PresenciaLatinoamérica/NUESTRA PRESENCIA EN CHILE

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

APORTACIÓN DE LATINOAMERICA A ESPAÑA.
Tema anterior

PresenciaLatinoamérica/NUESTRA PRESENCIA EN CHILE
Índice

NUESTRA PRESENCIA EN ARGENTINA - URUGUAY
Siguiente tema


NUESTRA PRESENCIA EN CHILE

"Quiero vivir oculto para morir ignorado."
(P. F. Míguez)

Estas fueron las frases que desde su corazón humilde repitiera nuestro P. Fundador... pero los caminos del Señor no son los nuestros. Este mismo señor quiere que la entrega y vida de este hombre excepcional, de este Profeta que supo adelantarse con increíble acierto y prudencia a los tiempos actuales, tanto en la Vida Religiosa como en el campo científico-pedagógico, sea conocido por sus Hermanos Escolapios y por nosotras, las que tenemos la dicha de ser sus Hijas.

Hoy, el Santo Padre, el Papa Juan Pablo II ha firmado ya el DECRETO QUE CONFIRMA, QUE EL SIERVO DE DIOS FAUSTINO MIGUEZ DE LA ENCARNACIÓN, PRACTICÓ LAS VIRTUDES EN GRADO HEROICO.

Creemos que Nuestro Venerable Padre, siente una especial predilección por este país de América donde primero se hizo presente nuestro Instituto.

A mí me toca la difícil tarea de hacerles una reseña de cómo se llevó a cabo esta Fundación y el crecimiento de nuestra OBRA en Chile hasta nuestros días.

Uno de los grandes sueños del P. FAUSTINO era ver a sus Religiosas trabajando en países americanos. Este noble anhelo se hace realidad cuando el P. ADOLFO ECHARTE, benemérito Escolapio, Rector del Colegio Hispano Americano de Santiago de Chile, va personalmente a Getafe a pedirle que la Congregación por él fundada pueda hacerse presente en nuestro país.

El P. Fundador, con la prudencia que le caracterizaba, envió a la Rvda. M. JULIA REQUENA y su Consejo, el Asunto de la expansión del Instituto en América Hispana.

El P. Adolfo Echarte se entrevistó con M. Julia Requena en Sanlúcar de Barrameda y la Sra. Dña. Margarita Ferrer de Ferrer, presidenta de la Comisión de Damas Españolas, para firmar el Documento Fundacional, el 8 de abril de 1923.

Las Fundadoras fueron M. Natividad Vázquez, mujer de extraordinaria virtud y saber junto con M. Aurora Rea a quien el P. Fundador le dijo emocionado, al despedirse de ella: "Adiós, hija, hasta el cielo, deja allí en Chile el Pabellón Calasancio de la Congregación muy alto, muy alto".

Emprenden viaje a América en los primeros días de agosto, acompañadas por las MM. Milagros Herrero, Amparo Rodríguez, Guadalupe García, y Pilar Córdova; y después de una feliz travesía arriban en Buenos Aires el 21 del mismo mes de 1923.

Las acogen las Religiosas del Buen Pastor en su Comunidad con gran espíritu de fraternidad. Encuentran en la Madre San Agustín Fernández Concha, todo el apoyo y cariño para seguir con esperanza la Misión iniciada.

Cruzan la cordillera para hacerse cargo aquí en Santiago, del Hogar Infantil Español, ubicado en aquel entonces en Avda. Matta 600, siendo recibidas con gran regocijo por la colectividad española.

A los dos años de su llegada a Chile, nuestras hermanas reciben la triste noticia del fallecimiento del Padre, acaecido el 8 de marzo de 1925 a los 94 años de edad. Este dolor vivido a la luz de la fe, acrecienta el Celo Apostólico para abrirse a la acción de Dios en servicio constante a la niñez y juventud.

La tarea no fue fácil ya que algunos años después este Hogar que había albergado a las primeras Religiosas, desaparece dejándoles una difícil situación económica, la que superan gracias a su entereza y capacidad de sacrificio. Este se ve premiado con las seis primeras vocaciones chilenas que parten a España para hacer el Noviciado. Estas son:

Lucía Cea

Adolfina Conde

Adoración Cuesta

Aurora Vicente

Angélica Vicente

Cocepción Ezpeleta, a quien la sigue algún tiempo después su hermana Basilia Ezpeleta.

M. Angélica Vicente falleció en Buenos Aires el 21 de marzo de 1984, y M. Concepción Ezpeleta, el 13 de agosto de 1991, después de una larga vida de generoso servicio al Señor y los hermanos, se encuentras gozando plenamente de la presencia de nuestro Padre Dios.

Personas más significativas que impulsaron nuestra Obra

Aunque ya mencionado, cabe destacar al P.ADOLFO ECHARTE, rector del Colegio Hispano Americano de Santiago, del cual se valió el Señor para realizar la presencia del Instituto en Chile, nuestra Patria.

Asimismo es un deber recordar a los Escolapios:

P. Jesús Castañeda.

P. Laureano Arrese

P. José Galeano.

P. Gerardo González

P. Felix González.

P. Florencio Armendáriz.

P. Juan Manuel Díaz.

P. Constantino Aznarri.

P. Felipe Esparza.

Todos ya fallecidos, que fraterna y desinteresadamente nos ayudaron dando lo mejor de sí mismos en la Dirección Espiritual, Capellanía, Clases de Matemáticas, Castellano, C. Naturales, etc., que impartían gratuitamente a nuestras primeras Hermanas, junto con abastecerlas de los alimentos necesarios de los cuales carecían.

Los laicos que sobresalieron por su generosa ayuda a distintos niveles fueron:

Srtas: Nelly Aravena

Magdalena Aguad

Ximena Blanco

Sra. Teresa Ruiz

Sres. Teodoro Bevahwer

Carlos Aldunate

Martín Alonso

Pedro Coromina

Manuel Vinagre

Daniel Salinas

Ignacio Walker

Vaya a todos ellos nuestro reconocimiento y gratitud.

Es de fraterna justicia recordar a nuestras primeras Madres: (Algunas ya mencionadas como Fundadoras en Chile).

M. Natividad Vázquez

M. Montserrat Rodríguez

M. Aurora Rea

M. Felisa Gómez

M. Milagros Herrero

M. Gabriela de Paz

M. Pilar Córdova

M. Asunción Martín

M. Amparo Rodríguez

M. Sagrario Martín

M. Guadalupe García

M. Encarnación Alonso

M. Rosario San Román

M. Purificación Baña

M. Pilar Prado

M. Loreto Martín

M. Inmaculada López de C.

M. Teodora Rodríguez

M. Elena Boán.

que, con su vida ejemplar dejaron una huella imborrable y que aunque ya no están físicamente entre nosotras, su espíritu nos anima a vivir con la misma fidelidad que ellas lo hicieron.

Fundación de nuestros Colegios y Casas

Al referirnos a la expansión de nuestro Instituto en Chile, queremos destacar con sentida gratitud a M. Pilar Prado, M. Teodora Rodríguez y M. Asunción Martín, quienes con incansable sacrificio y entusiasmo contribuyeron a la fundación de los Colegios de La Florida y Colón.

Colegio Divina Pastora de la Florida.-

Se llevó a cabo en 1957 durante el superiorato de M. Sagrario Martín, siendo Delegada en América, M. Inmaculada López de Coca. En un principio fue Casa Noviciado, con el nombre de Colegio P. Míguez e impartió enseñanza gratuita, pero luego al crecer la población y mejorar su nivel cultural y económico, se estableció una matrícula diferenciada. En 1971 se inició la E. Media hasta completarla en 1974.

Como formadoras estuvieron M. Cristina Mediavilla y M. Martina Martínez y como novicias M. Patricia Olivares y M. Teresa Navarrete.

Las fundadoras de nuestra casa de La Florida fueron:

M. Inmaculada López de Coca

M. Guadalupe García

M. Mª Eugenia Sanhueza.

Posteriormente, M. Cristina Mediavilla, M. Mª Ramona Rodríguez, M. Josefa Grande, M. Lucía Seisdedos.

Adquisición de un mausoleo en el cementerio católico de Santiago. M. Pilar Prado, el 1 de mayo de 1962, adquiere un mausoleo en el Patio de Honor Nº2 del Cementerio Católico por la suma de 4.000 escudos. Se trasladan los restos de M. Montserrat Rodríguez, que estaba junto a nuestros hermanos Escolapios.

Posteriormente se depositaron los restos mortales de M. Guadalupe García, M. Teodora Rodríguez y M. Concepción Ezpeleta.

Fundación del Colegio Nuestra Señora del Pilar

Con gran sacrificio, las Comunidades de Santiago, siendo Superiora General M. Salesa Baña, adquieren en la Comuna de las Condes una propiedad de la Sra. Dina Bondi de Benini para fundar un nuevo Colegio, cuyas fundadoras fueron:

M. Pilar Prado

M. Concepción Ezpeleta

M. María Paz Valbuena

M. Olimpia Lovelle.

Las clases comenzaron el 25 de marzo de 1963 con 50 alumnas. Los cursos se fueron ampliando y en la actualidad se imparte Enseñanza Básica y Media.

En 1966 el Colegio fue declarado Cooperador del Estado.

Fundación de Antofagasta

Ante la reiterada solicitud del entonces arzobispo de Antofagasta Monseñor Carlos Oviedo Cavada, la Superiora General del Instituto en ese momento, M. Almudena Rodríguez con su Consejo decidió responder afirmativamente, enviando a tres religiosas: M. Visitación Rodríguez, M. Eloína Rueda y M. Isabel Fuster, que llegan a la ciudad el 4 de marzo de 1976.

El objetivo propuesto por el Sr. Arzobispo y aceptado por la Congregación es el evangelizar la zona norte de la ciudad en el sector más pobre y necesitado donde no existía la presencia de la Iglesia Católica ni un trabajo apostólico permanente.

Desde el primer momento se comenzó con Catequesis escolar en una Escuela Básica del Sector y además, visitas a domicilio en las distintas poblaciones para empezar a organizar grupos eclesiales. Poco a poco la obra se fue consolidando con grupos Scout, Juveniles, Primera Comunión, Confirmación, Catecumenado, Talleres de costura, artesanía, peluquería, panadería y otros, a cargo de M. Eloína Rueda que los anima, hasta ahora con la colaboración de Monitoras que ella misma formó a lo largo de 16 años. Lo principal de este trabajo es la animación espiritual y promocional de la mujer como asistencia a enfermos, moribundos, presos, niños minusválidos, atendidos con gran solicitud y cariño por M. Visitación Rodríguez.

Fundación Casa de Formación

En 1978 se adquiere una propiedad en Roberto del Río 1588, para erigirla como Noviciado en 1979, siendo fundadoras M. Trinidad Vallejo y M. Eugenia Sanhueza, quien se desempeñó como Formadora hasta 1984. La sigue M. Calasanz Sistach desde 1985 a 1988, y desde 1989 hasta el presente M. Mª del Carmen González.

Vocaciones:

M. Ivonne Puga

M. Ana Cabezas

M. Alicia Villagra

M. Rosanna Silva

Hna. Edith Espinoza (novicia)

Casa para retiros, descansos, encuentros y jornadas de las Religiosas

M. Calasanz Sistach Lleyda, Superiora Viceprovincial de entonces, adquiere el 5-3-1981 una casa con terreno junto al mar en el balneario del Tabo, por la suma de 1.700.000 pesos en la calle Doctor Prado Tagle, nº33. En 1982, se celebra el Reciclage con la participación de M. Almudena Rodríguez, Superiora General y M. Celia Pigretti, M. Josefina Villena, Delegada de Colombia y tres religiosas de ese País, Superiora Viceprovincial de Argentina M. Lidia Faltracco y otras religiosas junto con la Superiora Viceprovincial de Chile y gran número de Madres de esta Demarcación.

También se han hecho los Ejercicios Espirituales intercomunitarios, encuentros de Secretariados de Pastoral y Pedagogía. Sirve asimismo para el descanso de las religiosas y paseos por un día en que se reúnen el personal auxiliar de nuestros Colegios.

Fundación de Yungay

M. Calasanz Sistach Lleyda, en 1983 emprende esta nueva fundación enviando a M. Teresa Navarrete E., María Paz Valbuena G. y M. Raimunda Jonte M., quienes con generoso entusiasmo forman la primera Comunidad. Desde aquel momento contamos con la cariñosa acogida de nuestro Obispo Monseñor Alberto Jara Francoy y el Sr. Cura Párroco Manuel Mosquera; todo el Pueblo vibró con nuestra llegada a este alejado, pero hermoso lugar.

Se inició con tres cursos 16, 20 y 30 alumnos en salas parroquiales adaptadas para ello.

Actualmente cuenta con Enseñanza Básica Completa y nuestro Colegio es considerado como el más eficiente de la Región.

Nuestra misión educativo-pastoral

Para la Iglesia, educar al hombre es parte integrante de su misión evangelizadora, continuando así la comenzada por Cristo, EL MAESTRO.

Adoptamos un estilo educativo según el pensamiento pedagógico del P. Fundador, Faustino Míguez, basado en el respeto, la bondad, y el amor hacia la alumna y un ascendiente personal del educador, nacido de la preparación profesional en el campo pedagógico y pastoral.

En el área metropolitana los tres colegios imparten enseñanza desde prekinder hasta 4º año de Enseñanza Media.

Se imparten clases de religión y en forma extra-programática, charlas formativas, preparación para la Primera Comunión (a las alumnas y padres de las mismas), Confirmación, Escuelas para Padres, Jornadas con Profesores. La realidad de nuestro Colegio de Yungay es equivalente, pero a nivel de Enseñanza Básica. Lo realizado en Antofagasta se ha mencionado anteriormente.

Pastoral Vocacional realizada en nuestros Centros

OBJETIVOS:

-Formar jóvenes que tengan un sentido claro de su vocación como respuesta a Dios y servicio a los demás.
-Ofrecer una educación que favorezca la decisión libre ante su opción cristiana y la propuesta vocacional.
-Reunir jóvenes con inquietudes vocacionales y acompañarlas en el proceso de discernimiento vocacional.

A TRAVÉS DE:

-Formación religiosa que les ayude a descubrir la amistad personal con Cristo.
-Iniciación en la Oración y Proyecto Personal de vida.
-Retiros vocacionales
-Participación activa en Apostolado y Misiones.
-Celebraciones litúrgicas.
-Lectura espiritual.
-Devoción a María como Divina Pastora y al P. Fundador.
-Recepción de Penitencia y Eucaristía.
-Formación de Grupos y Movimientos Juveniles que les ayuden a profundizar en la FE, en un ambiente de sana alegría y oración.
-Invitarlas a compartir nuestra oración, comida y fiestas de la Congregación.

VOCACIONES:

Como ex-alumnas, las seis primeras ya mencionadas que fueron a hacer su noviciado a España.

M. Mª Eugenia Sanhueza y M. Lucía Seisdedos, también exalumnas.

También hay Madres chilenas en otros países como Argentina y Uruguay. Estas son: M. Adolfina Conde, M. Matilde Acevedo. M. Lucía Cea; M. Basilisa Ezpeleta, M. Clemencia Carrasco y M. Lucía Seisdedos, ya mencionada como exalumna.

Religiosas chilenas en la Viceprovincia: M. Aurora Vicente, M. Cecilia Sotomayor; M. Teresita Pino; M. Mª Eugenia Sanhueza; M. Ana Cabezas; M. Alicia Villagra Y M. Rosanna Silva (las tres últimas junioras).

Etapas de la Transformación Jurídica de nuestro Instituto en Chile

-Delegación Chileno-Argentina hasta 1963:
  • M. Inmaculada López de Coca
  • M. Asunción Martín
  • M. Calasanz Sistach.
-Delegación en Chile: 1964 hasta 1967.
-Vicariato, desde 1968 a 1979:
  • M. Elena Boán.
  • M. Martina Martínez
  • M. Olimpia Lovelle.
-Viceprovincia Independiente:
  • M. Calasanz Sistach
  • M. Eugenia Sanhueza.

Posiblemente hay muchos acontecimientos en cada una de nuestras respectivas comunidades, pero dadas las pautas de este trabajo tuve que optar por los más destacados.

Como Religiosa, Profesora y Ex-alumna de este Colegio, no puedo concluir mi exposición, sin un sentido reconocimiento a todas mis Hermanas Religiosas que trabajaron en Chile dando lo mejor de sí mismas.

Unas son, las fallecidas ya nombradas que nos legaron su testimonio de vida y que hoy, junto al padre, nos acompañan en la celebración de este Aniversario. Y otras, que siguen trabajando en el Instituto pero en diferentes lugares.

Mi gratitud a:

M. Isabel Cejuela

M. Elena Salgueiro

M. María Luisa Maqueda

M. Cristina Mediavilla

M. Basilisa Estévez

M. María Hermida

M. Guillermina Casado

M. Antonia Egido

M. Lidia Faltracco

M. Coronación Quintás

M. Josefa Grande

M. Visitación Rodríguez

M. Mª Luisa García

M. Trinidad Vallejo

M. Olimpia Lovelle

M. Inmaculada López

M. Mª Luisa Miguélez

M. Lucía Seisdedos.

y a cuantas, dejando generosamente su Patria y familia, trabajan con gran eficiencia con nosotras.

Teniendo presente las palabras de nuestro Fundador "DIOS NO DEJA LAS COSAS INCOMPLETAS", invito a todas a una actitud de renovada esperanza en Dios y en María, Madre y Modelo, para seguir con alegría y sencillez entregando nuestro testimonio cristiano y calasancio en los lugares y circunstancias en que nos toque vivir.

M. Mª Eugenia Sanhueza

H.D.P.C.

Notas