Reglas/CAPITULO XII. PROFESIÓN

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

CAPÍTULO XI. ESTUDIOS GENERALES
Tema anterior

Reglas/CAPITULO XII. PROFESIÓN
Índice

CAPITULO XIII.CASAS SUCURSALES
Siguiente tema


CAPITULO XII. PROFESIÓN

I. Después de dos años de Noviciado, si la Comunidad las admitiere por mayoría de votos, y a la Superiora general pareciere, harán su profesión de permanencia y votos simples, y sólo en caso de duda podrá demorarse la referida profesión por seis meses.

II. Por la permanencia, se obligarán a no salir jamás de la Congregación por su culpa o voluntad y por los votos a guardar pobreza, obediencia y castidad, y enseñar o desempeñar el cargo o cargos que ésta les ordene, y a observar las Reglas con la mayor exactitud que puedan, dentro o fuera de España, donde los Superiores les manden.

III. Para esta profesión se prepararán con unos ejercicios espirituales, que podrán ser los mismos de la Comunidad, si fueren por entonces, y con una confesión general de toda su vida, si ya no la hubieren hecho al tomar el hábito.

IV. Antes de efectuar esta profesión, la Novicia renunciará a favor de la Congregación la administración, uso y usufructo de sus bienes, aun de los que adquiere por título hereditario, reteniendo, sin embargo, el radical dominio de todos, cuya renuncia quedará sin efecto, si saliere del Instituto la renunciante, que no podrá exigir a éste las pensiones devengadas.

V. Al efecto, ratificará dicha renuncia al cumplir los veintitrés años, o llegar a su mayor edad, si la hubiere hecho antes de este tiempo; mas con licencia de la Superiora general, podrá disponer de dicho dominio radical, por donación entre vivos, y aun ejecutar aquellos actos que prescriben las leyes.

VI. Después de dicha profesión continuarán dos años sin voz ni voto para los negocios y cargos de la Congregación, a no ser que, por las necesidades de ésta y relevantes prendas de las recién profesas, estimen los Superiores ponerlas como suplentes en dichos cargos.

VII. Al terminar los ejercicios espirituales que la Comunidad hace cada año, y con el permiso que deben pedir todas las súbditas quince días antes a la Superiora local, y ésta, en nombre de todas, a la general, renovarán dichos votos; pero se prorrogará el plazo anterior tanto como se demore esta renovación motivada por falta de permiso.

VIII. Las que lleven diez años de Profesas sin nota desfavorable, sólo pedirán dicha licencia cada dos años; y a los veinte de profesión de simples temporales podrán hacer la de votos simples y perpetuos, si el Consejo general se lo permitiera, y renovarlos anualmente sin permiso.

IX. Si obtuvieren este permiso y conservasen el derecho de propiedad de sus bienes, antes de hacer los votos perpetuos renunciarán ese derecho, por escritura pública, en favor de la Congregación, y con derecho de devolución en caso de algún trastorno o expulsión.

X. Los viajes serán los absolutamente precisos, ni pedidos, ni rehusados, y nunca irá ninguna religiosa sola, sino con otra Hermana, sin perderse de vista ni separarse por ningún concepto.

XI. Siempre vestirán su propio hábito, en circunstancias y países que lo permitan, y cuando y donde no, con un traje honesto, sólo desde el Colegio de donde parte, que la proveerá de lo necesario, hasta llegar al que se dirige, a cuya Superiora entregará lo sobrante y quedará subordinada.

Notas