ProcesoBeatificaciónArtículos/DON DE PENETRACION DE COSAS OCULTAS

De Wiki Instituto Calasancio
Revisión a fecha de 17:58 5 abr 2017; Ricardo.cerveron (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

FAMA DE SANTIDAD
Tema anterior

ProcesoBeatificaciónArtículos/DON DE PENETRACION DE COSAS OCULTAS
Índice

Final
Siguiente tema


DON DE PENETRACION DE COSAS OCULTAS

146.El P. Faustino se vio favorecido por el Señor con dones sobrenaturales. Destaca, entre ellos, la penetración de espíritus. En muchas ocasiones, les leía el interior a sus Religiosas, incluso sus pensamientos. A la Madre Natividad Vázquez, actualmente Superiora en Jerez, le adivinó varias veces su interior, y, en una ocasión cierto pensamiento habido en una reunión de tiempo pasado. Estando en Getafe, le dijo a Sor Matilde García que no pidiera nada en casa de su madre, ahí residente. No siguió el consejo la Religiosa; hizo la petición, y la madre le denegó lo demandado. Apenas la vio el P. Faustino, le adivinó lo sucedido y el interior de su alma y le dijo: Ves, ahora tienes una doble pena, la de la desobediencia y la de la denegación.

147.La señorita Presentación Ceballos, hoy Superiora en el Colegio de Monforte, recibió del P. Faustino un escudo de la Congregación cuando lo visitó por vez primera en el Colegio de Sanlúcar, diciéndole que lo guardara, si se hacía Pastora Calasancia. Algún tiempo después, repitió la visita, y el Padre le adivinó todo el interior, diciéndole que sería Pastora Calasancia, como así sucedió.

148.Siendo el actual Obispo de Badajoz, excelentísimo señor Dr. D. José Alcaraz, Rector del Seminario de Orihuela, era confesor de las Pastoras en el Colegio de Aspe. Lo conoció el P Faustino, y les decía: Don José es de madera de Obispo, dándoles a entender que sería Prelado de la Iglesia, como efectivamente lo fue y lo es en la actualidad. Las Religiosas, por no ofender la humildad de su insigne confesor, no le dijeron nada hasta que fue nombrado.

149.Estando una vez dando la comunión, al pasar a comulgar una niña de extraordinaria inocencia y candor, se paró unos momentos, para que en ella se fijara la Madre General, que estaba cerca, y luego la llamase. Debió ver el interior de aquel ángel de amor eucarístico. Luego, terminada la Misa, la llamó y le preguntó si le gustaría comulgar diariamente. La niña contestó muy fervorosa que muchísimo. Pide, pues, le contesta el Padre, permiso a tu confesor y comulga todos los días. Y a las Madres, les recomendó que jamás le faltara la comunión a aquella alma completamente inocente y pura. Esto se lo narró la misma Madre General, Julia Requena, al Párroco de Daimiel.

150.Al acostarse, rezaba diariamente un De Profundis por las almas. Una noche, vio dos almas de Pastoras fallecidas, y no se ausentaron hasta que terminó el salmo y les dio la bendición. Esto lo contó el P. Faustino a la Religiosa que se lo narró al Arcipreste de Daimiel. El P. Faustino no reveló a la Religiosa el nombre de las dos Pastoras Calasancias aparecidas. También le dijeron a dicho Arcipreste que, estando en Sanlúcar, le atormentaban los demonios, pues ellas oían el ruido de cadenas y el estruendo.

151.Estando en cama gravísimo en casa del Arcipreste de Daimiel, con la puerta de la alcoba cerrada, éste, con la Hermana Josefa, hablaron de su gravísima situación, y luego, el P. Faustino le repitió a la Hermana toda la conversación habida.

152.En cierta ocasión, hallándose en Getafe, fue el criado a llamarle a la habitación; no responde, y, al mirar por el agujero de la llave, lo ve en alto extasiado y se va corriendo a comunicarlos a las Monjas.

153.Cuando hubo de dar nombre a la Congregación, puso en una bolsa varias papeletas con diversas leyendas, a fin de elegir el título de sus Monjas: Corazón de Jesús, Corazón de María; Hijas de la Divina Pastora y varias otras. Sacó suertes unas ocho o diez veces, y, todas ellas salió la misma papeleta, la de HIJAS DE LA DIVINA PASTORA.

154.Él había dicho: Quien hable mal de esta Congregación, acabará malamente. Una Religiosa salió de ella; habló mal y terminó también muy mal.

155.En Getafe, le visitó un matrimonio, cuyo marido sufría fuertes dolores de estómago. Al verle el P. Faustino, le dice: Vaya a casa, rompa el botijo y se curará. No le hizo caso y, al poco tiempo volvió con los mismos dolores. Le insiste el Padre: le dije que rompiera el botijo y no me hizo caso. Vaya, obedezca y se curará. Torna a casa, lo rompe, y ve que se había metido dentro un sapo, que envenenaba el agua que bebía. Enseguida quedó curado.

156.En ocasión en que se hallaba en Daimiel, Facunda Ayuga, criada de Don Filiberto Maján, tenía en la lengua un cáncer de tamaño grande y muy abultado, entre morado y negro. El médico se lo quemaba con ácido crómico, con grandes dolores de la pobre paciente. El Arcipreste le manda presentarse al P. Faustino. Este la ve y le dice: Dentro de ocho días, n tendrá usted ya nada. Irá disminuyendo día tras día, sin más que lavarse diariamente el vientre con agua fría. Venga todos los días a presentarse al Sr Arcipreste. Y tal como lo dijo se cumplió todo al pie de la letra, viviendo luego la afectada muchos años sin rastros de la dolencia.

157.Estando en Madrid el P. Manuel Pinilla, acompañó a un matrimonio de su pueblo a Getafe, para que el P. Faustino viera al marido que estaba enfermo, y a quien curó con sus globulillos. Aunque la esposa presentaba aspecto de sana, el P. Faustino le dijo al oído al P. Pinilla: Ella es la que corre peligro. Y a los dos meses fallecía.

158.La Madre Gemma Martínez iba un día triste y pensativa por el Claustro del Colegio. Se cruza con el Padre, y éste le lee todo el interior y le dice: Hija, ¿qué te pasa? Anda al confesonario, que ya voy yo. Acude y le adivina todo, saliendo la Religiosa consoladísima y con una alegría en el alma inexplicable.

Notas