Reglas/CAPÍTULO PRIMERO. SU OBJETO, FIN Y ESPÍRITU

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

PRIMERA PARTE
Tema anterior

Reglas/CAPÍTULO PRIMERO. SU OBJETO, FIN Y ESPÍRITU
Índice

CAPÍTULO II. CONDICIONES DE LAS ASPIRANTAS Y SU PRUEBA
Siguiente tema


CAPÍTULO PRIMERO. SU OBJETO, FIN Y ESPÍRITU

I. Recabar y conducir almas al cielo en alas de la caridad, con celo apostólico, abnegación sin límites, ni otro móvil que la gloria de Dios y la salvación propia Y ajena, es el objeto de las hijas de la Divina Pastora, bajo cuya protección se dedican: 1º A enseñar párvulos, jóvenes y adultas, externas, colegialas o asiladas, y 2º a dirigir Casas de Señoras de Piso, y otros establecimientos que directa e indirectamente puedan contribuir a la práctica de la caridad y al mayor bien temporal y eterno de su prójimo.

II. Se imponen el solemne deber de proporcionar los medios a lo sublime de su misión, tan vasta como difícil, y por lo mismo: 1º, el de trabajar sin tregua por alcanzar una abnegación absoluta de sí mismas y un total desprendimiento de todo lo criado, y 2º, el de manifestar en todo su porte y palabras a quién pertenecen, hermanando siempre la sencillez de la paloma con la astucia de la serpiente, y una afabilidad natural con una prudencia tan discreta, que les dé acierto en cuanto emprendan.

III. Esposas de El que pasó su vida haciendo bien y dándola, al fin, por sus mismos enemigos: 1º, se ocupan siempre en obras de su agrado, y se hallan dispuestas, si las circunstancias lo exigieron, sacrificarse también por las almas de sus prójimos, y 2º, ninguna parte ha de tener en ésta su conducta, su genio, su humor, su inclinación ni su propio juicio, sino que han de ajustarse en todo a la voluntad de Dios en cuanto la Obediencia les ordene.

Notas