PresenciaLatinoamérica/APORTACIÓN DE LATINOAMERICA A ESPAÑA.

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

APORTACION DE ESPAÑA A LATINOAMERICA
Tema anterior

PresenciaLatinoamérica/APORTACIÓN DE LATINOAMERICA A ESPAÑA.
Índice

NUESTRA PRESENCIA EN CHILE
Siguiente tema


APORTACIÓN DE LATINOAMERICA A ESPAÑA.

Desearía que interpretasen estas palabras como unas reflexiones que no pretenden ser exclusivas de otras, sino que tienen el explícito carácter de meros aportes sobre lo que ha sido y es la "Aportación de Latinoamérica a España" a nivel de Instituto.

Tengo plena conciencia de que sólo el Dios Providente tiene verdadera comprensión de la historia real y única de nuestro Instituto. Historia que se nos revelará en el día final y que sólo la fe nos anticipa analógicamente.

Mi exposición sobre el tema "Aportación de Latinoamérica a España" a nivel Instituto la he encarado en tres aspectos: Sociocultural, Religioso y Educativo.

APORTACIONES A NIVEL SOCIO-CULTURAL

En uno de los primeros artículos que escribí en el Boletín Informativo del Gobierno General, expresaba a propósito del "encuentro" o "descubrimiento" de América que hay dos maneras o actitudes de encarar el pasado: una es la actitud ingenua; otra la crítica. La actitud ingenua es la que objetiva en el pasado el sentido presente de los acontecimientos, y la actitud crítica es la que intenta recrear las condiciones que hicieron posible un acontecer histórico pasado. Por este motivo, para tratar de exponer la aportación de Latinoamérica a España a nivel Instituto tengo forzosamente que ocuparme de algunos aconteceres y acontecimientos históricos que determinaron un tanto la situación de comunicación entre las fundaciones americanas y España.

La expansión del Instituto en América se dio en dos etapas distintas en el tiempo y en el espacio.

La primera etapa abarca la fundación en Santiago de Chile en 1923 y la fundación en Buenos Aires 1924.

Estas primeras fundaciones se efectuaron en la etapa histórica que va entre el fin de la primera guerra mundial (1918) y la crisis económica de 1928. Esta crisis económica fue internacional. En esta etapa aflora una efervescencia social grande porque se toma conciencia del pasado. A nivel Iglesia aparece la "Acción Católica" como forma de afrontar la "cuestión social".

La efervescencia social es tanto en América como en Europa, y en España se da un agravante más que es "la proclamación de la segunda república" y su manifiesto anticlericalismo. Posteriormente la Guerra Civil desde 1936 a 1939. Estos son hechos históricos que no se pueden perder de vista a la hora de analizar aportaciones a uno y otro lado del Atlántico.

Culturalmente se puede afirmar que América fue una tierra que sufrió una constante agresión a su cultura porque se le impuso la cultura europea.

¿Qué aportó Latinoamérica a España en ese momento?

1)En primer lugar, el gozo que experimentó nuestro Padre Fundador al ver partir a las primeras religiosas.
2)En segundo lugar, el sentimiento de expansión que tuvo que ser captado por todas las religiosas.
3)En tercer lugar, el ejemplo de las seis primeras hermanas americanas que fueron a hacer el noviciado a España a pesar del existente clima prebélico.

Después de terminada la contienda española, el mundo se ve envuelto en la Segunda Guerra Mundial, que como sabemos finaliza en 1945.

Durante este largo período 1923 hasta 1945, las comunidades del Instituto en América tuvieron una comunicación muy escasa con España. Es en el año 1945 cuando recibieron la primera visita de la Madre General.

He expuesto esta pequeñísima síntesis histórica para poder explicar el por qué a muchos niveles no ha podido el Instituto recoger el acerbo cultural que Latinoamérica tiene durante este período.

Las segundas fundaciones son posteriores al Concilio Vaticano II y a las conferencias Episcopales de Medellín y Puebla de los Ángeles.

El cambio que significa el Concilio Vaticano II repercutió en la Segunda conferencia extraordinaria del CELAN (Medellín). Todo ello trata de orientar a la Iglesia de América Latina hacia una toma de conciencia de sí misma, sobre todo en lo que se refiere al compromiso por la liberación del hombre latinoamericano.

Tiempos distintos a los ya citados. Espacios también diferentes. Fundaciones en Colombia, Nicaragua, Costa Rica, Santa Fe en la República Argentina, Cañar en Ecuador, Antofagasta y Yungay en Chile.

¿Qué nos han aportado estas fundaciones? De forma muy genérica yo diría que " una nueva manera de estar presentes", y al decir presencia quiero decir estar en una tripla dimensión: complicación, implicación y explicación, que en definitiva tiene toda la estructura del acontecer histórico.

Aconteceres y acontecimientos dije al principio de esta exposición. Los acontecimientos históricos y eclesiales que marcaron hitos en la segunda mitad del presente siglo, nos llevaron a los aconteceres de las fundaciones antes mencionadas y a concebir nuevos proyectos.

Por esto Latinoamérica nos ha legado una nueva manera de estar presente y proyectarnos como miembros de la Iglesia y del Instituto.

Esta segunda etapa americana ha sido más fluida en comunicación con el resto del Instituto, sobre todo a partir de los Generalatos de Madre Salesa en 1960 y Madre Almudena en 1975.

APORTACIONES A NIVEL RELIGIOSO

A nivel religioso hemos recibido de Latinoamérica la doctrina de Medellín y Puebla de los Ángeles. En nuestros colegios han sido documentos estudiados y han despertado el interés misionero. No olvidemos que las líneas-fuerza del pensamiento de Medellín: Opción por los Pobres y Teología de la Liberación fue la forma como, "ad extra", se traduce el tema conciliar de apertura al mundo en América Latina.

La influencia religiosa que las últimas fundaciones en América puedan dar a España como Instituto no puedo visualizarlas por falta, creo yo, de espacio histórico. No hay suficiente distancia temporal para poder percibir ese acontecimiento.

APORTACIONES A NIVEL EDUCATIVO

Es este un tema que guarda, que marca una distancia entre nuestros Colegios de América y de España por las razones históricas antes mencionadas y la diversidad social. En todos los lugares, nuestros colegios americanos siguen un rumbo distinto al de los de España.

El aporte educativo que se recibió de los colegios de América fue escaso: solo personalidades aisladas que de vuelta a la península llevaban métodos e inquietudes pedagógico-educacionales distintas, y por cierto, muy valiosas y ricas. Puedo mencionar a la M. Manuela López, M. Gabriela Paz y M. Aurora Rea (las tres ya fallecidas), y la M. Ignacia Estévez que trabajó por integrar a las alumnas de menos recursos económicos con el resto del alumnado suprimiendo las clases de las gratuitas a partir de 1960.

Las revistas anuales "La voz de la Divina Pastora" y posteriormente "Brisas Calasancias" nos ponían en comunicación con los centros españoles.

Termino haciendo alusión a dos aportes que las fundaciones americanas dieron y dan a España a nivel Instituto. Un aporte ya lo mencioné: este fue el GOZO en la persona de nuestro Padre Fundador Padre Faustino Míguez de la Encarnación. Este anciano de 92 años recibió dos grandes alegrías entre 1922 y 1923 la aprobación definitiva de las constituciones el 27 de julio de 1922 y la partida de las primeras hermanas a tierras americanas, concretamente a esta ciudad de Santiago de Chile. Esta alegría se la comunicó a M. Aurora Rea al despedirse de ella; le dijo muy emocionado: "Adiós hija, hasta el cielo, deja allí en Chile el pabellón Calasancio de la Congregación, muy alto".

Otro aporte de las comunidades de Latinoamérica a España es: Las bendiciones del Señor que a nivel congregación tenemos que estar recibiendo por el trabajo constante, gozoso y entusiasta que las religiosas realizan fuera de su querida ESPAÑA.

M. Enriqueta Sánchez

H.D.P.C.

Notas