositada en aquel buzón público el día 12 según las fechas de los matasellos respectivos. En esta carta la M. María refiere el embarque de las religiosas acompaña una nota en la que dice que una clavaria “ni paga a la Trasatlántica, ni deja abrir la Caja”, sin duda fundada la clavaria en el precepto impuesto por el Consejo a dicha M. María de no gastar nada, hasta que recibiera de Buenos Aires la cantidad prometida para gastos de ropas y viajes.

Añade dicha nota: que quedó M. María debiendo a la Trasatlántica 285 ptas.

Cómo y de dónde sacó para abonar lo demás y por qué no lo pagó todo, y así obró por sí y ante sí? Y ¿por qué ahora no se entregan las otras llaves y es lo que procede y se hace siempre en casos semejantes? ¿Puede tolerarse escándalo tal entre personas religiosas?

27º. Que en seis años que estuvo de Vicaria General la que hoy lo es con la misma M. Julia (q.a.g.h.) no hubo el más mínimo disgusto entre las dos ni con ninguna.

28º. Que esto prueba ser la M. María la mano negra introducida por el enemigo furtivamente en el Instituto para arruinarlo o arrastrar al menos la parte por ella maleada, y que no cabe en cabeza humana defender y pretender sostener en una Corporación religiosa un miembro tan gangrenado y menos estigmatizarla poniéndole por montera a una hija doblemente y públicamente adulterina.

29º. Que el Fundador, acatando cuanto S.S. disponga, confiesa que más desearía ver borrado el Instituto del número de Congregaciones pontificias que dejarlo deshonrado a su muerte con tan denigrante baldón.

30º. Que el Fundador abriga la firme confianza de que S. Santidad no subsanará la elección de M. María para Vicaria, porque fue nula canónicamente, ni revalidará la vestición de hábito ni la profesión, mientras no conste por algún documento que, aunque nula, la hubo.

31º. Que el Fundador protesta ante Dios no moverle rencor sino temor de que quede deshonrado el Pío Instituto que tantos disgustos y sacrificios le ha costado y la vista de tantos castigos y hasta muertes de los perseguidores y enemigos, por temor de los cuales no se atrevió a abandonarlo.

32º. Que desde el día que el Emmo. Sr. Ceferino González le confió sus facultades que surgían y parecían insuperables.

33º. Que cuando el Instituto parecía entrar en el período agónico merced a varias de sus mismas Hijas en ocasión en que el Instituto era diocesano, en virtud de las facultades conferidas por el Emmo. Ordinario, el Fundador nombró superiora a una religiosa, que le ayudó a levantar el Instituto al estado en que ha quedado a la muerte de la M. Julia, víctima de sus afanes por la observancia de las Constituciones y de la envidia de algunas más antiguas y sobre todo de la mano negra que ya empezó a enseñar las uñas.

34º. Que al reprocharle no habérselas cortado desde entonces, el Fundador responde que a su vez menos son doce años de esperar que se manifestase a cara descubierta a todo el Instituto, que tres años de vivir el traidor en el Apostolado en compañía de Jesús , que no lo lanzó hasta la noche de la cena.

Las que la veían a dónde se dirigía se callaban por conciencia; ella se descubrió por sí misma. Aténgase a las consecuencias; lo mismo que la cola que lleva.

Por mi parte he de añadir que, siendo yo novicia y aún profesa y residiendo en la casa generalicia de la que era superiora M. María, notaba que cuantas veces me mandaba la M. General, al ausentarse esta, M. María me ordenaba lo contrario.

Con fecha 11 del corriente nos leyeron en comunidad, en la capilla después de la santa misa, una circular de nuestro Rdo. P. Fundador, en que nos declaraba el impedimento canónico, que tiene la M. María para ser Vicaria General, puesto que ninguna ilegítima puede ejercer dicho cargo.

Que no se reconocía como tal Vicaria General otra que la M. Concepción Hidalgo de Jesús (la Consejera General más antigua); y que habiendo llamado al Consejo General para reunirse en Getafe todas habían acudido menos la M. María, la cual contestó que no acudiría a no ser mandada por el Arzobispo, el nuncio o Su Santidad. Al mismo tiempo nos muestra en su circular nuestro Fundador la honda pena, que embarga su corazón, ante la conducta de la M. María. También nos leyeron un oficio que decía: “Que el Consejo General reunido en Getafe después de haber oído el parecer del Sr. Nuncio de S. Santidad en cumplimiento del derecho canónico y de nuestras Constituciones. Declaraba que la sustituta de la Rma. M. Julia Requena de Jesús (q.s.g.h.) es la M. Concepción de Jesús Hidalgo. Después nos leyeron lo que declaraba el Consejo General en vista de la inexplicable conducta de la M. María a la muerte de M. Julia y aún en vida de la difunta, haber faltado al precepto formal en virtud de santa obediencia dado por el Consejo General para que se presentase y del escándalo y mal ejemplo dado a las religiosas.

Dicha M. María está incomunicada con las religiosas según dice el documento anterior, entre otras cosas, que no recuerdo bien.

Después de escrito, me entero que es cierto que la M. María fue a ver al Arzobispo de Sevilla, pero que no le dijo la verdad. Getafe 19 de febrero de 1924. B.E.A. de V.E. Sor Sagrario Martín de Jesús, superª local (rubricado).

b) Declaración ante don Emilio Romero, 9.IV.1924

Declaración de Sor Sagrario de Jesús, de 32 años, religiosa del “Pío Instituto de Hijas de la Divina Pastora”, de 9 años de religión, vicesuperiora actualmente del colegio de Huérfanas de Getafe; esta hermana acompañó a Sor María Casaus en febrero de 1924 a una visita, que la citada Sor Casaus hizo al Excmo. Sr. Nuncio en Madrid al regreso de la casa generalicia de Sanlúcar de Barrameda. Declara:

1º. Que el Excmo. Sr. Nuncio la encargó en esta visita de referirle y darle cuenta de lo que supiera o hubiera oído acerca de la M. Casaus: que una vez llegada a Getafe se puso al habla con el Rdo. P. Fundador F. Míguez a quien contó el encargo recibido: el mismo P. Fundador se ofreció a hacer el encargo y a los 4 ó 5 días le entregó el borrador al efecto, pero no de letra del Rdo. P. Míguez, sino de su lugarteniente el Rdo. P. Gonzalo: dicho borrador original no lo conserva Sor Sagrario.

Declara que las cosas, que se refieren en los 34 números, de que consta el escrito adjunto, de fecha 19 de febrero de 1924, si bien se contenían en el borrador, que le entregó el R. P. Fundador, ella misma las ha oído, unas a las religiosas de Getafe y otras al Rdo. P. Fundador, excepto los dos últimos renglones del escrito referentes a la visita de la M. María Casaus al Excmo. Sr. Arzobispo de Sevilla y a que no había dicho M. Casaus la verdad, pues estas se las oyó al R.P. Gonzalo.

Declara 2º: Que lo único que no contenía el borrador citado es la parte histórica del número 34 que comienza: “Con fecha 11 del corriente…” hasta el fin del escrito; esta parte la puso Sor Sagrario por su cuenta. El borrador de que se hace mención lo entregó a Sor Sagrario el Rdo. P. Gonzalo (con letra propia) pero de parte del Rdo. P. Míguez.

Declara 3º: Que ella nada ha visto o notado en la M. Casaus, excepto lo que se refiere al párrafo de 3 renglones del nº 34, que comienza: “Por mi parte he de añadir…” todo lo demás es de referencia y de oídas, pero sin haber presenciado ni tomado parte en nada que a M. Casaus se refiera.

Declara 4º: Que no tiene noticia de las órdenes emanadas del Excmo. Sr. Nuncio sobre este asunto, ni quien las recibió o tenga en la actualidad.

Declara 5º: Que antes de esos sucesos ni había oído, ni sabía nada del defecto de nacimiento de la M. Casaus, ni cree fuera conocido por la generalidad de las religiosas: en cambio ahora es conocido por todas.

Tal es la declaración de Sor Sagrario Martín de Jesús después de haber prestado juramento de decir verdad y de guardar absoluto secreto.

Madrid 9 de abril de 1924. Sor Sagrario Martín de Jesús.

12. Escritos de M. Concepción Hidalgo

Ofrecemos dos escritos de M. Concepción que resultan de sumo interés. Ambos inéditos. Los originales se hallan en ASV. Nunziatura di Spagna, Tedeschini. Caja (1921-1931), Rubrica 7ª nº 13.

a) Declaración ante el Visitador de Religiosas, 10.IV.1924

Es de mano ajena. Sólo firma ella.

Declaración de Sor Concepción Hidalgo de Jesús (actual Vicaria desde el Consejo de 10 febrero de 1924).

Declara 1º: La carta-orden del Excmo. Sr, Nuncio dirigida a la M. Vicaria (que fuera) la recibió, la llevó al colegio de PP. Escolapios de Getafe acompañada de Sor Margarita Artime la misma que declara, la abrieron las 2 religiosas delante del P. Míguez y éste se la leyó a las religiosas pero las religiosas no la conservan, y acaso la tengan los padres.

Declara 2º: Que la carta del Sr. Auditor asesor de 18 de enero dirigida al Rdo. P. Míguez tampoco la tienen, ni conocen su contenido.

Declara 3º: Que el reservado del Emmo. Cardenal Protector ordenando que: “Todo continuara igual” se lo leyó el Rdo. P. Míguez y que ellas no lo tienen.

Declara 4º: Que recibida la orden de incomunicación con los PP. escolapios, esta ha sido absoluta.

Declara 5º: Que desde el día 5 de abril dio orden a M. Casaus para que pudiera salir a la huerta cuantas veces quisiera.

Tal es la declaración de Sor Concepción Hidalgo de Jesús después de haber prestado juramento de decir verdad y guardar secreto. Madrid, 10 abril de 1924. Sor Concepción Hidalgo de Jesús (rubricado).

b) Oficio al Rdo. Visitador de Religiosas, 14.IV.1924

Está escrito todo de mano de M. Concepción. Sería interesante el estudio de su firma en este documento comparándola con el del documento anterior, donde demuestra gran decaimiento de su espíritu y quizás otras cosas de interés psicológico.

Cumplimentando sus órdenes el mismo día 12, al entregarme la M. María Casaus sus líneas, reuní la comunidad y les dije “que hasta nueva orden la M. Vicaria era la M. María Casaus de Jesús”. Después a dicha Madre comuniqué podía ocupar el lugar designado y se excusó de ocuparlo inmediatamente alegando estaba muy cansada. Ayer, 13, trasmití a todas las casas la misma orden, quedando constituido el Consejo en la forma que lo estaba a la muerte de la M. General q.s.g.h. y las Madres que fueron elegidas el 10 de febrero de 1924, quedaron sin pertenecer al Consejo desde el mismo momento que V. lo indicó, residiendo en Getafe conforme en todo a su mandato.

Es cuanto respetuosamente tiene que exponer a V. su humilde servidora en Cristo. Sor Concepción Hidalgo de Jesús (rubricado).

13. Escrito de Mons. Antonio Guerinoni al Nuncio. 19. VIII.1924

Escrito interesantísimo en que se puntualizan algunos de los pasos dados por el Nuncio Tedeschini, que quedan enmascarados en las relaciones que él firmaba para Roma. Inédito, en el fondo: Nunziatura di Spagna, Tedeschini, Caja (1921-1931) Rubrica 7ª nº 13, en el ASV. Escrito a máquina. El Nuncio acaso se hallase de veraneo en la Corte de S. Sebastián. Se conservan con él la nota a mano del Visitador y la versión italiana, a mano, que pasóse a máquina.

Eccellenza Reverendissima

Come ricorderà l´Ec. Vostra Revma. il 22 luglio p.p. con Rapporto Nº 1572 comunicò al Revmo. Segretario della S.C. dei Religiosi che il 6 agosto dovevano aver luogo i capitoli preparativi per la scelta delle vocali del capitolo generale delle Figlie della Divina Pastora: e di ciò preveniva la S. Congregazione affinché, se credesse opportuno privare di voto attivo e passivo le colpevoli dei noti disordini, vedesse se convenisse comunicare la pena prima del 6 agosto.

L´abbate Serafini rispose con Dispaccio del 1 agosto Nº 380/24 che qui unisco, e che giunse il 7 agosto.

Il Visitatore delle Religiose di Madrid, che era venuto a domandarmi se e quali ordini fossero giunti da Roma in propósito, mi comunicò che la principale delle responsabili era stata proprio eletta vocale. A mia richiesta, mi ha consegnato un appunto – ne unisco la traduzione – circa i nomi che conviene tener presenti nella valutazione delle varie responsabilità, onde non coinvolgere in una pena generale, anche le innocenti.

Mi aggiunse che nella parte sana dell´Istituto, si delinea una corrente a favore della Consigliera Maria Natividad Vázquez de Jesús, che presenta ottime doti. Ma Maria Margherita Artime de Jesus lavora molto in proprio favore: e, siccome passa per molto istruita, sa guadagnarsi le simpatie. Ella va dicendo apertamente che tutto quello che ha fatto la Nunziatura è anticanónico ed invalido: e non mancherebbe chi le presti fede, tra gli altri il P. Fondatore.

L´Eccellenza Vostra vedrà se sia il caso di avvertirne la Sacra Congregazione.

(Lo que sigue va a mano) Con profunda venerazione le bacio il s. anello e mi onoro professarmi. Di Vostra Eccellenza Revma devmo ed obbligmo Antonio Guerinoni.

NOTA relativa al Consiglio Generale delle Religiose del pío Istituto di Figlie Divina Pastora, la cui casa generalizia trovasi in Sanlúcar de Barrameda, ed il Consiglio Generale risiede ora, accidentalmente, in Getafe, Madrid.

L´última Madre Generale mori il 28 ottobre 1923. In questo tempo il Consiglio era constituito nella seguente forma:

Vicaria Generale e Prima Consigliera: M. María Casaus de Jesús

2ª Consigliera: María Concepción Hidalgo de Jesús

3ª Consigliera e Segretaria: Mª Natividad Vázquez de Jesús

4ª Consigliera: Mª Luisa Villegas de Jesús.

Alla norte della suddetta Madre Generale la terza Consigliera e Segretaria si trovava in America, con la missione di fondare due case dell´Istituto, e non ritornò se non dopo di aver adempito il suo incarico, ai primi di maggio del 1924, senza aver saputo nulla di quello che accadde in Spagna, e quindi senza aver potuto prendere parte alcuna.

Cosi costituito il Consiglio durò fino al 10 febbraio 1924. Non si nominò nessuna nuova Consigliera né si diede supplente alla Terza Consigliera assente.

Il 10 febbraio 1924 la Seconda Consigliera María Concepción Hidalgo de Jesús; 1ª Consigliera: María Luisa Villegas; 2ª Consigliera: María amada García de Jesús (supplente della terza Consigliera assente in America); 3ª Consigliera: María Margarita Artime de Jesús, la quale si firmava Vice Segretaria; 4ª Consigliera: María Concepción Merino de Jesús.

Questo Consiglio durò fino al 12 aprile 1924. Per prima provvidenza depose e rinchiuse legittima Vicaria Madre María Casaus de Jesús. Il 12 aprile S.E. Monsignor Nunzio restituí ogni cosa allo stato in cui si trovavano alla norte della Madre Generale.

Tra le religiose designate il 6 agosto 1924 come Vocali per il Capitolo Generale, che avrà luogo il 15 novembre 1924, si trovano María Margarita Artime de Jesús e María Anunciación Merino de Jesús.

Colpevoli in massimo grado sono: María Concepción Hidalgo de Jesús; María Margarita Artime de Jesús (che da tutti viene segnalata come il capo principale di tutto il movimiento); e María Amada García de Jesús. Queste non hanno ancora deposto il loro giudizio né il loro atteggiamento, fanno ancora del male alle altre: per il bene dell´Istituto dovrebbero restare senza voce passiva per sempre e senza voce attiva in questo capitolo.

Le Madri Luisa Villegas e Anunciación Merino deposero súbito giudizio illegittimo del 10 febbraio 1924.

Notas