SemblanzaEspiritual/Capítulo II: MÁXIMAS DE ESPIRITUALIDAD

De Wiki Instituto Calasancio
Saltar a: navegación, buscar

Capítulo I: FIN DEL INSTITUTO Y ESPÍRITU DE LA CONGREGACIÓN
Tema anterior

SemblanzaEspiritual/Capítulo II: MÁXIMAS DE ESPIRITUALIDAD
Índice

Capítulo III: BUENA VOLUNTAD Y ASPIRACIONES
Siguiente tema


Capítulo II: MÁXIMAS DE ESPIRITUALIDAD

Todos los hombres tenemos una fisonomía particular, un semblante diferente. De igual suerte entendemos que no existen en el orden espiritual dos almas iguales. Cada una, constituida por una sustancia distinta, ha sido creada para informar un cuerpo determinado, y se desarrolla y fecunda en su medio ambiente particular.
Estas experiencias, que forman como la médula del alma, afloran en actitudes de comportamiento determinado y en vivencias espirituales que enriquecen el acervo de nuestro vivir interior: vienen a ser como los pilares en que se apoya y consolida nuestra vida espiritual.
Estas vivencias y sentimientos internos con frecuencia suelen quedar plasmados en aforismos y sentencias, que son como la quintaesencia de nuestros más íntimos resortes y de nuestra conducta, y proyección de nuestro obrar.
A veces nos vemos como retratados en el comportamiento y manera de sentir ajeno, y aceptamos sus pensamientos como expresión neta de los nuestros; y nos apoyamos en su parecer para clarificar y afianzar mejor nuestra conducta.
Entonces, este aporte de las generaciones anteriores, o de las almas privilegiadas, que han sido como los montañeros y guías de nuestra ascensión hacia la perfección, constituyen una norma de nuestro obrar y una experiencia con la que queremos que sincronicen aquellos que amamos.
De ahí la necesidad con que presentamos a los demás esta experiencias en forma de SENTENCIAS, para prevenir desviaciones, hacer más fácil y llevadero el camino hasta la meta que nos hemos propuesto, y a la que invitamos a los demás.
El Venerado P. FAUSTINO MÍGUEZ, como hombre eminentemente introvertido, y de una riqueza espiritual singular, ha matizado casi todas sus cartas y comunicaciones de MÁXIMAS ESPIRITUALES, exponente e índice señalado de la amplitud de sus lecturas y de la elaboración propia en meditación interior.

1. Mirad que el demonio se introduce en las almas por muchas puertas; pero en las de las jóvenes casi siempre lo hace por las de la vanidad, presunción, curiosidad y amor propio.

(Carta S/c.)

2. Cuanto mayor es el peso que llevas tanto mayor es el mérito que consigues.

(Carta S/c.)

3. La predestinación de las Religiosas está ligada a la observación de las Reglas. (S. Fco. de Sales)

(Carta S/c.)

4. La Mayor perfección consiste en observar todas las Reglas. (S. Agustín)

(Carta S/c.)

5. La ocupación continua es un buen remedio contra las tentaciones.

(Carta S/f. 88)

6. Más vale estar cargada junto al fuerte que aliviada junto al flaco. Cuando estás cargada de aflicciones estás junto a Dios que es tu fortaleza y está siempre con los atribulados. Cuando estás aliviada estás junto a ti, que eres tú misma flaqueza; que la virtud y fortaleza del alma, en los trabajos crece y se confirma.

(Carta 19-2-89)

7. La flor más delicada más presto de marchita y pierde su olor… la sabrosa, dulce y durable fruta en la tierra seca y fría se coge.

(Carta 19-2-89)

8. No está el porvenir del Instituto en la cantidad sino en la calidad de sus miembros.

(Carta S/c.)

9. Las que entran por bocación son las más soberbias, exigentes funestas como instrumentos de Satanás contra la obra de Dios.

(Carta S/c.)

10. Las que de nada suben a algo, más se engríen y creen valer.

(Carta S/c.)

11. Son pocas las agradecidas a la mano que las salva.

(Carta S/c.)

12. Si la vocación no quieres perder, más humildad y menos amor propio debes tener.

(Carta 7-5-908)

13. Si tú como Superiora no tienes entrañas de Madre con tus subordinadas, ni esta confianza de hijas para contigo, eso no será una Comunidad, sino un infierno.

(Carta S/f.)

14. No hemos de aburrirnos por lo de aquí, que es momentáneo; y si fijar siempre la vista en lo que nos espera para siempre. Mucho cuesta lo que mucho vale.

(Carta S/f ¿1890?)

15. Los años en que más largos y más fuertes son los fríos y temporales, más abundantes y sazonados son los frutos. Con los inviernos crudos se retrasa la vegetación y no se hielan después las flores, que dan buen fruto a su tiempo.

(Carta 19-2-89)

16. El demonio no puede más de lo que Dios le permite para nuestro bien; pero tiene por suyos a los que dejan los caminos de Dios. Molesta con sus ladridos, pero está atado y solo muere al que se la acerca-

(Carta 19-2-89)

17. A uno hace el Señor Superiores para que merezcan mucho, si cumplen y hacen cumplir, como deben; y a otros por castigo y para que satisfagan. De todos modos son deudores de Dios y le deben estar muy agradecidos y corresponder a sus designios.

(Carta 19-3-89)

18. Imitemos a la caña que se dobla para que pasen los huracanes; pero ni se mueve de su sitio, ni deja de levantarse apenas aquél ha pasado.

(Carta 19-3-89)

19. Con el fuego de los trabajos y tribulaciones labra Dios la corona de los justos. Más vale esa sequedad involuntaria y a pesar de todos los esfuerzos, que los consuelos sensibles.

(Carta 14-15-89)

20. No quiero ridiculeces ni permiso de ningún modo lleven las disciplinas a la cintura. Prohibido terminantemente y cuidado; quiero que hagáis amable y no repulsiva la virtud.

(Carta 19-3-89)

21. Son más sanos los dulces secos que los bizcochos borrachos. Para los amantes de Dios lo amargo es dulce y lo dulce, amargo.

(Carta 4-1-90)

22. No hay cosa más apropósito para producir el amor de Dios, que el madero de la Santa Cruz.

(Carta 4-1-90)

23. Cuánto mejor es estar con la Cruz que mirarla de lejos.

(Carta 4-1-90)

24. Tanto valemos cuanto Dios nos estima. Y Dios estima a proporción de lo que se le ama; y no es mala señal de que sientas se te ha escondido.

(Carta 4-1-90)

25. Mejor es el humilde que sirva a Dios que el que hace milagros.

(Carta 4-1-90)

26- Los Ángeles sólo nos envidian el que podemos padecer por Cristo.

(Carta 4-1-90)

27. ¿De qué tiene que entristecerse una Religiosa sierva del que será para siempre su alegría?

(Carta 4-1-90)

28. Las rosas secas tienen más olor y más fragancia que las frescas. El asado no es menos sabroso que el guisado. Los estómagos fuertes se mantienen mejor con viandas sólidas que con las líquidas y ligeras.

(Carta 4-1-90)

29. La caña al pasar el huracán se agacha y luego se levanta y a pesar de ser tan débil es el árbol que mejor resiste.

(Carta 3-6-90)

30. La mayor ciencia de la criatura es dejarse en manos de su Criador que sabe para qué la formó y cómo la ha de gobernar. (V. María Agreda.)

(Carta S/f 89-90 )

31. Por lo demás, de esperanzas vive el hombre y es lo último que se pierde, pero siempre con amargos desengaños.

(Carta S/f.)

ALFILERES ESPIRITUALES PARA LOS ACERICO FIELES

1. No son los consuelos divinos para los que aman las vanidades del mundo.

2. No hay verdadero temor de Dios en el que adora el vicio que ama.

3. No vendrá Dios a tu alma, si no echares de ella el amor del mundo.

4. Para ver el sol tienes que volver la espalda a la sombra, y para ver a Dios a las vanidades del mundo.

5. Ni Moisés halló a Dios sino entre las zarzas de la penitencia, ni tú lo encontrarás en los deleites de la vida.

6. No arraiga el amor de Dios en el alma que antes no desarraiga el amor del mundo.

7. Ni el arca santa estuvo con Dagón en el mismo altar, ni Dios estará con el vicio en el mismo corazón.

8. Ni Dios se apareció a Moisés en Egipto, ni tú lo gozarás en las tinieblas del mundo.

9. No hallarás gusto en las cosas celestiales, si estuvieres ahíta de los terrenos.

10. Vacía tu corazón de las cosas y vanidades terrenas, y Dios te los llenará de consuelos celestiales.

11. Si el Señor no ha derramado hasta ahora en tu corazón el aceite de sus consuelos, es porque no se lo ofreces vacío del mundo.

12. Si quieres ir al cielo, salva todos los obstáculos que te lo impiden, aunque sea el amor de tus parientes.

13. Es una ilusión engañosísima el aparentar que te entregas a Dios, si te deshaces en cumplimientos con el mundo.

14. Jesucristo sólo ama a quien el mundo desprecia.

15. Pronto sigue la voz de Dios la que no tiene compromisos con el mundo.

16. Desecha el Señor todo corazón partido; para sí lo creó y entero lo exige.

17. No es buen cristiano el que ama las vanidades como infiel.

18. Canto más te aficiones las vanidades del mundo, tanto más te alejas del camino del cielo.

19. La austeridad en que vivió Jesucristo condena lo regalado de tu vida, y la modestia de su traje, la profanidad del tuyo.

20. Tus modas lunáticas reprueban la conducta de Jesucristo, que no cambió de túnica en toda su vida mortal.

21. Mira que no derroches tanto en trajes que no tengas con qué cubrir a Jesucristo en los pobres.

22. Mejor es ser pobre y humilde, que rico y vano; despreciado y justo, que alabado y pecador.

23. Si a Dios amares, tendrán con usura cuanto por El menospreciares.

24. No es digno de Dios quien no desprecia al mundo por Dios.

25. Considera el castigo del pecado y dejarás de cometerlo.

26. Breve es lo que deleita y eterno lo que atormenta.

27. Guárdate del mundo, que entra halagando para salir mordiendo-

28. Los bailes ciegan a los hombres y pierden a las mujeres, son tristeza de los ángeles y fiesta de los demonios.

29. La que valsee o polkee con el diablo no reinará con Cristo.

30. Tanto tendrás de mérito cuanto de virtud y modestia.

31. Si guardares los Mandamientos, dice Dios, serás bendita en la ciudad y en el campo, en tu granero y en todas tus cosas.

32. Si no Guardares los Mandamientos…serás… todo lo contrario.

33. Es gracia sobre gracia, una joven santa y pudorosa.

34. Procura, si te cansares, que pueda decir tu marido: mi casa es un cielo he logrado cuanto podía desear.

(Carta 3-3-91)

35. Sólo digo esto por el bien de la paz, que es hija de Dios.

(Carta 2-15-906)

36. Valen más pocas y buenas, que muchas y malas.

(Carta 2-4-908)

37. A las que no sirvan para volar sólo dan peso al cuerpo. Así las buenas prendas del alma mal aprovechadas sólo aumentan su deuda.

(Carta 7-5-908)

38. Jesús no abandona al que de Él no se aparta antes, dice le ayudará en sus tribulaciones y le protegerá. Si no crees en sus palabras experimentarás sus consecuencias. ¿Estás intranquila por lo de aquí, y aun quieres duplicar la causa?

(Carta 7-7-908)

39. Si no escarmientas en cabeza propia no te arriendo las ganancias de lo que te venga. Nadie es necesario en esta Vida. Nosotros necesitamos de Dios; Dios no necesita de nosotros. Ya dice en las Escrituras; que es poderoso para hacer de las piedras verdaderos adoradores suyos.

(Carta 7-5-908)

40. Al que ama a Dios, aun las cosas adversas se le tornan en Bien y más si la humillan.

(Carta 5-2-922)

41. Que la criatura disponga lo que quiera, Dios lo invertirá cuando convenga.

(Carta 5-2-922)

42. Si tan bien se encontraba S. Pedro en el Tabor ¿estaremos mal en los brazos del Señor?

(Carta 5-2-922)

43. Al que Dios más ama y por su amor sufre, mayor premio le espera.

(Carta 5-2-922)

Notas