Reglas/CAPITULO XXV.EJERCICIOS ESPIRITUALES DE LAS NIÑAS

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

CAPITULO XXIV. PRÁCTICAS RELIGIOSAS DE LAS NIÑAS
Tema anterior

Reglas/CAPITULO XXV.EJERCICIOS ESPIRITUALES DE LAS NIÑAS
Índice

 


CAPITULO XXV.EJERCICIOS ESPIRITUALES DE LAS NIÑAS

I.Todos los años habrá ejercicios espirituales para las actuales alumnas que pasen de trece años y aun para las antiguas que hayan salido con buena nota, si ellas lo desearen y las circunstancias lo permitieren.

II. Empezarán el lunes de la cuarta semana de Cuaresma por Ia noche, para terminar el miércoles de la semana de Pasión por la mañana, a no ser que por causas y razones imprevistas prefiera la Superiora en otros días o en diferente época.

III. Si las condiciones del local lo permitieren, y lo consintieron los interesados, todas las ejercitantas permanecerán en el Colegio durante los ejercicios, y cuando esto no pueda ser, acudirán temprano y con toda puntualidad, para no trastornar el orden ni retrasar los actos.

IV. Si el local no guardase proporción con el crecido número de ejercitantes, y los interesados desearen que permanezcan en el Colegio, podrá la Superiora disponer se hagan en dos o más tandas, según le pareciere conveniente.

V. El Colegio les proporcionará, en cuanto pueda, todo lo necesario para su asistencia personal y espiritual, lo mismo en menaje y comida, que en libros de lectura y meditación.

VI. La Directora de los ejercicios estará exenta, durante los mismos, de todo cargo de Comunidad y de la asistencia a sus actos, y exclusivamente dedicada a la dirección y vigilancia de las ejercitantes, como única responsable de las mismas.

VII. Será de su incumbencia el distribuir el tiempo y enseñar a las ejercitantes a orar mentalmente, a formar propósitos, a resolver sus dudas y a sacar el mayor fruto que puedan y a presidir todos sus actos.

VIII. También, si no hubiere Sacerdote que los dirija, ella misma dará los puntos de meditación correspondientes al ejercicio del día.

IX. Se permitirá a las ejercitantes que escriban a sus Directores espirituales cuanto de conciencia des ocurra, sin que nadie se entere de su contenido ni de sus contestaciones, facilitándoles al efecto recado de escribir y fijándoles tiempo para ello.

X. Nunca tomarán parte en estos ejercicios personas ni exalumnas de vida sospechosa, para las cuales se podrá formar otra tanda, si así le pareciere a la Superiora o lo estimare necesario.

FIN DE LAS CONSTITUCIONES

Notas